miércoles, 27 de abril de 2011

Respuesta al Sr. Raul sobre Sursum Corda

EL señor Raúl de México (en la foto), un visitante de este blog, que simpatiza tanto con la Fundacion San Vicente Ferrer y con los Hermanos Dimond escribió el siguiente comentario. Como en varias oportunidades él pretextó que no recibía una contestación y como otras tantas volvió a plantear las mismas objeciones a los mismos temas que ya se habían respondido, quisiera responderle ahora en una entrada particular. Por una cuestión de respeto al comentarista, decidí no corregir el texto, aún los errores ortográficos y gramaticales.



Sr.Raul Miguel.

Es triste ver la manera como se expresa de los antipapas de Vaticano II.
1.- La manera como suaviza la mala labor de estos herejes del Vaticano.
2.- Se es Católico o Hereje, una de las dos.
3.- Con Cristo o contra Cristo, una de las dos. No hay término medio.

a) Usted al hablar de Juan XXIII dice:
- Que no hay pruebas contundentes de que sea mason y cree que sea más bien conspiración nada formal.

- Dice usted que en la encíclica Pacem in terris parece estar enseñando en contra del Magisterio previo de la Iglesia.

A CASO ESO NO ES CAER EN HEREJIA.

Recomiendo que abran esta pagina y vean las herejías de Juan XXIII:
http://www.vaticanocatolico.com/PDF/13_JuanXXIII.pdf

b)Usted al hablar de Pablo VI dice:

- Usted dice que firmo un texto herético, y pone a juicio si es un hereje o cismático, pero usted mas bien lo considera mas que un liberal, un verdadero modernista.

QUE CLASE DE POSICION CATOLICA ES ESA SR. RAUL MIGUEL. PABLO VI FUE QUIEN DESTRUYO TODA LA LITURGIA DE LA IGLESIA Y PUSO LAS BASES PARA QUE LA IGLESIA FUERA DESTRUIDA. Y ESTA COMPROVADISIMO QUE ES UN JUDIO HEREJE INFILTRADO EN LA IGLESIA.

Les recomiendo que vean esta pagina:http://www.monasteriosagradafamilia.com/2011/01/las-herejias-de-pablo-vi.html y comprueben que Pablo VI es un hereje.

c) Usted al hablar de Juan Pablo II dice:
-Que fue mas halla que Pablo VI, y a usted se le hacen exagerado los calificativos que se le da, cuando realmente estas personas se quedaron cortos en el calificativo.
Juan Pablo II fue el que continuo con el plan satanico de Pablo VI. No mas falta que lo quiera canonizar.
- Usted dice que desde Pablo VI hasta hoy, la Iglesia a estado ocupada por modernistas.

NO SR. RAUL MIGUEL DESDE JUAN XXIII Y NO SON MODERNISTAS, SON HEREJES JUDAISANTES QUE QUIEREN DESTRUIR LA IGLESIA DE CRISTO
BENEDICTO XVI ES OTRO HEREJE DECLARADO HABIERTAMENTE QUE CADA DIA COMETE MAS HEREJIAS Y BLASFEMIAS CONTRA LA IGLESIA.
Ver : http://spanish.mostholyfamilymonastery.com/ben_herejias.pdf
LAS ULTIMAS HEREJIAS : http://radiocristiandad.wordpress.com/2011/04/07/analisis-del-libro-de-benedicto-xvi-jesus-de-nazareth-ii/#comment-86494

SR. RAUL MIGUEL SU PENSAMIENTO SOBRE LA SOLUCION DE LA VACANCIA PAPAL ES MUY POBRE Y TRISTE.
ESPERO QUE LOS CATOLICOS DEL MUNDO NO TENGAN ESE MISMO PENSAR Y SEAN TAN PESIMISTAS Y PIERDAN LA FE DE QUE TIENE QUE HABER PAPA.
POR QUE ASI LO ORDENA EL MAGISTERIO DE LA IGLESIA Y QUIEN SE OPONE ES HEREJE. VER DENZ.1821-1825.

Sobre las congregaciones sedevacantista o tradicionalistas en cuestión de unidad su opinión no tiene peso, puesto que eso corresponde a los Obispos y sacerdotes y a la buena disposición que ellos tengan de ayudar a la Iglesia y a cumplir con sus obligaciones.
Los Obispos son los unicos que peden convocar un conclave, dejemos a ellos que hagan su trabajo
Usted mas bien parece que busca discordia y no la unidad, que triste.

Esperemos en Dios nos mande un San Atanacio o un San Vicente Ferrer para que ayude a su Iglesia.

TENGAMOS FE EN LA DIVINA PROVIDENCIA Y SIGAMOS PIDIENDO A DIOS Y A SU SANTISIMA MADRE LA LUZ QUE GUIE A NUESTRO OBISPOS Y SACERDOTES Y SOBRETODO LOS LLENE DE HUMILDAD Y CARIDAD.

Que tengan una buena Semana Santa.



Mi respuesta:

Estimado Sr. Raúl de México. Gracias antes que nada por tomarse el trabajo de escribirme.


Me sorprende que sea triste la manera en la que me expreso sobre los modernistas que han ocupado el Vaticano desde la muerte de Pío XII.

1) No creo haber suavizado la labor de estos modernistas para nada.

2) Si se es católico o hereje, aquí lo dejamos bien en claro.

3) Repite usted el comentario anterior... pero
a) Si tiene un documento donde se pruebe fehacientemente que era un masón y no "interpretaciones" lo acepto. Yo no dije que Roncalli fuera santo de mi devoción. Cuando menos fue un liberal y muy probablemente un modernista, pero decir que era masón porque el presidente francés le colocó... o porque salió en un libro sin una sola referencia... eso se llama "teoría conspirativa". La hermenéutica es seguida de la heurística, nunca al revés. Decir que Roncalli fue un masón con las pruebas que ustedes dan, caro visitante, es inválido desde el punto de vista epistemológico.
b) El que algo vaya contra el magisterio precedente no es necesariamente una herejía, verbigracia el caso del limbo. El Magisterio de la iglesia lo consideró fabula pelagiana hasta el XVIII, lo mismo la concausalidad en el caso de la tesis del Padre Molina, la cual si va contra el magisterio pero la Iglesia la tolera como discusión entre las escuelas. Lea y discutimos.
b) Yo no dije que Pablo VI fuera sólo un liberal, de hecho creo que era un modernista y punto. Un modernista es un hereje.
No me recomiende que visite el sitio de los hermanos Dimond porque lo conozco muy bien, ya se como escriben y que piensan, más, creo que los he citado en este blog, más como usted solo busca "camorra" no ha leído con atención todo lo que publicamos sobre el tema de que fuera de la Iglesia no hay salvación.
c) Sí digo que Woljtyla fue un hereje modernista, lo que no creo que sea lógico es decir que estamos ante la bestia del Apocalipsis. Esas son especulaciones de carácter escatológico que ni usted ni yo podemos hacer, menos aún los Hermanos Dimond. Escribamos usando la razón, la fe y la tradición, no movidos por pasiones solamente.

Usted califica a todo aquel que no piense como usted como hereje ¿Es acaso el Papa? ¿Esta dotado de alguna jurisdicción desconocida por mi o toda la Resistencia Católica? ¿Me acusa de hereje? ¿Quiere un cónclave  ¡Vamos! Convoque a uno y veremos cuantos asisten. ¿Esa es su solución? Que se junten cuatro gatos locos en una casa y elijan a otro David Bawden? ¿Esa es una posición más "rica"? ¿Es pesimista considerar que antes de todo debe haber unidad? Porque si solo asisten al cónclave quienes usted quiere, los únicos posibles de elegir serán los hermanos Dimond y usted.
Finalmente:

Sobre las congregaciones sedevacantista o tradicionalistas en cuestión de
unidad su opinión no tiene peso, puesto que eso corresponde a los Obispos y
sacerdotes y a la buena disposición que ellos tengan de ayudar a la Iglesia y a
cumplir con sus obligaciones.
Los Obispos son los unicos que peden convocar
un conclave, dejemos a ellos que hagan su trabajo
Usted mas bien parece que
busca discordia y no la unidad, que triste

¿Que? No señor, no y no. Mi opinión esta fundada sobre la doctrina y el derecho de la Iglesia. Los obispos de la resistencia no gozan de jurisdicción ordinaria y nadie puede eregir lícitamente congregaciones religiosas, menos los laicos como los hermanos Dimond, le guste a usted o no, TODAS LAS CONGREGACIONES TRADICIONALISTAS EXISTEN POR LA JURISDICCIÓN SUPLETORIA, pero su estado es canónicamente irregular. Únicamente la situación de emergencia hace tolerable su existencia. Esto no se basa en buenas intenciones, sino en cánones  No comprendo como un rigorista como usted se vuelve tan laxo con este tema... Me decepciona su análisis.

Yo no busco la discordia. Si usted hubiera leído la llamada a la unidad que vengo realizando desde hace tiempo, sabría que es lo que buscamos aquí en Sursum Corda.
Suyo en Cristo,

Raúl Miguel,
Administrador del Blog Sursum Corda.

lunes, 18 de abril de 2011

Aclaración sobre la posición teológica en Sursum Corda

En varias oportunidades se me pidió que aclarara mi “posición” teológica. En si esta pregunta es demasiado amplia y en una comentario reciente aclaré que soy agustiniano y no tomista, pero es evidente que quien me preguntaba, un señor de nombre Raúl y aparentemente amigo de la Fundación San Vicente Ferrer se refería a mi posición sobre la cuestión del Papa. ¿Es menester aclarar lo que yo opino sobre Ratzinger? Creo que quien visita este Blog con cierta frecuencia conoce mi postura y huelga tener que volver al tema (y las consecuencias que ha tenido).
El problema del Papa es algo importante, porque el Papa no es nada menos que el Vicario de Cristo, en esto coincidimos todos. Ahora bien, si Ratzinger y sus predecesores fueron o no herejes públicos y manifiestos es algo que no puede escapar a quien quiera hacer un estudio serio del caso. Las pruebas de que Juan XIII fue un masón o un hereje a decir verdad no parecen tan contundentes y se basan en teorías de tipo conspirativo. Nada para que se los declare de manera formal, pero suficiente como para rechazar su magisterio. Quien lee la encíclica Pacem in terris no puede negar que en ella se siente y vibra el liberalismo. Allí Roncalli parece estar enseñando en contra del magisterio previo de la Iglesia. Se trató, sin dudas de una advertencia de lo que vendría: el “espíritu” del Concilio. También se dice que Roncalli trató en sus últimos momentos de vida de detener el Concilio. Hay muchos testimonios de que se habría convertido en un ferviente católico y que sabía lo que vendría… pero son especulaciones.
Personalmente las considero eso, especulaciones.
Diferente es el caso de Pablo VI, cuando el promulgó la primer constitución “dogmática” del Concilio Vaticano II puso su firma a un texto herético; él llevo adelante el Concilio, aprobó todo lo que de allí salió, persiguió y arrinconó a quien no quisiera acompañarlo en “la primavera de la Iglesia”. ¿Era Pablo VI un hereje y un cismático o solo un liberal? Yo personalmente creo que era mucho mas que un liberal, un verdadero modernista; Juan Pablo II fue mucho más allá de él, pero ya caer en los divagues de David Bawden (hoy antipapa Miguel I) y Theresa S. Benss sobre que se trataba de la Bestia descripta en el Apocalipsis me parece un poco exagerado (con todo mi respeto por la señora a quien estimo mucho).
¿Qué hacer? En primer lugar todos sabemos que por lo menos desde Pablo VI hasta hoy la Santa Sede estuvo ocupada por modernistas. Las consecuencias son evidentes: la crisis de la Iglesia, el dolor de los fieles, la persecución de aquellos que se apegan a la verdad. Empero ¿Qué hacer?
¿Nos reunimos y elegimos a un Papa? Supongamos que un grupo de obispos se reúne, por caso en Argentina donde el tipo de cambio sería de ayuda para que vengan clérigos de Europa y USA. ¿Quiénes participarían del conclave? Obviamente que de la mitad de los sedevacantistas, solo un grupito.
Por un lado tenemos los sedevacantistas que siguen la tesis de Monseñor Des Lauriers, hoy en día capitaneados por Monseñor Sanborn y el Instituto Mater Dei. Ellos quedarían fuera; luego tenemos a los totalistas, estos serían los más probables de particiapar… pero aquí vendrían nuevas disputas.
Yo creo, con el perdón de mis amigos conclavistas que abría una agria disputa sobre quienes pueden y no participar. Algunos diran que solo los obispos Tuhc, otros que los que tengan linaje de Duarte Costa y habrá algun sedevacantista que provenga de los veterocatólicos que reclame derecho a votar. ¿Quién dirá “tu si, tu no?”. Además ¿Qué garantías hay de que no surja un cisma entre los electores y que en vez de uno tengamos a dos otros antipapas? ¿Alguien pensó en convocar además a todos los que actualmente reclaman el Solio Pontificio desde el exilio? ¿Alguien pensó en la inmensa cantidad de obispos ex-palmarianos avenidos en tradicionalistas?
Como ven, amigos, es muy difícil esto de un conclave. No es como hacer un asado. No, es mas complicado ¡Mucho más complicado! ¿Se imagina alguien a Monseñor Pivarunas, Monseñor Squettino o Monseñor Morello todos juntos en la misma mesa? ¿Alguno de ellos pensará en circular la invitación a Monseñor Tayllor? ¿Y Monseñor Korab? Digo… la división es muy grande. El sedevacantismo corre el riesgo a las mini-iglesias, al capillismo y sectarismo que muchas veces denunciamos aquí. Una evidencia de ello es el reciente comentario de un visitante haciendo propaganda de unos videos de los Hermanos Dimond. Ellos acusan de herejes a todos. Bien, eso es algo con lo que tenemos que terminar, no mañana, no dentro de un mes, sino ahora mismo. Es menester tener un programa común de acción. Yo en este Blog, hace ya un tiempo propuse uno con los siguientes puntos y quisiera explicar algunos:

I. Cesar con la irresponsable consagración de obispos
. Hoy en día existe una gran cantidad de obispos sedevacantistas, demasiados. Esto atenta contra la unidad del movimiento y genera camarillas y sectarismos. Un obispo por comunidad es una mala idea, así actúan los veterocatólicos. Si hay menos obispos, estos podrán asistir a diferentes comunidades y no se formarán “jurisdicciones”.

II. Evaluar correcta y fielmente los candidatos al sacerdocio, regularizando y normalizando los planes de estudios en los seminarios.
Todos deben tener planes de estudios similares. Es preferible abandonar ciertos modelos que han fracasado como los intentos de revitalizar a los Jesuitas. Hoy en día instruir a un seminatista sobre la concausalidad es pueril, aunque la verdad no se si los jesuitas sedevacantistas que andan dando vuelta por el mundo realmente pueden mantener una disputa sobre la Gracia. Tal vez incluso el seminario deba ser reconsiderado como lugar de formación, tal vez las universidades y estudios privados, recordemos que los seminarios son algo nuevo. Pero si vamos a seguir con esta estructura para educar a nuestro clero, pues que se normalicen los planes.

III. Los Obispos tienen que aceptar a candidatos competentes, aún cuando estos no sean de sus propias “Sociedades religiosas”, “ordenes” o “fraternidades”.
Sin palabras.

IV. Unificar litúrgicamente a los sacerdotes y obispos. Las facciones que actualmente usan el Misal de Juan XXIII conviene que pasen a utilizar el de San Pío X, que saben no contiene ningún error, duda, o reserva de ninguna especie.
Todos dicen reconocer los “errores” del Misal de Juan XIII. Pasemos a usar el de San Pio X y ya.

V. Para la disciplina es menester que los sacerdotes, obispos y religiosos se atengan a las normas de la Iglesia: el Concilio de Trento, el Código de Derecho Canónico de 1917, y las demás tradiciones y reglas que fueron prescriptas hasta la muerte de Pío XII.
Sin palabras. Basta de extrañas constituciones propias.

VI. Deben evitarse las cuestiones teológicas especulativas que impliquen declaraciones expresas de la Máxima autoridad, que todos los tradicionalistas sabemos ahora dudosa.
Esto para los que andan con disputas sobre el bautismo de deseo o de sangre. Todos sabemos que si no hay bautismo de agua estamos fritos. Lo demás que sea definido por un futuro Papa o Conclave, y quede hasta tanto al nivel de las especulaciones teológicas. Si quieren abrimos en Sursum Corda algún espacio especial para este tema o escribimos un libro en conjunto. Yo pongo la edición.

VII. Evitar la creación de organismos que impliquen el poder de jurisdicción, cuando actualmente ningún obispo ni sacerdote posee hoy jurisdicción que no sea la supletoria.
Esto va para todos. Este programa de siete puntos como se ve sirve para todos los que forman parte de la Resistencia Católica, FSSPXs o Sedevacantistas. Pero volviendo a la pregunta, mi posición es clara, es la católica romana.

sábado, 16 de abril de 2011

Sobre el Seminario de Florida respuestas a unas criticas

Recién hoy después de mucho tiempo me pongo a revisar el Blog y vaya sorpresa, tenía algunos comentarios y me puse a contestarlos. Hubo uno muy interesante, de un señor llamado Francisco sobre el Seminario de Florida. A continuación expongo textualmente lo que me dice y después mi respuesta. ¡Saludos amigos! Sr. Raúl, usted que se dedica a pontificar y a exhortar, le invito a que estudie las reglas ortográficas del español. Por otro lado le comunico que los que se fueron o los fueron de la Fraternidad San Pío X, no necesariamente se fueron por fidelidad a la doctrina sedevacantista, le digo más, el que lideró la revuelta del seminario de la Reja -me refiero a Andrés Morello- no solo que no era sedevacantista, sino que se dedicó a combatirlos y a difamarlos (como es costumbre) a los obispos del linaje Thuc, sino pregúntele al obispo que le inspira estos deseos de unidad que usted aqui está pidiendo. Dígame, ¿cree usted realmente que están dadas las condiciones para elegir un papa?, o como me asegura usted que si se concreta esto, no va a ser una aventura más de la que los conclavistas nos tienen acostumbrados. Rezemos para que el que ha de venir venga pronto. Francisco Caro Francisco, antes que nada ¿Se han cruzado nuestros pasos en La Reja, tal vez en la cocina cuando yo iba a visitar a los seminaristas de los que me hice amigo y aprendí la doctrina católica? si es así ¿Ha visitado el Blog de Edwin? Lamento haber escrito con errores ortográficos, es que a veces subo las entradas desde el trabajo y lo hago a las apuradas, como usted puede imaginar. Sobre este grupo en particular (al cual hago mención del seminario) le comunico que ellos no copiaron el modelo ni la arquitectura de La Reja, antes bien siguieron el modelo colonial hispano; es como decir que los jesuitas en Perú en el XVI y XVII habían copiado la arquitectura "lefebvrista". Sigamos, El Padre Cekada y Monseñor Sanborn si se fueron por desaveniencias con Monseñor Lefebvre, hay un texto al respecto muy bueno que está en Traditional Mass y que recomiendo "le resistimos en su cara" si no me equivoco se intitula. Diferente es el caso de Monseñor Morello, puesto que el se fue de la Reja por otros motivos, no precisamente por cuestiones relacionadas con la sede vacante, antes bien, adoptó esa postura mucho después. Yo estoy en contra del sectarismo, pero no sólo de los sedevacantistas, sino también de la FSSPX. Bien recuerdo cuando en La Reja o el priorato de Venezuela se decía entre algunos sacerdotes y seminaristas que el sedevacantismo era cismático, cuando todos sabemos que no lo es porque no erige una jurisdicción canónica, diferente sería el caso de la Fraternidad que por su parte SI ERIGIÓ TRIBUNALES sin ninguna autorización. En estrictu senso, los únicos que estarían realizando una actividad ilítica (desde la perspectiva de que Ratzinger es el Papa) sería la Fraternidad porque se niega a reconocer la autoridad del Papa y no sigue sus leyes, no aprueban su liturgia y ademas sus sacerdotes celebran y administran los sacramentos en contra de las autoridades con jurisdicción. Sin embargo todos sabemos que la Fraternidad San Pío X no es cismática, porque las autoridades con jurisdicción ordinaria son heréticas y la Iglesia atraviesa un estado de necesidad ¿Por que? Porque la enseñanza que se emana de Roma no es segura, porque está contaminada con liberalismo, con modernismo. Bien dijo Monseñor Lefebvre sobre la Iglesia del Cincilio Vaticano II a propósito de su suspensión a divinis:
Estamos suspendidos a divinis por y para la iglesia conciliar, a la cual no deseamos pertenecer. Esta iglesia es cismática, pues rompe con la Iglesia católica de siempre. Tiene nuevos dogmas, un nuevo sacerdocio, nuevas instituciones, un culto nuevo. Todo esto ya fue condenado por la Iglesia en mcuhos documentos oficiales y definitivos... La Iglesia que afirma tales errores es al mismo tiempo cismática y herética. Esta iglesia conciliar no es, por tanto, católica. En la medida en que el papa, los obispos, los sacerdotes o los fieles se adhieran a esta nueva iglesia, así se separan de la Iglesia católcia (Reflexiones sobre la Suspensión ‘a divinis’, escrito por Mons. Marcel Lefebvre).
Creer que extra fraternitas nulla sallus es tan ilógico, tan absurdo como creer que fuera del sedevacantismo no hay salvación, o mejor dicho, fuera de la sociedad X, la Fraternidad Y o la Fundación S... todos estos grupos católicos sedevacantistas que se erigen en sociedades o comunidades religiosas están en un limbo jurídico... incluso la Fraternidad San Pío X, sin embargo las aceptamos debido a la epikeia ¿Por que? Porque la Epikeia es el principio de la jurisdicción extraordinaria, aquella que es legada no por el Papa, sino por la Iglesia debido a que la Fe está en peligro. Y yo le pregunto ¿Quien pone en peligro la Fe? ¿Estos seminaristas en Florida? ¿El Padre Cekada? ¿Mi amigo el Padre Zárate? Ninguno de ellos, quien pone en peligro la Fe es Ratzinger y la jerarquía de la Iglesia Conciliar del Vaticano II. Yo defiendo a estos seminaristas y a estos sacerdotes, no estoy de acuerdo en todo con ellos, es verdad. Disiento de algunas cuestiones con el Padre Cekada, con Monseñor Morello tengo más diferencias, no sólo teológicas, al igual que con Monseñor Squettino. También apoyo la Fraternidad San Pío X en cuanto esta siga fiel a la Iglesia de siempre. La unidad la debemos construir nosotros, no esperar que por milagro ocurra. Mi querido Francisco, usted bien sabe que la doctrina de un sacerdote sedevacantista es tan prístina como la de un "lefebvrista", y si usted es quien yo creo, tal vez recuerde aquella tarde que alguien mencionó la cuestión en el refrectorio y los padres se quedaron en silencio cuando todos nos pusimos a escuchar. Oremos al Señor para que estas diferencias entre nosotros se terminen, y que en vez de ver a nuestro enemigo en la Congregación de la vuelta, sepamos que está en la doctrina modernista del Concilio Vaticano II. Saludos. Raúl Miguel

domingo, 10 de abril de 2011

Monseñor Lefebvre eclipsado


Hay cosas que claman al cielo y que colman la indignación ¿Cómo es posible que Mons. Lefebvre sea censurado por los suyos (o que se dicen tales)? ¿Por qué se torna censurable Mons. Lefebvre para el Superior General? ¿Qué le molesta o le incomoda a Mons. Bernard Fellay? ¿Por qué la Fraternidad San Pio X prohíbe la divulgación de los sermones en general y particularmente de uno difundido por Max Barret, uno de los conductores y confidentes de Mons. Lefebvre? La Fraternidad San Pio X debería ser la primera en difundir todos y cada uno de los sermones de Mons. Lefebvre y agradecer a quienes colaboran en esta labor, y no hacer lo que los enemigos de la Iglesia hacen, imponiendo la rígida ley del silencio cuando no del desprestigio. Mons. Fellay muestra la molestia que le produce el sermón de Mons. Lefebvre censurando su publicación y evitando su difusión. En este sermón denuncia la masonería dentro del vaticano y la Iglesia, las ideas y principios masónicos que forjaron e inspiraron el concilio vaticano II, como carta magna de los errores y herejías, de la revolución litúrgico – doctrinal dentro de la misma Iglesia operada por vía de jerarquía y de “santa obediencia”. Mons. Lefebvre denuncia claramente el contubernio entre la masonería y el vaticano. Llega a señalar como hipótesis valida (aceptable) y verosímil que si un papa antes de su elección es masón, se ilegitima e invalida su elección, pues está excomulgado. O que dejaría de serlo por caer en herejía y en consecuencia quedaría excomulgado. Es evidente que estas afirmaciones no son “políticamente correctas” y mucho menos oportunas si se está en tratativas claudicantes con los prelados eclesiásticos oficiales, que son logia masónica vaticana (o eclesiástica). El hecho de impedir que los fieles tengan acceso a las denuncias de Mons. Lefebvre evidencia, muestra y comprueba el compromiso de los responsables de esta censura con la masonería vaticana. La Fraternidad San Pio X esta no solo financiera sino ideológicamente (teología y doctrina) en manos de los enemigos de la Iglesia que la han infiltrado, la han copado. Si lo anterior no fuera cierto, se promovería y divulgaría todo lo que Mons. Lefebvre afirmó y no le impondrían (como lo están haciendo) el vil y traidor silencio. Con que derecho de propiedad se arroga Mons. Fellay la exclusividad de los sermones de Mons. Lefebvre, si ni él ni la Fraternidad San Pio X son herederos carnales. Si el Superior General o alguien en la Fraternidad San Pio X tiene un testamento en su favor que lo muestre, y aun así, ese poder seria para propagar y difundir sin tergiversaciones su testimonio y no para censurarlo y reprimirlo, o meterlo en el cajón del olvido. Los sermones y todo lo que dijo Mons. Lefebvre son patrimonio de la Iglesia y el único dueño es Jesucristo. Esta prohibición petulante, no es nada más que una muestra de fariseísmo por parte de aquellos que la inflingen. Es una lástima que ninguno de los miembros de la Fraternidad San Pio X diga nada al respecto, y es mas vergonzoso aun que ninguno de los otros 3 obispos tampoco se pronuncie. El hecho que 20 años después de fallecido Mons. Lefebvre no se hiciera nada por publicar sus sermones, es una clara evidencia que no le interesa mucho a los superiores de la Fraternidad San Pio X lo que el dijo. Conviene además recordar que si bien Mons. Lefebvre fue el fundador de La Fraternidad San Pio X, el no era miembro de ella, y como prueba esta el hecho que el siempre uso el cordón de su congregación, como religioso que era de los Padres del Espíritu Santo, luego mal haría la Fraternidad San Pio X en adjudicarse la propiedad sobre su palabra para censurarla y reprimirla. Que contradicción farisaica que en plena época de libertad tan cacareada se imponga el silencio a Mons. Lefebvre por parte de sus propios discípulos. Claro está que si la Iglesia esta eclipsada, nada de raro tiene que uno de sus más fieles servidores este también eclipsado. Lo que si asombra es que lo eclipsen quienes se dicen sus fieles continuadores.


P. Basilio Méramo Bogotá. 8 de Abril de 2011