jueves, 12 de junio de 2014

Los falsos tradicionalistas

La falsos tradicionalistas y los enemigos de las misas “una cum”
Deshonestidad intelectual y novedades.


Introducción

Recientemente el señor Patricio Shaw volvió a la carga (esta vez contra mí) por “promover” las Misas una cum que según él y el presbítero Nicolás Despósito, no solo son sacrílegas, sino que además causan a Dios más ira que todos los abortos de la historia.

Yo intenté mantener un debate con el señor Shaw, lo cual fue imposible. Esto se debió a que él no deseaba escuchar más argumentos que los suyos. Ahora bien, esos argumentos a los que él apelaba ¿Eran argumentos basados en el Derecho, la Historia de la Iglesia, La Tradición, los Dogmas? No, se basaban en una hermenéutica extraña y propia de él, rigorista, es verdad, pero no con fundamentos teológicos, sino con una filosofía propia. Como ocurre con otros autoproclamados “tradicionalistas”, el sr. Shaw desvirtúa la imagen de quienes no piensan como él. El llamar ingenuos o lanzar la duda sobre la honestidad de aquellos que, con argumentos fundados disentimos en todo, o en parte de sus opiniones, es propio de alguien con una gran deshonestidad intelectual[i]. También el señor Shaw salpica su tesis con apreciaciones descontextualizadas o innecesarias en la argumentación, haciendo simular que quienes no adherimos a su pensamiento, apoyamos o sostenemos :

también las pretensiones jerárquicas y normativas del jefe de la Masacre Espiritual Anticatólica más grande de la historia”

Dar vida a una acción anticatólica en el medio de la acción que debería ser la más santa del mundo por renovar el Sacrificio del Calvario, es un sacrilegio horrible, peor que todos los abortos de la historia sumados.

Atendamos ahora al centro de la tesis de Shaw:

El verbo “pedimos” afirma la entera disposición de cosas de toda la oración, y, como esta disposición incluye que Francisco es papa, el verbo afirma que él es papa con la misma fuerza que Francisco” la simple proposición “Francisco es papa”, y con el agravante de afirmarlo en el mismo acto de referir a Dios Padre el verdadero sacrificio de Dios Hijo.

Lamentablemente, el señor Shaw se equivoca, aún cuando él no lo quiera reconocer. En primer lugar, el señor Shaw admitió que desconocía fundamentos de la historia de la liturgia católica, y yo afirmo que de la historia de la Iglesia en general.


La mención del Pontífice y de los monarcas en el Te Igitur.

En las liturgias pre-tridentinas, el nombre de los reyes era incluido en el “Te Igitur”, al igual que el de los Papas y obispos. Si el Te igitur presenta en la mención del Pontífice Romano, lo que el Patricio Shaw quiere hacernos creer, entonces, también vale para la persona del Rey. Esta oración por el rey no era suprimida, ni aún cuando el rey fuera, ciertamente un hereje, tal como ocurrió en la Hispania visigótica y luego, bajo el dominio de los musulmanes. Quisiera exponer ahora algunos ejemplos de liturgias de la Iglesia Latina:

El Rito Ambrosiano de Milán y que data del Siglo IV, menciona explícitamente al Papa, al Arzobispo y todo su clero, al Emperador, al Rey, el Dux “con todos sus ejércitos”. Esta liturgia se siguió utilizando, incluso durante el dominio de los ostrogodos, que, como es sabido, eran arrianos:

En primer lugar ofrecemos [este sacrificio] a ti por tu Santa Iglesia católica, te dignes con placer de mantenerla en paz, protegida, unida, y gobernarda, a través de todo el mundo, junto a tu siervo N., nuestro Papa, y N., nuestro obispo, y A., nuestro Rey, así como todos los ortodoxos,  y los que tienen la fe católica y apostólica.


El misa del Misal de Stowe, irlandés, que data del Siglo VIII incluye en el Te Igitur la mención al Papa, al Obispo,a  todos los obispos ortodoxos y al Rey. Es interesante señalar que la misma era utilizada aún en los territorios donde los retes eran paganos.

El Rito de Sarum, que data del Siglo XI, utilizado en la Iglesia de Inglaterra hasta el cisma (y posterior herejía anglicana[ii]) dice:

[...] in the first place we offer to Thee for Thy Holy Catholic Church, that Thou wouldst vouchsafe to grant her peace, and to preserve, unite, and govern her throughout the world ; together with Thy servants N, our Pope ; N, our Bishop ; and N, our King ; as also all orthodox believers, and professors of the Catholic and Apostolic
faith.

El Missale Aboense, de Finlandia, que data de 1330 menciona, igualmente al Papa, al obispo y al soberano temporal.

Las liturgias orientales hacen la misma mención, así, por ejemplo la Liturgia de San Marcos (Alejandrina), que se mantiene inalterada desde la época del cisma, tiene toda una oración especial por el Rey:

Oh Dios, Soberano Señor, el Padre de nuestro Señor y Dios y Salvador Jesucristo, oramos y suplicamos a concedas que nuestro Rey pueda disfrutar de la paz, y ser justo y valiente. Somete bajo a él, oh Dios, todos sus adversarios y enemigos. Cíñelo en tu escudo y armadura, y levantate en su ayuda. Dale la victoria, oh Dios, para que su corazón pueda establecer la paz y la alabanza de tu Santo Nombre…

¿Propio de las liturgias pre-tridentinas? No. Gracias a mi trabajo de Tesis he podido consultar Misales católicos del Siglo XVII, XVIII y XIX.

En los misales franceses a los que tuve la oportunidad de acceder, se menciona al Papa, al Obispo y al Rey. Lo mismo ocurre durante el periodo de los Austrias y luego los Borbones en España. En Buenos Aires virreinal, por lo menos uno de los misales salidos de la Imprenta de Niños Expósitos tiene la mención explícita en el te igitur al Papa, al Obispo diocesano y al monarca español.
Finalmente, durante el régimen fascista en Italia, los sacerdotes católicos debían mencionar al Duce y al Rey en el Te Igitur.

Situaciones históricas que merecen análisis.

El señor Patricio Shaw no basa sus argumentos en nadie más que en sí mismo. Pero imaginemos que él tiene razón. Si así fuera todas las misas católica rezadas en la península ibérica durante la época visigótica, en la que los monarcas eran arrianos, hubieran sido sacrílegas y tant los obispos como los sacerdotes habrían cometido un sacrilegio terrible. Lo mismo vale para los mártires ingleses que seguían asistiendo a las misas católica rezadas con el rito de Sarum y de York, en las que se mencionaba a Enrique VIII y luego a la herética Isabel I. Ellos, que asistieron a Misa hasta el último momento que les fue posible, dieron su consentimiento a monarcas herejes y cismáticos, colaboraron, por lo tanto, con los persecutores de la Iglesia Católica y se hicieron así mismos, enemigos de Cristo, la Fe y de la Santa Iglesia Católica. ¿Exagerado? Pues esa es la conclusión lógica de los argumentos de Shaw.

Esto se hace extensivo al caso particular de los obispos, con los que el sacerdote se dice “una cum”. Así, por ejemplo, la Universidad de París condenó a los sacerdotes de Arlet que se negaron a mencionar al obispo Nicolas Pavillon, confeso y público jansenista. Otro tanto ocurrió con los sacerdotes que rechazaron mencionar en el Te Igitur a Henri Arnauld. En Holanda, los presbíteros que rechazaron a los obispos jansenistas de Deventer y al Arzobispo jansenista de Utrech, no dejaron de mencionar el nombre de los usurpadores hasta que Roma envió vicarios apostólicos, situación esta que había sido abalada incluso por la Universidad Católica de Lovaina[iii].

¿Implica esto, como quieren hacer creer los publicistas de Católicos Alerta que estamos a favor de Bergoglio, al no condenar como ellos, las misas tridentinas celebradas una cum el usurpador Bergoglio? No, de ninguna manera. Nosotros sostenemos que en caso de necesidad, y amparados en el Derecho Canónico, los fieles católicos pueden, sin problema de consciencia asistir a las misas celebradas por sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. Esto lo he desarrollado en un artículo titulado Misasuna cum, precisiones canónicas.


Algunas conclusiones

Lo que ocurre con Patricio Shaw no es una novedad para cualquiera que esté un tiempo en los medios “tradicionalistas”, especialmente cuando los mismos insisten en su carácter de “tradicionalistas” por sobre “católicos”. Ya he mencionado en un articulo anterior que el "tradicionalismo" es una actitud ritualista y exotérica, como la que se aprecia en tantos sitios webs. Los que nos reconocemos como católicos no necesitamos decir “soy tradicionalista”, porque tenemos los argumentos necesarios para señalar a losmodernistas y conciliaristas del vaticano II como falsos católicos, como herejes, sin necesidad un mote o apodo nuevo.
Lamentablemente, los tradicionalistas han iniciado una nueva tradición, no siemrpe católica, sino propia. Quizás el hecho de que el clero “tradicionalista” fue formado con el sólo objetivo de decir la Misa Tridentina, quizás porque los pioneros pusieron toda su atención en tener sacerdotes como ministros del Altar y no teólogos, la teología ha quedado relegada a un segundo plano, cuando no completamente desvirtuada. Así, un lector educado poco a poco se va desencantando con autores como el Padre Anthony Cekada, el obispo Andrés Morello, el pseudo-obispo Daniel Dolan… y hombres de buena fe, como el señor Shaw.
Estos “tradicionalistas”, que elaboran su propia teología terminan constituyendo una Iglesia propia, que no es la ἐκκλησία Κυριακή, sino la “Iglesia Tradicionalista”, con una autonombrada jerarquía, con su propia hermenéutica canónica. Ese “tradicionalismo” discrepa de la verdadera Traditio.  

Debemos tener presente las palabras de San Irineo:

"Recordando la Tradición que ella [la Iglesia Católica Romana] ha recibido de los Apóstoles, esta Fe que ella ha anunciado a los hombres hasta nosotros, a través de la sucesión de sus Obispos, confundimos a todos aquellos que, de alguna manera ... constituyen las asambleas [Iglesias] ilegítimas[iv]

Entonces, estos que innovan ¿Qué tipo de Iglesia están constituyendo? Si ellos se alejan de aquella Iglesia que Nuestro Señor Jesucristo fundó, de la Doctrina que Él transmitió ¿En qué se están convirtiendo? En fariseos, están cayendo en ese espíritu filo-jansenista, que tanta huella dejó en el catolicismo francés.
Nosotros, en cambio, sostenemos como principio la Tradición de la Fe, es decir, aquello que hemos recibido, como hicieron los obispos en el Concilio de Éfeso:


la mejor manera de proceder, la más católica, la más conforme a la fe, era la de apelar a las sentencias de los Santos Padres( ... ) Iluminados por esta manera de proceder, el impío Nestorio fue así, en buen derecho y justamente, juzgado en ruptura con la antigüedad católica, mientras que Cirilo fue encontrado en comunión con la muy santa Fe antigua.

En efecto, San Cirilio espetó a Nestorio, el hereje lo siguiente:

La Tradición de la Fe repugna en esto a tu afirmación. Nosotros hemos aprendido a admirar, no a un hombre portador de la divinidad,. sino a un Dios hecho hombre; tú al contrario, hablas de manera totalmente diferente.

Oremos al Señor para que los tradicionalistas, tan rigoristas, tan duros, a quienes tan bien les cae el apelativo de jueces suplentes del valle de Josafat, dejen de empezar por ellos mismos, vuelvan sus ojos a la Tradición que, sin saberlo, han abandonado, y no hablen “de manera totalmente diferente”.






[i] La misma que mostró en su momento es presbítero Lázaro Romero, quien varió su postura, simulando mantenerse siempre en la misma posición, como reza un viejo dicho: “Varías, luego mientes.”
[ii] El rito de York repite la misma fórmula. En ella se menciona al Papa, al obispo y al rey.
[iii] La bibliografía sobre el jansenismo es muy amplia. Menciono únicamente Léon Séché, Les Derniers Jansénistes depuis la ruine de Port-Royal jusqu'à nos jours (1710 - 1870), Paris, Perrin, 1891; Augustin Gazier , Histoire générale du mouvement janséniste depuis ses origines jusqu'à nos jours , Paris, Honoré Champion, 1924. En estos textos se pueden encontrar menciones a la situación de las diócesis y la oposición de los presbíteros a sus obispos. Esto nos puede llevar a un interesante estudio eclesiológico que arrojaría más luz, incluso, a la situación actual de la Iglesia Católica, en la que los usurpadores no han podido ser depuestos por una autoridad con jurisdicción ordinaria. Me parece igualmente interesante, que aquellos que tanto se oponen a las Misas una cum sean los mismos que adhieran la tesis semi-lefebvrista del dominico Michel Louis Guérard des Lauriers.
[iv] Ad. Haereses, Lib. III, c. 3.

20 comentarios:

  1. Excelente aporte Raúl, gracias por el artículo.

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    la verdad es que no tengo claro el asunto.
    Si el sacerdote que oficia la misa, está válidamente ordenado y hace la misa según el rito correcto, pero el reconoce a Francisco como Papa, a lo sumo será cismático el sacerdote.
    Por ejemplo durante el gran cisma de occidente hubo hasta tres Papas simultáneamente (uno solo sería el verdadero) Supongo que una parte de los sacerdotes oficiaría un cum con un Papa y otra parte oficiaría con el otro, No me parece que eso hiciera que las misas del sector con el Papa falso fueran sacrílegas.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por publicar, porque me ha tocado discutir varias veces con don Patricio y el Padre Lázaro, que quieren convencer a todo el mundo de no asistir a las Misas una cum. Desgraciadamente yo no tengo el bagaje para argumentar contra ellos.

    ResponderEliminar
  4. Tiendo a coincidir normalmente contigo Raúl, pero esta vez no puedo sino decirte que no comparto el argumento, de hecho, creo que es una cuestión de perogrullo:

    Todos los ejemplos que traés a colación refieren al PODER TEMPORAL; no al Romano Pontífice. En todos los casos que nombrás el que se encuentra en interdicción, cisma o herejía es EL PODER TEMPORAL y nunca la Autoridad Espiritual (El Romano Pontífice).

    Podemos ciertamente los cristianos reconocer la autoridad de un gobernante heteropráctico, heterodoxo, herético y aún pagano. Cristo mismo lo hizo con Poncio Pilatos reconociendo el origen (ex alto) de su investidura.

    No quiero decir con esto que las Misas UNA CUM sean sacrílegas, no entro en esa disputa, solo indico que tu argumento no se sostiene.

    En Cristo,

    Pedro

    ResponderEliminar
  5. Gracias por todos los comentarios.

    @Jorge Rodriguez, coincido contigo en que sólo serían ilícitas. No obstante, hay un problema adicional, para declarar cismáticas las misas tridentinas válidas celebradas «una cum» sería menester una autoridad con jurisdicción ordinaria que excomulgara a la Iglesia Conciliar y también a los sacerdotes que reconocen al Usurpador Bergoglio. Eso hasta ahora no ocurrió. Me sorprende que los que sostienen la "tesis" del Papado Material (en sí es sólo una hipótesis teológica, no llega a tesis) sean quienes se pongan más duros con este tema.

    @Pedro Ruiz, el Sr. Dowling como señalé, tiene su propio sistema "telógico" que no está basado en la Teología Católica. Creo que parte del análisis del lenguaje... no lo sé. Es como un filólogo que perdió el norte. Yo realicé estudios en filología y me acuerdo que tenía un profesor que nos decía "algunos filólogos están tan obsesionados con lo que el texto dice, que son capaces de creer que existieron los Dragones en la Edad Media".

    @Pedro. Gracias por el comentario. En efecto, todos estos ejemplos corresponden al poder temporal. El problema es que si el «una cum papa nostro» significa lo que dice Dowling, etonces la invocación al rey tiene que significar lo mismo, porque está junto con el Papa y el Obispo. Es decir, el sacerdote reconoce que comparte la misma fe que el Papa, Vicario de Cristo,e l Obispo, Vicario de los Apóstoles y el soberano temporal, protector de la Iglesia y quien gobierna por la Gracia de Dios. Dicho de otra manera, si el sacerdote es cimático, herético y además comete sacrilegio al declararse en comunión con un antipapa, entonces también es cismático, herético y sacrílego al estar en comunión con un soberano hereje. En efecto, en las sociedades proto-burocráticas, no hay una diferencia entre La Iglesia y el Estado.

    ResponderEliminar
  6. Habíase visto dijo el gaucho:....Amigos!Lo que mas estremece es la Osadía en llamar SACRÍLEGA una Misa dicha UNA CUM!!Es decir la Ostia consagrada! cuando se cumplen todas las Normas!...no dicen que es Ilícita,,de plano SACRÍLEGAS. .Cuando la Iglesia Misma en caso de Muerte o Justa Causa permite que uno reciba los sacramentos de un excomulgado!!idem cismático! es decir una persona excomulgada y cismática no tiene sacramentos sacrílegos pero un sacerdotes UNA CUM SI? eso no se sostiene con el Magisterio de la Iglesia ni con el código de derecho canónico.canónico. Aqui me parece que queda Un resabio muy fuerte de este grupo religioso frente a la Institución que los vio nacer antes de abandonarla,es decir,la Fsspx..es como si todo consistiera en quitarles fieles dando una caracterización al sacramento que la Iglesia no dio ni en los peores casos de no pertenencia a la Iglesia!.Mons.Guerard des Lauries en su entrevista habla de UNA CUM pero habla de la cesación de la ley en ciertos casos...IGNORANCIA y SITUACIÓN ACTUAL...porque lo que prima es la salvación del alma.Patricio dice abiertamente que EL SE EQUIVOCO,el Padre Romero trata de no hablar del tema.Sera que la Iglesia permite sacramentos SACRÍLEGOS ante peligros de muerte o justa causa? Algo intrínsecamente malo puede salvar?el fin justifica los medios? o sera que no es intrínsecamente malo sino que tiene otra caracterización??Acaso la Fsspx están excomulgados? Sobre este tema no existe unanimidad en obispos y sacerdotes serios tanto del sedevacantismo como de la Fsspx tienen opiniones diferentes frente al Una Cum...¿que le da autoridad a el grupo partidario de la tesis y al padre cekada para ir mas allá de los que va la Iglesia?,¿juzgando con una severidad atroz....y rasgándose las vestiduras cuando uno señala la duda del obispado de Dolan y su sacerdocio por haber sido ordenado con una mano cuando la Iglesia en su Magisterio y sobre todo PIO XII da la forma y materia apta para tal ceremonia? ¿nuevamente la tesis y cekada están mas allá que el Magisterio y la Iglesia?...Esto no es una campaña en cotra de ellos es decirles que dejen de pontificar porque no les corresponde ni jridicacmente ni Magisterialemnte ya que la Iglesia no juzga asi.Son los Feenetas de sedevacantismo solo que esta vez focalizados al Una cum.Señores recen,trabajen por la crisis y dejen de generar declaraciones CATÓLICAS que ayudan a los catolicos a sobre llevar la crisis como esta.."Todos los ABORTOS DEL MUNDO ofenden menos a Dios que una misa UNA CUM"(R.P Nicolas Desposito.TWEETER PUBLICO.Prefecto de disciplina seminario Mons.Donald Sanbor)... Este es el espíritu que los guía...MIDAN CON LA MISMA VARA TODO NO SU CONVENIENCIA....

    ResponderEliminar
  7. Este Señor es el mismo que le hizo la vida imposible al Padre Luis Jurado y a las Monjas que estaban con el...ofreciéndole ciertas cosas y al final negandoles todo y difamandolos públicamente a diestra y siniestra....un loco...que siga hablando con los dos bustos que tiene en su comedor...san juan y su madre....y de paso que se haga cargo de su hija que no le importa argumentando que ella y su ex esposa están endiabladas(que niegue esto si no es cierto)....cuantas cosas detrás de estos teólogos que hoy se hacen los paladines guardando su vida debajo de la alfombra.

    alguien que sabe quien sos realmente...

    ResponderEliminar
  8. Estimados, tratemos de centrarnos en la cuestión teológica. Este señor es famoso por el chisme (eso hasta yo lo sé), pero aquí no tratamos cuestiones personales, sino TEOLÓGICAS.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, apaguen la luz y nos vamos todos si este enfermo y golperador de mujeres y padre no responsable de hijos abandonado de Patricio Shaw viene ahora a pontificar y a darnos lecciones de teología, realmente ya está todo perdido xD.

    Andrés

    ResponderEliminar
  10. Gloria al Padre y al Hijo y el Espíritu Santo

    - Dentro del canon del Santo Sacrificio de la Misa después de la oración del Sanctus y el Te ígitur (aceptación y bendición pedida a Dios sobre los dones presentes en el altar, santos sacrificios sin mancilla) el sacerdote dice la siguiente oración:

    "In Primis quae tibi offerimus pro Ecclesia tua sancta catholica:
    quam pacificare, custodire, adunare et regere digneris toto orbe terrarum:

    UNA CUM famulo tuo Papa nostro N. et Antitiste nostro N.
    et omnibus orthodoxis, atque catholique et apostolique fidei cultoribus.
    "

    - Los dos primeros renglones en cursiva describen claramente la razón de la oración en si, que es ofrecer de forma primera esos dones bendecidos y aceptados por Dios por su Santa Iglesia no hay más:

    En castellano estos 2 renglones:
    "En primer lugar los ofrecemos por tu Santa Iglesia Católica: Dignate darle paz,
    defenderla, mantenerla unida y gobernada por toda la redondez de la tierra."

    - En los siguientes 2 renglones en negritas la misma oración solo profundiza algunas características sobre como es la Iglesia, claramente en castellano los 2 últimos

    "UNA CON tu siervo nuestro Papa N. y nuestro Obispo N. y TODOS LOS QUE FIELES A LA VERDADERA DOCTRINA, PROFESAN LA FE CATÓLICA Y APOSTÓLICA"

    En concreto efectivamente se pide por la Santa Iglesia Católica que ciertamente es UNA en (los que conservan y profesan) la Fe (incluido el Papa y Obispo Jurisdiccional circunstancial). necesitaríamos ver en el Misal Romano la fórmula variable de esta oración aplicable cuando existe una sede vacante de Papa u Obispo Jurisdiccional para creer que la segunda parte de la oración no es solo explicativa o decorativa; el Obispo Sanborn tan entendido en esto seguro la debe conocer y decir en sus Misas o a lo mejor como esa fórmula variable realmente no existe la mutila como aparece en esta página al lado derecho en el titulo de Ortodoxia Católica. El Hecho es que siempre que existió una sede vacante de Papa en las Santas Misas la oración quedaba integra solo se omitían los N. y N. circunstanciales de forma totalmente ortodoxa.

    ResponderEliminar
  11. ...Cont.
    Por lo tanto "algunos" sacerdotes miembros (esto de "algunos" es un tema que voy a profundizar a continuación) de la FSSPX o ex-FSSPX lo que realmente hacen en conciencia al pronunciar ese N. circunstancial, es decir una mentirota, un pecado mortal personal, que no vincula a ningún fiel cristiano presente, pues sabían en su momento que ni JXIII, PVI, JPI, JPII, BXVI (a Francisco no lo cuento pues eso solo el payaso o marioneta de los predecesores manejado por el perfido Ratzinger que sigue vivito y sulfureando) "no son fieles a la verdadera doctrina ni profesan la Fe Católica y Apostólica", pecado provocado por su faltas de integridad en la Fe o más claramente llamadas Herejías respecto a la Infabilidad Papal y trato del Conciliabulo Vaticano II para este caso entre otras.

    Por lo tanto las misas o los grupos como demuestro mal llamados UNA CUM solo existen en la imaginación del Obispo Sanborn y anexos, y aprovechando el tema de "algunos" esto nos lleva a la conclusión de que no sabemos nunca realmente que sacerdote dice el N. circunstancial de esta oración pues es una oración en silencio dirigida por el sacerdote, Se sabe que al Obispo Lefebvre algunos sacerdotes de la FSSPX, justamente de EUA, le pidieron permiso para omitir el N. circunstancial por el problema de conciencia que se genera al rezarse completa la oración y no pecar, a algunos se les concedió a otros los regaño, etc. Al final del día se vuelve absurda y ridícula la postura de tachar en lo general a la llamada secta Una Cum pues no sabemos si el mismo obispo Sanborn, el padre Cekada y compañía son de estos "una cum" que ellos atacan, pues en contra de la razón misma ellos si profesan públicamente que si estos anti-papas se convierten a la Fe Cristiana abjurando de su apostasía se volverían ipso facto Papas legítimos y verdaderos a los que se someterían inmediatamente, por lo que queda la duda razonable si en silencio también piden por los anti-papas en sus misas, cosa que congruentemente deberían hacer según su muy humana e irracional posición de sede vacante. como se convertirían según ellos si no fuera por la oración plena de la Santo Sacrificio de la Misa ofrecida por ellos

    En Misas Tridentinas que ofrecen sacerdotes verdaderos lo que se puede y se debe hacer como Fiel Cristiano es juzgar la Herejía o el error en los sermones y ya, con Caridad primera entendiendo que vivimos la gran Apostasía del Fin de los Tiempos hacerle ver de forma personal al sacerdote que esta trabajando contra la Iglesia de Cristo al profesar y comunicar la herejía y si de buena voluntad no se corrige denunciarlo públicamente entre quienes van a él, y sino se convierte el alejamiento de esos sacramentos se darán por el rechazo que el sacerdote hará en concedérnoslos y no por volvernos sectarios. Por lo tanto se demuestra nuevamente que la falta de integridad en la Fe y la correcta lucha por ella como explico arriba lleva a algunos actuales clérigos a errar su lucha y a inventar cosas de tono simplemente donatista. o solo les pedimos que si leen una oración la entiendan( definitivamente el inglés no es tan rico como el castellano en la expresión de las cosas y menos de las cosas sagradas)

    FIAT

    ResponderEliminar
  12. Con todo respeto, me parece fuera de lugar el argumento de que en tal o cual época, en la oración de marras se mencionaba a un monarca que no era católico, pues en el caso de un pontífice, la mención cobra una connotación especial, cual es la de llevar ella de forma implícita el RECONOCIMIENTO DE DICHA PERSONA COMO LEGÍTIMO PAPA.
    Obviamente, en el supuesto caso de que esta persona de tratase de un hereje o de un apóstata, tal mención implicaría, por lógica, tal reconocimiento, con las gravísimas consecuencias que ello traería aparejadas, y que, de tan obvias, no hace falta aclarar aquí.
    Creo que la diferencia entre ambos casos es por demás evidente, y por ello no justifica más análisis.
    Ahora bien, si esta circunstancia convierte automáticamente en ilícita y/o inválida una misa de tales características, es harina de otro costal, y no soy yo quien lo determine, pero lo que creo indiscutible -insisto- es la impertinencia del argumento a que hago referencia al comienzo de este comentario, como medio idóneo para avalar la postura del blog en esta cuestión.
    Por último, para quienes no hayan leído un artículo sobre el mismo tema, aparecido en el sitio Católicos Alerta en el presente mes, creo conveniente hacerlo.
    Sin más, saludo a Ud. atte.
    Joaquín

    ResponderEliminar
  13. Estimado Sr. Raúl Miguel, me permito disentir con Ud. en este tema, en el sentido de que parece no tomar en cuenta el principio de "in ecclesiam", fundamental para muchas cuestiones atinentes a la Iglesia Católica.
    En función de ello, creo honestamente, en primer lugar, que para que el Santo Sacrificio de la misa sea lícito (no importa si válido o no, si sacrílego o no) debe ser dado, sin ningún lugar a dudas, "in ecclesiam".
    En segundo lugar, que nunca puede considerarse como tal una misa en la cual se reconoce como papa a quien, por su condición de hereje reconocido no pertenece a la Iglesia Católica (tanto que Ud. mismo le llama correctamente “usurpador”).
    En tercer lugar, es absurdo suponer que pueda ser lícita la asistencia de los fieles a una misa QUE NO PERTENECE A LA IGLESIA CATÓLICA, en razón -repito- del sólo hecho de reconocerse en ella como pontífice a un hereje.
    En síntesis, es imposible sustentar la opinión de que, en caso de que el sacerdote oficie la misa en comunión con un hereje, “el problema es de él, exclusivamente”, y de que los fieles, por su parte y a pesar de ello, pueden asistir a la misma lícitamente, bajo la única condición de no compartir tal falsa comunión.
    Insisto en que toda esta composición de lugar estriba en el principio de “in ecclesiam”, que abarca a todos los miembros de la Iglesia por igual y simultáneamente, desde el papa hasta el último de los fieles.
    Obviamente, para quien no reconozca como válido tal principio, la conclusión será otra muy distinta, pero, de ser así, habrá que elucidar prioritariamente esta cuestión, simplemente por razones metodológicas.
    Por último, sería interesante que Ud. expusiera aquí sus objeciones al trabajo que sobre este tema ha hecho el padre Anthony Cekada, cuya opinión, como sabemos, es diametralmente opuesta la suya.

    PD
    Me permito dejar este mensaje en 2 entradas distintas, ya que ambos están íntimamente relacionados entre sí, y no sé en cuál de ellos corresponde más que lo haga.
    Christian Gabriel

    ResponderEliminar
  14. Señor Raúl Miguel, con todo respeto, estimo fuera de lugar el argumento de que en tal o cual época, en la oración de marras se mencionaba a un monarca que no era católico, pues, a mi criterio, en el caso de un pontífice, la mención cobra una connotación especial, cual es la de llevar ella de forma implícita el RECONOCIMIENTO DE DICHA PERSONA COMO LEGÍTIMO PAPA.
    Pues bien, a partir de ahí se deduce que, en el supuesto caso de que tal persona se tratase, nada más ni nada menos, que de un hereje o de un apóstata, dicha mención implicaría, por lógica, y paradójicamente, el reconocimiento como jefe de la Iglesia Católica, de una persona que no pertenece a Ella, con las gravísimas consecuencias que esto traería aparejadas, y que, de tan obvias, no hace falta aclarar aquí.
    En otras palabras, no se trata de un problema de menciones en cuanto tales, sino en cuanto al significado y trascendencia de las mismas, a partir de lo cual creo que la diferencia entre ambos casos es por demás evidente, y por ello no justifica más análisis.
    Ahora bien, si esta circunstancia implica “per se” la invalidez de una misa de tales características, es harina de otro costal, y no está en mis posibilidades dar una opinión al respecto, pero sí creo firmemente que es ilícita, y -por tanto- también lo es la asistencia a la misma por parte de cualquier fiel.
    Por lo demás, salta a la vista que sería un absurdo que en el seno de una misma misa pudiera ocurrir que , mientras el sacerdote reconoce expresamente como legítimo papa a X persona, los fieles consideren a la misma persona como fuera de la Iglesia. Tan absurdo como lo sería también el caso contrario, esto es, que un fiel que reconoce como legítimo papa a determinada persona, concurra a una misa oficiada por un sacerdote que se niega a hacer mención de su nombre por no reconocerla como miembro de la Iglesia Católica.
    Por todo ello, en mi modesta opinión, recalco, no creo sean pertinentes los ejemplos expuestos por el blog como argumento válido para sustentar su postura respecto de las misas llamadas “una cum”, en cuanto a su licitud se refiere.
    Por último, para quienes no hayan leído un artículo sobre el mismo tema, difundido por correo electrónico hace pocos días por el sitio Católicos Alerta, creo conveniente hacerlo, al solo efecto de confrontar opiniones y sacar conclusiones, en un asunto tan espinoso como éste.
    Tal artículo trae aparejado un documento (en formato pdf) del padre Anthony Cekada, denominado “El grano de incienso: Los sedevacantistas y las misas una cum”.

    Sin más, saludo a Ud. atte.

    Joaquín

    ResponderEliminar
  15. Estimados comentaristas, el debate ha sido muy fuctífero, por eso pienso hacer publicaciones especiales de algunos de ellos en los próximos días y en las mismas entradas comentar y responder lo que aquí escribieron.
    Van ahora algunas respuestas rápidas:

    @Anónimo del 13/6 18:24. Concuerdo con usted. La gravedad de lo dicho por Despósito y la justificación (terriblemente mala) de Shaw me obligó a realizar un estudio histórico como el que presento aquí.

    @Hector Adrián, muy bueno tu comentario. Lo pubicaré como artículo.

    @Christian Gabriel, El problema de lo que usted plantea lo resolvería unos textos del Padre Cekada y Sanborn, para quienes los miembros de la Iglesia Conciliar jamás fueron excomulgados de la Iglesia Católica y poseen plena jurisdicción ordinaria, aunque limitada, cortada, hasta que se conviertan a la fe católica. Es el problema de la Tesis de Des Lauriers. No obstante, conseguí un texto donde el dominico dice que no es más que una tesis y que no puede ser considerada un dogma de fe. Pero volviendo a su comentario: Las misas tridentinas válidas en las que el celebrante menciona al usurpador en el canon son lícitas a priori, salvo que el celebrante sea cismático. En tal caso ¿A qué cisma se adhiere? ¿Qué tipo de adhesión es? ¿Qué constancia tiene de que sea un cismático? ¿Quién declara ese cisma?
    Segundo ¿Quién dice que la mención en el Te Igitur es lo que usted supone? ¿Leyó el artículo? ¿Conoce el Código de Derecho Canónico que habilita a los fieles el asistir a una misa celebrada por un hereje o un cismático en caso de necesidad? ¿El código estaría entonces llevando a los fieles al cisma y la herejía? Finalmente ¿Conoce usted lo que significa "in ecclesiam"? Lo trataré con más detenimiento en una entrada posterior. Promesa.

    @Joaquín. Gracias por dejar su comentario. Lamentablemente su objeción es válida sólo para una época en la que la esfera temporal y la espiritual están separadas, lo cual no era así en la antigüedad, ni tampoco es el principio católico del gobierno. Si el Te Igitur significa lo que dice Shaw, Despósito y Cekada (conozco el malísimo artículo que usted cita), si las palabras tienen la trascendencia que usted (y ellos) sostienen, entonces la mención al gobernante temporal tiene el mismo significado que el del Papa (al presente, usurpador). En efecto, El Papa, el obispo y el Rey están en la misma frase y no puede uno significar una cosa y el otro otra diferente. Es un principio de filología latina básica.
    Un principio canónico es que puede darse la situación en la que el celebrante y los seglares discrepen sobre quien es la autoridad (temporal o espiritual). El CIC (y toda la legislación anterior) permite a los fieles católicos asistir a una misa celebrada por un hereje o cismático en caso de peligro o de no poseer otra misa cerca.

    Insisto: si el Te igitur tiene el significado que se le está dando, entonces la mención al gobernante temporal implica una unidad en la fe con él y no una oración por él y su bien gobierno. Toda la disputa de las dos espadas, toda la teoría católica del gobierno y del poder se caería al piso de otra manera. Recomiendo a los lectores que repasen el significado tradicional de christianitas. Prometo que escribiré pronto al respecto.
    ¡Muchas gracias por los comentarios!

    ResponderEliminar
  16. Esperaba su respuesta, pero en términos muy distintos, nunca cargada de sofismas, de argumentos falsos, de soberbia y de falta de respeto, como la que ha dado a mi comentario, con el cual sólo me he limitado a dar mi opinión sobre el tema, sin ninguna pretensión de dictar cátedra, ni de ser el poseedor de la verdad, ni de agraviarlo a Ud. ni a nadie que opine distinto, sino simplemente para expresar lo que pienso en esta materia, y aportar un granito de arena a la causa que nos convoca. Si estoy equivocado no me molesta -todo lo contrario- que así me lo demuestren, pero de otra manera, no como Ud. lo ha hecho.
    Siento decirle que su respuesta no está a la altura de las circunstancias, y sólo me confirma el concepto que de Ud. me hecho a través de incursionar muchas veces en su blog, de leer sus respuestas, su forma de rebatir todos los argumentos que no son de agrado, de hablar dogmáticamente, cual doctor de la Iglesia, en cuanto tema se presenta, como si el sólo hecho de haber estudiado teología le garantizara a Ud. el conocimiento de la Verdad completa.

    Hago una breve reseña de sus

    1) “Las misas tridentinas válidas en las que el celebrante menciona al usurpador en el canon son lícitas a priori, salvo que el celebrante sea cismático”.
    Premisa falsa esta que Ud. sienta pero que no demuestra. Por otra parte, si esto, que es meollo del asunto, es para Ud. “verdad revelada”, ¿para que estamos debatiendo, entonces?


    2) “En tal caso ¿A qué cisma se adhiere? ¿Qué tipo de adhesión es? ¿Qué constancia tiene de que sea un cismático? ¿Quién declara ese cisma?”
    En ningún momento he hablado, ni directa ni indirectamente de “cisma” ni de “cismáticos”, por lo cual no sé a qué vienen sus interrogantes, salvo que su intención sea hacerme decir lo que nunca dije, a fin de tener motivo para contradecirme.

    3) “¿Quién dice que la mención en el Te Igitur es lo que usted supone?”
    ¿Así que si nadie lo dijo antes es prueba suficiente de que es falso lo que digo, aunque sea un verdad de Perogrullo?

    4) “¿Leyó el artículo? ¿Conoce el Código de Derecho Canónico que habilita a los fieles el asistir a una misa celebrada por un hereje o un cismático en caso de necesidad?”
    Otra muestra de irrespetuosidad y de falsía. Si le menciono el artículo, se presume que lo he leído, y lo que Ud. debe hacer es rebatirlo, si puede, y no hacer esta pregunta. Por lo demás, su argumento que alude a la posibilidad de asistir a una misa celebrada por un hereje o cismático no tiene nada que ver con lo que estamos hablando, y es una prueba más de que es su costumbre desviar el centro de la cuestión cuando le conviene y se le antoja.

    5) “¿El código estaría entonces llevando a los fieles al cisma y la herejía?”
    A partir de la premisa falsa antes planteada, obviamente ésta es su conclusión “lógica”, y con este nuevo falso argumento no hace Ud. más que confirmar que es un sofista consumado.

    6) “Finalmente ¿Conoce usted lo que significa "in ecclesiam"?”
    Si esto no es agravio y una soberana falta de respeto (que no creo merecer), ¿qué es?

    Por último, lamento haber osado opinar en su blog, porque no pensé nunca en este tipo de derivaciones. Prometo que no volveré a hacerlo, responda Ud. lo que responda, y es de esperar que este mal rato para Ud. y para quien escribe, nos sirva a ambos de lección de aquí en adelante.

    Christian Gabriel

    ResponderEliminar
  17. Estimado Christian,
    Quizás la presura con la que respondí hicieron que mi comentario sonara mal. Le pido perdón si lo ofendí.Si no le parece mal, sus dos comentarios como entradas independientes. Lamento igualmente su concepto sobre mi persona. Lejos de mi está el pontificar o el dogmatizar. Pero tomo su comentario crítico. Me limito a responder sus puntos.

    1. Tenemos varios casos en la historia. Por ejemplo durante las independencias hispanoamericanas, cuando las sedes episcopales quedaron vacantes y algunos cabildos eclesiásticos (como el de Buenos Aires) eligieron vicarios episcopales y obligaron a los sacerdotes a mencionarlos en el te igitur como si se tratara de obispos jurisdiccionales. En caso Río Platense es extremo, lo sé. También tenemos el del cisma holandés que cito en el artículo. Los clerigos mencionaron a los obispos (cismáticos y herejes) hasta que Roma pudo enviar un Vicario. Finalmente tenemos el caso del Gran Cisma. Toda una porción (muy grande) de la Iglesia dió su comunión a uno de los antipapas.

    2. De ninguna manera quiero hacerle decir a usted eso. Pero sí es cierto que el argumento que usan Despósito, Shaw y otros es que los sacerdotes de la FSSPX son cismáticos por reconocer al Usurpador. Lo cual me resulta raro porque, según la tesis a la que adhieren, para declarar cismático a alguien es necesario tener jurisdicción ordinaria. Tiene, no obstante, razón. Usted no toca el tema.

    3. El significado del Te igiutur que sostiene Shaw y Cekada es incorrecta. Si el Te igitur significa eso, entonces el celebrante está en comunión también con el gobernante hereje, apóstata o pagano. El sacerdote holandés que tenía como obispo a Varlet era también un hereje y cismático por mencionarlo y así podríamos seguir. Lo que yo señalo es que no es un tema tan simple como algunos autores modernos, en contra de lo que dice la Tradición de la Iglesia y la Historia de la Iglesia, nos quieren hacer creer. A ellos me refiero como "falsos tradicionalistas".

    4. Sinceramente, pensé que no lo leyó de manera completa. Ahí trato de explicar porqué considero que la tesis de Shaw está errada. En efecto, si el te igitur significa eso, también el sacerdote da su comunión al gobernante temporal. Sopbre el CIC traté el tema en un artículo anterior. No creo que sea desviar el tema, al contrario, si una Misa celebrada una cum es herética, cismática o sacrílega (según la barbaridad de Despósito), entonces se aplicaría incluso el Canon 2261.
    Remito al texto "Misas una cum, precisiones canónicas" (http://sursumcordablog.blogspot.com.ar/2014/03/misas-una-cum-precisiones-canonicas.html).

    5. No es una premisa falsa. Si el fiel que asiste a una misa "una cum" está asistiendo a una liturgia herética y cismática, entonces se puede apelar al canon 2261.

    6. Su apelación a que la Misa se celebra "in ecclesiam", lo cual es cierto, me lleva a preguntarme ¿quienes son para usted los miembros de la Ecclesia? O mejor dicho ¿Qué es para usted la christianitas?

    Suyo en Cristo Jesús,
    Raúl

    ResponderEliminar
  18. Raúl Miguel, esto tenía que pasar, mal que te pese, y de veras lo siento mucho.
    Más de una vez, en distintos temas que se han planteado, y que no viene al caso recordar, he podido comprobar que cuando se te contradice, así sea con respeto y con razones valederas, lejos de aceptarlas de buen grado, el amor propio te traiciona y apelas sin empacho a recursos dialécticos no muy santos, como desviar el eje de la cuestión, hacerle decir al otro lo que no ha dicho, poner sobre la mesa antecedentes que no vienen al caso, interpretar o traducir erróneamente textos, etc., etc., con tal de salir airoso en la disputa. En fin, como decimos acá, "embarras la cancha" hasta el infinito, y la verdad es que después es muy difícil desenredar la madeja que tejes con tanto argumento rebuscado.
    Y esto se debe a una sola razón, creo: que llegado el caso, ponemos el carro delante del caballo, tratando de salir ganadores en una discusión, en lugar de poner por sobre todas las cosas los intereses de la Iglesia Católica, como creo que debemos hacer, pura y exclusivamente.
    Te pido disculpas por mi franqueza y quizá falta de respeto, pero me gustaría ver otra actitud de tu parte ante las discrepancias que se plantean, aunque te aclaro que esta característica no es para nada exclusiva de este blog, sino más bien el común denominador de todos los que ufanamente dicen defender a la Santa Iglesia Católica y a su Fe.
    Por supuesto, esto no quita que con la misma sinceridad te felicite por la obra que llevas a cabo con tu blog.
    Te saludo en Cristo.

    ResponderEliminar
  19. Una cosa es rezar CON y otra POR. En las misas un sacerdote puede rezar POR los herejes, judíos, paganos (lo que sea) para que se conviertan. http://books.google.es/books?id=UWdUJJ5NqK0C&dq=por%20quien%20m%C3%A1s%20puede%20aplicarse%20este%20sacrificio&hl=es&pg=PA227&ci=52%2C38%2C882%2C1359&source=bookclip"

    ResponderEliminar
  20. Raúl:
    A diferencia de algunos de aquellos que se molestan con sus respuestas, a mí me parecen hasta muy respetuosas. Yo tiraría piedras, gritaría improperios, trataría a los otros de imbéciles, jajajaja. Supongo que es cuestión de temperamento y de los pecados personales, a los que tanto alienta uno mismo lastimosamente. En fin; que lo envidio.

    Yo quisiera preguntar algo que no me queda claro, pidiendo perdón si ya lo ha tratado de responder y yo soy quien no lo ve. Según usted, el "una cum" no significa esa unión que dicen aquellos a los que usted contradice; estamos (es decir, lo entiendo). Entonces ¿qué significa?

    Porque lo que usted muestra no son casos que desvirtúen esa posición (objetar hasta dejar sin valor, mostrar el error de ella), sino que tan solo ejemplifican una opinión contraria. Lo que basta para contradecir en regla la posición de ellos es un solo caso en que la Iglesia, es decir, Dios, claramente, sin ninguna ambigüedad y con toda precisión, enseñe que al mencionar herejes y/o apóstatas en esa oración, el celebrante no se adhiere o apoya o aprueba de ningún modo a la herejía (cosa realmente difícil según las palabras finales de la oración). Sus puntos de historia no son de autoridad última y definitiva: no basta con decir que hay quienes han opinado distinto, incluso eclesiásticos, incluso el vaticano en una situación: debe quedar clara la fe de la Iglesia en ese punto. En otras palabras: a mí me parecen esos casos carentes de la autoridad de LA Iglesia.

    A mí me parecería muy bueno que, como algunos sacerdotes que conozco no lo hacen, usted sí explicara qué significa esa oración si no es adhesión a la Iglesia y a la fe católica mediante la manifestación expresa de unión a las personas que la representan. ¿No es exactamente eso: la manifestación expresa de celebrar el sacrificio como en nombre de todos los que tienen la fe católica y forman la Iglesia, en primer lugar con fulanito (papa) y con menganito (obispo)? Pues si no es manifestación de unidad, no sé qué es (y eso es lo que creo que usted, ni nadie, ha dicho, y yo quisiera escuchar). En todo caso, no es una simple petición "por", pues eso se hace en los mementos y son varias las expresiones que indica que hay más que petición por la Iglesia, lo cual sí es inicialmente, sin duda. Allí, creemos algunos, se pide por la iglesia, la católica, la fiel, la ortodoxa, la representada en el mundo por N. y en la diócesis por N., etc. ¿No es eso?

    ¿No es contradictorio, cuando menos, decir en el canon de la Misa, "pido por tal iglesia, en unión y formada por sus principales representantes, a quienes de hecho tengo por no católicos, por apóstatas, por herejes, por modernistas, etc."?

    En fin: perdone si no logro explicarme.

    Alejandro B

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!