miércoles, 7 de mayo de 2014

Biblioteca Clásica y la restauración de la cultura

Nuevamente deseo recomendar la visita del blog Itinerarium Mentis, administrado por Leonardo, un amigo católico que, desde Colombia lucha por la restauración de la fe y de la inteligencia católica.

Quisiera reproducir a continuación, algunas de las palabras con las que Leonardo presentó su blog, hacia el año 2012.

¿En qué fundamos la necesidad de promover un retorno a los valores del pensamiento clásico?
En realidad podríamos aducir un sinfín de razones que justificaran nuestro propósito y todas ellas serían válidas. Pero a decir verdad la razón que consideramos más fuerte es la siguiente: proclamamos sin complejos la absoluta urgencia de retornar a una visión clásica de la vida porque LO CONSIDERAMOS NECESARIO.
En los buenos tiempos, y de esto hace ya desgraciadamente muchos años, una razón como la que esgrimimos más arriba hubiera sido suficiente para la inmensa mayoría de las personas, pues el sentido común no se había perdido del todo y aún éramos capaces de distinguir un gato de una liebre; las cosas han cambiado últimamente.
[...] ¿Qué tiene para aportar eso que hemos dado en llamar “pensamiento clásico”? a responder esa pregunta va dirigido todo el esfuerzo de  los involucrados en este proyecto. Emprendemos este camino conscientes de nuestras limitaciones personales, sabedores más que nadie de lo escasas de nuestras fuerzas, pero confiados al mismo tiempo en que toda nuestra fuerza ha de venir de la fuerza misma de las tesis que defendemos, y que son las mismas que han sido por siglos defendidas por las más preclaras inteligencias, las cuales trazaron para nosotros la estela que ahora nos proponemos seguir, y de la cual aspiramos a ser tan sólo fieles amanuenses.
Séanos permitido terminar esta pequeña “invitación argumentada” citando una frase genial de ese genial escritor que fue Don Nicolás Gómez Dávila; pues creemos que, en cierta forma, nosotros al igual que él:
“conspiramos sin ilusión alguna contra el mundo actual, pacientes, tenaces, porfiados, llevando acaso entre los pliegues de un harapo el destino del mañana”

En su Itinerarium existe una sección llamada "Biblioteca Clásica" desde la cual se pueden descargar una gran cantidad de libros de teología. Quisiera recomendarles la lectura de uno de ellos: Las tres edades de la vida interior, del Padre Garrigou-Lagrange.
¡Buena lectura!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!