martes, 27 de mayo de 2014

Hermenéutica de la continuidad

Sin palabras... para todos los conservadores responsables y aquellos que llenos de gozo cantaron el Te Deum cuando Raztinger/Benedicto XVI "liberó" la Misa Tridentina, una Misa indultada, un simple acto prorritualista, y no como han querido ver los neo-conservadores, una restauración de la fe.

Como ya hemos explicado en Sursum Corda, Ratzinger y Bergoglio tienen la misma fe y adhieren a la misma Iglesia: la Iglesia del Anticristo, la Sinagoga de Satanás.



También recomendamos:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!