miércoles, 12 de noviembre de 2014

Cambiando de bando

Visto en Legión Católica.


EL PUSILÁNIME Y TREPADOR OSCAR SARLINGA "OBISPO" DE ZARATE CAMPANA ATACA EL APOSTOLADO DE LOS LEFEBVRISTAS EN SU DIÓCESIS, PARA AGRADAR A SU ANTIGUO ENEMIGO JORGE BERGOGLIO QUE LO TIENE AMENAZADO CON EL ENVÍO DE "VISITADORES APOSTÓLICOS" Y ABRIR UNA GRAN CAJA DE PANDORA EN ESA DIÓCESIS BONAERENSE

El obispo Oscar Sarlinga suma su voz a los que denuncian el apostolado de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X.
No creemos que busque notoriedad, pues al mundo -hoy enamorado del papa Bergoglio- poco le importa el apostolado de la Fraternidad San Pío X.
Puede que su salto al ruedo responda a una presencia fuerte de ese apostolado tradicionalista en su diócesis de Zárate-Campana. Si es así, nos alegra sobremanera porque su feligresía está recibiendo lo mejor de las manos consagradas en la Fraternidad para servir al Señor en cualquier lugar, aún al precio del martirio.
Pero es más probable -mucho más probable- que con su advertencia pública el obispo Sarlinga quiera acceder a una nueva posición en la Iglesia en esta era bergogliana, máxime cuando sus detractores lo califican como "conservador" y lo relegan en la jerarquía eclesiástica.
Si decimos que se equivoca, no es porque busque protagonismo, pues puede que consiga con ella algún beneficio aparente con su denuncia en el escenario bergogliano, cambiando la primogenitura por un plato de lentejas.
Lo decimos porque habla de invalidez de la Santa Misa y los Sacramentos que administran Obispos y Sacerdotes de la Fraternidad San Pío X. Habla de invalidez cuando -aunque no fuera necesario- la misma Sede Pontificia les ha reconocido públicamente validez. Quizás quería referirse a su aparente ilicitud, pero se ha equivocado, y como cualquier alumno principiante en los estudios del Derecho, merece ser reprobado.
Y aunque hubiera dicho de su aparente ilicitud, igual habría errado, aunque ya no por ignorancia culpable del Derecho sino por su silencio cómplice al callar que la Fraternidad San Pío X está ampliamente legitimada en su apostolado al mantener lo que la Iglesia dijo e hizo siempre, y más aún, al poner un coto al desenfreno de los llamados progresistas en su locura revolucionaria que amenazaba con derribarlo todo. Si algo queda en pie -ni dudarlo cabe- es porque la presencia de la Fraternidad, y la de quienes han adherido, con mayor o menor proximidad e intensidad, a la Obra fundada por Monseñor Marcel Lefebvre, ha constituido un reproche permanente en la consciencia de quienes propiciaban o toleraban la sinrazón posconciliar.

Veamos de qué se trata.

I.- LA DENUNCIA
Publicado en AICA
Mons. Sarlinga advirtió que las celebraciones lefebvristas carecen de validez para los católicos
Lunes 3 Nov 2014 |
Campana (AICA): El obispo de Zárate-Campana, monseñor Oscar Sarlinga, emitió un decreto en el que declara que los sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (lefebvristas) no deben celebrar en iglesias, oratorios u otros lugares de culto católico de su jurisdicción eclesiástica, al tiempo que advierte que las celebraciones de los sacramentos presididas por estos sacerdotes carecen de validez, por lo que la asistencia a ellos atenta contra la comunión eclesial.
El obispo de Zárate-Campana, monseñor Oscar Domingo Sarlinga, emitió un decreto en el que declara que los sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (lefebvristas) no deben celebrar en iglesias, oratorios u otros lugares de culto católicos de su jurisdicción eclesiástica y advierte a los fieles católicos que las celebraciones de los sacramentos presididas por sacerdotes lefebvristas carecen de validez y la asistencia a ellos atenta contra la comunión eclesial.
El decreto diocesano responde a diversos testimonios, advertencias y consultas enviados a la curia eclesiástica por decanos, párrocos, religiosos y fieles sobre la participación de católicos en sacramentos celebrados en el ámbito de la diócesis por sacerdotes lefebvristas, principalmente en los partidos de Pilar y Escobar y a “la necesidad de superar la confusión que puede crearse en algunos fieles católicos de resultas de separar…la forma litúrgica…de la necesaria comunión eclesial”.
En una serie de consideraciones, el obispo, tras referirse a “la posibilidad de que la inobservancia de la comunión se convierta -si se hace conscientemente y de modo pertinaz- …en la división conocida como cisma”, llama la atención de los fieles “sobre el alcance del canon 751, cuando se refiere al cisma como el rechazo de la sujeción al Sumo Pontífice o de la comunión con los miembros de la Iglesia”…y de la pena para quienes atentan “contra la unidad de la Iglesia, poniéndose, de tal modo, fuera de la comunión”.
En los fundamentos del decreto se dice también que “la Fraternidad Sacerdotal San Pío X no cuenta al presente con una posición canónica en la Iglesia y que por ello no ha de ponerse en su misma situación a quienes en la diócesis de Zárate-Campana se acogen conforme a las normas del derecho a la forma extraordinaria del rito romano”, y que “en su estado canónico actual los sacerdotes de dicha Fraternidad “no ejercen ministerios legítimos en la Iglesia Católica”, y que “hasta que la Fraternidad no tenga una posición canónica en la Iglesia, tampoco sus ministros ejercen ministerios legítimos en la Iglesia”.
En su parte declarativa el decreto del obispo de Zárate-Campana dice:
“Los sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X no deben celebrar en iglesias, oratorios y otros lugares de culto católicos en nuestra diócesis de Zárate-Campana. Tampoco les es lícito ofrecer o dispensar a los fieles católicos la celebración de los otros sacramentos, incluidos la reconciliación (cf c.966) y la celebración de matrimonios (cf. C.1108) los cuales últimos, en estos casos, serían además inválidos, en razón de no contar con las facultades que se requieren.
“No es lícito a los fieles católicos participar de la celebración de la misa en estas condiciones, ni requerir ni recibir sacramentos por parte de los sacerdotes de la citada Fraternidad Sacerdotal San Pío X”, incluso en lugares privados tomados como lugares de culto, sin excluir, en caso de pertinacia, también las penas ferendae sententiae que puedan aplicarse, con el espíritu eclesial y de tutela de los fieles.
“En caso de rompimiento de la comunión eclesiástica por los fundados motivos arriba mencionados, para luego ser readmitido en la Iglesia católica se requerirá un itinerario personal de reconciliación (y eventualmente de levantamiento de la censura canónica), según la disciplina aconsejada por la Santa Sede y la propia establecida por el obispo diocesano”.
El decreto, fechado el 3 de noviembre de 2014, lleva las firmas de monseñor Oscar Sarlinga, obispo de Zárate-Campana y del presbítero Guillermo Díaz, secretario canciller.
Texto completo del decreto diocesano

II.- EL DENUNCIANTE

Publicado en LA VOZ DE ZÁRATE
Tres obispos cuestionados desde Roma, entre ellos Oscar Sarlinga
4/2/2014

En una nota publicada en el Diario Clarin del domingo pasado, bajo el título “La lenta agonía de los obispos conservadores”, firmada por el periodista Marcelo Larraquy, se hace referencia a posibles cambios en la diócesis Zárate – Campana cuyo titular es el obispo Oscar Sarlinga desde 2006.
“A sus enemigos los va cocinando a fuego lento”, dice la nota, en relación al Papa Francisco, otrora arzobispo de la arquidiócesis de Buenos Aires en referencia a su relación con tres obispos a los que califica de representantes del conservadurismo católico argentino. Se trata del arzobispo de La Plata Héctor Aguer, lider del grupo; el arzobispo José Luis Mollaghan de la arquidiócesis de Rosario y el obispo Oscar Sarlinga, titular de la Diócesis Zárate-Campana.
El enfrentamiento de los nombrados con el entonces arzobispo Jorge Bergoglio viene de tiempo atrás y el actual Papa Francisco no olvida cuando conspiraron contra él, con el aliento del Vaticano.
Aguer, Sarlinga y Mollaghan eran las “cabezas” locales del plan para remover a Bergoglio de la Arquidiocésis porteña y “liberarla” para el sector conservador. Sarlinga era uno de los candidatos que en el 2008, sonaba para reemplazarlo.
Estos tres obispos eran ahijados políticos del entonces embajador argentino en el Vaticano Esteban Caselli lo que les abría las puertas del “gran elector” de obispos de todo el mundo, el entonces secretario de estado de la Santa Sede, Angelo Sodano.
En estos momentos en la Iglesia se da por hecho que hay dos arquidiócesis y una diócesis “disponibles”, La Plata, Rosario y Zárate-Campana, para una pronta sucesión.
Bergoglio, ahora como Pontífice, no se olvidó de ninguno de ellos: a Mollaghan le envió una supervisión a Rosario por el descontrol en el manejo de los fondos, de lo cual se espera una determinación.
A Sarlinga, quien ya había sido cuestionado por Bergoglio en 2011 por la millonaria compra de un semipiso en avenida Del Libertador a nombre de su fundación, no le responde las cartas y prepara otra intervención para revisar sus finanzas.
Aguer, de 70 años, prefirió anticiparse y ofreció su renuncia a Francisco. Espera respuesta.

5 comentarios:

  1. Pero detrás de todo esta el Instituto Buen Pastor, esos son los verdaderos culpables.

    ResponderEliminar
  2. Jejeje estos modernista se pasan de idiotas y Sarlinga que muchos lo creíamos lo más rescatable termino siendo un vulgar y torpe avariento, ambicioso y trepador. Un cura que lo conoce desde años a oscarcito siempre me decía: Salinga es un ser encantador, es un ser querible, nadie puede pelearse con él, es imposible; pero mírenle la pinta a la vaquita esta, ahora que Bergoglio le amenza con serrucharle el piso, de repente se volvió torito jajaja.. y la fraternidad Pio X que se jodan por imbéciles.

    ResponderEliminar
  3. NO DEBE EXTRAÑAR QUE ESTE OBISPO LO HAGA, TENIENDO EN CUENTA SUS ANTECEDENTES. MUCHO MENOS QUE LA LOGIA CONCILIAR Y SUS SECUACES PUGNE POR RESTABLECER LAS EXCOMUNIONES, SOBRE TODO A PARTIR DEL EX ABRUPTO DEL OBISPO RICHARD WILLIAMSON, AUNQUE SABEN QUE LO PODRÁN HACER CUANDO LA FRATERNIDAD SAN PÍO X SE VEA OBLIGADA A CONSAGRAR UN NUEVO OBISPO.
    El Observador

    ResponderEliminar
  4. Lamentablemente, en cualquier sociedad humana en al que hay autoridad aparecen inmediatamente los males del enchufismo, el nepotismo, el chupamedismo, las camarillas, el bullying, la serruchada de piso etc. Para subir en el escalafón hay que llevarse bien con los de arriba, saber hacer favores, estar en el bando ganador.
    Que la Iglesia durase 2000 años solo se explica por la intervención divina, necesaria para que la fe pudiese alumbrar a la humanidad.

    ResponderEliminar
  5. Haber cuando consagran nuevos obispos que ya es hora.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!