martes, 30 de septiembre de 2014

Todo parece estar igual

Al toparme con la carta que reproduzco a continuación, pensé que estaba leyendo algo actual, cuando en realidad era un texto del 14 de marzo de 1979. Se trata de un texto en el cual John C. Cummings explicaba porqué razones se alejaba de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. No esgrime aquí el acuerdismo, ni tampoco el filosedevacantismo de los (por entonces) superiores de Estados Unidos, sino las actitudes de estos presbítero que, lamentablemente, en nada cambiaron.
Los lectores del blog amigo Pristrina Liturgica verán que todo sigue exactamente igual respecto a Monseñor Kelly, Dolan, Sanbor, etc. Los fieles de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, verán también que pocos cambios hubo desde la década de 1970 al presente. Los fieles de Argentina, podremos observar como las actitudes de los (ahora) ex miembros de la FSSPX coinciden, dolorosamente , con las que John C. Cummings describe para los, aún entonces, superiores de la FSSPX.
Un texto que muestra una triste realidad, que parece ser, una enfermedad entre los "tradicionalistas". Agradezco a Ludovicus la traducción al español. Al final del artículo se encuentra el texto en inglés.



¿Por qué ya no Apoyo a la Sociedad de San Pío X?

Hace unos meses hice una decisión importante. Discontinué todas las contribuciones a la oficina de Nueva York de la Sociedad de San Pío X y rompí mi promesa de apoyo al Seminario Sociedad en Michigan. Para un católico tradicionalista como yo, esto era una gran decisión. Yo estaba cortando a sabiendas la ayuda a la única orden católica con sede en América que me asegura la continuación de los sacerdotes para dispensar los sacramentos de acuerdo con los antiguos ritos de la Iglesia. . . Debo mostrar mi desacuerdo con la rama oficial estadounidense de la Sociedad, y que puedo hacer mejor esta por un boicot financiero.
Esta semana, cuando la canasta de la colecta se acercó a nuestra capilla local, yo no aporté nada. Yo sé cuales son mis obligaciones como católico. No tomé esta acción a la ligera. Mis razones son las siguientes:

Mis contribuciones se están desperdiciando por la mala gestión y la mala inversión. Estoy escandalizado por los sacerdotes jóvenes que compran mansiones costosas y que viven como playboys en casas palaciegas (la finca Woolworth, Oyster Bay, Nueva York), mientras que no hay esfuerzo que se realiza para proporcionar un lugar adecuado para el culto propio de Dios. Dos sacerdotes comparten un palacio principesco con cocineros, sirvientes, secretarios, etc, mientras se nos dice que no hay fondos suficientes para comprar o construir una iglesia. Estos sacerdotes son dueños de no uno, sino dos de estas fincas en Long Island. El gasto de mantener un edificio tan muy superior a la que está disponible. Esta compra imprudente ha dado lugar a costosas demandas. La ubicación en una zona de la élite de Nueva York, se ha traducido en la transformación de toda una comunidad en contra de nuestro movimiento, y hecho "a los enemigos de los católicos y no católicos que habrían sido de otro modo simpático, si no real, los partidarios.
Estoy consternado por la trama secreta del reverendo Clarence Kelly de utilizar la ayuda de organizaciones del frente comunista de izquierda a presentar una demanda contra la ciudad de Oyster Bay con el fin de ejercer presión sobre los funcionarios de la ciudad y para obligarla a la sumisión. Este plan, según rector del seminario, el Padre Donald Sanborn, está en proceso de ser actualizado. Estos católicos tradicionales son tan leales que no dudan en colaborar con Satanás y cooperar con el enemigo cuando les conviene.
Estoy cansado de ser alimentado con  sermones orientados políticamente y tener que oír a la multitud de conspiraciones que están en mi contra. Y si bien no estoy en desacuerdo con la filosofía de la John Birch Society, sí espero Iglesia centrada, filosofía católica de sacerdotes. No me gusta que mis donaciones se utilizan para volar sacerdotes a los mítines políticos en Colorado (o cualquier otro lugar).
Me canso de sacerdotes jóvenes arrogantes que nos miran con desdén, que nos dicen que no nos tienen que dar razones para sus acciones porque "somos sacerdotes". No me gusta que señalen desde el púlpito a la gente para la corrección pública. ¡No me gusta que se les diga que para lo único que sirvo es para poner mi donación en la canasta, mantener la boca cerrada, y no hacer preguntas!
Es sorprendente que a los fieles se les niegue los sacramentos debido a un conflicto de personalidad con un sacerdote.
Es un escándalo también, cuando no se les permite a los fieles a asistir a la misa en un día de precepto dominical o Santo porque se les prohíbe hacerlo por el orden de. un arrogante, egoísta superior. Esto es precisamente lo que ocurrió en la capilla de Virginia cuando el padre Hodgson no se le permitió celebrar la misa dominical. ¿No es esto un abuso de autoridad? ¿No es esto exactamente igual que el Novus Ordo?
Me opongo a que los hábitos sociales extravagantes de estos sacerdotes que frecuentan restaurantes de primera categoría, se entregan a los vinos y licores caros importados alto nivel de vida y, y pavonearse con ropa a medida.
Me opongo a los hábitos de consumo excesivos de nuestros sacerdotes que se han visto embriagado en público. Las fiestas de cerveza en poder del rector del seminario en Michigan con el se:mminariazis (¿?) son bien conocidos entre la congregación allí. Me da asco escuchar el rector del seminario constantemente hablando de la homosexualidad y el oído de la forma en que sospecha que entre todos los estudiantes allí. ¿No es de extrañar que el lugar está vacío y que los estudiantes abandonan a tasas tan alarmantes?
No me gusta ir a la casa en Oyster Bay y tres veces de cada cuatro tener que enfrentarme con el hermano del superior de distrito, quien está a cargo de las cosas allí, y que está en un perpetuo estado de embriaguez . No me gusta lo que me llame por teléfono en la misma condición despotricar contra y lenguaje soez en mí.
Me opongo a los altos salarios que se pagan a estos sacerdotes, junto con la lluvia, y todos los demás extras. A cada uno se le paga de doscientos a trescientos dólares por mes.
No puedo justificar Rev. Dan Dolan decirnos constantemente desde el púlpito, en privado, y en letras, que el Papa es un Judio sucio o que él es el anti-Cristo. Muchos de nosotros no nos gusta tener a la persona y el cargo del Papa atacado día tras día, sin fin. Sobre todo cuando hay prueba de que alguna vez se ofreció para apoyar sus teorías extrañas. Hemos perdido cientos de nuevos miembros a causa de sus acciones imprudentes. P. Dolan (y otros sacerdotes de la Sociedad) nunca aceptarán el Papa, cualquier Papa, porque son muy ocupado haciendo sus propias cosas. Ellos están ocupados instalando monumentos a sí mismos a costa de los católicos tradicionales de América, cruzaron el límite y están haciendo lo mismo que los modernistas y liberales.
Nunca hay un mes, una semana, no, ni siquiera un día que pase que no estamos agobiados por el dinero. Cartas semanales, los duplicados de Nueva York y Michigan llegan constantemente. Cada carta contiene una variedad de sobres para los fondos. El boletín informativo de la Sociedad se llama Por vosotros y por muchos, pero la mayoría lo llaman Por vosotros y para el dinero (For You and For Many). El dinero se ha convertido en un Dios, con el único objeto de la existencia de la Sociedad y su distrito superior. ¡Los constantes escándalos causados por precios increíbles ($ 250.00 por persona) para banquetes! Además, el alquiler de instalaciones costosas para las reuniones donde se paga sólo por el nombre.
Algunos sacerdotes dejan muy claro que si no eres rico, que no quieren tener nada que ver contigo. Servicios y sacramentos son vendidos o dados de acuerdo a la capacidad de uno para contribuir financieramente. Aquellos que son pobres son ignorados.
Cartas a la sede de la Sociedad nunca son contestadas y las llamadas telefónicas nunca se devuelven. Padre Bolduc en Texas es el único sacerdote de quien alguna vez puedo obtener una respuesta. En la escuela de Nueva York, los niños se vuelven contra sus padres. Los padres que tienen dificultades con los sacerdotes están sujetos a que sus hijos acosados ​​en la escuela o los niños se ven obligados a abandonar.
El Padre Dolan afirma abiertamente que el seminario de Econe no educa correctamente y que no entrenar a sus sacerdotes. Sin embargo, él es un producto de ese mismo seminario. El P. Sanborn y el P. Cekada declaran abiertamente que el seminario en Suiza es liberal y controlado por los rebeldes franceses,
Los reciente gastos innecesarios de miles de dólares mensuales en anuncios de una publicación titulada La Sociedad Católica Romana en las publicaciones de líneas aéreas, donde las imágenes de San Pío X comparten las mismas páginas con historias vulgares, chistes sucios, y añade que representa desnuda o parcialmente desnuda hombres y mujeres. Si la Sociedad de San Pío X puede permitirse miles cada mes para hacer publicidad de una revista teológica en una revista de vuelo de una aerolínea, entonces no necesitan mi pequeño donativo  de cien dólares al mes.
Aquellos que visiten Armada verán en su recorrido por las habitaciones, supuestas obras de arte (no deseado en su mayor parte) que fueron comprados por miles de dólares para decorar el seminario. Enormes sumas de dinero se gastan en un capricho. Una señora, con conocimientos en el arte, que vio el "arte", dijo que consistía mayormente de copias y reproducciones baratas, y fue tergiversada en gran medida, al no tener valor alguno.
Yo podría, por supuesto, seguir, la lista es interminable ... Ya es suficiente.

John C. Cummings





Why I No Longer Support the Society of Saint Pius X
We are including this piece on the Society of Saint Pius X, because We have been able to verify the accuracy of the statements contained here in.  Also it describes well the conditions at Armada, since the author received his information from a fellow seminarian, who was dismissed the same day I was.  (See the Scandal of December 15, 1978.)
14th March, 1979
Some months ago I made an important decision. I discontinued all contributions to the New York office of the Society of Saint Pius X and tore up my pledge of support to the Society seminary in Michigan. For a traditionalist Catholic like myself, this was quite a decision. I was knowingly cutting off aid to the only American based Catholic order which assures me of the continuation of the priests to dispense the sacraments according to the ancient rites of the Church. . . I must show my disapproval with the official American branch of the Society, and I can best do this by a financial boycott.
This week when the collection basket came by at our local chapel I contributed nothing. I am are of my obligations as a Catholic. I did not take this action lightly. My reasons are as follows:
My contributions are being wasted by mismanagement and poor investment. I am scandalized by young priests buying costly mansions and living like playboys in palatial homes (the Woolworth estate, Oyster Bay,N.Y) while there is no effort being made to provide a suitable place for the proper worship of God. Two priests share a princely palace with cooks, servants, secretaries, etc., while we are told there are not funds enough to buy or build a church. These priests own not one, but two such estates on Long Island alone. The expense of maintaining such a building far exceeds that which is available. This unwise purchase has resulted in costly lawsuits. The location in a plush area of New York’s elite, has resulted in turning an entire community against our movement, and made “any enemies of Catholics and non-Catholics who would have otherwise been sympathetic, if not actual, supporters.
I am appalled by Rev. Clarence Kelly’s secret plot to utilize the help of left wing Communist front organizations to file suit against the town of Oyster Bay in order to bring pressure to bear on town officials and to force them into submission. This plan, according to seminary rector, Father Donald Sanborn, is in the process of being actualized. These traditional Catholics are so loyal that they do not hesitate to join hands with Satan and cooperate with the enemy when it suits their purpose.
I am tired of being fed politically oriented sermons and having to hear of the multitude of conspiracies that are out to get me. And while I do not disagree with the philosophy of the John Birch Society, I do expect Church centered, Catholic philosophy from priests. I do not like my donations being used to fly priests to political rallies in Colorado (or elsewhere for that matte.
I grow tired of arrogant young priests looking down their noses at us, telling us they don’t have to give us reasons for their actions because “we are priests”. I do not like them pointing out people from the pulpit for public correction. I do not like to be told that my only use is to put my collection envelope in the basket, keep my mouth shut, and don’t ask any questions!
It is shocking that the faithful are denied the sacrwnents because of a personality conflict with a priest.
It is a scandal too, when the faithful are not permitted to attend Mass on a Sunday or Holy Day of obligation because they are forbidden to do so by the order of. an arrogant, egotistical superior. This is precisely what happened at the Virginia chapel when Father Hodgson was not allowed to celebrate Sunday Mass. Is this not an abuse of authority? Is this not exactly like the Novus Ordo?
I object to the high living and extravagant social habits of these priests who frequent top-rate restaurants, indulge in expensive imported wines and liquors, and strut around in custom-made clothes.
I object to the excessive drinking habits of our priests who have been seen intoxicated in public. The beer parties held by the seminary rector at Michigan with the se:mminariazis are well known among the congregation there. It disgusts me to hear the seminary rector constantly speaking of homosexuality and hearing of how he suspects it among all the students there. Is it any wonder that the place is empty and that students leave at such alarming rates?
I do not like going to the house at Oyster Bay and three times out of four having to be confronted with the district superior’s brother who is in charge of things there and who is in a perpetual state of plain old drunkenness. I do not like him calling me on the phone in the same condition heaping abuse and filthy language on me.
I object to the high wages being paid to these priests along with rain, and all other extras. Each is paid two to three hundred dollars per-month.
I cannot justify Rev. Dan Dolan telling us constantly from the pulpit, privately, and in letters, that the Pope is a dirty Jew or that he is the anti-Christ. Many of us do not like to have the person and office of the Pope attacked day after day without end. Especially when no proof is ever offered to support his weird theories. We have lost hundreds of new members because of his imprudent actions. Fr. Dolan (and other Society priests) will never accept the Pope, any Pope, because they are to busy doing their own thing. They are busy setting up monuments to themselves at the cost of traditional Catholics of America, They have gone over the edge and are doing the same as the modernists and liberals.
There is never a month, a week, no, not even a day that goes by that we are not badgered for money. Weekly letters, duplicates from both New York and Michigan arrive constantly. Each letter contains a limit-less assortment of envelopes for funds. The Society newsletter is called For You and For Many, but most call it For You and For Money. Money has become a Cod, the sole object for the existence of the Society and its district superior. There are the constant scandals caused because of incredible prices ($250.00 per person) for banquets! Also, renting costly facilities for gatherings where one pays only for the name.
Some priests make it quite plain that if you are not wealthy, they want nothing to do with you. Services and sacraments are sold, or given in accordance to one’s ability to contribute financially. Those who are poor are ignored.
Letters to Society headquarters are never answered and phone calls are never returned. Father Bolduc in Texas is the only priest from whom I can ever get an answer. At the New York school, children are turned against their parents. Parents who have difficulties with the priests are subject to having their children harassed in school or the children are forced to leave.
Father Dolan openly states that the seminary in Econe does not properly educate or train its priests. Yet, he is a product of that same seminary. Fr. Sanborn and Fr. Cekada openly state that the seminary in Switzerland is liberal and controlled by French rebels,
There is the recent wasteful spending of thousands of dollars monthly on advertisements of a Society publication entitled The Roman Catholic in airline publications where pictures of the holy Saint Pius X share the same pages with vulgar stories, dirty jokes, and adds depicting nude or partially nude men and women. If the Society of St. Pius X can afford thousands each month to advertise a theological magazine in an airline flight magazine, then they do not need my small one hundred dollar a month donation.
Those visiting Armada are taken for a tour of the rooms filled with supposed works of art (junk for the most part) which were purchased for thousands of dollars to decorate the seminary. Enormous sums of money are being spent at a whim. One lady, knowledgeable in art, who saw the “art”, said that it consisted mostly of cheap copies and reproductions, and was greatly misrepresented, having no value at all.
I could of course go on, the list is endless… Enough is enough.
John C. Cummings

3 comentarios:

  1. Así es todo parece estar igual y podría decir peor en el caso de Daniel Dolan y Sanborn, dos personajes ambiciosos, el 1º no es obispo válido y el segundo es una basura de persona; como todos saben es un gurú de una secta que regentea en Florida USA y que está desde hace años haciendo daños a muchísimas personas, es un astuto manipulador de conciencias y un enfermo sexópata.
    Lo del artículo es verdad, la FSSPX es descarada en abusar y explotar a sus fieles, ahora mismo puede usted entrar a la website francesa de dicha fraternidad y leerá la carta que Mario Trejo actual prior de distrito de Sudamerica envia a los benefactores franceses pidiendo nada menos que 200.000 euros para finalizar las casa de ejercicios espirituales de la Reja, es realmente vergonzoso.

    ResponderEliminar
  2. He leído sobre la invalidez episcopal de M. D. Dolan, solo me preocupa que confirmo a mis hijos, ahora lo patrocinan para traerlo a ?? dos extrento...

    ResponderEliminar
  3. Bueno creo que como siempre pasa, existe peligro de generalizar en estos comentarios. Yo he conocido en Méjico sacerdotes santos y piadosos que viven muy modestamente, casi como monjes franciscanos, con sobriedad y pobreza, y también he conocido verdaderos patanes, fantoches y curas de "contrata". Entre los primeros puedo mencionar al venerado Padre Michel Boniface, y entre los segundos.. prefiero no dar nombres.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!