domingo, 28 de febrero de 2010

El aborto debilita los derechos de la mujer

Tomado de Conoze.com


Para solucionar correctamente un problema es imprescindible analizarlo desde todas las perspectivas posibles y, sin duda, en el asunto del aborto hay aspectos que permanecen ocultos para la mayor parte de la población. Que nadie se equivoque: el debate actual sobre el aborto no está en aclarar si el feto es o no un ser humano, sino en si ha de prevalecer el derecho de las mujeres a abortar sobre el de sus hijos a nacer y vivir. Cuando se ven imágenes de niños despedazados por un aborto se tienen muy pocas dudas de que con una, eufemísticamente denominada, «interrupción voluntaria del embarazo» no se interrumpe momentáneamente nada sino que se termina definitivamente con la vida de un miembro de la especie humana.
La incidencia del aborto entre las mujeres inmigrantes es cinco veces mayor que entre las españolas. La estrecha relación entre la incidencia del aborto y el grado de vulnerabilidad económica y social de las mujeres extranjeras no sólo se manifiesta en sus mayores tasas de aborto sino también en los más altos niveles de violencia machista (seis veces superiores al de las españolas). Socialmente resulta mucho más barato financiar un aborto a una mujer en dificultades que apoyarle con ayudas que le permitan tomar una decisión verdaderamente libre sobre su maternidad. No hay libertad cuando no hay opción de elegir. En apariencia las leyes del aborto dan más autonomía reproductiva a las mujeres, pero en el fondo son el mecanismo más barato, insolidario y atentador contra su libertad.
Si lo que se quiere es dar absoluta libertad para que las mujeres puedan decidir plenamente sobre su maternidad, ¿por qué se proponen leyes que limitan el derecho al aborto hasta un determinado período de gestación y no se permite, por ejemplo, que una mujer pueda «interrumpir su maternidad» hasta pasadas unas semanas después del nacimiento? La hipocresía que rezuman las sociedades occidentales es de tal grado que existen países donde es legal poder abortar a un niño hasta el mismo momento antes de nacer utilizando, por ejemplo, la técnica del aborto por nacimiento parcial. Ésta consiste en extraer al niño no nacido por los pies fuera del vientre materno y, mientras la cabeza aún se encuentra en el útero (con lo que, por tanto, aún «no ha nacido» técnicamente), el médico le realiza una incisión en la nuca y, con una aspiradora, extrae la masa cerebral provocándole la muerte. Resulta estremecedor, pero ocurre.
La doble moral aplicada es tan llamativa que en algunos países se considera maltrato infantil que un padre propine una bofetada a su hijo y, sin embargo, se permite dejar morir a los fetos que sobreviven a un intento de aborto. En el Reino Unido, 66 niños sobrevivieron a un intento de aborto durante el año 2005. A los que nacen vivos en estas circunstancias no se les atiende médicamente y se les deja agonizar (a veces durante horas) hasta que mueren. En el año 2007, se abortaron en España 2.164 fetos con 21 ó más semanas de gestación, aunque el Gobierno no informa de cuántos llegaron a nacer vivos.
Una estrategia típica del proabortismo es sacar a la luz situaciones trágicas pero excepcionales con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de una legislación que permita el aborto. La realidad es que estos casos son puntuales. En España, en el año 2007, de las de 112.138 mujeres que abortaron, tan sólo 10 (sí, lee usted bien, sólo 10) alegaron que habían sido violadas. Por otra parte, los sistemas sanitarios de los países occidentales son tan avanzados que los casos en que el embarazo supone un peligro real para la vida de la madre son muy raros. Por ejemplo, si en España sólo se permitiera el aborto a las mujeres violadas o a las que su vida corriera realmente peligro, las tasas se reducirían en más de un 99 por ciento.
¿Sabían ustedes que son muchísimas más las mujeres que fallecen como consecuencia de las complicaciones médicas que generan los 27 millones de abortos «legales» que se practican en el mundo todos los años, que las embarazadas que mueren porque en sus países no se les permite abortar? Según datos de Naciones Unidas, el 99,5 por ciento de la población mundial vive en países donde las mujeres pueden terminar con el embarazo legalmente si corren realmente peligro sus vidas.
Muchas organizaciones internacionales, incluida la ONU, llevan empeñadas muchos años en transmitir la idea de que la provisión de servicios abortivos es una medida eficaz para reducir la mortalidad materna (la que ocurre entre las mujeres como consecuencia del embarazo) en los países en vías de desarrollo. Las estadísticas más recientes muestran que, de las muertes maternas que se producen en África, no llega al 4 por ciento las que se deben a un aborto ilegal. Este porcentaje no llega al 6 por ciento en Asia. La inmensa mayoría de las muertes maternas se debe a razones como las hemorragias postparto, infecciones, malaria y anemia. Sin embargo, se utiliza la mortalidad materna como excusa para promocionar costosas campañas mediáticas internacionales favorables al aborto.
Lo que nunca hacen las organizaciones pro abortistas ni los gobiernos es sacar a la luz la vasta literatura científica que detalla las muy frecuentes dificultades que tienen que encarar las mujeres que abortan y que limitan su calidad de vida posterior: problemas psicológicos y psiquiátricos (estrés postraumático, suicidios), futuros partos prematuros, más casos de embarazos ectópicos y de cáncer de pecho, etc.
La mayor parte de las feministas consideran que las leyes del aborto mejoran la situación de la mujer en la sociedad. Sin embargo, los datos estadísticos nos dicen otra cosa muy distinta. Dadas las facilidades de los modernos sistemas que permiten conocer el sexo de los fetos, no es casualidad que la mayoría de abortos en el mundo sean de niñas y no de niños. En muchas sociedades se prefieren los hijos varones a las féminas. Antes era común el infanticidio femenino en sociedades orientales, ahora no es necesario esperar a que nazca una niña para matarla, se la elimina antes de nacer. Algunas estimaciones de Naciones Unidas calculan que en Asia faltan entre 100 y 200 millones de mujeres. En los últimos 20 años se han abortado en China unos 30 millones de niñas por razón de su sexo y más de 10 millones en India. En muchos países asiáticos, el vientre de muchas madres se ha convertido en las tumbas de sus hijas. El aborto selectivo según el sexo no es algo exclusivo de lejanos países orientales. En varias comunidades de inmigrantes asiáticos residentes en Canadá, Inglaterra y EE.UU. se sabe que miles de niñas ya han sido abortadas por el simple hecho de ser del sexo no deseado por sus padres.
Frente a este «feminicidio», las organizaciones pro abortistas y los partidos políticos «progresistas» guardan un irresponsable y cómplice silencio porque saben que no pueden defender que el derecho al aborto es bueno para las mujeres occidentales y malo para las orientales. Ninguna de esas organizaciones se manifiesta contra el mecanismo más agresivo y violento y que más muertes de mujeres se cobra cada año en el mundo: el aborto procurado. ¿Con qué argumentos éticos podemos los occidentales pedir a las sociedades asiáticas que no aborten a sus hijas si nosotros permitimos que una mujer aborte por cualquier motivo en los primeros meses de gestación?
Las consecuencias sociológicas y demográficas del desequilibrio de sexos son muy graves. Decenas de millones de hombres (los más pobres) no podrán encontrar pareja. Las profesoras V. Hudson y A. Boer, en un estudio doblemente premiado sobre las implicaciones del excedente de varones, señalan que éste genera más violencia contra las mujeres. China tiene la mayor tasa de suicidio femenino del mundo y, además, es el único país donde la tasa de suicidio entre las mujeres es superior a la de los hombres. El estatus de las mujeres se rebaja cuando éstas escasean ya que los hombres tienden a controlarlas más. En India y China ya existe un floreciente tráfico de mujeres que satisface los deseos de hombres solteros dispuestos a pagar para casarse. Muchas jóvenes son compradas y secuestras en lugares rurales y deprimidos para ser vendidas a hombres adinerados. En definitiva, lo que nos dicen los datos es que el aborto no sólo no libera a las mujeres sino que, además, acentúa y perpetúa la dominación machista.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Abbé de Nantes RIP


El Abbé George de Nantes murió el día 15 de febrero del corriente año. Nadie puede dudar que fue un verdadero héroe en el movimiento tradicional, un hombre que elevó su voz cuando otros buscaban soluciones de compromiso, quien acusó por vez primera a los Papas Conciliares de Herejía y esperó (como muchos) un "juicio" contra Pablo VI por parte de los Obispos... Se especula que en el Breve Examen Crítico vió el inicio del hipotético proceso y en consonancia estaba su "Libro de acusación" contra Pablo VI y luego Juan Pablo II.
Polémico, audáz, de fuerte caracter fue un gran apologista y creador de la Contra Reforma Católica en el Siglo XX-XXI.

Gran apostol de fátima, poseedor de una espiritualidad increible, sus méritos y su lucha por la Verdadera Doctrina Católica contra la Iglesia Conciliar le dará un día... el día de la Victoria de la Tradición el lugar que le corresponda.
Roguemos a Dios y a la Santa Virgen María por el eterno descanso de este sacerdote que fue fiel a la Verdad, hasta el último aliento de su vida.

Dominicos y jesuitas, un poco de humor

Este chiste es común entre los Padres Predicadores y dice asi:

P ¿En que se parecen los jesuitas y dominicos?
R: Bueno, ambos fueron fundados por los españoles, Santo Domingo de los dominicos, y San Ignacio de Loyola de los jesuitas.También fueron ambas fundadas para luchar contra la herejía: los dominicanos a luchar contra los albigenses y los jesuitas para luchar contra los protestantes.

P: ¿Cuál es la diferencia entre los jesuitas y dominicos?
R: Bueno, ¿has conocido a albigenses últimamente?

Por que la sotana


Visitando el Blog amigo de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia leemos este hermoso artículo que nos habla de las excelencias de la sotana. Imperdible para aquellos modernistas que nos suelen responder "el habito no hace al monje":


El hábito eclesiástico es un signo de consagración para uno mismo, nos recuerda lo que somos, recuerda al mundo la existencia de Dios, hace bien a los creyentes que se alegran de ver ministros sagrados en la calle, supone una mortificación en tiempo caluroso.

El sacerdote al mirarse en el espejo o en una foto, y verse revestido de un hábito eclesiástico piensa: tú eres de Dios.

Bajo la sotana, el sacerdote viste como el común de los hombres. Pero revestido con su traje talar, su naturaleza humana queda cubierta por la consagración.

El que viste su hábito eclesiástico es como si dijera: el lote de mi heredad es el Señor.El color negro recuerda a todos que el que lo lleva ha muerto al mundo. Todas las vanidades del siglo han muerto para ese ser humano que ya sólo ha de vivir de Dios. El color blanco del alzacuellos simboliza la pureza del alma. Conociendo el simbolismo de estos dos colores es una cosa muy bella que todas las vestiduras del sacerdote, incluso las de debajo de la sotana, sean de esos dos colores: blanca camisa y alzacuellos, negro, pantalones y zapatos.El hábito eclesiástico también es signo de pobreza que nos evita pensar en las modas del mundo. Es como si dijéramos al mundo: Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre.

La vestimenta propia del sacerdote es la sotana. Pero el clériman también es un signo adecuado de consagración, manifestando esa separación entre lo profano y lo sagrado. Aunque el hábito eclesiástico propio del presbítero sea por excelencia la túnica talar, el clériman es un hábitus ecclesiasticus y todo lo que aquí se dice a favor de la sotana, se puede aplicar al clériman. En caso de que estas hojas las lea un religioso, evidentemente, lo dicho aquí de la sotana valdrá para su propio hábito religioso.

viernes, 19 de febrero de 2010

Catecismo Mayor de San Pio X


Ante un comentario reciente de María Ester he decidido subir para todos ustedes un enlace que contiene el texto completo del Catecismo Mayor de San Pío X. Pueden encontrarlo haciendo click aquí.

Si en cambio lo que desean es descargarlo para leerlo cuantas veces quieran en su PC (e incluso imprimirlo) les recomiendo hacer click aquí para bajarlo en archivo zip.



Ayuno y abstinencia según el Catecismo Mayor de San Pío X

495.- ¿Qué nos manda el cuarto mandamiento de la Santa Madre Iglesia: AYUNAR Y ABSTENERSE DE COMER CARNE CUANDO LO MANDA LA SANTA MADRE IGLESIA?
- El cuarto precepto de la Iglesia, con las palabras: Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa Madre Iglesia, nos manda que guardemos el ayuno en la Cuaresma; y nos abstengamos de tomar carne y su caldo en ciertos días.

496.- ¿En qué consiste el ayuno? - El ayuno consiste en no hacer más que una sola comida fuerte al día, permitiéndose la colación por la noche y la parvedad por la mañana, el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

497.- ¿De qué sirve el ayuno? - El ayuno sirve para disponernos mejor a la oración, para hacer penitencia de los pecados cometidos y para preservarnos de cometer otros nuevos.

498.- ¿Quien está obligado al ayuno? - Al ayuno están obligados todos los cristianos desde los diez y ocho años cumplidos hasta los sesenta incoados, si no están dispensados o excusados por legítimo impedimento.

499.- ¿Están exentos de la mortificación los que no tienen obligación de ayunar? - Los que no tienen obligación de ayunar no están exentos de la mortificación, porque todos estamos obligados a hacer penitencia.

500.- ¿Para qué fin se instituyó la Cuaresma? - La Cuaresma se instituyó para imitar en alguna manera el riguroso ayuno de cuarenta días que Jesucristo practicó en el desierto y para prepararnos por medio de la penitencia a celebrar santamente la Pascua.

502.- ¿Para qué fin se ha instituido el ayuno de las vigilias? - El ayuno de las vigilias se ha instituido para prepararnos a celebrar santamente las fiestas principales.

Miercoles de ceniza



A imitación de los Ninivitas, los cuales hicieron penitencia bajo la ceniza y el cilicio, la Iglesia, para domar nuestro orgullo y recordarnos la sentencia de muerte que sobre nosotros recae en pena del pecado, pone hoy ceniza1 sobre nuestras cabezas, diciendo: «Acuérdate, hombre, de que eres polvo y al polvo has de volver». Tenemos ahí el vestigio de una antigua ceremonia. Los cristianos que habían cometido algún pecado grave y público debían también someterse a pública penitencia, y para eso, el Miércoles de Ceniza, el Pontífice bendecía los cilicios que los penitentes iban a llevar puestos durante toda la Santa Cuarentena, y les imponía la ceniza sacada de las palmas que habían servido el año anterior para la procesión de los Ramos. Luego, mientras los fieles rezaban los Salmos penitenciales, se «expulsaba a los penitentes del lugar santo, por causa de sus pecados, como había sido arrojado Adán del Paraíso por su desobediencia» (Pontifical). Los penitentes no dejaban sus vestidos de penitencia, ni entraban en la iglesia hasta el Jueves Santo, después de haber sido reconciliados por los trabajos de la penitencia cuaresmal y por la confesión y absolución sacramentales.

El Papa Urbano VI, en el Concilio de Benevento (1091) mandó que la ceniza fuese impuesta también a los simples fieles porque «Dios perdona los pecados a los que de ellos se duelen» (Introito). «Es rico en misericordias para con los que a Él se vuelven de todo corazón por el ayuno, las lágrimas y gemidos» (Epístola). Y no hemos de desgarrar nuestros vestidos en señal de dolor, cual lo hacían los Fariseos, sino nuestros corazones (Epístola).
«Saquemos de la Eucaristía el auxilio de que hemos menester» (Poscomunión), a fin de que, «celebrando hoy la apertura solemne del ayuno sagrado» (Secreta), «terminemos la carrera con una devoción que nada sea capaz de turbar» (Or.).

1. La ceniza es símbolo de penitencia, y bendita por la Iglesia, se trueca en un sacramental que nos mueve a desarrollar en nosotros el espíritu de humildad y de sacrificio.

martes, 16 de febrero de 2010

la Iglesia Apostólica Católica de "Monseñor" Ermán Colonia

Volvemos a tratar en Sursum Corda de herejías, herejes cismáticos y modernistas... pero no ya los que están en Roma, sino otros que van más allá del Concilio Vaticano II.

Hoy comenzaremos con una pequeña iglesia "independiente" y "autocéfala" relacionada con el movimiento PROCONCIL que busca, como señalamos supra aplicar el vaticano II y superarlo, creando una nueva iglesia sumamente liberal "abierta" e "inclusiva" donde hasta se ordenen mujeres y homosexuales prácticantes. Ya hemos hecho referencia a este grupúsculo en una ocación, pero ahora queremos explorarlo un poco más, a fin de advertir sobre él.





Doctrina:

La doctrina de esta pequeña secta herética y cismática es dificil de precisar. En efecto, al ser modernista y ultra-liberal en ella "todo está permitido". El ecumenismo es uno de sus estandartes, por eso se trata de un cuerpo inclusivo donde todas las visiones son consideradas igualmente válidas. Hacen un gran incapié en el indigenismo (el centro está en Perú, donde gobierna el "Arzobispo" Ermán Colonia Figueroa) y en la ayuda a los "pobres".

Es de señalar que esta "ayuda" y "opción" por los pobres no es la que marca la caridad cristiana, antes bien "huele" demasiado al reclamo de Judas ante Nuestro Señor.

Una suerte de "credo" y "objetivos" la relatan en la página llamada "¿Quienes somos?", allí declaran que entre sus objetivos están:




Avisorar participar de la gran unión ecuménica de todas las Iglesias
Cristianas, comunidades, grupos, movimientos y otros, en donde el centro de todo
y en todos sea Jesucristo único Salvador Señor y Mesías unidos en una comunión
espiritual donde ya no se den diferencias marcadas, adorando y alabando a Dios
en una gran celebración eucarística y crística, y trabajando juntos en construir
el reino de Dios en la tierra con sus valores, en una renovación espiritual e
integral constante en la evangelización de toda la persona y de todas las
personas, con el poder del Espíritu Santo y sus dones, carismas, frutos y
ministerios, en un proceso de liberación integral en una opción preferencial por
los más pobres, hasta la parusía.




Sacerdotes casados.

Es otro de los elementos distintivos de este grupo, y tal vez el origen y motor del mismo. Se trata entonces de un grupo de sacerdotes católicos-romanos que abandonaron el ministerio para ir detrás de una mujer... viendo que eran infieles a los votos que habian realizado prefirieron quedarse con las dos cosas. Desde esta página ellos insisten en la legitimidad del "celibato optativo" incurriendo en errores graves al compararse con las Iglesias de Rito Oriental en donde los presbíteros pueden contraer matrimonio... lo que no aclaran es que siempre deben estar casados antes de acceder a las Sagradas Ordenes. En cambio ellos, en su mayoría son desertores de la Iglesia Romana (Conciliar) que han formado un grupo aparte.

El "sacerdote casado" es la piedra angular y razón de ser de este grupo, lo vemos en sus links, donde nos dan a conocer la obra de Monseñor Cantor,





Indigenismo

Entre sus razgos sobresale el apelar a la cultura indígena pre-colombina y su "riqueza", así como exagerar y desfigurar la historia, apelando a las leyendas negras y tratando de convencer de la divinidad de los ídolos paganos (verdaderos demonios) que se adoraban en América antes de la Conquista... veamos un ejemplo:



Durante la etapa de confrontación de ideologías, los españoles
encontraron una cultura nativa superior a la suya, y deciden en un acto
demencial, destruir la Civilización Inca. Bajo el pretexto de "evangelizar", se
inicia una eliminación de la fe, los conocimientos, el arte, la tradición, las
técnicas, los oficios, la alegría, las fiestas; y pretenden presentar como
"ladinos" a todos los tahuantinsuyanos. Para ello, destruyen las instituciones,
las familias, los templos, las ciudades, los caminos, el idioma y principalmente
y por sobre todo los archivos, códices, escrituras, tradiciones, pinturas y
dibujos, donde almacenaban todo el saber heredado por milenios de las culturas
Pre Incas.


Pero no todo esta perdido, existe muchos símbolos que nos muestran la
ideología de los pre incas e incas. Podemos, lenta pero inexorablemente
reconstruir la ciencia y la filosofía perdidas. Como es el caso de la
Chacana

.

Seminario on-line.

Entre los servicios de la Cismática Iglesia Apostólica figura un "Seminario Virtual" que permite a cualquiera "instruirse" para acceder a las "sagradas ordenes". Si accedemos a él veremos varios textos que carecen de cualquier valor formativo: no explicitan la fe católica, ni aún la más básica, es una seguidilla de frases que halagan los oídos de los más progresistas: salvación fuera de la Iglesia, valor de las tradiciones indígenas paganas y satanistas, teología de la liberación, retórica de la pobreza y un largo etcétera.

Conclusión

Indigenismo, falso ecumenismo, indiferentismo religioso, teología de la liberación... todo esto aornado con el modernismo más aberrante podemos apreciar si visitamos el sitio web de esta "pequeña iglesia" tan herética como cismática.

Lindsay Lohan: sacrílega y escandalosa


Lindsay Lohan, actriz y cantante (sobre cuyo trabajo preferimos no referirnos por razones evidentes), ha provocado un nuevo escándalo al posar para la revista Purple como Nuestro Señor Jesucristo.

Según se puede ver posó con los brazos extendidos "crucificada", vestida con una túnica blanca y una corona de espinas.

¿Es este el derecho a difamar ya insultar que tanto quieren los defensores de la libertad de prensa?

lunes, 15 de febrero de 2010

Un resumen (pro) del gobierno de Ratzinger

Es muy gracioso, eso no lo podemos negar.


Monseñor Julio Aonzo: ¿Que será de él?

Desde hace un tiempo estoy visitando el Blog de Monseñor Julio Aonzo y no veo novedades en él, salvo una entrada del 15 de noviembre del año 2009, titulada: "La creación de la mujer".
Esperemos que la falta de respuesta al llamado por la unidad que Monseñor hiciera en su momento no haya sido motivio para que perdiera las esperanzas en la lucha que, todos, desde la tradición, estamos realizando.
¡Fuerza Monseñor!
¡Fuerza a todos los sacerdotes!

domingo, 14 de febrero de 2010

Monseñor Fellay: el acuerdo no es humanamente posible

Monseñor Fellay dijo en su sermón durante la fiesta de Purificación:

"Y ahora, se pregunta, ¿un resultado se logrará en las conversaciones
con Roma, que pronto tenemos un acuerdo? Francamente, sinceramente, hablando en
términos humanos, no vemos tal acuerdo a la vista. ¿Qué significa un acuerdo ?
En qué estamos de acuerdo? En el hecho de que sólo a través de la Iglesia nos
encontramos con los medios de salvación? ...
"Esto no significa el abandono
de la verdad para encontrar un camino intermedio, no absolutamente, sí, en
términos humanos, no vamos a llegar a un acuerdo, la forma de ver las cosas,
[las negociaciones] no sirven para nada, en términos humanos . Sin embargo,
cuando hablamos de la Iglesia, no hablamos en términos humanos, hablamos de una
realidad sobrenatural a la que Nuestro Señor le prometió que no dejaría, en
contra de que las puertas del infierno no prevalecerán. Y, por tanto, incluso si
nos enfrentamos a una realidad difícil y contradictorio, sabemos que los
acontecimientos están en manos de Dios, El tiene los medios para poner las
cosas en orden. Sería adecuado recordar que para hablar y debatir es necesario,
pero no es suficiente: Cuando se habla de salvar almas, si se considera cómo
Dios rescató a la Iglesia de otras crisis que se enfrenta a través de los
siglos, vemos que la santidad es aquella con la que renueva y cura de la
Iglesia. Sin la gracia, y quedan únicamente en el plano de los hombres , todo
está perdido desde el principio. Todos nosotros, como católicos, debe, por
tanto, actuar, avanzar en la gracia, en el amor de Dios, en la caridad
".

Educación católica

Cuando cursaba mi carrera de grado tenía una materia llamada Residencia y practica de la enseñanza. La bibliografía, además de ser atrazada era lamentable, conceptos como neoliberalismo, imperio, capitalismo salvaje, etc se mezclaban sin cesar con conceptos erroneos que de tan solo leerlos inducian al vómito. Por ejemplo se hablaba de los cuasi mercados educativos (los mercados existen o no, no hay algo así como un cuasi-mercado), decía que el estado competía en el mercado a la vez que lo regulaba (el mercado no puede ser regulado en una situación verdadera de libre mercado), o que el gobierno de Frondizi fue un gobierno coordinado con el imperialismo norteamericano (supongo que por eso lo derrocaron los militares comunistas...).
Pero lo peor era el rol que adjudicaba al docente, que no tenía que "enseñar" sino ayudar a hacer la revolución desde el aula. Naturalmente los textos eran de los años '70-'80 y sinceramente, lamentables.
Pensemos ahora un poco: los niños de nuestro país son educados por profesores que se forman con este material, muchos de los que cursan esas materias realmente se creen toda esa patraña pseudo-izquierdista. ¿Que opción hay? Creo que lo mejor que podemos hacer con los niños es a la vez que se los envía a la escuela, iniciar programas de educación católica en nuestros hogares, similares a los que existen en Estados Unidos, pero solamente centrados en los valores de la vida, la familia cristiana. Además de mi trabajo de historiador, doy clases en un colegio y sinceramente estuve pensando en formas de "cristianizar" mi trabajo mucho más, tal vez se podrian invitar a fundaciones pro-vida a que den charlas en las escuelas, se podria llamar a verdaderos profesionales en ética para que expliquen a nuestros jovenes y adolescentes la importancia de cuidar y respetar su cuerpo y no caer en una sexualidad desenfrenada y sinceramente suicida.
Tal vez es hora de dejar de quejarnos y comenzar a trabajar.

lunes, 8 de febrero de 2010

El limbo: un lugar inexistente


Cuando hace muy poco tiempo la Comisión teológica Internacional redactó un texto donde se expresaba no ser un dogma de fe el “limbo” muchos consideraron que por solo eso se corroboraba una herejía más de parte de Ratzinger y toda la cúpula conciliar. Sin embargo, como bien señalaron autores como el Padre Anthony Cekada en eso ni la comisión teológica, ni los modernistas del Vaticano habían incurrido en ningún error. Uno puede ser perfectamente católico, plenamente ortodoxo y fiel a la Santa Doctrina sin creer en el limbo. El problema radicaba en las consecuencias que en la mente modernista se deribaban de la inexistencia de tal “lugar”: los niños muertos sin bautizar iban al paraíso donde gozarían de visión beatífica junto con los salvos.
En el presente texto demostraremos: en primer lugar que el limbo no puede ser jamás un dogma de fe católico porque constituye en sí mismo un error teológico que si bien no es herético, es próximo a la herejía semi-pelagiana, y en segundo lugar que el Vaticano, con su jerarquía modernista incurre en la herejía pelagiana toda vez que niega la existencia de la transmisión del Pecado Original.


La caída y la Gracia.
Es dogma católico que con la caída de nuestros padres (el pecado original) la naturaleza humana quedó terriblemente herída, el genero humano “hecho inmundo” (Is 64,4) perdio completamente la inocencia y así, despojados de todas las virtudes, fue arrojado del Paraíso. El hombre, quedó entonces como un esclavo del pecado y del Demonio, lejos de Dios se hizo merecedor del infierno.
Esta falta no quedó en Adán, como sostenían los pelagianos y los reformadores del Siglo XVI (Wycliff y Zwilingo), ni se borró en el vientre materno de los predestinados (como imaginó Calvino), sino que el Concilio de Trento afima:




Si alguno afirma que la prevaricación de Adán le dañó a él solo y no a su
descendencia; que la santidad y justicia recibida de Dios, que él perdió, la
perdió para sí solo y no también para nosotros; o que, manchado él por el pecado
de desobediencia, sólo transmitió a todo el género humano la muerte y las penas
del cuerpo, pero no el pecado que es muerte del alma: sea anatema, pues
contradice al Apóstol que dice: Por un solo hombre entró el pecado en el mundo,
y por el pecado la muerte, y así a todos los hombres pasó la muerte, por cuanto
todos habían pecado [Rom. 5, 12; v. 175]
(Dz 789)


A raíz de esto es imposible, como enseñó San Agustín que el hombre pueda agradar a Dios, para ello debe ser justificado, como repitió dogmáticamente el Sacrosanto Concilio de Trento. ¿Qué es la justificación? Es el acto que lleva al hombre del Estado de Caída al Estado de Gracia, que nos regenera y nos permite permanecer en el camino de Dios durante la vida y después de la muerte, contemplarlo y adorarlo en su Santa Presencia.
Quienes mueren en pecado no son sino merecedores del infierno por culpa propia. Dios no castiga a nadie si no es por su propia culpa. Somos merecedores del infierno por todos nuestros pecados y si nos mantenemos en la Fe, en la Verdad y en la Vida no es por nuestros méritos, sino por la Gracia de Dios que nos permite obrar bien y sostenernos. Sin la gracia no somos nada. Es por ello que debemos, en nuestras oraciones pedirle a Dios que nos la aumente, debemos confesarnos periódicamente, debemos acercarnos al Santísimo y adorarle, debemos comulgar espiritualmente en caso de estar en pecado, pidiendo al Señor que nos de la Gracia de levantarnos de nuestra caída y que así, limpios por la Gracia podamos hincarnos de rodillas y recibirle sacramentalmente.


El bautismo.
El Bautismo es un sacramento absolutamente necesario para la justificación. Sin el bautismo nadie, absolutamente nadie puede aspirar a la salvación de su alma, sino que por el contrario se condena. El Bautismo nos limpia del Pecado Original y nos hace hijos de Dios:




El primer lugar entre los sacramentos lo ocupa el santo bautismo, que es la
puerta de la vida espiritual, pues por él nos hacemos miembros de Cristo y del
cuerpo de la Iglesia. Y habiendo por el primer hombre entrado la muerte en
todos, si no renacemos por el agua y el Espíritu, como dice la Verdad, no
podemos entrar en el reino de los cielos [cf. Ioh. 3, 5]. La materia de este
sacramento es el agua verdadera y natural, y lo mismo da que sea caliente o
fría. Y la forma es: Yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del
Espíritu Santo. (…) El efecto de este sacramento es la remisión de toda culpa
original y actual, y también de toda la pena que por la culpa misma se debe. Por
eso no ha de imponerse a los bautizados satisfacción alguna por los pecados
pasados, sino que, si mueren antes de cometer alguna culpa, llegan
inmediatamente al reino de los cielos y a la visión de Dios. (Dz 696: Concilio de Florencia)


Nadie puede aspirar a la Gloria del Padre sin el bautismo, por ello el Concilio de Florencia decretó en la Cantate Domino .



Firmemente cree, profesa y predica que nadie que no esté dentro de la
Iglesia Católica, no sólo paganos, sino también judíos o herejes y cismáticos,
puede hacerse participe de la vida eterna, sino que irá al fuego eterno que está
aparejado para el diablo y sus ángeles [Mt. 25, 41], a no ser que antes de su
muerte se uniere con ella; y que es de tanto precio la unidad en el cuerpo de la
Iglesia, que sólo a quienes en él permanecen les aprovechan para su salvación
los sacramentos y producen premios eternos los ayunos, limosnas y demás oficios
de piedad y ejercicios de la milicia cristiana. Y que nadie, por más limosnas
que hiciere, aun cuando derramare su sangre por el nombre de Cristo, puede
salvarse, si no permaneciere en el seno y unidad de la Iglesia Católica




Remarquemos esto:

¿Puede salvarse alguien que esté sin bautizar por sus “Buenas obras”?
No.

¿Puede algún judío, pagano, o hereje salvarse por “obrar
bien”?
No, no puede.

¿Pero si estaba “de buena fe” en el
error?
El texto del Concilio es claro: irá al fuego eterno que está aparejado
para el diablo y sus ángeles.

¿Puede un catecúmeno que derrama su
sangre por Cristo salvarse?
El Concilio dice que nadie que no esté bautizado
con agua, de forma sacramental puede salvarse.



Esto es un dogma de fe, esta es la regla que tenemos que seguir sin dudar. No tenemos derecho a “atemperar” el magisterio por razones humanitarias, por lo que nos gustaría que fuera. La Iglesia habla, nosotros no solo escuchamos, sino que tenemos que someternos a su juicio infalible.
Para rematar podemos citar al II Concilio de Orange:


Si alguno porfía que pueden venir a la gracia del bautismo unos por
misericordia, otros en cambio por el libre albedrío que consta estar viciado en
todos los que han nacido de la prevaricación del primer hombre, se muestra ajeno
a la recta fe. Porque ése no afirma que el libre albedrío de todos quedó
debilitado por el pecado del primer hombre o, ciertamente, piensa que quedó
herido de modo que algunos, no obstante, pueden sin la revelación de Dios
conquistar por sí mismos el misterio de la eterna salvación. Cuán contrario sea
ello, el Señor mismo lo prueba, al atestiguar que no algunos, sino ninguno puede
venir a El, sino aquel a quien el Padre atrajere [Ioh. 6, 44]; así como al
bienaventurado Pedro le dice: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Joná, porque
ni la carne ni la sangre te lo ha revelado, sino mi Padre que está en los cielos
[Mt. 16, 17]; y el Apóstol: Nadie puede decir Señor a Jesús, sino en el Espíritu
Santo [1 Cor. 12, 3]
(Dz 181)



El magisterio es claro: nadie, absolutamente nadie que no fuera bautizado (hombre o mujer, adulto o niño) puede ser merecedor de la Gracia y de la Vida Eterna, sino que por el contrario es arrojado al infierno.



Pelagianos y semipelagianos en el origen del limbo.

Pero la pregunta vuelve al origen: ¿Qué pasa con un niño que muere sin bautizar? Para ello tenemos que situar dos herejías: la pelagiana y el semipelagianismo, que puede ser interpretado como herejía pura o como un error teológico que intentó conciliar las tesis pelagianas con la ortodoxia de la fe. San Vicente de Lerins fue un semipelagiano, se enfrentó a San Agustín… pero la Iglesia alabó al Santo de Hipona:


A Agustín, varón de santa memoria, por su vida y sus merecimientos, le
tuvimos siempre en nuestra comunión y jamás le salpicó ni el rumor de sospecha
siniestra; y recordamos que fué hombre de tan grande ciencia, que ya antes fué
siempre contado por mis mismos predecesores entre los mejores maestros.



Y su doctrina sobre la gracia es considerada infalible y libre de todo error:



Qué siga y guarde la Iglesia Romana, es decir, la Iglesia Católica, acerca
del libre albedrío y la gracia de Dios, si bien puede copiosamente conocerse por
varios libros del bienaventurado Agustín; sin embargo, en los archivos
eclesiásticos hay capítulos expresos que, si ahí faltan y los creéis necesarios,
os los remitiremos. Aunque quien diligentemente considere los dichos del
Apóstol, ha de conocer con evidencia lo que ha de seguir.
(San Hormisdas,
Sicut rationi Dz 173a)



Los pelagianos sostenían que los niños recien nacidos estaban en el mismo estado que Adán previo a la caída, es decir, estaban en estado de gracia y que al morir podían gozar de la visión beatífica.
El mismo Pelagio, luego de las condenas iniciales escribió un trabajo titulado “De libero arbitrio libri IV”, allí el hereje sostenía que los niños podían ser bautizados, sin embargo a estos el sacramento solo serviría para que entren en el Reino de Dios, porque los no bautizados aun excluidos del Reino de Dios gozaban de la vida eterna en un “tercer lugar”. Esto fue ampliado por sus discípulos. En ese tercer lugar, o lugar intermedio, los que morían sin bautizar gozaban de una felicidad terrena y no sufrían nada más que la exclusión del Reino de Dios, es decir, la visión beatífica.
La Iglesia Conciliar del Vaticano II va mas allá de esto y regresa a la posición inicial de Pelagio: los niños no bautizados acceden a la Gloria de Dios porque están libres de todo pecado. Están predestinados a la salvación y son puros de cualquier reato o mácula del Pecado Original. Todo esto fue condenado y el bautismo declarado necesario como dogma de fe.


Condena al pelagianismo y al “lugar intermedio”.

El XIV Concilio de Cartago, convocado contra los pelagianos y semipelagianos fijó la doctrina a seguirse respecto a la gracia y al bautismo. En él la influencia de San Agustín es evidentísima, quien lee esos cánones no puede sino remitirse continuamente a los escritos del gran Santo de Hipona.
El cánon segundo atacaba directamente la doctrina pelagiana de los niños nacidos en estado de gracia. De la misma forma ataca al “lugar intermedio” donde supuestamente los infantes no bautizados gozarían de una felicidad terrena. El texto es muy elocuente y nos muestra la verdad, asegurando su enseñanza en la Sagrada Escritura:



Igualmente plugo: Si alguno dijere que el Señor dijo: En la casa de mi Padre hay
muchas moradas (Ioh 14, 2), para que se entienda que en el reino de los cielos
habrá algún lugar intermedio o lugar alguno en otra parte, donde viven
bienaventurados los niños pequeños que salieron de esta vida sin el bautismo,
sin el cual no pueden entrar en el reino de los cielos que es la vida eterna,
sea anatema. Pues como quiera que el Señor dice: Si uno no renaciere del agua y
del Espíritu Santo, no entrará en el reino de los cielos (Ioh. 3, 5), ¿Qué
católico puede dudar que será partícipe del diablo el que no mereció ser
coheredero de Cristo? Porque el que no está a la derecha, irá sin duda alguna a
la izquierda.




Conclusión:
La doctrina del limbo entendida como un lugar intermedio de felicidad terrana, donde las almas de los niños sin bautizar no sufren otra cosa que la sola privación de la visión beatífica es muy cercana a las tesis pelaginas.
Yo personalmente, prefiero creer que el limbo no existe y que aquellos que mueren sin bautizar son arrojados al infierno, portadores del Pecado Original y por lo tanto aborrecibles a los ojos de Dios, tal como enseñó San Pablo, San Agustín y confirmaron los Concilios Ecuménicos.
Se que mi postura (que no es mía, sino la del Magisterio de la Iglesia) puede ser “poco estética”. Habrá quienes digan que la no existencia del limbo quita la misericordia a Dios. ¿Quiénes somos para juzgar la misericordia divina? ¿Somos más que Dios? Él nos salva gratuitamente, no nos debe nada, y salva a quien el quiere por su libre y magnífica voluntad. Dios salva a algunos para mostrar su misericordia, mientras que condena a los pecadores e impíos para mostrar su justicia.

La puerta abierta para los anglicanos no es para los sacerdotes católicos casados


El teólogo católico (conciliar) George Rutler, estadounidense converso del anglicanismo, y que actúa como sacerdote en Nueva York explicó que el anuncio de la del vaticano sobre la creación de Ordinariatos Personales para acoger a los feligreses y clérigos anglicanos, no es una puerta abierta para los ex sacerdotes católicos que abandonaron la Iglesia ni tampoco permite que los sacerdotes en funciones contraigan matrimonio.
El ex-anglicano realizó algunas aclaraciones importantes, por ejemplo:


estos sacerdotes anglicanos casados deberán ser ordenados completa y válidamente por un obispo católico. Siguiendo la costumbre ortodoxa, ellos han podido casarse solo antes de la ordenación anglicana y no después. Y ningún hombre casado se convertirá en obispo”, explicó el Padre Rutler aclarando que la Iglesia tampoco está abriendo una puerta a aquellos ex sacerdotes católicos que abandonaron la Iglesia y contrajeron matrimonio.


los obispos anglicanos que se unan a los ‘ordinariatos’ (católicos) ya no serán reconocidos como obispos. Por una concesión especial, los obispos anglicanos tendrán cierto derecho de autoridad pastoral, pero no serán obispos”.

El anuncio de la Santa Sede reitera la insistencia de la Iglesia Católica en que las sagradas órdenes anglicanas son inválidas, y en consecuencia también su eucaristía”.


Además insistió que los pedidos masivos de ingreso a la Iglesia Católica, son “una bofetada al anglicanismo liberal y un repudio total de la ordenación de mujeres, el matrimonio homosexual y el descuido general de la doctrina en el anglicanismo. De hecho, se trata de un rechazo definitivo del anglicanismo”.


Básicamente, el anglicanismo se interpreta como un patrimonio espiritual basado en la tradición étnica en lugar de la doctrina sustancial y deja en claro que no es una iglesia histórica, sino más bien una comunidad eclesial, que se desvió y ahora es invitada a regresar a la comunión con el Papa como Sucesor de Pedro”, indicó.


Fuente Aci Prensa.

Legionarios de Cristo: admiten solo parte del escándalo Maciel

Se trata de una de las organizaciones más poderosas y sin dudas de las que gozó con mas afecto y favor del Vaticano durante el gobierno de Juan Pablo II. Si bien externamente se parecen a la Opus Dei en su "tradicionalismo" y predica conservadora, los frutos de ambas son muy diferentes: hasta el momento no ha habido ninguna denuncia de abuso sexual o violacion de niños dentro del Opus, algo de lo cual los Legionarios de Cristo no pueden hacer gala.
Como es bien sabido, el fundador de la Legión fue un pedófilo y violador serial, hablamos del Padre Marcial Maciel, quien destruyó la vida de centenares de niños y lavó el cerebro de miles de personas gracias a su secta pseudocatólica. Al respecto recomendamos la lectura del libro El Legionario que relata la verdad del Caso Marcial Maciel, así como los horrendos crímenes cometidos en las diócesis de la Iglesia Conciliar de Estados Unidos.
¿Pero como ha reaccionado la Legión de Cristo ante esta situación? Esta es la carta que escribió el Director territorial en España



Queridos amigos:
Os mando a todos un saludo muy cordial, acompañado de mis oraciones para queDios nuestro Señor nos conceda un nuevo curso escolar lleno de gracias ybendiciones. Quisiera expresaros en primer lugar toda mi gratitud por la cercanía yel apoyo que habéis manifestado a través de cartas, conversaciones y encuentrospersonales en las circunstancias tan duras y difíciles que hemos afrontado en estosúltimos meses. Creo que hablo en nombre de todos mis hermanos legionarios deCristo y de los miembros consagrados del Regnum Christi si os digo cuánto hemosvalorado vuestra respuesta llena de espíritu sobrenatural, humildad y confianza en Dios.Durante este período de vacaciones he pensado con frecuencia y he orado muchopor cada uno de vosotros. Tras considerarlo ante el Señor en el sagrario, quisieraaprovechar estos momentos de inicio del curso para compartir algunas reflexiones yconsejos que nuestro director general, el padre Álvaro Corcuera, nos ha ofrecido en suscartas, conferencias y homilías, esperando que os ayuden y fortalezcan. Su liderazgo, lleno de humildad, prudencia y caridad cristiana, ha sido una verdaderabendición de Dios en estas circunstancias que nunca habríamos podido pensar niimaginar. Pidamos mucho a Dios por él para que siga sosteniéndolo e iluminándolo,animados por la certeza de que "todo coopera al bien de los que aman a Dios"(Rom 8,28).
Como ya todos vosotros sabéis, en el pasado reciente, después de que –en enero de 2005– se retirara el padre Marcial Maciel, llegamos a saber que había sostenido unarelación con una señora y había tenido una hija. Más recientemente en la prensa secomenzó a hablar de otras relaciones y otros hijos. Dado el carácter parcial de lainformación disponible y la imposibilidad de evaluar de modo inmediato y definitivo esta situación compleja, la Legión de Cristo no puede en estos momentoshacer una declaración al respecto.Toda esta información inesperada ha provocado, humanamente, reaccionesdiversas, según la personalidad, sensibilidad y situación personal de cada uno: dolor, miedo, sospecha, inseguridad, desengaño, compasión… No podría ser de otra manera. Todos hemos sentido el impacto de estas noticias, y nos encontramos necesitados de luz, consuelo y apoyo mutuo. Las distintas emociones y sensibilidades, la vasta maraña de información, rumores y especulaciones, unidos aldeber cristiano de no divulgar los pecados de otros han hecho difícil publicar el tipo de declaración directa que quizá algunos esperaban de nosotros. Se añade además el hecho de que no sabíamos, y que aún no sabemos, todos los datos de esta nueva realidad que nos toca vivir. Es posible que nueva información siga saliendo a la luz.Todo esto nos hace valorar aún más la sabiduría, sobriedad y el sentido pastoral conque actuó la Santa Sede sobre las acusaciones contra el padre Maciel.
Como se señaló en el comunicado publicado el 19 de mayo de 2006, la Congregación para la Doctrina de la Fe realizó una investigación e invitó al padre Maciel "a una vida reservada de oración y penitencia, renunciando a todo ministerio público".
Nuestras oraciones deben estar con todos aquellos que de alguna manera han sido perjudicados o escandalizados por las acciones del padre Maciel. El padre Álvaro Corcuera ha comenzado a acercarse personalmente, y en privado, a quienes él sabe que han sufrido, pidiendo disculpas sinceras. Como escribió en su carta del 29 de marzo: "Estamos profundamente apenados y pedimos sincero perdón a Dios y a quienes hayan sido lastimados". También lamentamos que por nuestra incapacidad para detectar en su momento estos hechos no los hayamos aceptado y comunicado oportunamente, y así hayamos podido causar aún más sufrimiento.
Hemos de rogar constantemente al Espíritu Santo que nos conceda la gracia de ver todo esto a través del Corazón de Cristo. El padre Álvaro nos ha motivado a vivir estas circunstancias en un clima interior de Fe, esperanza, caridad y humildad: "La petición que he hecho a Cristo con gran insistencia –nos dijo recientemente– es la de vivir y actuar en todo como Él quiere, según su voluntad: ver todo con sumirada, hablar con sus palabras, pensar con sus criterios, amar como Él ama".
Es evidente que estos hechos nos llevan a hacer un análisis sobre el pasado y el presente y a considerar las previsiones para el futuro. Muchos de vosotros, comprensiblemente, os preguntáis si la Legión de Cristo está viviendo con altura y responsabilidad este momento, y si está tomando las medidas necesarias. Estamos decididos a hacerlo, lo estamos haciendo y seguiremos haciéndolo.
Ya desde hace tiempo se ha comenzado un proceso para encontrar la correcta ubicación de la figura del padre Maciel en la Legión de Cristo y en el Regnum Christi. Si bien no podemos olvidar que él es nuestro fundador e hizo mucho bien, tampoco podemos negar que los hechos que han salido a la luz no pueden ser, en modo alguno, considerados como un modelo a seguir para las generaciones presentes yfuturas. Todo esto debe conducirnos a lo esencial: colocar, aún más, el centro de nuestra vida en Jesucristo. Estamos tomando medidas para que no haya referencias inadecuadas a supersona, estudiando el lugar que deben ocupar sus escritos, etc. Se trata de un proceso progresivo y difícil, dada la necesidad de discernir entre su vida privada, lo que hizo en calidad de fundador, la sólida doctrina católica que objetivamente nos transmitió y los legítimos aspectos institucionales que la Legión de Cristo y el Regnum Christi recibieron de Dios a través de él, que están aprobados por la Iglesia y que han hecho tanto bien. Sería un error adoptar medidas precipitadamente, basándonos en las impresiones del momento o el estado de nuestras emociones. Por ello, y porque este discernimiento no es algo que se puede hacer a la ligera y de inmediato, el padre Álvaro ha estado y está buscando la asesoría y la orientación de hombres santos llenos de experiencia, prudencia y del don de consejo. También estamos recibiendo la ayuda materna de la Iglesia y de nuestros superiores en la Santa Sede, a quienes estamos muy agradecidos. Vamos a seguir construyendo el Reino de Cristo en comunión con la Iglesia universal y local.
En este contexto se enmarca la visita apostólica que inició el pasado 15 de julio. Don Ricardo Blázquez, obispo de Bilbao, ha sido nombrado visitador de la Legión de Cristo en España y ha iniciado ya la visita a los centros de formación y apostolado, conociendo de cerca nuestra vida, y entrevistando a quienes él desea y a quienes se lo han solicitado. Todos los Legionarios de Cristo tienen libertad para hablar o hacerle llegar todos sus comentarios, impresiones y preguntas.
Como podéis fácilmente suponer, en este momento la Legión de Cristo no puede hacer declaraciones específicas sobre el desarrollo de la visita, para no interferir en la labor de los visitadores. Monseñor Blázquez presentará sus conclusiones y recomendaciones directamente a la Santa Sede. Y acataremos con obediencia filial lo que el Papa disponga.Estamos también analizando de manera responsable todos los aspectos en que debamos mejorar para que la Legión de Cristo pueda ofrecer cada vez un mejorservicio a la Iglesia, a la sociedad, a vosotros y vuestras familias.
Hay otros aspectos que han podido crear cierta inquietud; en concreto:

a. Se pregunta si los superiores mayores conocían estas facetas de la vida denuestro fundador y las han ocultado. Ellos tuvieron conocimiento de los hechos cuando el padre Maciel se había ya retirado de sus funciones como director general y su salud estaba ya muy deteriorada. Por tanto, no hubo encubrimiento alguno porsu parte. El padre Álvaro ha estado en comunicación permanente con la Santa Sede para recibir luz y consejo sobre el mejor modo de afrontar la situación que se fue descubriendo. También inició un esfuerzo gradual de acciones, movido por el deseo de comunicar primero estas circunstancias a los legionarios y miembros consagrados del Regnum Christi.

b. Se han planteado preguntas y comentarios con respecto al "voto privado de caridad" que se profesaba en la Legión de Cristo. Este voto buscaba asegurar quelas quejas que un religioso pudiese tener acerca del superior, fuesen presentadas aquien tenía la posibilidad de resolverlas y así evitar la crítica irresponsable que puede llevar a la creación de divisiones. Este voto fue aprobado por la Iglesia y estuvo en vigor desde 1957. El Papa Benedicto XVI, que tiene el poder de atar y desatar, nos pidió omitir este voto y desde hace dos años ya no se profesa.

c. En los últimos dos años, siguiendo las indicaciones del Santo Padre, hemos cambiado la praxis de que los superiores legionarios fueran directores espirituales de los religiosos de sus comunidades y han sido nombrados otros directores espirituales que no son sus superiores. La práctica anterior se basaba en una tradición monástica, que veía al superior como padre espiritual y guía de su comunidad. La actual práctica, más acorde con el Código de Derecho Canónico, asegura el total respeto del así llamado fuero interno y de la libertad de conciencia. Este cambio está aportando frutos positivos en los miembros de nuestra congregación. Del mismo modo, y siguiendo las instrucciones de la Santa Sede, los superiores ya no son confesores habituales en la propia casa.

d. Nuestras Constituciones y normas, así como otros procedimientos que hemos ido adoptando en las instituciones que dirigimos, prevén un atento cuidado para asegurar ambientes seguros en todas las actividades, sobre todo en las queparticipan menores de edad. Uno de los estándares adoptados es, precisamente, la revisión permanente de los procedimientos de seguridad y supervisión; es ésta una labor que intensificaremos en España en el futuro próximo.

e. En cuanto a los aspectos financieros, desde hace ya algún tiempo, y a medida que la Legión de Cristo y el Regnum Christi han ido creciendo, se han ido institucionalizando progresivamente los procedimientos más convenientes, contando además con la ayuda de colaboradores profesionales. Hemos elaborado y verificado los procesos necesarios para asegurar que todas las operaciones económicas estén siempre estrictamente controladas.Es comprensible que, en medio de las circunstancias actuales, algunos deseen servir a Dios por otras vías, separándose del Regnum Christi; otros han decidido hacerse temporalmente a un lado y tomarse un período de oración y reflexión paradiscernir, a la espera de que concluya la visita apostólica. La gran mayoría han optado por seguir ahí donde están, haciendo todo el bien que pueden, conscientes deque nuestro tiempo en la tierra es breve y limitado, y confiando en la guía prudente y orientación de la Iglesia. Seguramente cada uno ha hecho su elección ante Dios, movido por su amor a él y su deseo de servirlo del mejor modo posible. Es un momento para ser particularmente comprensivos, respetuosos y para orar unos por otros.

Antes de terminar, quisiera compartir con vosotros una inquietud y daros un consejo personal y fraterno. La inquietud brota al constatar que muchas personas buenas están sufriendo un gran daño y confusión por escuchar comentarios sobre este tema llenos de detalles, a menudo morbosos, que dan por ciertos y fundados datos y noticias –muchos de ellos anónimos–, que hoy circulan por Internet y por los medios de comunicación. La prudencia nos aconseja buscar la verdad en la caridad de acuerdo con el Evangelio y los criterios de la moral católica, ser sobrios al hablar y cautos al escuchar. El consejo que quisiera daros, como hermano y amigo, es que en estas circunstancias pasemos mucho más tiempo en oración. Acudamos al sagrario para preguntarle al Señor qué piensa Él de todo esto y pedirle que nos conceda una mente y un corazón como el suyo.
El contacto con Dios en la oración y en la Eucaristía nos ayudará a que nuestros pensamientos y palabras sirvan para edificaral prójimo en la caridad. Será también una oportunidad de reparación. Los legionarios de Cristo y los miembros consagrados del Regnum Christi renovamos nuestro compromiso de entregar nuestras vidas para serviros, para hacer cuanto está en nuestras pobres manos por velar por vuestro bienestar espiritual y servir a vuestras familias. Os pedimos oraciones para que Dios nos conceda ser lo que Dios y vosotros esperáis de nosotros.
Nuestra misión en la Legión de Cristo y el Regnum Christi consiste en amar, edificar y servir. Vivimos momentos de gracia, pero también momentos de prueba. Si sabemos vivirlas, las pruebas se convierten en oportunidades para crecer en humildad, para aprender muchas lecciones, para mejorar; son talentos maravillosos que dan mucho fruto. Aprovechemos para crecer en el amor a Dios y a nuestro prójimo, que es lo único importante en nuestra vida: a más dificultad, más unidad; apruebas más duras, más caridad. Muchos trabajáis cada día por colaborar convuestros párrocos, sacar adelante apostolados, colegios, clubes juveniles, formar a las personas en la Fe… Dios conoce este esfuerzo y lo bendice. Y en estos momentos nos pide amarlo y servirlo en nuestro prójimo. Entramos ahora en un nuevo capítulo de nuestra historia. Ojalá también de nosotros, como de los primeros cristianos, se pueda decir "¡mirad cómo se aman!", y que se nos reconozcaprecisamente por esta caridad mutua.
María Santísima, que "meditaba todas estas cosas en su corazón" (Lc 2,51) nos conducirá por el camino de la voluntad de Dios y nos ayudará a responder como Ella hizo: "Hágase en mí según tu palabra" (Lc 1,38).
A todos os reitero mi plena disponibilidad para atender las dudas e inquietudes que cada uno pueda tener. Son momentos en que todos necesitamos ser cirineos unos de otros y apoyarnos más que nunca.

Os tengo muy presentes en mis oraciones y os pido, por favor, las vuestras.
Afectísimo en Cristo Nuestro Señor,
Jesús María Delgado L.C.
En Madrid, 9 de septiembre de 2009

La cara oculta del terremoto de Haití

Haití, es el único país del mundo consagrado al demonio. En 1791 Haití se consagró al demonio por 200 años y fue el primer país americano en obtener la independencia. En el 2005, fue nuevamente consagrado al demonio por otros 200 años.
El 12 de enero de 2010, a las 16:53 hora local, Haití sufrió un devastador terremoto de 7,0 grados, con epicentro a 15 km de Puerto Príncipe, su capital.
Este es un excelente análisis que nos envía Hernando Rojas y Rojas desde Salamanca, a través del padre Andres García Torres que comparte sus conceptos, donde expresa que nada es casual, y que las desastrosas condiciones de vida de Haití, hay que buscarlas en la opción tomada a favor del mal, sobre cuyas consecuencias la Biblia muestra muchos ejemplos.
Los Foros de la Virgen María piden a sus lectores solidaridad activa con el pueblo haitiano y oración por los muertos y por sus familiares que sufren.

Una vez llegadas las noticias del terrible terremoto de grado 7 en la escala de Richter, ocurrido en la antigua Isla de la Española, (nombre dado por Cristóbal Colón a lo que actualmente corresponde a Haití y la República Dominicana), me viene a la memoria una imagen fotográfica que representa fielmente su triste y desgraciada realidad: la pobreza, la esclavitud, el hambre, la plaga del Sida,(de allí partió el sida hacia los EEUU y resto del mundo) el azote de los 3 huracanes acaecidos en 2008: IKE, GUSTAV y HANNA que dejaron a su paso un millar de muertos, inundaciones y tormentas catastróficas.

Haití es un país que social y políticamente, vive un gran desequilibrio, con un cumulo de golpes de estado (alrededor de 30), dictadores asesinos y practicantes del vudú como fue Francoise Duvalier y su hijo, corrupciones, analfabetismo, etc.
En el ámbito ecológico, sufre una gran deforestación con graves consecuencias en el equilibrio medioambiental, fruto de la tala indiscriminada que sufren los bosques, como último recurso de sus habitantes para utilizarlo como combustible.
Socialmente, Haití se parece a un enorme puzle, con piezas rotas, descoloridas, desgastadas, y muchas que faltan simplemente porque no existen: son los grandes suburbios, donde las bandas armadas se enfrentan unas con otras, se compran armas fácilmente en cualquier mercado a precios bajos, conviven codo con codo con los “niños de la calle” fruto de los huérfanos que nunca han conocido a sus padres, se reporta la existencia, solo en Puerto Príncipe de aproximadamente 5000 niños de la calle, muchos de ellos hijos de padres fallecidos de sida y contagiados de esta terrible enfermedad, la desnutrición de estos niños se detecta hasta un 3º grado, siendo ya una desnutrición crónica.
La malaria y la fiebre tifoidea, son otras plagas endémicas del país que se ceban en estos inocentes. El 80% de los niños que nacen en Haití, no sabe quién es su padre.

Haití, el país más pobre de toda América Latina, y uno de los países más pobres del globo; todo el mundo se pregunta a que se debe tanta desgracia, no podemos echarle la culpa a los conquistadores españoles, ni a los colonos franceses, ni tampoco a los EEUU, pues a pesar de ser la primera colonia europea en obtener la independencia, desde entonces lleva los no pocos 200 años de una terrible maldición, que subyace en las profundidades del satanismo y la magia negra como segura causa primigenia.
Resulta poco ético la comparación con otro país que comparte la misma isla, pero la historia se escribe con los hechos de los hombres, me refiero a la República Dominicana, quién sin ser un país rico como los EEUU, Canadá, o la UE, se vive digna y prósperamente, siendo sitio de frecuentes visitas turísticas de muchos países del mundo.
LA TRISTE HISTORIA DE HAITÍ

La historia de Haití, es una historia “interesante” desde el punto de vista religioso-antropológico, y digo interesante porque poca gente sabe que es el único país del atlas que fue consagrado explícitamente al Demonio, y donde se le sigue rindiendo culto a él y a sus huestes satánica en las diversas modalidades del Vudú y la Santería.

El Vudú, religión animista fue oficialmente reconocida por el Gobierno como elemento propio de su idiosincrasia nacional. Fué en abril de 2003 cuando el entonces presidente Jean-Bertrand Aristide (ex-sacerdote católico que llegó al poder como el primer presidente de la democracia), autorizó la práctica del VUDÚ para que fuera reconocida oficialmente en paralelo a la Católica.
La población mayoritariamente es negra: esclavos: traídos por cientos de hombres y mujeres desde las costas occidentales de África, (Togo, Benin, Ghana y Nigeria)
La Isla se transformó en la principal colonia francesa y posiblemente la más rica colonia europea, debido al cultivo y comercio de azúcar, café, maderas, tabaco, etc.
Como dato característico, hay que resaltar qué toda esta población africana, trajo además de sus costumbres étnicas algo sumamente importante para su desgracia, su religión: EL VUDÚ o Voodoo y sus variantes: Candomblé, Lukumbi, Umbanda, culto Shangó, Palo Mayombé, Obeah o la Santería, esta última fusionada con la religión católica, que enmascara las prohibiciones que en siglos pasados tenían al no poder practicar sus sangrientos ritos, ante la religión católica, autorizada y practicada por sus amos.
¿QUÉ ES EL VUDÚ?

Vudú es la deformación de la palabra “vadoux”, referida a un ídolo en forma de serpiente (zoolatría) adorado en África como un oráculo, dentro de su jaula, no como una divinidad en sí, sino como una representación de un principio de carácter divino..
En la religión Vudú, se cree en la vida después de la muerte, y en la existencia de una serie de jerarquías espirituales malignas o benignas llamadas “Loas”(demonios) que interfieren en el mundo terrenal gracias a la mediación de un hierofante (sacerdote de ritos ocultos y misteriosos) llamado houngan, quien puede conseguir curaciones, obtener ciertos secretos y tener poder sobre la naturaleza, esto en el caso del hombre, pues la mujer si es apta también puede representar este papel, se la llama mambo.
Los rituales vudú por lo general son muy complejos: hay varias deidades, ocurren multitudinarias posesiones demoniacas, brutales orgías sexuales, sacrificios rituales con derramamiento de sangre de gallinas o cabras, danzas frenéticas acompañadas de fuertes ruidos de tambores, bajo el consumo de ron y tabaco que terminan en varios “éxtasis”, se cree que los muertos caminan y danzan al mismo tiempo que ellos. Los posesos, entran en éxtasis cuando uno o varios Loas los “cabalgan” produciendo extrañas contorsiones y los ojos en blanco, es cuando el Loa habla a través del danzante (posesión diabólica).
Es habitual que en la práctica del vudú se consagre a los niños a estas deidades (Demonios), los niños a pesar de ser inocentes de los actos de los adultos, quedan esclavos de los espíritus malignos y debiendo obedecer todo lo que ellos les digan o de lo contrario los espíritus los asesinan. También se ofrecen bebes a los demonios, quemándolos vivos, esto en los siglos precedentes, en la actualidad no se reportan, pero puede que clandestinamente se realicen. Es muy difícil salir de esta religión, así cuando un miembro de la familia se arrepiente porque llega a conocer el mensaje del evangelio, la familia llega a ser un blanco perfecto como víctima de Satanás: enfermedades, ruina, muerte inexplicable de algún miembro, ropa destrozada antes de ir a la iglesia, accidentes, etc. Esta táctica del terror y del miedo que el Demonio utiliza surte sus efectos, la persona cede y vuelve atrás ante el temor de sufrir más maldiciones.
LA CONSAGRACIÓN DE HAITÍ AL DIABLO

Los primitiva población negra traída como esclavos desde África, sufrió toda clase de avatares propia de una acción deleznable e inhumana, me refiero a la esclavitud, esclavitud que fue propiciando un gran sufrimiento a este colectivo racial; abrumados ante la desesperanza y el dolor, deseando ser libres de sus opresores los amos blancos, de ver libre a su pueblo e independizarse como una nación libre y autónoma, recurrieron al pacto con Satanás, utilizando para ello los conocimientos ocultistas de la religión Vudú:
Corría el año del Señor de 1791, un 20 de agosto, cuando el poderoso sacerdote vudú (bokor), Boukman encabezó un alzamiento general para poner fin a la esclavitud de su pueblo en una ceremonia vudú en la población de Bois-Cayman, era esta una ceremonia “de pacto” con el Demonio, donde en nombre de todo el pueblo haitiano, consagraba su país Haití y sus moradores al Diablo con un pacto de compromiso por 200 años (consagración temporal) ofreciéndole adoración, a cambio pedían la liberación de los lazos opresores de sus amos los blancos franceses. Habría una señal que daría comienzo a la revolución, sería el fuego prendido a centenares de plantaciones de caña de azúcar y de molinos. Se iniciaba así un proceso revolucionario, cuyo principal líder fue Toussaint Louverture, esclavo negro que detuvo las masacres e hizo pactos entre negros y blancos, pero posteriormente fue capturado y deportado a Francia donde murió en 1803. El brujo o bokor Boukman, falleció en circunstancias extrañas el mismo año de 1791.
La revolución continuó bajo el liderazgo del también esclavo negro Jean Jacques Dessalines, (nombre perteneciente a su amo y que adoptó como propio) escapó de su amo a las montañas, reclutó otros esclavos sumados a su causa, y que escondidos en las recónditas montañas selváticas continuaban practicando sus ritos Vudú.
Un año después el 1º de Enero de 1804, J.J. Dessalines proclamó la independencia diciendo que el Acta de la Constitución debía de haberse escrito sobre el pergamino de la piel de un blanco, su calavera como tintero, y la bayoneta usada como pluma entintada con la sangre de los hacendados que se lucraron con la sangre de los suyos. Nacía así la 1ª República negra independiente donde se había logrado abolir la esclavitud. Jean Jacques Dessalines falleció 2 años mas tarde de la proclamación de independencia.
LAS DESGRACIADAS CONSECUENCIAS DE LA “CONSAGRACIÓN” DESDE HACE 206 AÑOS HASTA NUESTROS DÍAS

Curioso es para el observador de la historia, que al mismo tiempo que Haití obtenía la anhelada libertad, conseguida mediante la ayuda del demonio y su consagración en el año de 1804, comenzaba también una larga cadena de desgracias. Jean Jacques Dessaline se nombra Gobernador General y más tarde se autoproclama Emperador: Jacques I, pero solo pudo vivir unos pocos meses al caer asesinado violentamente. Nace entonces paralelamente, una era de calamidades naturales, sociales, políticas y económicas que no han tenido descanso hasta estos momentos en que ha ocurrido el terrible terremoto.
Al caer asesinado el “prócer independentista”, sufre el país la invasión norteamericana en 1915; posteriormente suben al poder 23 gobernantes desalmados y corruptos a cual más; quizás sea la saga sanguinaria de Francois Duvalier la más larga y la más sangrienta, duró desde 1957 hasta 1986, 30 largos años de grandes desajustes sociales. Es claramente notorio que Duvalier se autoproclamara practicante del Vudú. Ya en 1954 con la colaboración de Lorimer Denis, publicó una obra escrita denominada L’Evolution graduelle du vaudou (La evolución gradual del Vudú), libro de conocimientos y práctica de esta religión y que utilizó inteligentemente durante su mandato político, se llegan a contabilizar como víctimas de este sangriento dictador hasta 200.000 muertos.

Nada más tomar el poder, Francoise Duvalier (Papá Doc) nombró como Comandante en Jefe de su Milicia, al temido brujo bokor Zacharie Delva, reivindicando la religión Vudú como la religión oficial, funda una especie de policía esotérica de tientes parecidos a las SS hitlerianas, eran los llamados Voluntarios de la Seguridad Nacional (Los Tontons Macoutes) que sembraron de terror al país.

Entre el terror, el temor y la reverencia casi idolátrica que se le tenía a Duvalier, se llegaba a decir por sus calles: “El hombre habla pero no actúa, Dios actúa pero no habla, Duvalier es un Dios”.
En 1971, muere F. Duvalier y le sucede su hijo Jean Claude Duvalier, llevando al país a una decadencia más trágica aún que la de su padre, y permanece en el poder 29 años, hasta que es obligado a exiliarse en Francia.
Surgen en 1988 las primeras elecciones semi-democráticas, tras haberse promulgado la nueva Constitución, y resultando vencedor Leslie Manigat que luego es derrocado por un golpe de estado por el General Henry Namphy. Dos meses después toma el poder otro general, Proper Avril que se autoproclama presidente. Pocos meses después a raíz de fuertes protestas populares, Avril renuncia a su cargo, relevándole en él la magistrada de la Corte Suprema Ertha Pascal-Trouillot. A finales de 1990 y tras las primeras elecciones auténticamente democráticas resulta elegido Jean Bertrand Aristide, un sacerdote católico.
En Febrero de 1991, toma posesión Aristide pero es derrocado por un nuevo golpe de estado propiciado por el General Raoul Cedras en el mes de septiembre. La OEA interviene tomando la determinación de congelar todos los bienes del país en el exterior y declara un embargo comercial para obligar al gobierno a reinstalar a Aristide, al tiempo que la Cámara de diputados y el Senado ratifica como primer ministro a Jean Jacques Honoret.
En enero de 1992, Aristide en el exilio norteamericano acepta a René Theodore como primer ministro. Finalmente en julio se llega a un acuerdo con la ONU, de cumplir las resoluciones dictadas y se promueve la posesión del cargo al presidente legítimo Jean Bertrand Aristide que culmina su mandato en Febrero de 1996. En febrero de 1994, la comisión de derechos humanos de la ONU, estima que alrededor de 3000 personas han sido asesinadas a partir del golpe militar que había derrocado a Aristide al comienzo de su toma de posesión en 1991.
En el 2001, se presenta de nuevo a las elecciones Jean Bertrand Aristide y es nuevamente constituido presidente, hasta el año 2004 cuando nuevamente es forzado a exiliarse y deponer su cargo a favor de un gobierno interino, siendo presidente provisional Boniface Alexandre hasta el 14 de mayo de 2006. En 2006 es elegido René Préval, actual presidente.

LA OFICIALIZACIÓN DEL VUDÚ

Es obligatorio reseñar en cuanto al tema que nos atañe: Vudú-Satanismo-Haití, que después de la retirada de las tropas estadounidenses en 1935, el gobierno haitiano luchara para erradicar estas prácticas, imponiendo penas de prisión y multas dinerarias, pero todo ello consecuencia de la poderosa influencia que tenía EEUU en los años de intervención de sus marines.
La práctica del Vudú permaneció así inalterada hasta 1987, con la caída de J.C. Duvalier se redactó una nueva Constitución donde se reconocía el derecho a practicar cualquier religión, entendiéndose implícitamente que la práctica del vudú quedaba incluida en dicha libertad de culto, recogida en la SECCIÓN D, de la CONSTITUCION HAITIANA DE 1987, en su artículo 30: De la libertad de conciencia.

Sin embargo el Status legal como religión propiamente dicha, y expresamente firmado bajo declaración de ley, se obtuvo bajo la presidencia del ex-sacerdote católico Jean Bertrand Aristide el 7 de mayo de 2003. “Siempre fuimos la mayoría en Haití y nunca fue ilegal la práctica del vudú. Lo que el presidente Aristide hizo por nosotros, y por ello estamos agradecidos, fue hacer más fácil la obtención del status necesario para que las ceremonias religiosas tengan valor legal”, dijo la sacerdotisa Mambu Racine Sumbu, en entrevista concedida a la BBC.

Mambu es una sacerdotisa americana que está en Haití desde hace 15 años. Según ella, más del 90 por ciento de la población haitiana practica el vudú. Una definición popular dice que el 70% de los haitianos son católicos, 30% son protestantes, y 100% son seguidores del vudú.

En la práctica del vudú, se celebran dos veces al año, la llamada “fiesta de acción de gracias a sus ídolos, es decir a Satanás y los demonios.
RENOVACIÓN DE LA CONSAGRACIÓN A SATANÁS, HECHA HACE 206 AÑOS

Transcurridos los 200 años concedidos por el Demonio al sacerdote bokor Baukman y sus seguidores revolucionarios, en el “pacto de sangre” donde el Ángel caído prometió su pronta liberación e independencia de las cadenas opresoras de los franceses, era de suma importancia para los sacerdotes del vudú, volver a consagrar al país a Satanás, tal y como lo hicieron sus predecesores en 1803.
Fue el 14 de agosto de 2004, cuando miles de cristianos haitianos se unieron en oración para reparar y desagraviar a Dios Nuestro Señor, a la vez que tratar de contrarrestar en el día nacional de la oración, la pronta ceremonia de pacto vudú que se iba a realizar bajo el respaldo del presidente Jean Bertrand Aristide. Este día los sacerdotes brujos vudú, guiarían a Haití a una re-consagración del pacto de sangre hecho con el demonio hacía 206 años atrás.
Jean Bertrand Aristide, hizo todo lo que pudo en cuanto a su ámbito de autoridad máxima del país, para sostener dicho pacto satánico; pues ya en abril de 2003, emitió una ley en la que se reconocía el vudú, como la religión oficial de Haití. Además pagó e hizo viajar a 400 practicantes de dicha religión desde el África occidental hasta la isla.
Esta noticia, que los grandes periódicos y cadenas de TV o de radio no difundieron, se ha conocido porque hubo cristianos que fueron enviados como espías al lugar donde se iba a celebrar el nuevo pacto de sangre por los brujos vudú en el mismo sitio del PACTO ORIGINAL de 1803, donde se intercambió el alma de Haití por la victoria sobre los franceses. Los espías reportaron que se habían traído multitud de animales (cerdos, cabritos y pollos) para hacer los sacrificios, pero (y esto se atribuye a la fuerza de la oración) de pronto surgió mucha confusión, discutían las personas y al final la gente se desbandó sin que se realizara el sacrificio sangriento. No obstante el fracaso anterior, no fue óbice para que se renovara este pacto satánico el 1º de enero de 2005, día nacional de la Independencia de Haití, y ¡¡ también por otros 200 años!!
Un dato curioso que no dejamos escapar del tintero: una de las zonas más devastadas por el terremoto ha sido el suburbio en Puerto Príncipe llamado “Carrefour”, que nadie piense que se trata de un barrio edificado con las ayudas de la gran cadena internacional francesa de supermercados, ojalá fuera así. Carrefour es el nombre de un demonio del vudú, se le considera el señor del inframundo, del lugar inferior de los muertos, la representación de la sombra y las tinieblas. Por cierto, el logotipo de los almacenes Carrefour, dicen algunos entendidos en misterios esotéricos que guarda curiosa analogía cuando se le representa girado 90º, con otro correspondiente a una sociedad secreta francesa, (El Priorato de Sión, secta aludida en la Obra masónica “El Código Da Vinci”).
Sin embargo no olvidemos que la destrucción del barrio Carrefour, está evaluada en un ¡90%!.... Sin palabras…CONCLUSIONES
Una vez conocida la trágica historia de Haiti, a nadie con sentido común, se le escapa la idea de que este país abandonó hace 206 años la gracia que Dios inherentemente regala a todos sus hijos que le reconocen como tal, y guardan sus mandamientos. El pueblo en masa, cambió la adoración de su Creador por la adoración a Satanás, echaron a Dios de sus corazones, no es que Dios los haya abandonado, sino que ellos abandonaron a Dios, para dejarse seducir por las atracciones de las artes maléficas del vudú, invocación de espíritus, práctica de magia negra, asesinatos, orgías sexuales y demás ritos sangrientos.
Está escrito: “Ved, Yo os pongo hoy delante bendición y maldición; la bendición, si cumplís los mandamientos de Yavé, vuestro Dios, que Yo os prescribo hoy; la maldición, si no cumplís los mandamientos de Yavé, vuestro Dios, y, apartándoos del camino que Yo os prescribo hoy, os vais tras otros dioses que no habéis conocido”. (Dt. 11, 26-28).
También está escrito: “Todo hombre o mujer que evoque a los muertos y se dé a la adivinación, será muerto, lapidado; caiga sobre ellos su sangre”
Lo que ha ocurrido en Haití como consecuencia de la desobediencia a las leyes de Dios, se ha repetido a lo largo de la historia desde el principio de los tiempos. Recordemos algunos casos:
1) El Diluvio Universal: murió toda carne viviente, solo se salvó Noé y su familia.
2) Sodoma y Gomorra: la homosexualidad, la lujuria, la soberbia, la inmoralidad, la embriaguez, la ociosidad hicieron que el fuego descendido del cielo terminara con sus días.
3) La ciudad de Pompeya: sepultada por completo por la lava de un volcán con todos sus habitantes. Los historiadores no relacionan este desastre apocalíptico con un “castigo divino”, aunque los arqueólogos hayan encontrado en los restos que se han podido recuperar de las casas y mansiones, multitud de pinturas con temas pornográficos, pederastas y de homosexualidad que indican claramente su vida y costumbres. Sobran las palabras.
4) La catástrofe de la pequeña ciudad de Armero (Colombia): sepultó bajo un alud de lava y lodo provocado por un volcán (El nevado del Ruiz) a 20.000 seres humanos mientras dormían. Era el amanecer del 14 de noviembre de 1985, de Armero solo quedaba la historia y algunos supervivientes que recordaban la historia del sacerdote Pedro María Martínez… “¡Se trata de la maldición!” decían algunos en medio del dolor.Volvamos en el tiempo: 9 de abril de 1948 cuando las noticias informaban de los disturbios de la guerra civil (“el bogotazo”) una horda de violentos se acercó al templo de Armero y atacó al sacerdote, lo asesinaron a machetazos tras agredirlo primero y posteriormente arrastró su cuerpo hasta la puerta del cementerio, ninguno de los habitantes corrió en su auxilio, a pesar de los quejidos del sacerdote. Lo mataron porque en Armero se concentraba un cierto número de prostíbulos, y el sacerdote D. Pedro María exhortaba fuertemente al pueblo a la conversión y a la desaparición de la prostitución, de hecho varias prostitutas bailaron alrededor del cadáver y una multitud iba a asesinar a seis monjas que querían impedir la danza macabra. El Arzobispo del lugar declaró la parroquia en entredicho y excomulgó a los asesinos, fue el inicio de lo que se conoce popularmente como la “maldición de Armero” y del proceso de canonización del sacerdote mártir. Como dato curioso, el hombre que arrastro su cuerpo utilizando un carro de caballos, murió 8 días después en el mismo sitio, pateado, y arrastrado por el caballo que encabritado lo llevó por los mismos sitios que recorrió con el cadáver del sacerdote.
El día anterior a la erupción del volcán, se hallaba reunido un encuentro de sacerdotes de la Diócesis del lugar, y en el momento de la oración conjunta un sacerdote se puso de rodillas y pidió perdón por el pueblo armerita, vaticinando así una tragedia para sus habitantes: esa misma noche hizo erupción el volcán. Al año siguiente, S.S. Juan Pablo II visitó la zona, y aprovechando la ocasión se contrató un grupo de especialistas para tratar de ubicar la Cruz de Tierra Santa, sepultada bajo la lava y el lodo en el lugar donde quedaba el templo, pudiéndose comprobar que dicho símbolo fue encontrado en el centro del parque, en el mismo sitio donde fue hallado el cadáver del P. Don Pedro María.
5) Terremoto de Irán en 2003: 50.000 muertos.
6) El tsunami asiático ocurrido en la madrugada del 26 de diciembre de 2004 que asoló varios países de la región: (Sumatra, Indonesia, Tahilandia, Sri Lanka, India y las Islas Maldivias). Allí era donde se concentraba multitud de turistas procedentes de todos los países del mundo en búsqueda de placeres sexuales ilícitos, como la prostitución, pederastia, pornografía, homosexualidad, drogadicción, embriaguez, etc. Murieron 200.000 personas de 34 nacionalidades distintas, que estaban pecando sin respetar la fecha del Nacimiento del Salvador y Redentor Nuestro Señor Jesucristo. Murieron ahogadas bajo las olas de más de 10 metros de altura. Es conveniente decir que también murieron muchas víctimas totalmente inocentes.
7) El huracán Katrina que asoló Nueva Orleans: Katrina significa "pura" en griego. Llegó a la costa del golfo el 29 de Agosto de 2005, fiesta del martirio de Juan Bautista, profeta que predicó la necesidad de conversión ante la venida del Mesías. Murieron aproximadamente 10.000 personas y unos 500.000 afectados directos.
En muchos lugares de EEUU, sobre todo en las grandes ciudades, existen barrios negros con tiendas y almacenes que venden productos vudúes. Nueva York, Detroit, San Francisco, Los Ángeles y Seattle son algunas de las ciudades densamente pobladas de vudúes. Pero es NUEVA ORLEANS, la que continúa siendo la capital Vudú de Estados Unidos. No en vano se llama a esta ciudad “Sin City”, la ciudad del pecado, la capital de la música y la alegría y de hecho es una ciudad de pecado, con numerosos casinos de juego, 5 clínicas abortistas, y justo antes del huracán Katrina se estaba preparando un carnaval del “orgullo” gay. Todos los años se celebraba este festival orgiástico llamado el Southern Decadence (Decadencia Sureña) que iba a comenzar el 31 de Agosto y que duraría todo el fin de semana, era tal el grado de depravación de los organizadores que decían: “Haremos sonrojar hasta Sodoma y Gomorra”.

En 2004 contó con 125.000 participantes y duró una semana. Fueron practicados actos sexuales en lugares públicos, frente a la policía, la Municipalidad y el Concejo Deliberante. ¡La provocación fue filmada y la grabación entregada a las autoridades! Éstas no sólo no tomaron medidas, sino que promovieron otra semana de abominaciones para la edición del año 2005 –la 34ª– y se esperaban 150.000 participantes.
El "French Quarter" (Barrio Francés) de New Orleans, de antaño pintoresco y musical, se convirtió en centro de ocultismo y depravación moral. Los sourvenirs representativos de la ciudad pasaron a ser artículos relacionados con esas cosas.
Sin embargo... llegó el huracán Katrina: un día antes del comienzo de la fiesta, se rompieron los diques de la ciudad, y nadie se había acordado que una imagen peregrina de la Virgen de Fátima hecha por un artista portugués, lloró en Nueva Orleans en 1972, vaticinando proféticamente el destino trágico de la ciudad 30 años más tarde.
Que quede claro que este documento no pretende dogmatizar en cuanto a los juicios divinos sobre Haití, ni sacar partido de una denuncia propia de periodismo “amarillista” con tintes xenófobos o clasistas, en el que se regocija en las desgracias de los pecados de todo un pueblo.
Sin embargo, y ajustándonos a la realidad que perciben nuestros sentidos, nuestra inteligencia y nuestra memoria vemos claramente que una gran mayoría de habitantes de esta nación cambió las leyes de Dios por las leyes de Satanás.
Hay algunos “pensadores modernos” e “ingenieros sociales” que analizando estas catástrofes le echan la culpa a la herencia dejada por los colonizadores europeos, a los políticos, a las multinacionales, a la pobreza en la que se encuentran sumidos, o a la misma Iglesia…
Pues no, no y no, todo ser humano tiene una conciencia que le habla cada vez que el hombre planea sus actos, y todo ello se encuentra enraizado en las profundidades de la conciencia humana, aunque no se crea en Jesucristo, pero si el cuerpo que es el Templo del Espíritu Santo, lo contaminamos con toda clase de abominaciones, es lógico pensar que El Divino Espíritu, modelador de las almas se vaya de allí instantáneamente y su lugar lo ocupe Satanás, para desgracia suya y todo su entorno.
Nos merecemos todo lo que tenemos: nuestros gobernantes, nuestras leyes, nuestros políticos corruptos, la homosexualidad reinante en todas las sociedades, la pederastia, la prostitución, la drogadicción, los asesinatos mutuos de los matrimonios, el aborto, la piratería marítima, las enfermedades endémicas y pandémicas que son espejo de las plagas bíblicas. La tentación de Satanás ha triunfado como en el antiguo Paraíso, volvemos a escuchar las seductoras palabras de la antigua serpiente: “Seréis como Dioses”, y las hemos escuchado y llevado a cabo. El hombre al abandonar la gracia y bendición de Dios, deja las puertas abiertas a la actividad de las fuerzas poderosas de las tinieblas, la naturaleza misma se rebela ante la maldad sin límite de esta humanidad animalizada.

Mucha gente dice en estos días en relación al desastre de Haití: “¿Cómo puede existir un Dios que permita tanto mal, tanta muerte y tanta destrucción? Estos pobres hombres, no analizan donde radica el verdadero mal, y la causa de sus desastres y errores que nos conducirían irremediablemente -si Dios no interviene-, a la autodestrucción.

Se cumple para esta humanidad pecadora la frase célebre del filósofo ateo F. Nietzsche: “Dios ha muerto”, pero sabemos bien que aunque el filósofo se recreara en su soberbio ateísmo, la teología cristiana nos revela a un Dios vivo, que mora eternamente en los Cielos, y en los corazones de los hombres que le aman; en verdad Dios ha muerto… si, pero en aquellos corazones pecadores, donde sólo habitan sus vicios y maldades. Dios no nos abandona, le abandonamos a Él.
Guardemos una evocadora esperanza y un gran optimismo, encerrados en la Divina Misericordia de Jesús Nuestro Señor: La Conferencia Episcopal Haitiana, debería de instar a sus fieles, a las fuerzas políticas, militares y sociales a un autoanálisis de estos catastróficos eventos, de que vean una relación directamente proporcional sobre las costumbres sociales y religiosas con el reciente terremoto; de ver que sus habitantes no van por buen camino, que el pacto con Satanás hace 206 años condujo a una maldición cuyos frutos los tenemos en este terremoto, no se puede continuar así. Pero si hay un verdadero arrepentimiento y conversión y oración al Dios verdadero, es seguro que su infinita Misericordia hará que se renueve un pacto con Él, y la nación sea restaurada, amada, y rescatada de la miseria y el dolor con las bendiciones y prosperidades que Dios provee a todo aquel que se arrepienta y se convierta de corazón, Así lo prometió en Job. 22, 23-30:

“Si vuelves al Todopoderoso con humildad y alejas de tu tienda la injusticia; si arrojas el oro en el polvo y el oro de Ofir entre las piedras del torrente, entonces el Todopoderoso será tu oro, él será un montón de plata para ti. En el Todopoderoso estará tu deleite y levantarás tu rostro hacia Dios. Tú le suplicarás y Él te escuchará, y podrás cumplir tus votos. Si te propones algo, te saldrá bien, y sobre tus senderos brillará la luz. Porque Él humilla la altivez del soberbio pero salva al que baja los ojos. Él libra al hombre inocente, y tú te librarás por la pureza de tus manos”.

Hernando Rojas y Rojas
(Salamanca a 23 de Enero del año del Señor de 2010)