jueves, 30 de abril de 2009

El odio de los musulmanes a la Fe de Cristo

Esto es lo que muchos saben y quieren ocultar. Lo que nadie quiere denunciar, y lo que los apóstoles del ecumenismo intentan que no lo sepamos. Todo esto que ustedes verán a continuación es lo que aquellos que siguen las enseñanzas heréticas del libro que Juan Pablo II besó y llamó "sagrado", hacen a los que profesan la enseñanza de Cristo, la Santa Fe Católica.


• ARGELIA
De los 29 millones y medio de habitantes sólo tres mil son católicos. Se les permite practicar su fe sin interferencia de parte del Gobierno. Quedan, sin embargo, prohibidas las asambleas públicas orientadas a propagar religiones que no sean el Islam. Por miedo a posibles implicaciones legales no se producen conversiones del Islam a otras religiones. A las mujeres, por efecto del derecho de familia, se les impide casarse con hombres de fe no musulmana.
• ARABIA SAUDÍ
El número de católicos se eleva, en este país, a 641 mil, de los 20 millones de habitantes que lo integran. La ley saudí prohíbe a los no musulmanes a reunirse por motivos relacionados con la propia fe religiosa. En los últimos dos años cerca de 130 inmigrantes cristianos han sido llevados a prisión, privados de trabajo y expulsados del país acusados de «actividades cristianas».
• AZERBAIJAN
Todas las religiones deben obtener aprobación del departamento de asuntos religiosos. Este proceso de aprobación se lleva a cabo con una declarada falta de transparencia.
• BAHREIN
30 mil católicos. Está prohibida la conversión de musulmanes a cualquier otra fe religiosa.
• BANGLADESH
Los 241.000 cristianos encuentran dificultad para hacerse aceptar por los exponentes de otras religiones del país.
• BRUNEI
Los 4.000 cristianos representan el 10 por ciento de la población. Según prevée la constitución, el Islam debe ser la religión del estado, aunque las otras religiones pueden ser profesadas en paz y en armonía. Este principio, sin embargo, junto con otras declaraciones similares es sólo parcialmente respetado. Normalmente la práctica religiosa es controlada a través de diversas formas de discriminación: se prohíbe la propaganda, se niega el ingreso al país de religiosos extranjeros; queda prohibida también la importación de material de instrucción religiosa y la Biblia, rechazadas la concesiones para ampliar, reparar o construir nuevas iglesias.
• EGIPTO
Los 218.000 católicos, en un país de 66 millones de habitantes, carecen de opciones para practicar libremente su fe. La constitución favorece abiertamente a musulmanes y reduce a los cristianos a rango de ciudadanos de segunda clase, a los que no se les concede representación política. La admisión de estudiantes cristianos en la escuela comporta el aprendizaje del Corán. Se constatan con frecuencia ataques de islamistas contra los cristianos y casos de conversión forzada de cristianos al Islam.
• EMIRATOS ÁRABES UNIDOS
De los dos millones y medio de habitantes, sólo el 3,8 por ciento forman parte de la comunidad cristiana, y 155.000 son católicos.
Según Moseñor Bernardo Gremoli, Vicario Apostólico de Arabia, las relaciones con las autoridades islámicas de este país son buenas. A los siete colegios dirigidos por monjas acuden 13 mil alumnos, hijos de potentados árabes. Queda prohibida, sin embargo, cualquier acción orientada al proselitismo religioso.
• MARRUECOS
El número de cristianos asciende a 25 mil en este país de 27 millones y medio son musulmanes. La religión cristiana es tolerada como una expresión cultural. El código penal castiga en su artículo 220, con una pena de 3 a 6 meses de encarcelamiento a quien induzca a la apostasía del Islam. Está prohibida la venta de biblias en lengua árabe. Se puede decretar el cierre de una escuela, orfanatorio, etc. si este sirve para la conversión de un musulmán.
• GITUBI
Para los 7.000 católicos queda prohibida toda forma de proselitismo. Una mujer musulmana no puede contraer matrimonio con un católico.
• lNDONESIA
En una extensa población de 206 millones de habitantes la comunidad de cristianos asciende a 5 millones y medio. En este país se imponen limitaciones jurídicas al ingreso de misioneros. Se respira una atmósfera de intolerancia entre las decenas de religiones que comparten territorio. Se suceden ataques de paramilitares contra comunidades católicas así como otras manifestaciones de violencia como el incendio de Iglesias cristianas de parte de los musulmanes.
• lRÁN
12 mil cristianos en una población que alcanza casi los 66 millones. La libertad religiosa no se menciona. La apostasía del Islam se castiga con la muerte. En las comunidades cristianas espías del gobierno controlan las actividad religiosa. Está prohibida en el país cualquier actividad misionera.
• IRAQ
Casi 22 millones de habitantes. 275 mil católicos. Está prohibida la conversión de musulmanes a cualquier religión extraña.
• KUWAIT 156 mil católicos. Prohibido el derecho de realizar actividades misioneras. Todo hombre debe convertirse al Islam si quiere casarse.
• LIBIA
Los católicos sólo tienen derecho a un solo lugar de culto en cada ciudad.
• MAURITANIA
300 mil católicos. La constitución reconoce el derecho a la libertad religiosa. Se verifican episodios de violencia entre católicos y musulmanes. Se ha creado un consejo interreligioso par favorecer la relación.
• NIGERIA
Aquí el número de católicos se eleva a 13 millones 500 mil, en medio de una población de 106 millones. La constitución establece que el gobierno no puede adoptar ningún credo como religión del estado. De hecho comunidades de musulmanes impiden a cristianos la construcción de edificios de culto. Se suceden actos de violencia donde cristianos son asesinados por la manifestación pública de su fe.
• OMAN
La actividad religiosa de grupos no musulmanes sufre graves limitaciones.
• QATAR
La apostasía está penada con la pena de muerte.
• SIRIA
El cristianismo se considera una religión sectaria y se ve seriamente amenazado por las fuerzas militares.
• SUDÁN Y YEMEN
No existe la libertad religiosa.
• TÚNEZ
La presión social juega un papel determinante. Las celebraciones religiosas sólo pueden realizarse en lugares destinados al culto.

Monseñor Morello en Buenos Aires

Nuestro amigo Patricio nos informa que este domingo en Buenos Aires estará Monseñor Andrés Morello, obispo católico tradicionalista superior de la Compañía de Jesús y María. Patricio nos comunicó que celebrará la Santa Misa en Palermo. Para mayor información contactar al R.P. Esquives a esta dirección de correo: propagandacatolica@gmail.com

miércoles, 29 de abril de 2009

Más sobre China


Siguiendo con el tema de la entrada anterior de las persecuciones que sufren nuestros hermanos católicos en varios paises del mundo hemos podido encontrar la sigiente noticia en Persecución Cristiana, un sitio web muy interesante, que informa sobre lo que otros quieren silenciar. Al final una breve reflexión de nuestra autoría.



Dos sacerdotes de la Iglesia católica clandestina han sido detenidos en China oriental después de haber concedido una entrevista al semanario italiano «L'Espresso», según ha revelado el diario de Hong Kong, «South China Morning
Post», y confirmado a Zenit varias agencias misioneras, entre
ellas AsiaNews. Los dos sacerdotes son el padre Wang Xhou Fa, y el padre P.
Paulus Shao Gu Min. Han sido detenidos por la policía de Wenzhou, ciudad en
la que viven. La policía no ha confirmado la información y no es posible
confirmar si su detención está relacionada con la entrevista ofrecida al
semanario.

Los dos sacerdote ya han pasado largos períodos de presión en el pasado,
según informa «Eglises d’Asie», la agencia de las Misiones Extranjeras de París:
el padre Wang transcurrió 15 años en un campo de trabajo, y el padre Shao Gu Min fue detenido durante 18 meses entre 1999 y 2000.

La detención tiene lugar después de que el 27 de octubre un portavoz del
Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Popular China reconociera que
la Constitución del país garantiza la libertad de religión a los ciudadanos, en
respuesta a los deseos del cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado, de
reanudar relaciones estables entre Roma y Pekín.

El portavoz ministerial declaró el «deseo sincero» del gobierno de mejorar las relaciones con el Vaticano.

Mientras los católicos en china son masacrados, mientras los sacerdotes son torturados y asesinados por el regimen tiránico y comunista... Roma, la Roma Conciliar del Vaticano II solamente ha tomado una medida: acabar reconociendo a la Iglesia Patriótica China y aceptando como "un signo positivo" la consagración de Joseph Li Shan en Pekín, como Obispo de la cismática y comunista Iglesia Patriótica.

Persecución en Irak

Según informó la CNN, al sur de Kirkuk fundamentalistas islámicos degollaron a una mujer cristiana y a su nuera. En el mismo barrio, otros terroristas musulmanes atacaron a balazos a una familia cristiana, asesinando a un niño de forma inmediata y dejando mal heridos a su padre y al hermano mayor de este.

Todo esto no es, lamentablemente novedad en Irak desde los últimos años. En octubre del año 2008 cerca de una decena de cristianos resultaron claramente aasesinados por odio a la Fe Católica y se considera que el numero de desplazados (por la misma razón) llegaría a más de 200 familias.

Irak es un país donde se pueden contabilizar unos 800.000 cristianos, de los cuales unos 600.000 están en comunión con la Iglesia Romana. Son los Católicos Caldeos, cuyo patriarca actual es Emmanuel III Delly. Pero no solo los laicos son los que sufren estas masacres en manos de los enemigos de la fe católica: el Arzobispo Boulos Faray Raho (Arzobispo Católico Caldeo de Mosul) fue asesinado y su cuerpo eonctrado con varios impactos de bala...

Oremos por todos los católicos perseguidos en Irak, y en todo el mundo.

Por sus frutos los reconoceréis

Nunca deja de ser interesante ver como andan las cosas por la “Comunidad Anglicana”. Pocos grupos cismáticos (y heréticos) atraviesan fases de decadencia tan graves como el de los anglicanos, sobre todo desde 1960. Bien conocido es que desde el Congreso de San Luis, en Estados Unidos (1977) un numerable y creciente numero de iglesias anglicanas han roto paulatinamente relaciones con Canterbury debido al avance del liberalismo y el caos doctrinal y moral. Ordenación de mujeres, elevándoselas incluso hacia el episcopado (doblemente inválido), ordenación de homosexuales, “matrimonios gay”, una teología que apenas si puede conservar ese nombre y que se tambalea entre el modernismo más absurdo al pelagianismo más infantil…
Como respuesta a este caos surgió el “Continuismo” con la famosa “Afirmación de San Luis” a la que ya hicimos referencia en un artículo anterior. Muchas Iglesias Continuistas (o Continuantes) se mantienen independientes, coincidiendo todas en la “Afirmación” como “núcleo duro” de la resistencia. Entre ellas las relaciones no simpre son las mejores: hay excomuniones mutuas, declaraciones de invalides de ordenes sagradas e incluso ¡Invasión de jurisdicción!
Ya hemos hablado del grupo continuista más cercano al catolicismo, la Tradicional Anglican Comunion, que busca un acuerdo con Roma que le permita restablecer la comunión con la Sede Apostólica. Bien podemos preguntarnos los católicos:
  1. ¿Con la Roma Eterna de San Pedro y de la cual se separó Enrique VIII o con la Roma Neo-Modernista y Neo-Protestante de Pablo VI y sucesores?
  2. ¿Está dispuesta la TAC a validad sus ordenes (inválidas porque las ordenes anglicanas son absolutamente inválidas) sin ninguna protesta? Por lo que hemos podido saber si. Si Roma les exige que lo hagan ellos lo harán… pero
  3. ¿Está Benedicto XVI dispuesto a aceptar que las ordenes anglicanas son inválidas? Recordemos que él se refiere al heresiarca Rowan Williams como “Arzobispo”, recordemos que Juan Pablo II recibió la bendición del “Arzobispo de Canterbury” (¡Un simple laico masón disfrazado!).

TAC no es una novedad. Yo diría que se trata de una evolución de la Pastoral Provission, algo que a regañadientes tuvo que conceder el Papa del Ecumenismo Juan Pablo II. En efecto, tras la ordenación de mujeres al sacerdocio, un grupo de episcopalianos solicitaron su incorporación a Roma, para ello, JP2 hubo de crear una suerte de “orden” de “rito anglicano”, permitiendo que aquellos que eran “pastores” se convirtieran en sacerdotes aún estando casados. Para muchos esta fue la solución… para otros no. Es lógico que en un cambalache como la Iglesia Episcopaliana estos sacerdotes fueran considerados molestos por ser “tradicionalistas”… pero que en Roma fueran acosados por lo mismo ya es demasiado.
Hemos podido tener contacto con uno de estos sacerdotes y señaló que “más allá de los gestos para el publico” la situación interna es tensa. Como son “tradicionalistas” los obispos locales los miran con desconfianza… como son “conversos” consideran sus devociones a la Santísima Madre de Dios como “niñerías”. Muchos obispos se han mostrado reticentes en lo que respecta al rito de Sarum… y más aún a la Anglican Mass (versión traducida al inglés de la Misa en Latín). Sin embargo, algunos sacerdotes de la Pastoral Provisión han pasado a refugiarse en el Motu Proprio de Benedicto XVI.
Las capillas y parroquias de la Pastoral tienen más aspecto a Iglesias Católicas que casi cualquier templo de la Iglesia Conciliar, y en el remotísimo caso de que el nuevo ritual de consagración de los obispos fuera válido, es más probable que estos ex-anglicanos consagren válidamente el pan y el vino antes que los pseudos-sacerdotes del Novus Ordo Missae.
Pero de nuevo ¿Es el Continuismo la salida para los anglicanos? En tanto que mantengan su anglicanismo se mantienen en el cisma y la herejía. De poco servirá que re-validen sus ordenes recurriendo a los veterocatólicos (muchos con ordenes inválidas). Lo que deben hacer es una sincera profesión de fe católica… tal como lo hizo la Traditional Anglican Comunion…
¿Es la Traditional Anglican Comunion la salida para los anglicanos? En tanto que persistan en incorporarse a la Roma Neo-Modernista y Neo-Protestante no, no lo es. Antes bien puede constituir un grave error y un terrible peligro, porque “Ipse enim Satanas transfigurat se in Angelum lucis”, como dice S. Pablo en II Cor. 11, 14: "El mismo Satanás se transfigura en Angel de luz". Si TAC firma un acuerdo con Roma en la situación actual se condena al suicidio… tal como lo hicieron todos los indultistas: el Instituto Cristo Rey de Francia, el Instituto Buen Pastor, la Fraternidad Sacerotal San Pedro, los Padres de Campos… La Roma Conciliar lo da todo y no pide nada salvo una cosa: aceptar el Concilio Vaticano II. Si TAC acepta el Concilio (sobre el cual tienen “severas reservas” como un sacerdote importante de la TAC me confió) acepta el nuevo episcopado, acepta el nuevo sacerdocio, la Nueva Misa, el nuevo catecismo… acepta toda la herejía modernista y ser adoradores de la Roma Pagana. TAC, al igual que tantos otros que ahora buscan "el reconocimiento de Roma" deben recordar lo que dijo Nuestro Señor Jesucristo:


"Tened cuidado con los falsos profetas, que vienen hacia vosotros
vestidos de ovejas, pero que por dentro son lobos rapaces: por sus frutos los
conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de las zarzas? No,
sino que todo árbol bueno da buenos frutos; y todo árbol malo, los da malos. No
puede un árbol bueno dar frutos malos, ni un mal árbol darlos buenos. Todo árbol
que no produce buen fruto, será cortado y echado al fuego. Por lo tanto, por los
frutos que dan, los conoceréis" (Mt VII, 15)

¿Cuales son los frutos de Dios, los de la Santa Iglesia, Católica y Apostólica? ¿Cuales son los Frutos de la Tradición, de la Fe de siempre? Dice San Pablo:
"Los frutos del espíritu son: caridad, gozo, paz, paciencia, benignidad,
bondad, longanimidad, mansedumbre, fe, modestia, continencia, castidad" (Gál. 5,
22-23).
Pero estos no son los frutos de la Iglesia Conciliar... antes bien, desde la marea Conciliar, desde ese "1789 en la Iglesia" solo tenemos los "frutos de la carne" que son:
"fornicación, adulterio, deshonestidad, lujuria, culto de ídolos, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iracundia, riñas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, embriaguez, epicureismo y cosas semejantes" (Gál. 5, 19-21).
Quiera Dios dar luz a los dirigentes de la Traditional Anglican Comunion y evitar que lo que puede ser una de las eficaces armas para luchar contra la herejía conciliar no sea sino, otro de sus pilares.

lunes, 27 de abril de 2009

Roma Pagana: la gran Ramera del Apocalipsis

El siguiente texto fue redactado por el Padre Basilio Méramo (Sacerdote a perpetuidad de la FSSPX). Como siempre recomendamos visitar el sitio web con las obras del Padre Basilio Méramo

La Roma pagana imperial y señora del universo logró su apogeo y hegemonía universal gracias a su política ecuménica al tener lazos religiosos con todas las divinidades y cultos más importantes del mundo antiguo, que eran el único vínculo entre los antiguos pueblos. No había otros lazos que los religiosos y Roma se aprovecha de esto para su expansión y gloria, es la primera en hacer de la religión, del vínculo religioso un factor (el principal) para el dominiopolítico, por curioso y extraño que nos parezca hoy, pero que era normal según la mentalidad del hombre antiguo. Baste sólo recordar que en las guerras eran invocados los dioses, los oráculos, etc. El mundo pagano era religioso por asombroso que nos parezca. El pagano no es un ateo, de aquí el culto tan prolífico en divinidades, que intervenían en toda la vida de la sociedad pagana de la antigüedad.Por esto decía el gran historiador Fustel de Coulanges: «Uno de los rasgos notables de la política de Roma consistía en atraer hacia sí todos los cultos de las ciudades vecinas, se preocupaba tanto de conquistar a los dioses como a las ciudades» (La Ciudad Antigua, Ed. Porrúa, México 1989, p. 270). La táctica de Roma es muy importante tenerla en cuenta pues esto le permitió fundar el imperio más poderoso en toda la historia de la humanidad.
Roma como dice Fustel: «era la única que se servía de la religión para su engrandecimiento. Mientras que la religión aislaba a las otras ciudades, Roma tuvo la habilidad o la buena fortuna de emplearla para absorberlo todo y todo dominarlo» (p. 271). El ecumenismo de Roma pagana la llevó a forjar el imperio más grande del mundo: «Pues era costumbre de Roma –dice un antiguo- el introducir en ella las religión de las ciudades vencidas.» (Ibidem, p. 270).«Quería poseer más cultos y más dioses titulares que cualquier otra ciudad». (Ibidem, p. 270). «Por otra parte, como la mayoría de esos cultos y dioses se tomaba a los vencidos, Roma estaba en comunión religiosa, por medio de ellos, con todos los pueblos». (Ibidem, p. 270). Aquí se ve con claridad la política y el genio romano que le permitió ser el mayor imperio del universo gracias a la modalidad religiosa ecuménica, y de su espíritu ecuménico.
Esto es importantísimo considerarlo y retenerlo pues la Roma católica al perder la fe que la llevó al apogeo espiritual universal, como lo expresó San León Magno: « Roma maestra del error se hizo discípula de la verdad» (Maitines, Lectura IV, 29 de junio Fiesta de San Pedro y San Pablo), y por un misterio de profunda iniquidad hoy cae en su ancestral barbarie pero sin perder su característica de la cual se valió para forjar su imperio universal, que será lagloria del Anticristo-Pseudoprofeta para propagar su falsa paz ecuménica religiosa, como está anunciado en las Escrituras.
Para poder entender y ver esto es necesario recordar lo que ya decía el Papa San León: «Esta ciudad ignorando al autor de su elevación, mientras dominaba por sobre casi todas las naciones, servía los errores de todas ellas, y por eso creía tener una gran religión puesto que no había rechazado ningún error. » (Ibidem, Maitines, Lectura VI). Roma pagana así, reputábase grande cual Babilonia asumiendo toda religión, pues no rechazaba ninguna.
El Panteón representaba bien este espíritu ecuménico de Roma pagana, reuniendo en un magnífico e inmenso templo todas las religiones más importantes, cada una con su altar. Y retornará a esto cuando deje de imperar la verdad como luz del mundo y de su Iglesia.
Roma modernista y Apóstata sede del Anticristo como dijo Nuestra Señora en La Salette, se caracterizará por aglutinar, cual Panteón, todas las falsas religiones en su seno, y su poder será el absorber todos los cultos no rechazando ninguno, como la Antigua Roma Pagana, poniendo en ello su grandeza y señorío; ésta será la gran obra del Pseudoprofeta (el Anticristo religioso) y la Gloria del Olivo, el triunfo de la Sinagoga de Satanás en la Iglesia, triunfo que nadie sospechaba que llegaría incluso a destruir, reabsorbiendo maquiavélicamente, la resistencia tradicionalista aglutinada alrededor de Monseñor Lefebvre, al punto de desactivar magistralmente a la Fraternidad por él fundada, con un «abrazo paternal y magnánimo».
Luego ante tal situación fina y sutilmente orquestada, no queda otra cosa que seguir el consejo de San Jerónimo: «huir de la perversión judaica y refugiarnos en las montañas eternas, de lo alto de las cuales Dios hace brillar su admirable luz» al hablar de la «abominación de la desolación que se puede entender también de toda doctrina perversa. Pues si vemos el error establecerse en lugar santo, es decir en la Iglesia, y hacerse pasar por Dios, debemos huir de Judea hacia las montañas, es decir abandonar la letra que mata y la perversidad judaica y refugiarnos sobre las montañas eternales. » (Maitines, Lectura IX, Domingo XXIV y último después de Pentecostés), esto es de la Verdad Eterna, o con palabras del Apocalipsis de San Juan invitando a salir de Roma convertida en una Babilonia: «Babilonia la grande, la madre de los fornicarios y de las abominaciones de la tierra.» (Ap. 17,5); pues «Ha caído, ha caído Babilonia la grande, y ha venido a ser albergue de demonios y refugio de todo espíritu inmundo y refugio de toda ave impura y aborrecible… Salid de ella, pueblo mío, para no ser solidario de sus pecados y no participar en sus plagas.» (Ap. 18, 2 y 4).
Y nadie puede dudar cual sea esta Babilonia apocalíptica, pues San Pedro mismo lo dice cuando desde Roma envía sus saludos junto con San Marcos su discípulo: «Os saluda la (Iglesia) que está en Babilonia, partícipe de vuestra elección, y Marcos, mi hijo.» (1 Pedr. 5, 13), al igual que así lo entienden también los exégetas: «Por Babilonia se entiende Roma que constituía el centro del paganismo. La Roma pagana significaba para los cristianos el mismo peligro antes Babilonia para los judíos.» (Monseñor Straubinger, nota 13).
Esta es hoy, la astuta maniobra de la dialéctica vaticana, cual Roma pagana, que con el pretexto de los dos presupuestos falsos: el motu proprio sobre la Misa, y la remisión (levantamiento) de las excomuniones, se reabsorbe en magnífica y magistral coagulación sintética o amalgama, insertando la Tradición con su altar en el gran Panteón Universal (ecuménico) cual la Roma anticristo, tal como la designa Monseñor Lefebvre en su famosa carta del 29 de junio de 1988 a los cuatro candidatos al episcopado. Pues con el motu proprio se enmascara la escisión (ruptura) reconociendo que la Misa Tridentina nunca fue abrogada, y la Nueva Misa es el desarrollo homogéneo (evolución homogénea y no heterogénea como pretende el modernismo) de la liturgia antigua, y ambos ritos, tanto el tradicional como el modernista, son dos expresiones válidas, legítimas y genuinas del culto romano de la Iglesia, siendo la Misa Tradicional el rito extraordinario (el ocasional) y la Misa Nueva el rito ordinario (el principal); lo cual es el culmen genial, sutil y perverso (diabólico) de la síntesis dialéctica gnóstico cabalística que nutre el ser y el pensar del mundo moderno, y con la remisión de la censura (pena) de las excomuniones a los cuatro obispos, que así lo pidieron conmuestra filial y reconocimiento de la magnánima y benigna paternidad de Benedicto XVI, desistiendo por lo mismo de su pertinacia, y como lógica y natural consecuencia, se levantan las excomuniones (exclusiva y solamente a ellos que así lo solicitaron), aunque sin embargo no están total e íntegramente aceptados pues siguen suspensos (al igual que todos los sacerdotes de la Fraternidad), sin «posición canónica», y sin «ejercer legítimamente ministerio alguno en la Iglesia» (Carta de Benedicto XVI a los Obispos de la Iglesia del 10 de marzo de 2009), hasta tanto se limen (superen) las asperezas y reticencias aceptando el Concilio Vaticano II, aunque esto será gradual y paulatinamente mediante el diálogo doctrinal que al fin y al cabo dará el deseado resultado que espera pacientemente Roma modernista y apóstata, tal como lo afirma Benedicto XVI en la carta ya citada: «Con esto se aclara que los problemas que deben ser tratados ahora son de naturaleza esencialmente doctrinal, y se refieren sobre todo a la aceptación del Concilio Vaticano II y del magisterio postconciliar de los Papas».
Así se llega incluso a hablar reconociendo, como lo hace Monseñor Fellay, que la situación de la Fraternidad si se mira según el derecho de la Iglesia es imperfecta, o también cuando se refiere a las necesarias conversaciones (diálogo) referentes al Concilio Vaticano II y sus novedades (Carta del 24 de marzo de 2009), del cual acepta el 95% (Entrevista a Monseñor Fellay publicada en Dici n°. 8). Ante todo lo cual se olvida la espantosa advertencia de Nuestra Señora de La Salette cuando afirma que: «Roma perderá la fe y será la sede del Anticristo», quedando con esto la Iglesia totalmente eclipsada, como luz del mundo, ya que ha acontecido el eclipse del sol cual fue el significado de la divisa, de San Malaquías, del anterior pontificado «De Labore Solis» bajo Juan Pablo II, y ahora tenemos el triunfo de la Sinagoga de Satanás en la Iglesia, con la divisa del actual pontificado de Benedicto XVI «De Gloria Olivae». Este es el famoso misterio de Roma que «de maestra del error se convirtió en discípula de la verdad» como señala el papa San León Magno (Ibidem, Maitines, Lectura VI), pero que por su apostasía como señala Nuestra Señora en La Salette retornará, evidentemente, al error del que fuera antaño liberada. Este es el misterio de la Gran Rameraescarlata, cabalgando sobre la bestia, el Anticristo, que estremeció al puro y virginal San Juan Evangelista, el discípulo más amado, y por esto el apóstol San Judas en su epístola (17, 21) advertía: «Vosotros empero, carísimos, acordaos de lo que ha sido preanunciado por los apóstoles de Nuestro Señor Jesucristo que os decían: en los últimos tiempos vendrán impostores que se conducirán según sus impías pasiones, éstos son los que disocian, hombres naturales, que no tienen el Espíritu. Vosotros, empero, carísimos, edificandoos sobre el fundamento de la santísima fe vuestra, orando en el Espíritu Santo, permaneced en el amor de Dios, esperando la misericordia de Nuestro Señor Jesucristo, para la vida eterna.»

Coetus Internationalis Fidelium: Nueva dirección

Fernando nos ha enviado un e-mail informandonos que el Coetus Internationalis Fidelium, con sede en la hermana nación del Brasil tiene nueva dirección de Internet: http://coetusinternationalisfidelium.blogspot.com
Como siempre estamos prontos a ayudar y colaborar con nuestros amigos católicos dispersos por elmundo

viernes, 24 de abril de 2009

Finish Off Fr. Cekada — Another Shot!


El Padre Anthony Cekada nos envió el siguiente e-mail con información muy interesante para nuestros amigos de Estados Unidos... trancribimos el e-mail.


Dear Traditional Catholics,
For two years in a row now, the Anti-Fr. Cekada Club has had a shot at finishing me off at our annual St. Gertrude the Great JOG-A-THON.
I asked you invite any club members you knew -- anti-sedes, SSPX-ers, SSPV-ers, Motu-Mass-goers, Feeneyites, Remnant/CFN fans, Angelqueen-ers, Knights of Malta, Home-Aloners, Opinionists, Ferrara-istas, and anyone on the ever-burgeoning list -- to sponsor the laps I was going to run.
This group was the perfect market. The more they pledged per lap, the more laps I wanted to jog. The more laps I jogged, the higher my heart rate. The higher my heart rate, well, the closer they figured I'd get to a heart attack!
Well, I survived two consecutive Jog-a-Thons -- but maybe I won't this year!
After all, I've been working on a four-volume compilation of all my articles -- all the ones that made me so popular with the AFCC members -- so I haven't gotten out to run for several months. This may be the AFCC members' lucky year. Get 'em to sponsor me. Make that compilation posthumous!
Or, sponsor me yourself, for a more edifying reason -- to support our school, youth activities and one-of-a-kind liturgical program at St. Gertrude the Great (now simulcast live on the Internet).
Make your pledge either by returning the e-mail response form, or by printing out and mailing in the snail-mail response form.
Please pass along this e-mail and the forms below to your traditional Catholic friends -- and my traditional Catholic enemies!
Yours in Christ,
Fr. Cekada
-------------------
E-MAIL RESPONSE FORM
Dear Father Cekada:
I will sponsor you in the St. Gertrude the Great Jog-a-Thon with:
(1) A per-lap pledge of $1___ $2___ $3____ $4____ $5____ $10___ $20 ___
(2) A one-time gift of $____________
Mail check to Jog-a-thon,
St. Gertrude the Great Church,
4900 Rialto Rd. West Chester OH 45069
Your Name:___________________________
Your Address:_______________________________
Your City State Zip: _________________________



jueves, 23 de abril de 2009

La fe de Ratzinger y la de la Iglesia Católica


Lo que para algunos es interesante de estudiar, para otros es simplemente "exagerar", buscar excusas para "posiciones cismáticas" o que "atentan contra la autoridad"... pero la verdad prevalece y se tiene que decir completa, como mencionó el Padre Esquivez en un comentario a una entrada anterior.

Mientras que algunos quieren gritar a los cuatro vientos cual es la verdadera Fe de Ratzinger, otros (que lo tildaron de cismático y de hereje, cuando no de "heresiarca") nos quieren hacer creer ahora cuan ortodoxa es la fe del antiguo Prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe (Conciliar) y mano derecha de Juan Pablo II.

La verdad no se puede disimular y es una, lo fue ayer, lo es hoy y lo será mañana. Y ninguno de nosotros juzga a Ratzinger como teólogo, es la Iglesia a la cual es contradice, la cual combate y pretende suplantar por la Nueva Iglesia Conciliar del Vaticano II la que lo juzga y lo declara sostenedor de enseñanzas heréticas, cismáticas y perniciosas para la salvaciónde las almas. En efecto ¿Que pasa si un ciego guía a otro ciego, si no es que ambos caerán en un pozo? (Mt XV, 14).

Por eso colocamos algunas delas enseñanzas del hoy "valiente" y "ultra-tradicionalista" Joseph Ratzinger, hoy Benedicto XVI.


Ratzinger Dixit:


"Debe decirse que también forman parte de este episcopado, incluso después del
cisma del ano 1054, los obispos de la iglesia oriental, que siguen siendo en
cuanto episcopado legítimo de una iglesia que ha conservado intacta la herencia
de la Fe, parte sustancial de la Iglesia total."



Pío IX Dixit:


"... Se supone que todas juntas (las tres confesiones cristianas: católica,
ortodoxa y protestante) constituyen ya la Iglesia Católica ... El fundamento en
que la misma se apoya es tal que trastorna de arriba abajo la constitución
divina de la Iglesia. Toda ella consiste en suponer que la verdadera Iglesia de
Jesucristo consta parte de la Iglesia Romana difundida y propagada por todo-el
orbe, parte del cisma de Focio y de la herejía anglicana, para las que, al igual
que para la Iglesia Romana, hay un solo Señor, una sola fe... (Dz. 1686, carta
del Sto. Oficio de 1864).



Ratzinger Dixit



"Se detectan, en primer término, con toda claridad, ciertas exigencias
maximalistas en las que la búsqueda de la unidad está irremediablemente
condenada al fracaso. Seria por ej. una exigencia maximalista que occidente
exi-giera al oriente el pleno reconocimiento del Primado del obispo de Roma,
entendido con toda la plenitud y amplitud con que fue definido en 1870, de tal
suerte que las iglesias ortodoxas quedarían sujetas a la praxis del primado
similar al aceptado por tas iglesias unidas."



Concilio Vaticano I y Pío IX:



"Enseñamos, pues, y declaramos que, según los testimonios del Evangelio, el
primado de la jurisdicción sobre la Iglesia universal de Dios fue prometido y
conferido inmediata y directamente al bienaventurado Pedro por Cristo... A esta
tan manifiesta doctrina de las Sagradas Escrituras, como ha sido siempre
entendido por la Iglesia Católica se oponen abiertamente las torcidas tendencias
de quienes, tras-tornando la forma de régimen instituida por Cristo ... en su
Iglesia, niegan que sólo Pedro fuera provisto por Cristo del Primado de
jurisdicción verdadero y propio sobre los demás Apóstoles, ora aparte cada uno,
ora todos juntamente.
Canon: Si alguno dijere que el bienaventurado
Pedro Apóstol no fue constituido por Cristo Señor, príncipe de todos los
Apóstoles y cabeza visible de toda la Iglesia militante... o que recibió
solamente primado de honor, pero no de verdadera y propia jurisdicción, sea
anatema. (Dz. 1822 y 1823).



Ratzinger Dixit:



"Sería exigencia maximalista de la Iglesia católica frente a la Reforma el
declarar nulos los ministerios y eclesiales protestantes y exigir, simple y
lisamente, la conversión al catolicismo."

"Llegamos, pues, a la conclusión de que ninguna de las soluciones
maximalistas aporta una real esperanza de unidad."

"Mientras se contemple la solución maximalista como una exigencia de la
verdad, en esa misma medida, no existirá ningún otro camino que el de
esforzarse, simple y lisamente, por conseguir la conversión de la otra
parte,"



"No es lícito imponer como verdad lo que, en realidad, no es sino una forma
histórica, más o menos estrechamente vinculada a la verdad."


Muy diferente es lo que dice Pío XI:



"Porque la unión de los cristianos no se puede fomentar de otro modo que
procurando el retomo de los disidentes a la única y verdadera Iglesia de Cristo,
de la cual un día. desdichadamente, se alejaron."


Todas estas citas fueron tomadas del trabajo de Monseñor Morello "la Fe del prefecto de la Fe" cuya lectura completa recomendamos.

Este es el Cardenal Joseph Ratzinger... quien pueda entender que entienda...

Sitio web recomendado

En el día de hoy recibí un e-mail sin firmar (por loq ue no puedo agradecer publicamente como me gustaría) en el que se me pasaba la dirección de un sitio web llamado Cattolicessimo Integrale, relacionado con el Instituto Mater Dei. Nuestros amigos "locales" del IMD son la Fundación San Cayetano, cuyo enlace puede encontrarse en este sitio, con una gran cantidad de material y artículos de muchointerés.
¡Mucha suerte!

sábado, 18 de abril de 2009

Peticion al Anti-Papa Miguel I


Teresa L. Stanfill Benns, directora del sitio web The Church Betrayed ( que en un pasado apoyo y ayudó en la elección de David Bawden como Antipapa Miguel I, siendo ahora es una de sus mas ferreas opositoras) ha creado una petición para que el mismo reconociera sus errores y renunciara a sus pretenciones, se convierta a la Fe verdadera y se una, de una forma razonable, sincera y verdadera a la Resistencia Catolica.
Para firmar la peticion:

San Isido, Perú: marcha por la vida


El sábado 28 de marzo, en el distrito de San Isidro, miles de personas pertenecientes a diversas parroquias, instituciones religiosas, asociaciones de fieles, movimientos eclesiales, entre otras instituciones, participaron de la “Marcha por la Vida” en el marco del Día del Niño por Nacer, que se celebra en el Perú el 25 de marzo.

La “Macha por la Vida” se realizó en respuesta al número de homicidios de bebés por nacer que se incrementará “por el apoyo económico que está por venir para promover más abortos, a pesar de la gran crisis mundial”.

jueves, 16 de abril de 2009

Non Possumus

En los Hechos de los Apóstoles se nos enseña que tras curar a un paralítico de nacimiento, San Pedro y San Juan fueron llevados a compadecer ante el Sanedrín luego de haber sido apresados por toda una noche (Act IV, 3); y cuando “todos los príncipes, los ancianos y los escribas en Jerusalén” les interrogaron “¿Con qué poder o en que nombre de quien habéis hecho esto vosotros?”, Pedro, el Príncipe de los Apóstoles les contestó lapidariamente:


“… Sea manifiesto a todos vosotros y a todos el pueblo de Israel que en nombre
de Jesucristo Nazareno, a quien vosotros habéis crucificado, a quien Dios
resucitó de entre los muertos, por Él, éste se halla sano entre vosotros.
El es la piedra rechazada por vosotros los constructores, que ha venido a ser
piedra angular. En ningún otro hay salvación, pues ningún otro nombre nos hasido dado bajo el cielo, entre los hombres, por el cual podamos ser salvos” (Act
IV, 10-12).

Los sacerdotes estaban perplejos y furiosos y sin saber bien que hacer con Pedro y Juan los amenazaron para que no predicaran más el Evangelio de Nuestro Señor. Pero Pedro y Juan contestaron:


“Juzgad por vosotros mismos si es justo ante Dios que os obedezcamos a vosotros
más que a El; porque nosotros NO PODEMOS dejar de decir lo que hemos visto y
oído”.

Ahora bien, hoy en día otros discípulos son llevados a compadecer ante los Escribas, Sacerdotes y Ancianos, y a estos también se les dice “¡No prediquen más!”, se les dice: “¡callen!”. Desde el Concilio Vaticano II se enseña publica y manifiestamente por la jerarquía católica una nueva religión, la religión del Novus Ordo Missae, esta religión es como señaló Monseñor Lefebvre una religión no-católica, tiene su propio catecismo, tiene su propia misa (la “Misa Bastarda”), sus propios sacramentos (dudosos todos, especialmente el del Orden Sagrado), su propio Derecho Canónico… tiene su propia jerarquía, compuesta por la antigua jerarquía católica que apostatóen masa para ingresar en esta “Iglesia Conciliar” oficialmente iniciada el 21 de Noviembre de 1964, cuando Paulo VI (Giovanni Baptista Montini) promulgó Lumen Gentium, la "Constitución Dogmática de la Iglesia".

Desde aquel momento se inició la resistencia, incluso desde mucho antes: verbigracia textos como “Complot contra la Iglesia” (firmado con el pseudónimo Maurice Pinay) circularon entre los padres conciliares advirtiendo de los peligros que se cernían. Quienes poseían la potestad de conservar y mantener el depósito de la fe, teniendo los poderes necesarios para haber actuado (C.I.C 1917, Can 335) no lo hicieron, antes bien, fueron cómplices, prefirieron la gloria de los hombres antes que la de Dios, prefirieron las “palabras que sonaban bien” antes que defender la Sana Doctrina. ¿Qué juicio se cernirá sobre los traidores de aquellos tiempos?:


El que me rechaza y no recibe mis palabras, tiene ya quien lo juzgue; la
palabra que yo he dado, ésa lo juzgará en el último día, porque yo no he hablado
de Mí mismo; el Padre mismo, que me ha enviado, es quien me mandó lo que he de
decir y hablar, y Yo sé que su precepto es la vida eterna. Así pues, las cosas
que Yo hablo, las hablo según el Padre me ha dicho” (Jn XII, 48-50).

¡Obviamente que el mundo iba a odiar esa verdad y la quería alterar!


“Yo les he dado tu palabra, y el mundo los aborreció porque no eran del mundo,
como Yo no soy del mundo” (Jn XVII, 14)

Y el mundo, cuyo Príncipe es el Demonio (Jn XII, 31), tuvo su oportunidad en el Concilio… pero Nuestro Señor dijo:


"Y Yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las
puertas del infierno no prevalecerán contra ella" (Mat. 16, 18).

¡El Demonio no puede prevalecer sobre la Iglesia, que es Una, Santa, Católica y Apostólica! Pero si puede extraviar a sus hombres, y si lo hace es porque Dios se lo ha permitido porque Dios ha hecho venir “la hora de la tentación… para probar a ,los moradores” de la tierra. A ellos los ha despojado aún de lo que no tienen (Mt XXV, 29), de la Gracia y ha decidido probar a la Iglesia Militante mostrando su justicia y su misericordia. Tiempos terribles los de esta prueba, pero quienes tienen la Fe, quienes guardan el “depósito” (la Tradición) “evitando las palabrerías vanas y las contradicciones de la falsa ciencia que algunos profesan, extraviándose” (I Tim VI, 20) a ellos se les recuerda que nada hay que temer “por lo que tienes que padecer” (Apoc II, 10).

Hoy estamos todos los católicos ante la misma situación de San Pedro y San Juan, se nos prohíbe manifestar la Fe Católica y se nos quiere obligar a aceptar una nueva fe que es extraña a la nuestra, a la de nuestros padres. Y estos lo hacen desde las posiciones de la Jerarquía que ocupan y nos dicen que el Papa, “ministro de la unidad” ha promulgado todo este nuevo evangelio, este nuevo catecismo, este nuevo derecho canónico, estos nuevos sacramentos y sobre todo esta “nueva” Misa… la jerarquía misma, infectada por los errores ha promulgado para toda la Iglesia como “Verdad” a la “cloaca de todas las herejías”, tal como San Pío X llamó al modernismo.

Como católicos sabemos que la Verdad es una, y la verdad es el mismo Cristo, porque él dijo “Yo soy la verdad” (Jn XIV, 6). Estamos obligados a permanecer fieles a la verdad. No podemos servir a dos señores, no tenemos alternativa: o somos fieles a Cristo o nos inclinamos ante el Mundo y predicamos lo que halaga al mundo, que viene de la boca de su Príncipe.

Los enemigos de la Iglesia se han incrustad en ella en su deseo de destruirla. ¿Podemos permitirlo? La Resistencia Católica está, hoy más que nunca siendo atacada, recibe golpes, es insultada, es perseguida y poco a poco muchos de sus antiguos héroes están cayendo, como en la batalla de Gélboe…

Hoy la Resistencia Católica en su conjunto está ante la figura de Ratzinger, quien tienta con la oferta de “soluciones canónicas”. Ya sabemos quienes dirán “no”. Ellos fueron fieles desde el comienzo y jamás tuvieron fe en el nuevo ocupante de la Santa Sede… algunos incluso recordaron cuando Monseñor Marcel Lefebvre lo tildó de “anticristo”. Pero hay otros que pueden estar por claudicar ¿Serán ellos los destinatarios de una Elegía como la que David compuso para Saúl y Jonathan? Hoy la Fraternidad San Pío X parece más vulnerable que nunca ante la oferta del Vaticano… hoy parece que su superior general, Monseñor Bernard Fellay pactará con Roma tras recibir con un caluroso aplauso “el gesto paternal” del Pontífice de la Iglesia Conciliar de levantar unas excomuniones que siempre fueron inválidas.

¿Podemos acaso, seguir a quienes aceptan la Revolución del Concilio Vatiano II en vez de la Tradición?
¿Podemos acaso callar ante la blasfemia contra la uni(ci)dad de la Iglesia de Cristo, de la Santa Iglesia Católica?
¿Podemos aceptar el Novus Ordo Missae como expresión ordinaria de la Fe Católica y considerar a la Santa Misa Católica de San Pío V como mero “rito extraordinario”?
¿Podemos aceptar las doctrinas heréticas, los rituales paganos, los escandalosos encuentros ecuménicos?
¿Puede acaso Monseñor Fellay obligarnos a reconocer como Católico a quien no lo es?
¿Puede Monseñor Fellay obligarnos a reconocer como sacerdotes u obispos a quienes fueron ordenados o consagrados con rituales dudosamente válidos?

¿PODEMOS ACEPTAR EL CONCILIO VATICANO II?

No, no, mil veces no. El Árbol se reconoce por sus frutos… y los frutos del Concilio han sido estas décadas de “autodemolición” y de “apostasía silenciosa”, aunque no por ello “publica y manifiesta”.

miércoles, 15 de abril de 2009

Emanuel Milingo y los sacerdotes casados

Cada tanto tiempo suelo visitar algún foro “católico independiente”. Se trata de sitios, comunidades o redes donde “sacerdotes”, “obispos” o simples “religiosos” de distintas “micro-iglesias” autónomas e independientes se comunican, discuten o se prestan ayuda entre sus propias comunidades… Naturalmente esos lugares son hervideros de herejías, la más de las veces, ultra-modernistas y liberales. En ellos no es difícil encontrar la recurrente figura del ex-arzobispo de la Iglesia Conciliar Emmanuel Milingo.
Este trágico personaje, famoso en un principio por sus excéntricos exorcismos y “sanaciones”, luego por haber huido de la Iglesia (Conciliar) e ingresado en la Secta Moon, casándose con una coreana el 26 de mayo de 2001, luego reincorporado a la Iglesia (Conciliar) para finalmente volver a huir y fundar la asociación “Married Priests Now!” que se dedica a predicar contra el celibato, incorporando a sus filas a sacerdotes casados (principalmente renegados de la Iglesia Católica), ordenando a hombres casados al sacerdocio o consagrándolos obispos (lo cual implica además a la tradición Oriental que Milingo invoca, ya que en dichas iglesias los obispos son electos entre el clero célibe).
Milingio cuenta con gran apoyo, sobre todo en América Latina, donde estas mini-iglesias cismáticas y heréticas se multiplican con cada consagración episcopal… así por ejemplo enconramos centenares de “iglesias viejo-católicas”, “anglicanas” y también (como no podía ser menos) ”carismáticas”. En Brasil es donde más repercusión ha tenido, tal vez por el lamentable estado de caos doctrinal que allí se vive, el cual es más evidente solo por cuestiones demográficas (en Argentina este problema no es menos). Allí los nombres de Jose Vicente de Andrade, Joao Tavares, Jorge Lucio y Mario Palumbo se aunan en el “Instituto Santo Expedito”, de la Igreja Catolica Carismatica (Iglesia Católica Carismática) y el Movimiento de Padres Casados, mega-secta herética que entre sus principales “exigencias” se encuentran:


Derogación del celibato
Reincorporación de los sacerdotes “casados”
“Extinción” de la confesión auricular.



En un mensaje publicado en el foro IGREJAS CATÓLICAS APOSTÓLICAS NACIONAIS (actualmente parece estar desactivado), de diciembre del año 2007 podemos leer algo que hasta hoy siguen repitiendo en sus sitios webs:



Somos com muito orgulho admiradores de primeira hora de Dom
Emmanuel Milingo, desde o dia da notícia de seu casamento . Sofremos e
repudiamos a sua ilegítima excomunhão. Somos igualmente admiradores do
trabalho religioso em favor do MPC dos Padres Jorge Lucio, João Tavares,
Jose Vicente de Andrade , Miroslaw e Mario Palumbo.



¿Admiradores de “Monseñor” Milingo? ¿Un obispo escandaloso que ingresó a una secta anticatólica cuyo lider se proclama el mismo Dios encarnado? Admiran a Milingo… los mismos que se dicen partidarios de la “teología de la liberación” parecen ignorar lo que sobre el comunismo piensa el Reverendo Moon, cion quien jamás dejó de tener contacto el antiguo arzobispo de Lusaka. Pero no termina aquí, veamos lo siguiente:





Dom Emmanuel Milingo foi o homem escolhido por Deus para reconciliar a Sé de
Roma com os padres casados de todo o mundo católico. E isto em razão de sua
história de vida, de sua coragem e de sua disponibilidade infinita em servir o
próximo mais próximo. É por isto que a ICC admira e apoia Dom Milingo e seu
MOVIMENTO PADRES CASADOS JÁ.



Em Cristo que todos nós cremos e esperamos

Padre Manoel
Queiroz
Vigario Geral
Bispo Eleito




Retengamos las frases “Padre Mantel Queiroz… Bispo Eleito” ¿Electo por quien? ¿Designado por quien? ¿Es acaso “Monseñor” Milingo el hombre de la Providencia? ¿Acaso Dios se va a servir ahora de escandalosos herejes e instigadores del cisma? ¿Acaso quienes generan divisiones son ahora los “salvadores” de la Iglesia? ¿Desde cuando la Iglesia Católica estuvo dividida? La Iglesia Católica es Una, ella no está dividida… pero de ella los hombres se separan por razón de su orgullo, revelándose contra Dios y al Iglesia que él instituyó.
Hay quienes comparan a “Monseñor” Milingo con Monseñor Marcel Lefebvre y Monseñor De Castro-Mayer. Esto es realmente inaceptable: los segundos consagraron obispos para la Tradición Católica, para preservar el verdadero sacerdocio católico, la verdadera fe católica, los sacramentos… en fin, para “la supervivencia de la Tradición” ante los embates de la Iglesia Conciliar. Por el contrario, “Monseñor” Milingo ordenó a hombres solo porque estaban en contra del celibato, todos lideres de pequeñas iglesias cismáticas y ultra-liberales…
¿Nos podemos conformar con decir que Milingo está loco? No, claro que no. No es más que un producto de la Iglesia Conciliar. Si Milingo llegó a donde llegó es porque sus doctrinas no eran, en un momento, tan alejadas de sus hermanos en la jerarquía de la Iglesia Conciliar. Milingo fue un ecumenista, fue un hereje mucho antes de entrar en contacto con la Secta Moon. Hoy su intención es clara: quiere su propia “iglesia”, quiere su propio clero. El dice defender la Iglesia, lo único que hace es perjudicarla, causar escándalo, favorecer al cisma y comulgar con los herejes… como hereje es Sun Myung Moon… a quien sigue sirviendo, a él y su diabólica secta.

martes, 14 de abril de 2009

P. Basilio Meramo: El Pueblo de Dios

El Pueblo de Dios es una nueva denominación para designar la Iglesia. Esta denominación muy de moda y ampliamente generalizada corresponde realmente a una redefinición de la misma Iglesia, se trata de una nueva concepción de la Iglesia. El mismo Juan Pablo II lo afirma y dice en su libro: “Signo de Contradicción” BAC pág. 24. La iglesia de nuestro tiempo se ha hecho particularmente consciente de esta verdad y, por ello, a su luz ha logrado redefinir en el Concilio Vaticano II su propia naturaleza.Se trata de una nueva concepción de la Iglesia aunque esto no siempre sea explícito para la mayoría de los fielesSe pretende falsamente hacer del concepto Pueblo de Dios algo muy antiguo que nos viene de las Sagradas Escrituras. La expresión como tal se encuentra en las Sagradas Escrituras, pero el concepto bajo el cual hoy se le invoca es totalmente otro. Se utiliza el mismo término pero con un significado diferente.
A continuación veremos cómo esta denominación del Pueblo de Dios corresponde a una concepción de la Iglesia distinta de la noción tradicional de la Iglesia como cuerpo místico de Cristo, la cual es superada y reabsorbida dentro de un contexto más amplio y abierto como el ecumenismo.
Es importante que se analice cuál es el significado que tiene el Pueblo de Dios con el cual se redefinió a la Iglesia. Es muy expresivo lo que el nuevo Derecho Canónico dice, y más aún cuando la finalidad fue justamente la de poner en lenguaje canónico el espíritu del Concilio Vaticano II, especialmente lo relacionado con lo que constituyó su novedad y que el nuevo Código de derecho quiso expresar en lenguaje canónico, esto es, lo referente a la doctrina sobre la Iglesia o eclesiología.
La expresión Pueblo de Dios corresponde a una nueva doctrina sobre la Iglesia, es la expresión de la nueva eclesiología ecuménica que destruye y disgrega a la Iglesia.
Esta concepción de la Iglesia según la nueva eclesiología ecumenista, está vertida en el nuevo Código de Derecho Canónico, en el canon 204, el cual dice que la Iglesia de Dios subsiste en la Iglesia Católica. Ya no se dice como siempre se ha dicho, que la Iglesia de Dios es la Iglesia Católica. Ahora esto se relativiza con el verbo subsiste, dejando entender que además (hay o puede haber) Iglesia mas allá de la Iglesia Católica, o sea, fuera de la Iglesia Católica. Esto es precisamente lo que designa actualmente la expresión Pueblo de Dios, la cual abarca mucho más que la Iglesia Católica, a la cual comprende y supera.Uno de los pseudo-teólogos de mayor influencia y renombre en el Concilio Vaticano II, el sacerdote modernista Karl Rahner, es quien va a darnos la pauta sobre la significación del Pueblo de Dios.
Este teólogo progresista manifiesta que hay una unión real y ontológica entre Dios y cada hombre por el hecho de la Encarnación. Pues, el Verbo al tomar la carne para hacerse hombre se une con todos y cada uno de los hombres, sacramentalizándose así la humanidad y el mundo.Esta unión de Dios con la humanidad, con cada hombre, por el hecho de la Encarnación constituye el pueblo de los hijos de Dios o más abreviadamente el Pueblo de Dios. Dentro de la nueva eclesiología el término pueblo de Dios significa la humanidad entera (todos los hombres sin excepción) sacramentalizada por el hecho de la Encarnación. Luego abarca mucho más que lo que abarca la noción de Iglesia Católica, pues todos los hombres sin dogmas que dividan ni credos que se pongan pertenecen al Pueblo de Dios.Entonces con anterioridad a la Gracia y a la Fe, queda formando así el Pueblo de Dios, cuya extensión es la misma que tiene la humanidad toda por el hecho de la Encarnación que ha realizado la unión de Dios con cada hombre, Iglesia y Humanidad quedan identificados. Mundo e Iglesia quedan compenetrados. Todo esto queda muy bien expresado en el siguiente comentario del Padre Meinvielle: «Karl Rahner S.J. ha sistematizado, quizás con excesiva fuerza, lo que él llama un cristianismo invisible, que sería efecto de una “consagración de la humanidad por la Encarnación del verbo”. “Al hacerse hombre el verbo de Dios, dice Ranher, la Humanidad ha quedado convertida real-ontológicamente en el pueblo de los hijos de Dios, aún antecedentemente a la santificación efectiva de cada uno por la gracia”. “Este pueblo de Dios que se extiende tanto como la Humanidad”... “antecede a la organización jurídica y social de lo que llamamos Iglesia”. “Por otra parte, esta realidad verdadera e histórica del pueblo de Dios, que antecede a la Iglesia en cuanto magnitud social y jurídica... puede adoptar una ulterior concretización en eso que llamamos Iglesia”. “Así, pues, donde y en la medida que haya pueblo de Dios, hay también ya, radicalmente Iglesia, y, por cierto, independientemente de la voluntad del individuo”. De aquí se sigue que todo hombre, por el hecho de ser hombre, ya pertenece, radicalmente, a la Iglesia». (La Iglesia y el Mundo Moderno, ed. Theoría, Buenos Aires 1996, pp. 143- 144).
La noción de Iglesia como Pueblo de Dios, comprende radicalmente toda la humanidad, todo el mundo. De otra parte se explica así, por qué la Iglesia de Dios subsiste en la Iglesia Católica, como lo expresa el nuevo Código ateniéndose a la novedad eclesiológica del Concilio.El nuevo Código no dice que la Iglesia de Dios es la Iglesia Católica, pues así quedarían excluidos todos los que no pertenecen al cuerpo de la Iglesia, mientras que como Pueblo de Dios, abarca la humanidad entera, o sea, al mundo y abarca a todos y cada uno de los hombres, pues pertenecen al Pueblo de Dios por estar unidos con Dios gracias a la Encarnación del Verbo.
Hay una profunda ignorancia y peor aún, una grave tergiversación concerniente a la pertenencia de los miembros de la Iglesia y a la justificación o salvación de los hombres, íntimamente ligada a la cuestión: “Extra Ecclesiam nulla salus”, fuera de la Iglesia no hay salvación pues fuera de la Cruz, fuera de Nuestro Señor Jesucristo, no hay, ni puede haber salvación.
La expresión Pueblo de Dios designa la pertenencia radical de todos los hombres, de la humanidad , a la Iglesia; pertenencia radical quiere decir pertenencia en la raíz (in radice), por el hecho de ser hombre, de pertenecer al género humano, del cual el Verbo Divino tomó la carne y se hizo hombre, de modo que Iglesia y Mundo quedan identificados y la humanidad sacramentalizada junto con el Mundo.
El Pueblo de Dios cubre así una realidad más amplia que la concepción misma de Iglesia Tradicional. El Pueblo de Dios comprende la Iglesia Católica pero no la agota, por eso se dice que la Iglesia de Dios subsiste en la Iglesia Católica en vez de decir que la Iglesia de Dios es la Iglesia Católica como consta en el nuevo Código cuya finalidad es verter en Ley el espíritu ecuménico y liberal del Concilio Vaticano II, cuya preocupación fue asimilar dos siglos de cultura liberal a partir de la Revolución Francesa de 1789.
La redefinición de la Iglesia como Pueblo de Dios se hace en base a una nueva concepción de la Encarnación. La Iglesia, al ser la prolongación de la Encarnación, es lógico que, teniéndose otra visión o concepción de la Encarnación (como la de Vaticano II y Juan Pablo II), se suscite la necesidad de redefinir la Iglesia para que esté de acuerdo con la nueva concepción de la Encarnación de la cual es su prolongación.A modo de conclusión diremos que la Iglesia del Pueblo de Dios, es la iglesia de la Humanidad, de la ciudad del hombre, de la civilización universal y sincretista construida bajo un nuevo orden secular en contraposición a la Iglesia Católica, y a la civilización Católica o Ciudad de Dios.
La Iglesia del Pueblo de Dios es la Iglesia del sincretismo religioso de carácter gnóstico que aúna a todos los hombres sin dogmas que dividan, bajo una falsa paz universal, donde el único pecado será seguir siendo un verdadero católico fiel a la Tradición de la Iglesia y a Jesucristo Nuestro Señor.

domingo, 12 de abril de 2009

Ante la Pascua.

El siguiente texto fue tomado del web amigo Misa Tridentina.


Señor, toma de sostén nuestros cuerpos pecadores y gastados, pero levántate. Apoya tus llagas en nuestros pobres hombros, descansa tu cicatriz en nuestro pecho, tu huella de sangre y barro en las manos criollas de tu pueblo. Hunde tu concavidad desgarrada en la convexidad de este suelo que no quiere ser yermo. Pero levántate, Señor. Y levanta contigo a esta argentina tierra. Enarbólala, y haz de sus jirones un pabellón soberano. Aplaca a los soberbios, castiga a los rapaces, expulsa del templo a los cobardes que mercan con tu nombre. Alzate del suelo y remóntanos contigo.
Señor, Tú eres bandera discutida, pero nosotros hemos decidido izarte en el más alto de los vértices. Flamea, Señor, y en cada pliegue de tu manto enseñoreado, cobija un retazo de esta nación postrada.
Señor, conviértenos y danos una vida nueva en una patria antigua. No permitas que, al final, nos quedemos como el leño seco, antes bien, que lleguemos a ser racimos vivos en Ti, la vid verdadera.
Señor, acéptanos el agua fresca, como aquella vez en el Pozo de Sicar. Es el agua argentina que corre por los surcos de una limpia tradición. Bébela, Señor, y danos a cambio el agua de tu costado, para que caiga a borbotones sobre esta tierra deshecha y la restaure.
Señor, te has dejado escarnecer y ultrajar. No nos dejes unir a quienes se burlan de Ti. Templa nuestros ánimos para enfrentar a aquellos que te ofenden. Arma nuestro brazo para custodiar tu cuerpo dolorido. Haznos yelmo y loriga, estandarte y escudo de tu Divina Persona. Permítenos ofrecernos en batalla por esta patria cautiva que fue tuya, en tiempos de los héroes. Convierte a la soldadesca cómplice de tu crucifixión en guerreros invictos de una alba sin celajes.
Señor, danos de la Verónica el arrojo. Que no nos paralice el miedo ante el furor de las turbas, que no nos amilane el rencor de los deicidas. No queremos olvidar lo que te han hecho. Sólo queremos enjugar tu cara. Esa cara que tenía la bondad nazarena de José, la nostalgia arcangélica de María y la marcialidad de los varones regios.
Señor, a las mujeres que lloran les has hablado de penitencia, del día del Juicio, de cuando nos encontremos en tu presencia. Les has dicho que caminemos junto a Ti sin limitarnos a ofrecerte sólo palabras de compasión.
Señor, no podrán detenernos los verdugos. Aquí estamos con paños, para secarte la sangre en tu triple caída. Sabremos con amor erguir a Cristo, tumbado por el odio. ¡Arriba, mi Señor, en cuerpo y alma! Virgen Santísima, ármanos caballeros y entréganos tu velo en la demanda.
Señor, Tú manas desde el Gólgota un bálsamo de vida, un efluvio que trae el verdor del paraíso, una esencia que respiran los serafines, cuando apuntan sus ballestas para reconquistar las almas.
Señor, déjanos llevar siquiera una astilla de tu cruz. Déjanos, porque a más no se atreve aún nuestra ofrenda, a rozar los hierros y los clavos, el martillo rudo, el trallazo violento, la ignominia de los escupitajos de la masa. Haznos un hueco, Señor, en la mordedura de tu carne, sobre el hombro; en la cuchillada de tus pies, en la contusión de tu rostro, en la descolladura de tus manos. Aquí estamos, Señor, tus cireneos argentinos.
En la hora del gran luto, de la gran oscuridad y de la desesperación humana, surge misteriosamente la luz de la esperanza. ¡Dios no muere!
Aquellas manos que partieron el pan y calmaron la tormenta, están ahora inmovilizadas. Aquellos pies que recorrieron el desierto y caminaron sobre las aguas, yacen estáticos y rígidos.
Pero se equivocan, Señor, si creen que estás derrotado. Se equivocan los hijos de las tinieblas, si creen que han hundido a la Barca. Se equivocan incluso con nosotros, al medir nuestras fuerzas. Bien decía San Ignacio de Antioquía que la fortaleza de los cristianos consistía en estar clavados con la carne y la sangre a tu cruz redentora.
No te dejaremos, Señor. En la cumbre del Gólgota el aire parte la piel, el frío duele. Rondan las acechanzas y los riesgos. La noche huele a sangre y a gemido. Todavía retumban los martillazos y el aleteo de los cuervos sobrevuela el madero. No te dejaremos, Señor. No te dejaremos María.

Sermón de Pascua de San Agustín


SAN AGUSTÍN COMENTA LA SEGUNDA LECTURA

1 Cor 10,16-17: Sed lo que veis y recibid lo que sois


Lo que estáis viendo sobre el altar de Dios, lo visteis también la pasada noche, pero aún no habéis escuchado qué es, qué significa, ni el gran misterio que encierra. Lo que veis es un pan y un cáliz; vuestros ojos así os lo indican. Mas según vuestra fe, que necesita ser instruida, el pan es el cuerpo de Cristo y el cáliz la sangre de Cristo. Esto dicho brevemente, lo que quizá sea suficiente a la fe; pero la fe exige ser documentada. Dice, en efecto el profeta: Si no creéis, no comprenderéis (Is 7,9 LXX). Ahora podéis decirme: «Nos mandas que lo creamos; explícanoslo para que lo entendamos». En efecto, puede surgir en la mente de cualquiera el siguiente pensamiento: «Sabemos de dónde tomó carne nuestro Señor Jesucristo: de la Virgen María. Siendo pequeño, tomó el pecho, fue alimentado, creció, llegó a la edad madura, fue perseguido por los judíos, colgado en un madero, muerto en el madero y bajado del madero; fue sepultado, resucitó al tercer día y cuando quiso subió al cielo, llevándose allí su cuerpo; de allí ha de venir a juzgar a vivos y a muertos, y allí está sentado ahora a la derecha del Padre. ¿Cómo este pan es su cuerpo y cómo este cáliz, o lo que él contiene, es su sangre?».


A estas cosas, hermanos míos, las llamamos sacramentos, porque una cosa es la que se ve y otra la que se entiende. Lo que se ve tiene forma corporal; lo que se entiende, posee fruto espiritual. Por tanto, si quieres entender el cuerpo de Cristo, escucha al Apóstol que dice a los fieles: Vosotros sois el cuerpo de Cristo y sus miembros (1 Cor 12,27). En consecuencia, si vosotros sois el cuerpo y los miembros de Cristo, sobre la mesa del Señor está el misterio que sois vosotros mismos y recibís el misterio que sois. A lo que sois respondéis con el amén, y vuestra respuesta es vuestra rúbrica. Se te dice: «El cuerpo de Cristo», y respondes: «Amén». Sé miembro del cuerpo de Cristo para que sea auténtico el Amén.¿Por qué precisamente en el pan? No aportemos nada personal al respecto; escuchemos de nuevo al Apóstol, quien, hablando del mismo sacramento dice: Siendo muchos, somos un único pan, un único cuerpo (1 Cor 10,17). Comprendedlo y llenaos de gozo: unidad, verdad, piedad, caridad. Un solo pan. ¿Quién es este único pan? Siendo muchos somos un único cuerpo. Traed a la memoria que el pan no se elabora de un único grano, sino de muchos. Cuando recibíais los exorcismos, erais como molidos; cuando fuisteis bautizados, como aspergeados; cuando recibisteis el fuego del Espíritu Santo fuisteis como cocidos. Sed lo que veis y recibid lo que sois. Esto es lo que dijo el Apóstol a propósito del pan.


Lo que hemos de decir respecto al cáliz, aún sin indicarlo expresamente, lo mostró con suficiencia. Para que exista esta especie visible del pan se han conglutinado muchos granos en una sola masa, como si sucediera aquello mismo que dice la Escritura a propósito de los fieles: Tenían una sola alma y un solo corazón hacia Dios (Hch 4,32). Lo mismo ha de decirse del vino. Recordad, hermanos, cómo se hace el vino. Son muchas las uvas que penden del racimo, pero el zumo de las mismas se mezcla, formando un único vino. Así también nos simbolizó a nosotros Cristo el Señor; quiso que perteneciéramos a él, y consagró en su mesa el misterio de nuestra paz y unidad. El que recibe el misterio de la unidad y no posee el vínculo de la paz, no recibe el misterio para provecho propio, sino un testimonio contra sí.

Cristo Resucitó


¡Sabemos que Cristo ha resucitado verdaderamente de entre los muertos! Tú, oh Rey triunfador, apiádate de nosotros.
(Secuencia de la Misa del Domingo de Pascua)


Resucité y aún estoy contigo, aleluya; pusiste sobre Mí tu mano, admirable es tu sabiduría, aleluya, aleluya, aleluya.
(Del Introito de la Misa del Domingo de Resurrección)

Ningun acuerdo

Para quienes tienen poca memoria y hoy aplauden, alegrándose de ciertas noticias, para quienes hablan de "continuadores", de "grandes gestos" de parte de la Jeraquía del Vaticano... para quienes expulsan a los buenos sacerdotes y los calumnian... para quienes se olvidaron quien es Joseph Ratzinger, esto dijo Monseñor Marcel Lefbvre:

Lo he resumido en pocas palabras al Cardenal Ratzinger: «Eminencia, aunque se nos conceda un Obispo, aunque se nos reconozca cierta autonomía
respecto a los Obispos, aunque se nos acuerde toda la liturgia de 1962, si
se nos permite continuar con los seminaristas y con la Fraternidad tal como
lo hacemos ahora, no podemos colaborar; es imposible, imposible, porque
trabajamos en direcciones completamente opuestas: Usted trabaja por la
descristianización de la sociedad, de la persona humana y de la Iglesia y
nosotros trabajamos por la cristianización
. No podemos ponernos de acuerdo».

Los verdaderos católicos


"En realidad sólo aquellos, quienes han sido bautizados y profesan la fe verdadera y quienes no han tenido la mala fortuna de separarse ellos mismos de la unidad del Cuerpo, o han sido excluidos por la autoridad legítima por alguna falta grave cometida, deben ser considerados como miembros de la Iglesia".

viernes, 10 de abril de 2009

Horarios de Semana Santa de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia

Hola, pasamos la informacion a todos (un poco tarde) de las Misas correspondientes que celebra la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia, amigos de Sursum Corda. Son los que siguen:

Oratorio Ntra. Sra. de Luján
Calle Painé esq. Bs.As.
Vedia Pcia. Bs.As. Tel. (02354) 421230

En Semana Santa la Iglesia Católica conmemora la Pasión y Muerte de Ntro. Sr. Jesucristo y los Dolores de su Santísima Madre

Domingo de Ramos: (5 de Abril) 9:30 hs. Solemne bendición de los Ramos, seguido de la Santa Misa

Lunes, Martes y Miércoles Santo: Santa Misa: 19:00 hs. (quince minutos antes rezo del Santo Rosario)

Jueves Santo: (9 de Abril) 19:00 hs. Solemne Misa de la Institución de la Eucaristía seguida de la procesión al Monumento. (la Capilla permanecerá abierta hasta la medianoche para las visitas de los adoradores)

Viernes Santo: (10 de Abril) Día de ayuno y abstinencia de carne para las personas mayores de 18 años y menores de 61 años de edad.
15:00 hs. Piadoso ejercicio del Vía Crucis.
16:00 hs. Solemnes Oraciones Universales, Lectura de la Pasión de Ntro. Sr. Jesucristo según el Evangelio de San Juan; seguida de la Solemne Adoración de la Santa Cruz.19:00 hs. Proyección del documental “Lo que hemos perdido y el camino de la Restauración”

Sábado Santo: (11 de Abril) 21:00 hs. Solemne Vigilia de Pascua, bendición del fuego nuevo y del Cirio Pascual, seguida de la Santa Misa de Gloria (esta Misa sirve para cumplir el Precepto Pascual)

Domingo de Pascua de Resurrección: (12 de Abril) 19:00 hs. Santa Misa de Pascua.

(El cura Capellán, estará disponible para oír confesiones durante la Semana Santa, a cualquier hora y cualquier día)

ºººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº

Misión Virgen de la Medalla Milagrosa Casa Religiosa San Antonio de Padua
Calle Espejo y Martinez s/n Alto Verde
San Martín Mendoza Tel. (02623) 15699461
Santa Misa: Todos los Domingos y fiestas de guardar a las 10:00 hs., confesiones y Santo Rosario media hora antes de la Misa…
Para el Programa de Semana Santa, llamar por télefono al priorato.
Por Vuestra Pasión Sagrada, adorable Redentor, salav el alma penada de este pobre pecador...

Capilla Inmaculado Corazón de María:
2408 Stuart St. Tampa Fl. 33605 U.S.A. Tel. (813) 248-4460
Domingo de Ramos: (5 de Abril) 8:20 A.M. Solemne bendición de los Ramos, seguido de la Santa Misa, en las restantes Misas se hará la distribución de los Ramos benditos solamente.
Jueves Santo: (9 de Abril) Santa Misa 10.00 a.m
Procesión al monumento, desnudación del altar mayor y adoración.
La capilla quedara abierta desde las 12 del mediodia hasta la medianoche.
8.00 p.m Hora Santa en español.
Viernes Santo: (10 de Abril)2.00 p.m Via Crusis (English)3.00 Misa de presantificados.
7.00 Lectura de la Pasión según San Juan oraciones universales y adoración de la Santa Cruz.(Español)
Sábado Santo: (11 de Abril)
7.30 a.m Vigilia pascual, bendición del fuego nuevo, bendición del cirio pascual, lectura de las profecías, bendición del agua bautismal, letanías de los Santos, seguidas de la Santa Misa aproximadamente a las 10.00.a.m
Domingo de Pascua de Resurrección: (12 de Abril)
8.20 Santa Misa
10.00 Santa Misa
11.30 Santa Misa (No Misa a la 1.30)

(El cura Capellán, estará disponible para oír confesiones durante la Semana Santa, a cualquier hora y cualquier día, llamar por Tel.)

jueves, 9 de abril de 2009

Disculpas

Hola a todos. Una breve entrada: pido disculpas por haber colocado un linck al Blog Pazos. Fue una imprudencia. Ruego que me disculpen, solamente estaba indignado.

miércoles, 8 de abril de 2009

Blog emético

Buscando imágenes de Semana Santa encontré el asqueroso blog Pazzos. Un sitio de mal gusto y absolutamente anticristiano que colocó una imagen en la cual se puede ver crucificada a una mujer semidesnuda mostrando sus senos.
Realmente creo que a este energúmeno tenemos que decirle lo que su “arte” y su “libre expresión” nos provoca.

martes, 7 de abril de 2009

Holocausto: Dogma de fe en la Iglesia Conciliar


El Credo Católico está muy bien explicado en el Catecismo Mayor de San Pío X (pueden descargarlo completo haciendo click aquí), en cambio el Credo del Pueblo de Dios, es decir, el credo de la Iglesia Conciliar ha sido ampliado hace muy poco tiempo. Bien sabemos que diferente (largo y lacrimoso) era ese "credo" que profesara Pablo VI/Montini... pero ahora el Nuncio Apostólico en Israel, Arzobispo Residencial Antonio Franco (aquí en Sursum Corda no le reconocemos otro título) agregó un nuevo artículo:


No se puede ser católico y negar el Holocausto, y esto ha sido afirmado en
términos tan claros que no puede haber discusión al respecto.


Sin más comentarios...

San Juan Crisóstomo: A los suyos vino y los suyos no le recibieron




TEXTO COMPRENDIDO:
San Juan, cap. I, v. 11. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
EXPOSICIÓN HOMILÉTICA:
I. Introducción.


II. Los suyos son los judíos. Ilústrase la exposición con otros pasajes de la Escritura y ponderáse la diferencia de judíos y gentiles.


III. La causa de tanto mal para los judíos fue la incredulidad, nacida de la soberbia.


IV. De aquí provino también su envidia contra los gentiles. Pondérase cuán irracional era. Testimonios de San Pablo contra los judíos.


V. Exhortación a evitar la soberbia y considerar la propia miseria.

I
Cap. I, v. 11. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.
Si os acordáis de las ideas que preceden, añadiré lo que sigue a continuación con más gusto, por ver que lo hago con grande utilidad. Pues de esta manera para vosotros será más fácil de entender mi palabra, por acordaros de lo ya dicho, y yo no necesitaré tanto trabajo, pues podréis por la mucha aplicación penetrar lo demás con mayor perspicacia. El que siempre pierde lo que se le da, siempre necesitará de maestro, y nunca llegará a saber nada; pero el que conserva lo que recibió y añade más todavía, pronto de discípulo llegará a maestro, y será útil no sólo para sí, sino también para todos los demás. Así espero yo que ha de suceder con esta reunión, y lo conjeturo por la grande atención que me prestáis. Ea, pues, depositemos en vuestras almas, como en segurísimo tesoro, la riqueza del Señor, y examine­mos lo que hoy se nos propone, en cuanto nos favorezca la gracia del Espíritu Santo.


II
Dijo (el Evangelista) que el mundo no le conoció, hablando de los tiempos antiguos. Después desciende también a los tiempos de la predicación (evangélica) y dice: A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron, llamando ahora suyos a los judíos, como a pueblo pecu­liar, o también a todos los hombres, como a criados por El. Y así como más arriba, atónito de la necedad de los más de los hombres, y avergonzado por causa de toda nuestra naturaleza, decía que el mundo hecho por El no reconoció a su Criador, así en este lugar a su vez, amargado por la ingratitud de los judíos y de la mayor parte de los demás hombres, pone la acusación con más energía, diciendo: Los suyos no le recibieron, y eso, cuando El vino a ellos.
Y no sólo el Evangelista, sino también los Profetas decían con admiración lo mismo, y últimamente Pablo, lleno de estupor por este motivo. En efecto, los Profetas, revistiendo la persona de Cristo, cla­maban de esta manera: Un pueblo a quien no conocí me sirvió, con obediencia me obedeció; hijos extraños me mintieron; hijos extraños envejecieron y erraron sus caminos (Ps. XVII, 45, 46). Y de nuevo: Aquellos, a quienes no se habló de El, le verán y los que no oyeron entenderán (Isai., LII, 15): y además: Fui hallado por los que no me buscaban; me manifesté a los que no preguntaban por mí (Is., LXVI, 1). Y San Pablo, escribiendo a los romanos, decía: Pues ¿qué? Lo que buscaba Israel, ésto no lo alcanzó, mas los escogidos lo alcanzaron (Rom., XI, 7). Y otra vez: Pues, ¿qué diremos? —Que los gentiles que no seguían la justicia, han alcanzado la justicia; mas Israel, yendo tras la ley de justicia, no ha llegado a la ley de justicia (Rom., IX, 30). Y es verdaderamente cosa que pone asombro, cómo los educados en los libros de los Profetas, los que cada día oyen a Moisés, que dice tantas cosas de la venida de Cristo, y a los demás Profetas de las épocas siguientes, más todavía, los que veían al mismo Cristo, hacién­doles cada día milagros, y hablando con ellos solos, el cual por enton­ces ni aún a los discípulos permitía ir camino de gentiles, ni entrar en ciudad de samaritanos, y tampoco El lo hacía, sino que una y otra vez decía haber sido enviado para las ovejas descarriadas de la casa de Israel; sin embargo, a pesar de tantos milagros en su favor, de la voz de los Profetas que oían diariamente, de las amonestaciones continuas del mismo Cristo, tan absolutamente cegaron y ensordecieron, que con nada de esto pudieron ser traídos a creer en El. Y en cambio los gentiles, sin haber gozado de ninguno de estos favores, ni haber oído jamás, ni aun por sueño, los divinos oráculos, antes envueltos siempre en fábulas de locos (pues a esto se reduce la filosofía profana), y revolviendo las vaciedades de los poetas, y sujetos a la adoración de troncos y piedras, y no sabiendo cosa útil ni sana, ni en doctrina, ni en costumbres, ya que su vida era más impura y execrable que sus doctrinas —y ¿cómo no lo había de ser, viendo como veían a sus dioses que se gozaban en toda maldad, y eran adorados con torpes palabras, y obras todavía más torpes, y esto tenían por fiesta y honor, y eran honrados por sus execrables asesinatos y muertes de niños, y así trataban sus adoradores de imitarlos?—; a pesar de todo, hundidos en el abismo de toda maldad, de repente, como por encanto, se nos presentan resplandecientes arriba, en la misma cumbre de los cielos.


III
¿Cómo tuvo esto lugar y por qué causa? Oyelo de labios de San Pablo. Pues él no cesó de investigarlo con gran diligencia, hasta hallar la causa, y se la descubrió a todos los demás. Y ¿cuál es ésta? Y ¿de dónde a los judíos tanta ceguedad? Oyeselo decir a él, que estuvo encargado de este ministerio. ¿Qué es, pues, lo que él dice, para soltar la duda de muchos? No conociendo ellos, dice, la justicia de Dios, y tratando de establecer la suya propia, no se sometieron a la justicia de Dios (Rom., X, 3). Por eso les fue tan mal. Y otra vez, explicando lo mismo de otro modo, dice: Pues ¿qué diremos —Que los gentiles que no seguían la justicia han alcanzado la justicia, pero la justicia que es por fe; mas Israel, que iba tras la ley de justicia, no ha llegado a la ley de justicia. Dime: ¿por qué? porque no (la buscaron) por fe, pues tropezaron en la piedra del escándalo (Rom., IX, 30, 32): Y lo que dice significa: la causa de estos males fue para ellos la incredulidad; y ésta nació de la soberbia. Porque cómo, habiendo sido antes superiores a los gentiles por haber recibido la ley y conocer a Dios, y todo lo demás de que habla San Pablo, después de la venida de Cristo vieron que también aquellos por la fe eran llamados con el mismo honor, y que recibida la fe no había diferencia entre circunciso y gentil; de la soberbia pasaron a la envidia, sintiéndose mordidos de ella, y no pudieron sufrir la benignidad inefable y sobreabundante del Señor. Lo cual no les nació sino de su arrogancia, perversidad y odio de los demás.


IV
En efecto, ¿qué daño se os seguía a vosotros, oh hombres los más insensatos, de la providencia ejercida en favor de otros? ¿En qué se disminuían vuestros bienes, porque otros participaran de los mismos? ¡Ciega es, verdaderamente, la maldad e incapaz de ver por el momen­to lo que conviene! Comidos, pues, de envidia, por haber de tener participantes de su misma libertad, volvieron la espada contra sí, y de esta manera rechazaron la benignidad de Dios. Y con sobrada razón. Pues El dice: Amigo, no te hago injusticia; quiero dar también a éstos lo mismo que a ti (Matth., XX, 13, 14). Mejor dicho, ellos no son dignos ni aún de esta respuesta. Porque aquel, aunque lo llevaba a mal, con todo, podía alegar los trabajos de todo el día, y fatigas, calores y sudores; pero ellos ¿qué pueden decir? Nada de eso, si no es pereza, intemperancia e innumerables males que continuamente les reprendían los Profetas todos, por lo cual también ellos ofendieron a Dios lo mismo que los gentiles. Y esto lo declaraba Pablo, diciendo: Porque no hay distinción (entre judíos y gentil); pues todos pecaron y necesitan de la gloria de Dios, siendo justificados de balde por la gracia de el (Rom., III, 22, 24). Este capítulo lo desarrolla en aquella carta con utilidad y grande sabiduría. Y más arriba hace ver que son dignos de mayor castigo. Porque todos los' que en la ley pecaron, dice, por la ley serán juzgados (Ibid., II, 12); esto es, más duramente, pues además de la naturaleza tienen la ley que los acusa. Y no sólo por esta razón, sino también por haber sido causa de que entre los gentiles fuera Dios blasfemado: Porque mi nombre, dice, es por vues­tra causa blasfemado entre los gentiles (Rom., II, 24; Is., LII, 5; Ezech., XXXVI, 20). Ya, pues, que esto era lo que más los carcomía —como que a los mismos convertidos del judaísmo a la fe les parecía cosa estupenda, y por eso echaban en cara a Pedro, cuando volvió a ellos de Cesarea, que había ido a gente incircuncisa, y comido con ellos; y aún después de enterados de la providencia de Dios, todavía aún así se admiraban de cómo se había derramado también a los gentiles la gracia del Espíritu Santo, dando a entender con su asombro que jamás hubieran esperado ellos esta maravilla—: como sabía, pues, que esto era lo que más les llegaba al alma, no deja piedra por mover, a fin de vaciar su hinchazón y deshacer su arrogancia, inflada hasta más no poder.Y mira cómo lo hace. Después de haber hablado de los gentiles, y demostrado que no tenían por ningún aparte excusa alguna ni espe­ranza de salvación, y reprendídolos fuertemente por su perversidad de doctrinas e impureza de vida, traslada su razonamiento a los judíos, y después de haber recapitulado lo que de ellos dijo el Profeta, que eran execrables, fraudulentos, astutos, que todos se hicieron inútiles, y que nadie entre ellos buscaba a Dios, sino que todos se desviaron y otrascosas semejantes, añadió: Y sabemos que cuanto la ley dice, se lo dice a aquellos que están en la ley; para que toda boca se cierre, y todo el mundo se sujete a Dios... Pues todos pecaron y necesitan de la gloria de Dios (Rom., III, 18, 23). Luego, ¿por qué te engríes, oh judío? ¿Por qué te ensorberdeces? Cerrada queda tu boca, destruida tu libertad, con todo el mundo quedas tú también hecho súbdito, y lo mismo que los demás estás en necesidad de ser justificado gratuitamente. Debieras, cierto, aunque hubieses obrado bien, y tuvieses mucha li­bertad con Dios, no envidiar por eso a los que habían de obtener misericordia y ser salvos por clemencia. Porque maldad extrema sería consumirse por los bienes ajenos, y sobre todo cuando no se te seguía de ello perjuicio alguno. Si la salvación de los demás dañara a tus bienes, tendría razón de ser la tristeza: aunque ni aún entonces para quien sabe filosofar (y ser virtuoso). Pero si ni con el castigo ajeno aumenta tu premio, ni con su bien disminuye, ¿por qué te atormentas a ti mismo, porque otro se salva gratis? Convenía, pues, como antes he dicho, que aunque fueras del número de los que obraron bien, no te mordiera la envidia por la salvación concedida gratis a los gentiles, pero, siendo como eres reo de los mismos delitos ante el Señor, y habiéndolo ofendido lo mismo también tú, llevar a mal los bienes ajenos, y engreírte como si tú solo debieras ser particionero de la gracia, es hacerte reo no sólo de envidia y arrogancia, sino también de extrema locura, y acreedor por ello a todos los más terribles tormen­tos: pues plantaste en ti mismo la soberbia, que es raíz de todos los males. Por lo cual un sabio decía: Principio de pecado es la soberbia (Eccli., X, 15); esto es, raíz, fuente y madre. Así cayó el primer hombre de aquel feliz estado; así también el mismo Satanás que le engañó fue derribado de la cumbre de su dignidad. De ahí que, viendo el perverso que la naturaleza de este pecado bastaba para derribar de los mismos cielos, emprendió este camino, cuando trató de derribar a Adán de tan grande honor. Pues habiéndole inflado con la promesa de la igualdad con Dios, le hizo reventar y le derribó a las mismas profundidades del infierno. Y es que nada hay que así nos enajene de la benignidad de Dios, y deje a merced del fuego del infierno, como la tiranía de la soberbia. Porque si la tenemos, toda nuestra vida se corrompe, por más que ejercitemos la castidad, la virginidad, el ayu­no, la oración, la limosna y cualquiera otra virtud. Inmundo, dice (la Escritura), delante del Señor todo soberbio en su corazón (Prov., XVI, 6).


V
Reprimamos, pues, esta hinchazón del alma, sajemos este tumor, si es que queremos ser puros y librarnos del suplico preparado para el diablo. Pues, en efecto, que el arrogante haya de sufrir necesariamente lo mismo que él, óyeselo decir a San Pablo: No sea neófito, para que hinchado de soberbia, no caiga en el juicio y lazo que el diablo (1 Tim., III, 6). ¿Qué significa juicio? En la misma condenación, dice, en el mismo suplicio.Pues ¿cómo, se dirá, puede uno huir de este mal? Si considera su propia naturaleza y la muchedumbre de sus pecados, la grandeza de los tormentos de la otra vida y lo pasajero de lo que en ésta parece glorioso, que no se diferencia del heno, y se marchita con más facilidad que las flores de primavera.Si revolvemos continuamente estas ideas dentro de nosotros mis­mos, y tenemos en nuestra memoria a los que más se distinguieron por su virtud, no podrá fácilmente levantarnos el demonio, por mucho que se esfuerce, ni aún comenzar siquiera a suplantarnos. El Dios de los humildes, el bueno y benigno, El nos de a vosotros y a mi un corazón contrito y humillado. Puesto que así podremos llevar a cabo todo lo demás con facilidad, para honor de Nuestro Señor Jesucristo, por el cual y con el cual sea la gloria al Padre, juntamente con el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.


Amén.

lunes, 6 de abril de 2009

Domingo de Ramos: Forma antigua Vs Rito de 1955


El siguiente texto fue tomado de Quidlibet, Blog del R. P. Anthony Cekada.

En el rito tradicional, el sacerdote bendice los ramos en el altar en un "Misa Seca" (una ceremonia que sigue la estructura de una misa). La procesión sigue y, a continuación, la Misa adecuada en la que la Pasión es cantada. La "Misa seca" es una supervivencia de la antigua práctica romana, en la cual el Papa bendecía los Ramos de Olivo durante la Misa en una iglesia, para ir en procesión a otra, ofreciendo una segunda misa.
En el rito de 1955, la "Misa seca" fue suprimida. El sacerdote bendice los Ramos, no en el Altar, sino en una mesa, detrás de la cual está "la gente" - la primera vez que se produce una alteración en la dirección en la liturgia romana. En lugar de vestiduras violeta, se utilizan vestiduras rojas, como en el Novus Ordo. Sólo una oración de bendición se utiliza, mientras que se empleaban cinco en el antiguo rito.
Para la procesión, los reformistas abolieron la mística ceremonia en la puerta de la iglesia - la alternancia de coros dentro y fuera de la iglesia, y el llamado a la puerta, que simboliza la entrada de Cristo en la búsqueda de la Ciudad Santa.
Después de la procesión en el nuevo rito, el sacerdote canta el final de la colecta de cara a la gente, dando la espalda al tabernáculo. En el rito del '55, la oración a los pies del altar desaparece por completo de la Misa, y el sacerdote sube al altar y lo inciensa. Si hay otros para ayudar a los ministros, el celebrante no lee la Escritura él mismo, sino que se sienta en el banquillo a escuchar los lectores. La unción en Betania se omite desde el comienzo de la Pasión, y el establecimiento de la guardia en la tumba se omite en el final. El Último Evangelio de la Misa es suprimido.

PUERI HEBRAEORUM

Presentamos a continuación la letra en latín y su traducción al castellano de la antífona Pueri Hebraeorum, así como la partitura.

Latín



Pueri Hebraeorum,
portantes ramos olivarum,
obviaverunt Dominus,
clamantes et dicentes:
Hosanna in excelsis.

Pueri Hebraeorum
vestimenta prosternebant
in via et clamabant dicentes:
Hosanna Filio David,
benedictus qui venit in nomini Domini


Español:


Los niños de los judíos,
tomando en sus manos ramos de olivos,
salieron al encuentro del Señor;
gritaban y decían:
¡Alegría en el cielo!

Los niños de los judíos
extendían sus vestidos en el camino
y gritaban diciendo:
¡Alegría por el Hijo de David;
bendito el que viene en el nombre del Señor!