jueves, 27 de noviembre de 2014

Ni obispo ni sacerdote

Si algo sorprende en el universo "tradicionalista" es la cantidad de personas que, sin saber absolutamente nada de teología, gustan escribir, pontificar y condenar... eso si, todo según su propia conveniencia o conveniencia del grupo. Tras la publicación de la carta en la que nueve sacerdotes y compañeros de Daniel Dolan declaraban que su ordenación era por lo menos dudosa, e incluso citaban un conocido manual (básico para cualesquier seminarista), no faltaron los correos electrónicos y comentarios como el del visistante que dijo:

"Con la consagración episcopal se incluyen todos los ordenes inferiores. Por lo tanto Mons Dolan es verdadero obispo".

Todo esto sin una sola cita de ningún teólogo o cualesquier artículo, tesis o manual de teología sacramental, por más básico que fuera. Uno de los colaboradores del blog Pristrina Liturgica, nos envió la siguiente cita que debería ser suficiente para despejar dudas:

Teología Moral para Seglares, II (BAC, 1961), p. 494 , ❡c; "Si hay duda fundada y prudente sobre si faltó o no algo esencial, debe repetirse sub conditione la ordenación, aunque se hubiera recibido ya una orden superior, al menos si se trata de las tres órdenes que son ciertamente sacramento e imprimen carácter. Y así debe repetirse sub conditione la ordenación dudosa de diácono aunque se haya recibido ya el sacerdocio; y con mayor motivo debe repetirse la del presbiterado aunque se haya recibido ya la consagración episcopal, por cuanto es muy dudosa la validez de la consagración episcopal en uno que no sea previamente sacerdote. En este caso habría que repetir sub conditione las dos ordenaciones: la de sacerdote y la de obispo."

Esperamos que haya quedado claro. Para más información, recomendamos un artículo en inglés de Pristrina, donde se desarrolla mucho mejor el tema.

12 comentarios:

  1. En realidad al diácono Daniel Dolan no le debemos cargar toda la culpa, ya que el arzobispo Lefebvre aquí se mando una gran metida de pata y al darse cuenta de su equivocación debería haberlo llamado en privado y con un par de testigos le hubiese impuestos sus manos y repetido la fórmula. Por otro lado más culpa la tiene Mark Anthony Pivarunas, ya que él sabía de esta situación e hizo caso omiso y lo "consagro"; pero estas arbitrariedades es propio de Piavarunas ex Old catholic de la secta "Montaña de San Miguel" ya que engañó al anciano obispo Moises Carmona y no hizo la debida retractación de sus antiguas herejías. Pavarunas "consagra" al una mano Daniel Dolan porque quería blanquear su situación entre los exlefebvristas de USA.
    Realmente da verguenza ajena saber que toda esta manga de impresentables y pobres infelices que lo único que tienen es dólares y encima mal habidos -en el caso de Dolan y Sanborn- sean los representantes del tradicionalismo mitigado en los EE.UU.

    ResponderEliminar
  2. Solo una cosa al principio de la Iglesia solo los apóstoles ordenaban de obispos. Las demás ordenes fueron mas tarde.

    ResponderEliminar
  3. Naturalmente que sólo los Apóstoles ordenaban obispos... ellos mismos eran obispos, los primeros obispos de la Iglesia!

    ResponderEliminar
  4. raul miguel y que? Digo algo inesacto.

    ResponderEliminar
  5. Sólo no entiendo el sentido del comentario, no se ofenda. En Cristo,
    R

    ResponderEliminar
  6. Importante dato si Dolan no es obispo tampoco lo es Mons Williamson ordenado el mismo dia que Dolan.

    ResponderEliminar
  7. En absoluto estimado comentarista. Sólo hay constancia de que Dolan fue "ordenado" con una sola mano, no los demás, por lo tanto, Monseñor Richard Williamson sí fue ordenado sacerdote y posteriormente consagrado obispo por Monseñor Lefebvre, teniendo como co-consagrante a Monseñor De Castro Mayer.
    En Cristo,
    R

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Raul Miguel.

    ResponderEliminar
  9. Dolan fue diz que "consagrado" obispo por Mons. Pivarunas el día 30 de Noviembre de 1993 en Cincinati, Ohio, mientras que Mons. Williamson fue consagrado 5 años antes, el 30 de Junio de 1988, en Ecóne, Suiza, por Mons. Lefebvre y por Mons. Castro-Mayer.

    ResponderEliminar
  10. Pero este obispo Dolan ha concelebrado con otros obispos recientemente, incluso con Monseñor Sanborn, lo que indicaría que al menos ahora ya no piensa como cuando firmó la carta.

    ResponderEliminar
  11. que te crees que por solo utilizar una mano la gracia del sacerdocio no baja y surte sus efectos.
    Por otro lado durante los 2 primeros siglos de la Iglesia lo único que había eran consagraciones episcopales.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo, gracias por dejar tu mensaje. No es algo que yo me crea, es lo que dice el magisterio. Sobre eso de que "durante los 2 primeros siglos de la Iglesia lo único que había eran consagraciones episcopales", se opone a la Historia de la Iglesia, la historia de la liturgia, la teología histórica y el mismo magisterio, especialmente las condenas contra los modernistas.
    Si haces una afirmación de este tipo ¿no crees que deberías aportar alguna evidencia?

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!