jueves, 13 de agosto de 2009

Catholic Church inc: la amplia puerta que va al infierno


Si nos ponemos a buscar por Internet encontraremos un sin numero de sectas que andan en busca de almas perdidas. A ellos se refería nuestro Señor cuando hablaba de los ciegos que guían a otros ciegos y que juntos caen un pozo. Estas sectas pseudos-católicas varían en su grado de seriedad. Así tenemos algunas que pretenden revivir una herejía de la Edad Moderna (el jansenismo) desde la teología, mientras que otras son la manifestación (semi-orgánica) de la Iglesia-hágalo-usted-mismo. Quiero mencionar hoy a una en particular: la Catholic Church inc
Con un diseño web muy bonito y profesional, se presentan diciendo que son una comunidad “inclusiva de todos” que promueve la presencia sacramental en la diversidad (¿en la diversidad de qué?). Se trata, según los autores de una comunidad ecuménica (una bolsa de gatos) y que busca, a través de las distintas tradiciones (¿?) cumplir aquello por lo que oró nuestro Señor Jesucristo “que todos sean uno”.
No es difícil encontrar el error vertical que promueve a esta congregación: el universalismo. Si leemos su “credo” vemos que todo se basa en una errónea interpretación del “Amor de Dios”. Para ellos, todas las personas están llamadas por el Espíritu Santo, lo cual desmiente nuestra creencia en la predestinación y lo que, tanto las Sagradas Escrituras revelan y los Santos, unánimes con la Tradición y el Magisterio repiten: no todos se salvan, sólo unos pocos.
Modernistas como sólo ellos pueden ser, leemos la siguiente herejía “the very diversity of humanity reflects the image of God”. ¿Qué tiene que ver Dios con la homosexualidad, con el aborto, con la maldad de los hombres, con las ambiciones mundanas, con el odio y con el Pecado, características estas de la “gran diversidad” de los hombres? El hombre, a quien Dios hizo a su imagen y semejanza, cayó en el Pecado, y su naturaleza herida está inclinada al mal… si Cristo está con “el hombre”, es porque ese hombre está en estado de gracia… pero ¿Quién lo está? Seguramente no aquellos que hacen la religión a su modo, no aquellos que fundan una Iglesia para vivir en su homosexualidad, en su adulterio… no aquellas mujeres que se encaprichan con subir a los altares, llenas de soberbia y a diferencia de las Santa Madre de Dios, repiten con el Demonio “Non serviam!”
En su relativismo, ellos dicen

We are not a Church of liberal-minded or conservative-minded people. Rather
we are a Church of People, people who are willing to be part of making a
difference in their lives and the lives of others.

Lo que quiere decir absolutamente nada. Si esto no es liberalismo ¿Qué es? Porque leemos (para mayor escándalo)

We are not a straight Church, a gay Church, a Church of the young or the
elderly, or of any particular race or ethnicity. We are a Church that recognizes
the extreme privilege we have in each and every person whom we touch and by whom
we are touched.

¡Que manera tan Hermosa de decir que precisamente son una Iglesia en la que pueden convivir en “plena comunión” los homosexuales, los jóvenes y viejos, las personas de diferentes razas y grupos sociales (¿desde cuando ser pobre o ser rico tiene que ver con la fe o la homosexualidad?). Porque esta iglesia, que es una “iglesia del tiempo presente”, muta su dogma (si así se lo puede llamar) a través de las modas y del tiempo… porque su dogma no está claro, porque su dogma no es orgánico. Es justamente su anti-dogma, su desdén de las definiciones lo que la caracteriza y lo que le hace perder identidad cuando mezclan las Sagradas Escrituras con los primeros Siete Concilios, la Declaración de Utrech, etc… son sólo otra manifestación del modernismo, de aquel que es tan progresista que ni puede tener cabida en la Iglesia Conciliar.
Guías ciegos que guian a otros ciegos y que juntos, por la puerta ancha, van directo al camino del infierno, en el que, ni siquiera quieren creer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!