viernes, 15 de agosto de 2014

Un intercambio con Olga Moreno

El día de ayer tuve un intercambio epistolar con la señora Olga Moreno, quien administra la lista de correos y página web “Católicos Alerta”. Desde que tuve el debate con el señor Patricio Shaw y el presbítero Nicolás Despósito, la señora Moreno decidió removerme de la lista de correos. Los lectores asiduos recordarán que hace poco más de un año, publiqué una larga respuestaa la “Hermana Maria de la Trinidad” en el que aclaré cuales eran mis diferencia con la dueña de “católicos Alerta”. El lector interesado en saber el primer “roce” con la señora Olga Moreno, puede ir al final de la presente entrada y encontrará el primer intercambio epistolar con esta pionera del tradicionalismo, lo cual, evidentemente, no le otorga a ella infalibilidad alguna.
No obstante ya no recibía los correos de Católicos Alerta, me llovían e-mails sobre cuestiones políticas, que, realmente, me interesan mucho menos que las religiosas. Fue entonces que redacté el siguiente correo electrónico. He decidido publicar esto por dos motivos, en primer lugar porque ya me han llegado los comentarios de esta buena señora y sus seguidores, poco caritativos para con mi persona, y en segundo lugar (y más importante aún) porque en esto se puede ver el grave problema de ciertos sectores autodenominados tradicionalistas: un capillismo soberbio, incapaz de reconocer cualesquier falta u error yq ue llevan todas las disputas teológicas y doctrinales al plano personal. Ocurre entonces, que cuando uno les responde algo, salen a decir que se los está difamando, cuando son en realidad ellos los que usan esas técnicas desde hace muchísimos años y de manera sistemática. Lamentablemente para estas personas, como el caso de la señora Olga Moreno, carecen de buena memoria y a veces se les escapan ciertas miserias familiares de algunos de sus propios colaboradores, a veces se olvidan y cuentan que tal o cual es un "miserable", "seguramente judío", que hizo una donación y luego la reclamó dejando a un grupo de sacerdotes prácticamente en la calle.
Mis correos están en azul y los de la señora Moreno en rojo. 


De: Raúl Miguel
Enviado: jueves, 14 de agosto de 2014 01:56:47 p.m.
Para:Olga Moreno

Estimada Sra Olga Moreno,
                                  De mi consideración. He sido removido, lamentablemente, de la lista de correos de "Católicos Alerta", de donde recibía información que me interesaba. Lamentablemente, ahora recibo correos sobre cuestiones políticas. Le agradezco que, si me repone de la lista de "Católicos Alerta", me elimine de estos correos sobre el gobierno, en caso contrario, elimíneme directamente de todos sus listados.

Suyo en Cristo,
Raúl


Para mi sorpresa recibí este correo:

From: Olga Moreno
Date: Thu, 14 Aug 2014 15:00:35 -0300
Subject: Re: Libro Negro de la Corrupción K
To: Raúl Miguel

Lo lamento, creí que también lo había eliminado de aquí. Pierda cuidado, que ya no recibirá ningún correo de mi parte.  Si le interesa saber la razón, siga leyendo, de lo contrario pare aquí, no quiero ocuparle su precioso tiempo, no vaya a ser que le quede en el tintero alguna persona para criticar.
Me desagrada sobremanera, su forma de proceder. En su Blog critica a todo el que se le cruza en el camino. Si disiente en alguna afirmación,  descalifica al autor, la mayor parte de las veces con CALUMNIAS, ignoro si las crea usted o las saca de alguna parte, publicándolas sin siquiera tratar de ver si tienen algo de verdad (un consejo: recuerde la fábula de las plumas esparcidas al viento) Aparentemente, el grupo de Vedia, está resentido por algo (ignoro qué) con el resto de los grupos que luchan contra la herejía del llamado concilio Vaticano II, y, están con una lupa buscando para ver si encuentran algo en ellos que les parece criticable, para proceder a publicarlo a los cuatro vientos, ya sea por correos masivos o en su Blog. Lo abyecto, es que no se limitan a discutir ideas, sino que denigran y CALUMNIAN a los autores de las mismas, sin ni siquiera detenerse a averiguar si lo que dicen es verdadero (aunque así fuera, también sería censurable pues estarían faltando gravemente a la caridad); a lo largo de los años he tenido varias experiencias al respecto. Aconsejo a los damnificados, que no se molesten en responder, que los ignoren (como hice yo cuando me tocó el turno), no vale la pena.
En cuanto a usted personalmente,  es evidente que por tener un título de no sé qué, ni quiero saberlo,  se siente con ciencia infusa (¡cuidado con la soberbia!). A propósito, este no será el último correo, recibirá otro con una fábula que le viene como anillo al dedo. Espero que recoja la enseñanza de la misma.
Hasta nunca
Olga C. Moreno

Entonces decidí responderle lo siguiente:


Estimada Señora Olga Moreno,
                                       De mi consideración. He recibido sus dos correos electrónicos, y aunque sé que es muy factible que usted no me responda, deseo realizar una serie de aclaraciones para su conocimiento y el de algunos de sus colaboradores.

En primer lugar, es falso que en mi blog se critique a cualesquier persona. De hecho, en mi blog no se discuten cuestiones personales, sino doctrinales y teológicas. Valga como ejemplo el debate con el Obispo Juan José Squetino, o la más reciente diferencia con el señor Patricio Shaw. Lamentablemente, algunas personas quieren hacer parecer que se trata de algo personal. No es ese mi caso, siempre insistí en que son cuestiones meramente teológicas. ¿Podría usted indicarme alguna calumnia que yo haya pronunciado, por ejemplo contra el señor Shaw? ¿No sería más bien él quien calumnio a quienes disentimos en esa barbaridad de que una misa "una cum" es peor que todos los abortos de la historia? ¿No calumnio e infamó él al sostener que teníamos algún interés obscuro en nuestra postura? ¿Y acaso, no es cierto que ni él, ni ningún otro pudo responder con un manual de historia, teología y derecho canónico en mano las objeciones a sus tesis?

En segundo lugar, yo no estoy desparramando las miserias de los demás. Como le expliqué líneas arriba, me detengo únicamente en cuestiones doctrinales, teológicas o canónicas. Sí en cambio me opongo cuando un presbítero, con una formación deficiente en teología sacramental desea pontificar, por ejemplo respecto a la validez o no de las ordenes religiosas, confundiendo validez con licitud, y luego, para colmo, se desdice y varía sus postulados... pero insiste en que aún él tiene razón. Tampoco, señora, voy por allí contando las miserias familiares de las mismas personas que luego publican en mi página web, o su tacañería, o las donaciones que hicieron y luego retiraron.

En tercer lugar, el blog católico romano "Sursum Corda" es de mi entera y absoluta responsabilidad. La Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia no tiene ninguna relación con lo que yo escribo o publico. Esas asociaciones siempre me han sorprendido y llamado la atención. Creo que demuestran el problema del capillismo y la idea de que los fieles debemos de carecer de cualesquier idea o postuyra propia y tenemos que obedecer a los religiosos. No me sorprendía esa tendencia entre la gente de Monseñor Juan José Squetino, pero me llamó poderosamente la atención de su parte de usted.

En cuarto lugar, yo pensé que grupos que adhieren a su sitio de Internet son los que "está[n] resentido por algo (ignoro qué) con el resto de los grupos que luchan contra la herejía del llamado concilio Vaticano II, y, están con una lupa buscando para ver si encuentran algo en ellos que les parece criticable, para proceder a publicarlo a los cuatro vientos, ya sea por correos masivos o en su[s] Blog[s]". Me alegro de que tanto usted como yo nos indignemos ante la misma práctica. No obstante, me pregunto, como en el primer punto, quién es el que eso promueve realmente. Sería una acción tan reprobable como largar el rumor sobre la desviación sexual de un seminarista, y luego sacerdote, sin ninguna evidencia y promover que alguien lo publique ¿No le parece? O tan miserable, quizás, como insistir en la filiación judía de un presbítero que está en condiciones de ser consagrado obispo ¿No lo cree usted? ¿Qué evidencias existen sobre ello? ¿Es menester publicarlo así como se ha hecho? ¿Con qué fin? ¿No es eso faltar a la caridad?

En quinto lugar, estimada señora, soy consciente de que no tengo ciencia infusa. Reconozco mis errores y hasta llegué a pedir perdón públicamente en mi blog. No obstante, me alegro mucho de que en su sitio de Internet, si publiquen los nuevos doctores de la Iglesia, como el señor Patricio Shaw. 

Finalmente, quiero que sepa que, a pesar de lo que usted y algunos otros puedan creer, tengo un gran respeto por su persona, una de las pioneras de la resistencia católica en nuestro país.

Suyo en Cristo Nuestro Señor, y recordándola en mis oraciones,
Raúl





APÉNDICE

Este fue el primer intercambio epistotar con la señora Olga Moreno en el año 2012.


Estimada Señora Olga Moreno,
                                                      Desde hace algún tiempo que estaba interesado a escribirle a usted, pero, por razones laborales no he tenido el tiempo que usted se merece. Mi breve correo electrónico tiene como objeto referirme a algunas comunicaciones que usted, gentilmente me ha enviado, redactadas por ex miembros de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X y que ahora se autoproclaman sedevacantistas.
                                                       Lamentablemente, algunos de estos ex miembros de la Fraternidad (meramente una unión pía, no una congregación religiosa, como he leído en algún sermón o artículo) han "fundado" congregaciones religiosas violando el derecho canónico, puesto que nadie, sin poder de jurisdicción ordinaria puede hacer tal cosa. Otros ex-miembros para peor, se adjudican pertenecer a la "jerarquía de la Iglesia" cuando en el mejor de los casos poseen una jurisdicción supletoria, es decir, entregada por la Iglesia por el estado de necesidad, pero no para actuar como si se tratara de diocesanos o de párrocos. La jurisdicción supletoria, como bien sabe usted, según el Derecho Canónico se entrega únicamente para la salvación de las almas y en casos puntuales, verbigracia la absolución de los pecados, el predicar un sermón o administrar la confirmación y admitir a alguien a las sagradas órdenes. De ninguna manera se trata de una jurisdicción ordinaria y mucho menos pueden existir al momento "ordenes" o "congregaciones" (palabras que se emplean como sinónimos, mostrando un grave desconocimiento de la Historia y la Teología), de la misma manera que nadie puede "restaurar" esas instituciones.
                                                        Como el comportamiento que expuse a usted líneas arriba linda con el cisma (aún cuando quienes lo cometen no tienen tal intención) le ruego encarecidamente, que deje de enviarme sermones, artículos o cartas pastorales de esos ex-miembros de la unión pía llamada Fraternidad Sacerdotal San Pío X, especialmente cuando en esas páginas lo único que hacen es hablar mal de la Fraternidad.

Suyo en Cristo recordándola en mis oraciones,

Raúl Miguel.
Administrador del Blog Católico Sursum Corda.
(
sursumcordablog.blogspot.com
)


Cómo puede ver cualesquier lector, se trata de algo muy simple y no tiene nada de difamatorio, antes bien, es cortez y educado y le explico que no deseo seguir recibiendo sermones ni escritos de ex miembros resentidos de la FSSPX que devinieron en sedevacantistas y que actúan al borde del cisma, fundando congregaciones o arrogandose una jurisdicción que no poseen. A esto, Moreno me respondió el 13 de septiembre lo siguiente:

No sé por qué lo tenía en mi lista, pero no se preocupe, pues lo acabo de borrar, así no le llegarán más mis e-mails de "ex-miembros de la FSSPX, ni ninún otro.
No comprendo toda la disquisición que hace sobre jurisdicción, congregaciones, etc. etc., dado que en su blog declara que sus capellanes son los de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia, ¿qué "estatus" tiene esa sociedad?
En unión de oraciones,
Olga C. Moreno

No era la primera vez que la señora Olga Moreno se referia a la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia o a otros grupos católicos que adherían al sedevacantismo. Yo le contesté entonces lo siguiente:


Estimada Señora Olga Moreno,
                                             Usted me tenía en su lista de contactos porque ambos trabajamos, desde nuestros lugares por la Tradición Católica. Va de suyo que no me molestan sus e-mails sobre la política o la tradición, únicamente prefiero no recibir los escritos que realizan lso ex miembros de la Fraternidad.
                                              La disquisición sobre las jurisdicciones me parecen pertinentes. Respectos a la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia no es una congregación religiosa ni mucho menos una orden, ya que actua, como prescribe el Derecho Canónico como una unión pía. Tampoco las capellanías requieren un poder de jurisdicción ordinario, sino supletorio... de echo, como bien sabrá, la jurisdicción supletoria se aplica, principalmente a las capellanías (universitarias, militares, policiales, etc), ergo la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia es una Unión Pía que no se adjudica ninguna jurisdicción, a diferencia de algunas "congregaciones" fundadas por ex miembros de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. Al respecto, le recomiendo la lectura del texto teológico-canónico "Congregaciones religiosas entre el tradicionalismo y el neo-donatismo" (http://sursumcordablog.blogspot.com.ar/2011/01/congregaciones-religiosas-entre-el.html).
                                              Salvada (canónicamente) su pregunta sobre la Sociedad San Luis Rey de Francia le dejo mis saludos y la recuerdo en mis oraciones,
Suyo en Cristo Jesús,

Raúl Miguel.
Administrador de Sursum Corda      

1 comentario:

  1. Que gracioso lo tuyo Raúl, la olga Moreno es la pionera de la tradición jajjajaja, buen chiste.... Es es pionera del puterío tradi

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!