lunes, 21 de abril de 2014

Nuevo Orden Mundial

Sursum Corda innaugura una nueva sección destinada al estudio del Nuevo Orden Mundial. La misma será dirigida por el colaborador y amigo Juan Perez, administrador del excelente grupo Católicos contra el Nuevo Orden Mundial. Él me envió el siguiente artículo que describe, con sencillés, pero con tota exactitud, que es el Nuevo Orden Mundial.

¡Buena y provechosa lectura!


¿Globalización o soberanía? - El fin de las naciones-Estado


Estamos contemplando el nacimiento de un nuevo modelo político, destinado a sustituir al viejo modelo de las naciones-Estado. Un modelo que se consolida a medida que la globalización despoja a los países de su soberanía y se configura un sistema de gobernanza mundial.

La ONU está integrada por 193 países. Sin embargo, más allá de las apariencias y los formalismos, ya no se trata de naciones-Estado sino de administraciones territoriales desprovistas de soberanía plena.

El “Nuevo Orden Mundial” que todos los  líderes mundiales anuncian efusiva y reiteradamente no es más que el nombre con el que la elite de las altas finanzas ha bautizado su proyecto político cuya finalidad última es el establecimiento de un Gobierno Mundial, lo que implica la desaparición de las naciones-Estado, los países soberanos.


En última instancia, la globalización es un proceso de transferencia de soberanía desde las naciones-Estado hacia corporaciones privadas o instituciones transnacionales o internacionales.

En la actualidad las naciones-Estado tienen una capacidad cada vez más limitada para “ejercer su autoridad”, mientras que las grandes corporaciones privadas y las instituciones globales o multinacionales tienen cada vez mayor poder de decisión sobre las cuestiones fundamentales que afectan a la ciudadanía.

Las naciones-Estado -y sus órganos “soberanos”- han quedado reducidas a su mínima expresión, se han convertido en una caricatura de lo que antaño fueron. Ningún país tiene verdadera libertad para legislar, no ya solo por la obligatoriedad de respetar multitud de acuerdos y tratados internacionales o transnacionales sino por el chantaje permanente al que se ven sometidos por parte de los mercados y los lobbys privados.

La interdependencia económica y tecnológica instituida a través de la globalización convierte a las naciones-Estado en rehenes de los poderes fácticos. Por otra parte, el creciente endeudamiento de los Estados acentúa su subordinación respecto a “los mercados” eufemismo utilizado para referirse a los banqueros internacionales.

La crisis sistémica -económica y financiera- que estalló en 2008 está acelerando aún más esa transferencia de soberanía, el “Gobierno Mundial” ha dejado de ser una quimera y ha empezado a tomar cuerpo a través de corporaciones privadas que ejercen auténticos oligopolios sobre sectores estratégicos de la economía gracias al imparable proceso privatizador inherente a la globalización.

Las naciones- Estado ya no controlan la gestión de los recursos naturales, las materias primas, la energía. Por ejemplo, la soberanía alimentaria les ha sido arrebatada a través de multinacionales como Monsanto que controlan la producción agropecuaria, la distribución de los productos y el mercado de las semillas. Un grupo de 10 mega-corporaciones semisecretas, que ni siquiera cotizan en bolsa, controlan casi por completo el mercado mundial de materias primas.

Otro ejemplo paradigmático lo tenemos en la producción energética, cada vez más alejada del control público. El abastecimiento energético es vital y está en manos de muy pocas corporaciones privadas, lo que convierte a los Estados en dependientes de los poderes privados, limitando su soberanía.

Por otra parte, las multinacionales químico-farmacéuticas poseen la patente de los principales medicamentos y ejercen un monopolio efectivo sobre la salud, lo que invalida la capacidad de los Estados para gestionar el ámbito sanitario, máxime cuando la enseñanza y la investigación dependen por completo de las aportaciones de estas empresas privadas.

También podemos hablar del agua potable, que por imposición del Banco Mundial, el FMI y el G-8 está siendo sometida a un acelerado proceso de privatización en todo el mundo. Si las naciones-Estado ni siquiera pueden gestionar sus acuíferos, ¿qué queda de su soberanía?
Instituciones como la OTAN o el Consejo de Seguridad de la ONU, con sus cada vez más pertrechados y activos Cascos Azules, limitan la soberanía de las naciones en materia de seguridad. Ya no son necesarios los ejércitos nacionales.

Los conflictos internacionales e incluso los propios de cada nación, son cada vez más competencia de estas instituciones militares que tienden a configurar un Ejército Mundial único. De hecho existe un proceso silencioso y silenciado de desmantelamiento de las estructuras militares nacionales, cada vez más subordinadas a organismos globales.

Pero quizás donde se hace más patente la merma de la soberanía nacional es en política monetaria. Muchos gobiernos han cedido la capacidad legal de emisión de moneda a corporaciones privadas o semiprivadas. El público en general desconoce esta realidad, pero lo cierto es que la Reserva Federal de los Estados Unidos es un consorcio privado, integrado desde su fundación por 13 bancos privados de Europa y América.

Otros muchos Bancos Centrales, como el de Inglaterra, son igualmente privados. También es poco conocido el papel que juega el Banco Internacional de Pagos (el BIS o Banco de Basilea, con sede en Suiza), que es el Banco Central de los Bancos Centrales, y del que dependen en buena medida las políticas monetarias de la mayoría de los países. El BIS es una poderosa herramienta globalizadora en manos de corporaciones privadas y trabaja en detrimento de las soberanías nacionales.

En un mundo sometido a la dictadura de los mercados, donde el verdadero poder efectivo no reside en el pueblo, ni siquiera en las naciones, sino en corporaciones privadas globales, ¿qué soberanía, qué autoridad, le queda a los Estados? Los políticos ya no gobiernan, solo administran, son meros gestores al servicio de las grandes corporaciones que, por otra parte, son quienes financian sus campañas electorales. Las “democracias” han dejado de serlo.

Hoy la facturación de algunas corporaciones es infinitamente superior a los presupuestos anuales de muchos gobiernos medianos y grandes, incluso supera el Producto Interior Bruto de muchos países. Por volumen de negocios (ingresos versus IPC), Nestlé es más grande que Nigeria, Unilever es más grande que Pakistán, Volkswagen es más grande que Nueva Zelanda, BP es más grande que Venezuela, IBM es más grande que Egipto, General Electric es más grande que Filipinas, Ford es más grande que Portugal, Exxon es más grande que Grecia, Shell es más grande que Arabia Saud. Cualquier gran banco es más grande que muchos países. Y todas las mega-corporaciones juntas son mucho más grandes que todos los países juntos.

Si incluimos el vaporoso mercado de derivados del cártel financiero, la masa monetaria mundial es de casi 1.000 billones de euros (un billón son un millón de millones), mientras que la riqueza mundial, el Producto Interior Bruto, es de 60 billones. La desproporción es de vértigo. La diferencia es de 16 a 1. El capitalismo ha descarrilado y el choque puede ser brutal.

Vacías de contenido, de competencias efectivas, las naciones-Estado son cáscaras huecas, cadáveres, un emergente poder privado global ha decretado su caducidad y tenderán progresivamente a desaparecer. De esta manera, nos encontramos ante la aparición de un nuevo modelo que amenaza a la humanidad con la instauración de un Gobierno Mundial privado de corte plutocrático.


Extracto del libro GOBIERNO MUNDIAL, de Esteban Cabal.

9 comentarios:

  1. Hola. Estoy bastante de acuerdo con las ideas que expone el artículo, pero no con la conclusión, es decir no creo que consigan la implantación de un gobierno mundial.

    Para decir esto me baso en la profecía de Daniel al interpretar el sueño de Nabucodonosor.

    Como saben cada parte de la estatua representa un imperio. Luego del imperio de hierro que sería el Imperio Romano viene la situación descrita por Daniel que corresponde (creo) a la situación actual de occidente:


    2:41 Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; mas habrá en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido.
    42 Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte, y en parte frágil.
    43 Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro.
    44 Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre.

    Este último reino es el reino Parusíaco.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido un análisis sumamente ingenuo y superficial de lo que es el NOM. Es más me parece un análisis que no comprende nada de lo que está ocurriendo. Y fundamentalmente por dos razones:
    1) Por ser un análisis de carácter claramente marxista y de un economicismo brutal e ilusorio. Eso de que las multinacionales son las que controlan todo no se en que se basa, salvo en los prejuicios de corte marxista, completamente superados por la realidad. A ver si se entiende: el problema actual no es que existan multinacionales o no sé qué crisis económica… el problema es el control de las conciencia humana a tal punto que, por ejemplo, en un par de décadas la inmensa mayoría de la humanidad ha pasado de una sana homofobia a ser pro-aberromatrimonios y eso sin demasiado… ahora bien, ya me explicara que interés tendrán las multinacionales de petróleo, por ejemplo, en que exista tamañas aberraciones.
    2) También es evidente que crece las posibilidades de un gobierno mundial a costa de la soberanías nacionales, pero en realidad es no es lo realmente importante. Lo realmente importante es la Estatocracia galopante que padecemos por la cual el Estado cada vez ocupa más el sitio que corresponde a Dios en la conciencia de los hombres, de manera que jamás en el pasado reciente (incluido los estados soviéticos) hemos llegado a un nivel de totalitarismo estatal como el actual.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Mecheverria, gracias por dejar su comentario. Me gustaria, si no le parece mal (al igual que a Jorge) publicare sus comentarios, pero fomo entrada.
    Saludos en Cristo

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto, don Raúl miguel, puede actuar como mejor le parezca. Para mi este blog suyo es un acto de benevolencia del señor para sus pobres siervo en estos tiempos de tan profundas tinieblas, y siento una profunda deuda por todo lo que me ha ayudado a clarificar muchas cosas. Un saludo en el Señor.

    ResponderEliminar
  5. ANEXO: Lo que pasa es que después de releerlo me parece un texto un poco ilegible y producto solo valido para una respuesta de foro, si le parece lo reelaboro y mañana o pasado se lo reenvío.

    ResponderEliminar
  6. mecheverria:
    "Por ser un análisis de carácter claramente marxista y de un economicismo brutal e ilusorio. Eso de que las multinacionales son las que controlan todo no se en que se basa, salvo en los prejuicios de corte marxista, completamente superados por la realidad".


    Juan Perez:
    Se basa en evidencia contundente, como el excelente análisis de la ETH de Zurich que establece que 1.318 corporaciones controlan la economía global, gracias a sus fuertes interrelaciones.

    Link:
    http://argentinosunidoscontraelcolapso.blogspot.com.ar/2012/03/definen-empiricamente-la-red.html


    mecheverria:
    "A ver si se entiende: el problema actual no es que existan multinacionales o no sé qué crisis económica… el problema es el control de las conciencia humana".


    Juan Perez:
    Es que para poder manipular la conciencia humana primero fue necesario que la Sinarquía destruyera cualquier oposición, ya sea política, religiosa o económica que pudiera hacerle frente.


    mecheverria:
    "También es evidente que crece las posibilidades de un gobierno mundial a costa de la soberanías nacionales"...

    ¡Te felicito por tu perspicacia!

    "...pero en realidad es no es lo realmente importante".


    Juan Perez:
    El establecimiento de un Gobierno Mundial se correlaciona con el reino de la bestia de mar del Apocalipsis de San Juan, negar su importancia es un acto de suprema estulticia.


    Es por este tipo de afirmaciones falaces, cargadas de resentimiento y estulticia, que el "señor" mecheverria fue EXPULSADO del grupo Católicos contra el Nuevo Orden Mundial. Es una lástima que este personaje tenga autorización para participar de este blog, me hace dudar en seguir participando del mismo.


    ResponderEliminar
  7. Sr. Juan Pérez:
    ¿Fui expulsado de tal grupo, dice usted? Pues mire usted, ni idea de que existiera el tal grupo, pero en fin si usted lo dice seguro que será verdad.
    En cuanto a que personalmente sea un ser estulto, no se lo niego, porque yo también tengo dudas al respecto de que lo sea. Lo que si le discuto es lo del resentimiento: nada más lejos de mí, se lo aseguro.
    Y finalmente, en cuanto a su argumentación no personal, solo dos cosas:
    1) Que 1318 corporaciones controlen la economía mundial no significa absolutamente nada. Primero porque lo que sea "controlar la economía mundial" es muy discutible. Y segundo porque aunque el tal estudio fuera radicalmente cierto, lo único que me parece seguro es que una empresa, su directiva, lo único que le interesa es maximizar el beneficio ante sus accionistas, y dudo mucho que tengan mucho interés en cambiar la conciencia de nadie, entre otras cosas porque la avaricia y el egoísmo intrínseco al hombre pecador le basta y le sobra.

    2) Si el gobierno mundial se relaciona con la bestia del mar o no, comprenderá usted que es algo sumamente opinable. Pero en cualquier caso lo seguro es que ni usted ni yo, ni nadie puede afirmar que cualquier interpretación históricamente concreta sea la cierta. Lo que si se puede afirmar es que concretamente ahora está pasando una serie de cosas que nos permite asegurar que el control de las conciencias de la gente en este momento es casi completo en la mayoría de la humanidad, de forma que no veo en absoluto la necesidad de un gobierno mundial cuando se puede hacer lo mismo sin el mismo(sobre todo porque actualmente veo serios obstáculos para conseguir tal Gobierno: enfrentamiento de las grandes potencias, las peculiaridades del islam o el comunismo, etc.).

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Aparte de estulto, Miguel Echeverria (español que reside en Segovia) es un gran mentiroso.

    Este es el perfil de facebook:

    https://www.facebook.com/miguel.echeverria.3958?ref=ts&fref=ts

    Y acá pueden leer las barbaridades de este orate decía en el grupo Católicos contra el NOM, cito:
    "Las grandes potencias (USA, Rusia y China) están de acuerdo en lo fundamental: una guerra es un mal negocio, que es lo unico que les importa".

    https://www.facebook.com/groups/396153063802400/search/?query=echeverria


    La mentira tiene patas cortas...

    ResponderEliminar
  9. Sr. Juan Pérez,
    Dado el nivel barriobajero y tabernario que va adquiriendo esta discusión, hasta me da vergüenza contestarle. Pero, en fin, por una última vez voy a hacer el esfuerzo y le hago tres breves reflexiones:

    1) Es imposible de toda posibilidad que yo haya mentido, puesto que nunca negué haber participado en su grupito, sino que dije simplemente que no lo recordaba, y por las dudas añadía que si usted decía lo contrario seguramente tenía razón usted… Por tanto, primera con conclusión: yo no he mentido en absoluto.

    2) Al parecer y por lo que usted mismo informa mi gran pecado, el motivo por el que fui expulsado del grupo, fue emitir la siguiente opinión: "Las grandes potencias (USA, Rusia y China) están de acuerdo en lo fundamental: una guerra es un mal negocio, que es lo único que les importa"…

    Pues mire usted sigo sin recordar esa opinión, pero ahora que la leo me parece una opinión justificadísima y muy razonable… Es más los recientes acontecimientos en Ucrania vendrían a confirmarla.

    Pero en cualquier caso, la cuestión es que esa opinión, razonable o no, es una opinión a la que me parece cualquiera tiene derecho a mantener sin que nadie lo expulse de no sé que grupo o lo insulte como usted lo hace… Creo yo, vaya.

    Es más, mi consejo es que rectifique su actitud, porque no parece motivo para insultar el que alguien mantenga una opinión en contra de la suya… es más, si sigue haciéndolo puede que alguien pierda la paciencia. Por tanto mi consejo es que mejore sus modos de dialogar o que al menos siga haciéndolo así solo en la prudente distancia online.

    3) En fin, que me temo que ya he perdido demasiado tiempo en una discusión sin pies ni cabeza, por lo que la doy por zanjada de mi parte. Y eso sí, y puesto que al parecer conoce mi residencia, le animo a que si algún día pasa por Segovia me repita en persona sus argumentos online, para así poder continuar este simpático dialogo.

    Quede usted con Dios.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!