sábado, 7 de diciembre de 2013

1492 el fin de la barbarie

Texto tomado del blog amigo Legión católica.

1492 FIN DE LA BARBARIE, COMIENZO DE LA CIVILIZACIÓN EN AMÉRICA

Los Pueblos Precolombinos y El Reinado del Terror 

1492 marca sin dudas un antes y un después en la Historia; muy particularmente para los indígenas americanos. Pues no hablamos ya propia y exclusivamente de la significación histórica y científica –y hasta metafísica y teológica– que supuso el descubrimiento de un nuevo continente en el siglo XV –cuatro veces más grande que Europa– sino de la liberación de la mayor porción de su población oprimida inhumanamente bajo la tiranía de distintos reyes y caciques.
Era aquel, el mundo precolombino, escenario de ejecuciones masivas de seres humanos donde la vida no tenía más valor que el de la fuerza del trabajo –los aztecas asesinaron no menos de 10 millones de personas en algo más de un siglo mediante los denominados sacrificios humanos–, de canibalismo generalizado –del que ni los niños se salvaban–, de una sociedad racista, sexista y clasista donde el pueblo llano, explotado vilmente por estratos privilegiados y sanguinarios ídolos, no tenía derecho alguno sino interminables obligaciones. Era aquel, en suma, un continente viciado hasta el hartazgo, donde convergían entre sí prácticas aberrantes a tal grado, que al conocerlas, podrían herir hondamente la sensibilidad del lector: mutilaciones genitales, deformaciones de cráneos de niños y recién nacidos, la pederastia como hábito cotidiano, entre otras tantas. El presente libro contiene relatos e imágenes que muestran en una forma descarnada la realidad con la que se encontraron quienes fueron llamados a la Conquista y Evangelización de estas tierras bárbaras.
Arqueólogos, antropólogos, etnólogos y un sin número de expertos han hablado y confirmado todo cuanto escribieron los cronistas americanos y reafirmamos aquí nosotros.

Es tiempo ya, entonces, de acabar de una buena vez con la visión idílica de los sedicentes pueblos originarios, fundamentalmente de incas, aztecas y mayas. Es tiempo, también –pluma y espada en ristre– de estar bien alerta y tomar consciencia del peligro que representan las corrientes indigenistas actuales -como instrumentos de poderes transnacionales- en el continente y particularmente en Argentina; tendientes a la disgregación territorial de las naciones hispanoamericanas y a la negación, vaciamiento y tergiversación de nuestra cultura hispana, criolla y católica.

Para más información sobre el libro, hagan click aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!