miércoles, 26 de marzo de 2014

Misas una cum, precisiones canónicas

Hace muy poco se hizo famoso en algunos medios el Padre Nicolás Despósito por decir que una sola Misa tridentina Una cum era peor, a los ojos de Dios que todos los abortos del mundo. El sitio web amigo, Pristina Liturgica ahondó sobre el tema y agregó unas cuantas cosas sobre estos rigoristas, a quienes ya nos hemos referido, aquí en Sursum Corda como rigoristas a conveniencia. En defensa de las palabras del Padre Despósito, salió una gran cantidad de personas, vinculadas al sedevacantismo, a insistir en que asistir a esas Misas constituía un pecado, un escándalo y que ellas mismas eran por sí mismas, pecaminosas, cismáticas, escandalosas y sacrílegas. El caso más extremo fue el del Dr. Patricio Shaw, quien en su breve artículo "¿Misas una cum? Por qué no asistir" escribe, entre otras cosas:

Desafortunadamente hay sedevacantistas que aprueban o toleran las misas dichas a una (una cum) con “papas” que no son papas ni son nuestros. Desatienden que la oblación es una afirmación, aunque compleja y larga.[...]Aquellos ingenuos (¿o deshonestos?) defensores de las misas “una cum” intentan consolarse afirmando que sólo se trata de “una mención”, es decir de una expresión de un concepto, que es la primera operación del intelecto. Desafortunadamente yerran en su optimismo y neutralidad. El “Te igitur” es un juicio verdadero, una segunda operación del intelecto que dice: “Nosotros pedimos esto y pedimos algo en lo cual Francisco es nuestro papa”. El juicio no es una simple combinación de conceptos almacenados en la mente sino una afirmación categórica de que tal es el estado de las cosas —también las pretensiones jerárquicas y normativas del jefe de la Masacre Espiritual Anticatólica más grande de la historia. Esta afirmación implica también la voluntad libre y la responsabilidad moral de quién la hace. Será moralmente bueno, malo o indiferente hacerla, según lo sea la disposición de cosas que reciben el “sí” o “no” del alma que afirma. De allí resultará una acción verbal, mental y moral viva, o bien debida, o bien indebida. Dar vida a una acción anticatólica en el medio de la acción que debería ser la más santa del mundo por renovar el Sacrificio del Calvario, es un sacrilegio horrible, peor que todos los abortos de la historia sumados.

Sin exponer un sólo argumento de teología sacramental, el señor Patricio Shaw, alimentado por aquellos que le hicieron creer que era el apologista de los últimos tiempos, cae en la misma barbaridad e ignorancia que el Padre Despósito. En teología sacramental se aplica la teología sacramental, no las inferencias, los deseos o las fantasías de los autores particulares. En todo caso, el Dr. Shaw debería recurrir a los tratados de teología sacramental o por lo menos, exponer dónde en el Derecho Canónico se establece lo que él quiere hacernos creer. Lamentablemente, el impacto de su pluma parece grande, especialmente a la difusión de sus artículos en el sitio Católicos Alerta, en la que se apoya, paradójicamente la tesis filo-lefebvrista propuesta por el Padre Guerard Des Lauriers, que no deja de ser una tesis (no un dogma de fe) y que además, quienes hoy la propagan la han variado bastante, tema este que quisiera desarrollar en el futuro.

Centrémonos ahora en las Misas "una cum". Quisiera abordar el problema desde el Derecho Canónico, para saber si, como dicen sus detractores se trata de un sacrilegio y los fieles católicos están impedidos de asistir y comulgar en ellas. Veremos que, si seguimos la letra de la ley (y no la retórica de los particulares) la situación es muy diferente a como la desean pintar. El texto que sigue líneas abajo lo publiqué como comentario en un debate que he mantenido con Roberto López-Geissman en el foro Católicos Tradicionalistas de Argentina.


A diferencia del presbítero Despósito o de Patricio Shaw, el señor López-Geissman admite que las misas celebradas por la FSSPX no son sacrílegas.  Bajo esa acusación (infundada y propia de quien ignora lo más básico de la teología sacramental) han derrochado ríos de tinta. Si el derecho canónico nos permite recibir en caso de necesidad los sacramentos, aún de un hereje o un cismático.

Primero, se debe demostrar objetivamente que los sacerdotes (válidos) que celebran las Misas Una Cum no son miembros de la Iglesia Católica.

¿Son cismáticos? El Derecho Canónico establece:

Post receptum baptismum si quis, nomen retinens christianum, pertinaciter aliquam ex veritatibus fide divina et catholica credendis denegat aut de ea dubitat, haereticus; si a fide christiana totaliter recedit, apostata; si denique subesse renuit Summo Pontifici aut cum membris Ecclesiae ei subiectis communicare recusat, schismaticus est.

Pregunto ¿Los sacerdotes dela FSSPX niegan la sujeción al romano pontífice porque sí? ¿O es que consideran que al estar conmtaminado de modernismo y herejía, a los actuales ocupantes de la Silla Apostólica no se los puede obedecer y por lo tanto, hasta que haya una autoridad competente (el futuro Papa o Concilio al que apelaba Monseñor Lefebvre) se le considera Papa, pero se le niega la obediencia? ¿Rechaza la FSSPX la comunión a los otros fieles? ¿Niega el estatus sacerdotal de aquellos que fueron ordenados en la Iglesia Católica Romana, como es el caso de los sacerdotes sedevacantistas?

Y peor, los que asisten a las Misas Una Cum ¿Se vuelven cismáticos? ¿Por qué? ¿En qué momento esos fieles negaron la comunión con el Romano Pontífice? ¿En qué momento rechazaron la comunión con los miembros del Cuerpo Místico de Cristo? Y sobre todo se debe demostrar que eso se hizo pertinazmente, es decir, de mala fe y con el deseo de hacerlo.

Ahora bien, los fieles que asisten a las misas que, según Despósito irritan más a Dios que todos los abortos de la Historia ¿Quedan excomulgados o adhieren a la herejía del sacerdote?
¡No!

Primero, tienen el derecho de recibir los sacramentos en cualquier capilla católica:

Canon 853: Quilibet baptizatus qui iure non prohibetur, admitti potest et debet ad sacram communionem.

Todo bautizado no prohibido por la ley puede y debe ser admitido a la sagrada Comunión.

Sólo los que sean públicamente indignos pueden ser alejados de la comunión:

Canon 855 §1: Arcendi sunt ab Eucharistia publice indigni, quales sunt excommunicati, interdicti manifestoque infames, nisi de eorum poenitentia et emendatione constet et publico scandalo prius satisfecerint.

¿Por qué razones los fieles que asisten a las misas de la FSSPX se convierten en excomulgados o notoriamente infames? ¿Qué delitos han cometido? Hablamos de derecho canónico, no de rabinismos y especulaciones elucubradas en la mente de algún "tradicinalista" trasnochado. EL Código de Derecho Canónico de 1917 establece 44 delitos que acarrean la excomunión ¿Cuál de esos delitos comete el fiel que asistió a una Misa Una cum? ¿Cual de los cuatro delitos que acarrean interdicto cometen esos fieles?

Además, los detractores de las Misas Una Cum (hablo de los que hicieron de esto su apostolado, inventando teorías extrañas, innovando en contra de la teología sacramental y canónica) deberían saber que en el Derecho Canónico de 1917 se establece que SIEMPRE SE DEBE SEGUIR LA INTERPRETACIÓN MÁS BENIGNA:

CANON 2219 §1: In poenis benignior est interpretatio facienda.

¿Hacen esto los anti-"misas una cum"? Claro que no.

¿Es cierto que el fiel se hace partícipe del delito del sacerdote que oficia la Misa y que menciona a Bergoglio? DE NINGUNA MANERA:

Non licet poenam de persona ad personam vel de casu ad casum producere, quamvis par adsit ratio, imo gravior, salvo tamen praescripto can. 2231

Y además, un fiel católico puede y tiene el derecho de recibir, en caso de necesidad los sacramentos aún de un sacerdote hereje o cismático:

Canon 2261 §2: Fideles, salvo praescripto § 3, possunt ex qualibet iusta causa ab excommunicato Sacramenta et Sacramentalia petere, maxime si alii ministri desint, et tunc excommunicatus requisitus potest eadem ministrare neque ulla tenetur obligatione causam a requirente percontandi.

Ahora, son lícitas las Misas celebradas Una Cum:

Dice Roberto López-Geissman H::

«La cuestion es sobre la licitud. Si tenemos por cierto que el sistema religioso adherido a Vaticano II y sus reformas posteriores no catolicas, no es legitimo, no profesa integra la fe, entonces cual es el escandalo que nos atrevamos a mostrarnos sin comunion con quienes lo mantienen vivo y legitiman como si fuera catolico? »

Bien, ¿Qué es un escándalo? La teología moral lo define como las palabras hechos que son intrínsicamente malos, que tienen la apariencia de mal o que hacen pecar a otro.
Yo pregunto ¿Cuál es el delito contra la Ley de la Iglesia, si vimos que la Iglesia permite, incluso la asistencias a las misas previstas en el Canon 2261 §2? Si se trata de un pecado público ¿Qué ley se está violando? ¿Cuál es el pecado? Hablamos de cosas tangibles, no de especulaciones que varían de cada intérprete según su capricho.

Dice Roberto López-Geissman H::

«las implicaciones de la misa una cum, son eclesiologicas, de comunion eclesiastica: quien asiste y participa en ellas tacitamente asiente la fe conciliarista, legitima el nuevo orden religioso, afirma estar unido con la jerarquia oficial, y la declara catolica: "en comunion con tu siervo el Papa...tu obispo... y los demas ortodoxos cultivadores de la fe catolica". Repito, las consideraciones que he hecho valen para un sede coherente. Los no sedes, obvio que al pensar distinto, se rigen por otros caminos.»

Lamentablemente no, por todo lo indicado arriba. Y en todo caso, si es un pecado asistir a ellas, o si la asistencia a las mismas implica la excomunión o la adhesión a la herejía, corresponde al acusador indicar DE MANERA OBJETIVA COMO, CUANDO Y DÓNDE.
Insisto, el Canon 2261 permite incluso asistir a las misas celebradas por un excomulgado, en caso de necesidad:

Canon 2261 §2: Fideles, salvo praescripto § 3, possunt ex qualibet iusta causa ab excommunicato Sacramenta et Sacramentalia petere, maxime si alii ministri desint, et tunc excommunicatus requisitus potest eadem ministrare neque ulla tenetur obligatione causam a requirente percontandi.

9 comentarios:

  1. Simplemente un articulo como un blog de alguien que no sabe nada de lo que habla, mezcla error con un minimo de verdad, en pocas palabras, mediocridad absoluta.

    ResponderEliminar
  2. Mediocridad absoluta es lo que es este blog. Como se atreven a dañarle el intelecto con esta clase de articulos y mas encima, con una base desproporcionada de mentiras. Todo en este blog es asi, base de mentiras como el bautismo de deseo...

    ResponderEliminar
  3. Dimoniano hipocrita, vienes aqui sin un solo argumento a destilar tu veneno. Espero un argumento. Ademas, no es cierto que os lideres de tu secta comulgan con sacerdotes herejes y cismaticos, segun ellos mismos dicen en sus sitios webs.

    ResponderEliminar
  4. Profesor Raúl Amado podría usted decirme en que es doctor el tal Patricio Shaw?
    Le pregunto esto porque hasta donde yo se es un desiquilibrado emocional, según su tan sufrida esposa.
    El Observador

    ResponderEliminar
  5. Por favor Raúl, no le pidas peras al olmo. ¿Cómo le vas a pedir argumentos teológicos a un dimoniano? Este personaje que usurpa el nombre de "altar católico" es un psicópata que hace gala de su estulticia. Ni siquiera deberías permitirle que comente en este blog.

    ResponderEliminar
  6. Así es Juan, con solo verle el face a ese colombiano de "altar católico" y se daran cuenta que clase de cristiano es

    https://www.facebook.com/jhonparadasuarez?fref=ufi

    ResponderEliminar
  7. Ese Juan Parada Suárez NO es el verdadero Altar Católico. Al verdadero no tengo nada que reprocharle...
    Por cierto, ¿cuál es el requisito que tengo que cumplir para poder comentar en su blog? Porque dije un par de comentarios importantes aquí: http://sursumcordablog.blogspot.com/2014/03/jansenismo-el-padre-feeney-y-la-secta.html
    Y no se me aprobaron. ¿Por qué? No creo haber sido irrespetuoso.

    ResponderEliminar
  8. Estimado, se trata de un dimoniano que firma igual en varios foros, como el que usted mismo citó en su comentario, un grupo que reúne a varias personas que creen vivir en un imperio virtual y cosas por el estilo. No he publicado su comentario aún porque debo editarlo a fin de quitar los enlaces a sitios que hacen apología de doctrinas contrarias a la fe católica y que atacan a los que luchamos contra la Iglesia del Anticristo.

    ResponderEliminar
  9. Extra Ecclesia Nulla Sallus1 de abril de 2014, 14:23

    Los que vos llamás dimonianos son los verdaderos fieles, ellos solos son los que mantienen todos los dogmas de fe. Todos ustedes han caido en la herejia y quedaron fuera de la Iglesia Católica, Apotólica y Romana. Yo soy católico, soy tradicionalista, soy sedevacantista y ahora tembién me defino "dimoniano".

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!