viernes, 28 de noviembre de 2014

Un comentario interesante

Nuestro lector y comentarista Jorge, nos dejó la siguiente reflexión en la entrada sobre el caso Galileo. El destacado es nuestro. 

Los católicos siempre han tenido cierta torpeza en las batallas por la opinión pública. Es el caso de las disputas en torno a Galileo que fueron utilizadas para presentar a la Iglesia como enemiga de la Ciencia.
Lo mas notable es que a esa falsa dialéctica entraron por un lado muchos científicos (pareciera que la ciencia debe ser atea para ser buena ciencia) y por el otro lado entraron, y todavía entran muchos católicos tradicionalistas, defendiendo el geocentrismo, o que la tierra tiene 6000 años, como si la única lectura que se pudiese hacer de la biblia fuese la literal pura y dura, (en una comprensible reacción defensiva ante el modernismo).

La Iglesia misma rectificó bastante rápidamente quitando los libros de Galileo y Kepler del Índice, y mediante la excelente encíclica para la interpretación sana de las escrituras de León XIII, PROVIDENTISSIMUS DEUS, y mediante la encíclica IN PREACLARA SUMMORUM de Benedicto XV.

Pero no hubo caso, el daño estaba hecho y la leyenda negra de que la Iglesia se opone a las ciencias naturales quedo grabada en la historia. Por supuesto, el diablo se frota las manos con esta disputa, por un lado lleva a los científicos al ateísmo y por el otro lleva a los creyentes al irracionalismo.
Además se agrega el problema actual de que ya no hay "nadie" en Roma que pueda seguir la línea de estos Papas que mencioné arriba (y Pio XII) y hacer una doctrina segura para los cristianos corrigiendo tanto desatino.

7 comentarios:

  1. La biblia es geocentrica. Este tal Jorge y su amigo Raul Miguel demuestran ser dos herejes

    ResponderEliminar
  2. Un hereje es alguien que niega una verdad de fe. ¿Cuando se proclamó el dogma del geocentrismo que me lo perdí?

    Otra cosa es que haya pasajes de la biblia cuya interpretación cerradamente literal sea geocéntrica. Pero a esos pasjes es licito aplicarles lo que dice Leon XIII en Providentissimus Deus:

    42. No habrá ningún desacuerdo real entre el teólogo y el físico mientras ambos se mantengan en sus límites, cuidando, según la frase de San Agustín, «de no afirmar nada al azar y de no dar por conocido lo desconocido»(52). Sobre cómo ha de portarse el teólogo si, a pesar de esto, surgiere discrepancia, hay una regla sumariamente indicada por el mismo Doctor: «Todo lo que en materia de sucesos naturales pueden demostrarnos con razones verdaderas, probémosles que no es contrario a nuestras Escrituras; mas lo que saquen de sus libros contrario a nuestras Sagrada Letras, es decir, a la fe católica, demostrémosles, en lo posible o, por lo menos, creamos firmemente que es falsísimo»(53). Para penetrarnos bien de la justicia de esta regla, se ha de considerar en primer lugar que los escritores sagrados, o mejor el Espíritu Santo, que hablaba por ellos, no quisieron enseñar a los hombres estas cosas (la íntima naturaleza o constitución de las cosas que se ven), puesto que en nada les habían de servir para su salvación(54), y así, más que intentar en sentido propio la exploración de la naturaleza, describen y tratan a veces las mismas cosas, o en sentido figurado o según la manera de hablar en aquellos tiempos, que aún hoy vige para muchas cosas en la vida cotidiana hasta entre los hombres más cultos. Y como en la manera vulgar de expresarnos suele ante todo destacar lo que cae bajo los sentidos, de igual modo el escritor sagrado—y ya lo advirtió el Doctor Angélico—«se guía por lo que aparece sensiblemente»(55), que es lo que el mismo Dios, al hablar a los hombres, quiso hacer a la manera humana para ser entendido por ellos.

    Entonces. cuando el relator biblico dice "vi salir el sol" o "ví pararse el sol" es lícito interpretar que es lo que él sensiblemente vió, y no como una demostración de una ley de la naturaleza.

    De todas maneras, sé que perdí el tiempo escribiendo esta respuesta. Cuando alguien apunta "usted es un hereje" así al voleo no hay nada que hacer con él, está tan encantado de tener la verdad y de aplastar a los demás que se vuelve impermeable.

    PD: Por cierto, la Física no es geocentrista ni heliocentrista, simplemente dice que no hay un sistema de referencia particular que sea imperativo para los cálculos Físicos. Desde luego, Dios puede poner el centro del Universo donde le parezca, pero parece ser que las leyes de la Física, que El creó, no necesitan de esa información.

    ResponderEliminar
  3. Eso de que la sacaron del índice es como, Lacunza.
    No que las obras de Galileo las quitaron del index, no que eso es mentira nunca las sacaron, que en la ultima lista del índex no aparece Lacunza, no que si y bla, bla, la realidad es:
    La Biblia es geocéntrica y Lacunza un hereje, decía que los sacrificios se iban a restablecer y los judíos imperar sobre los gentiles..

    ResponderEliminar
  4. Hace ya un tiempo investigué el tema del Indice de libros prohibidos en relación a los libros de Galileo (justamente para no hablar bla bla bla) A continuación la entrada y salida de los libros del índice y los sitios desde donde pueden descargarse los documentos:

    En Marzo de 1664 el Papa Alexandro VII promulga su Index Librorum Prohibitorum Alexandri VII Pontificis Maximi jussu editus prefaciado con una Bula Papal Speculatores Domus Israel, en la cual el Papa incluye al Index dentro de la Bula así como a los decretos previos de la Congregación del Index, aportándoles su autoridad Papal directa. En 1665 se publica este Index que incluye todas las condenaciones previas de los libros heliocéntricos. En el enlace
    http://books.google.es/books?id=4nZDAAAAcAAJ
    se puede bajar un PDF al Índice de Alejandro VII, el antiguo Index tridentino, y los decretos anexos. Las condenas al heliocentrismo fueron las siguientes:

    Página 30 del Index (45 del pdf )
    -Copernicanae Astrologiae Epitome. vide, Ioannis Kepleri
    -Copernicus, Vide, Nicolaus

    Página 36 del Index (51 del pdf)
    -Didacus Astunica in Iob (Diego de Zúñiga se latiniza como Didacus a Stunica)

    Página 50 del Index (65 del pdf)
    -Foscarino. Vide, Lettera del M. R. P. Paolo Antonio

    Página 52 del Index (67 del pdf)
    -Galileo Galilei. Vide, Dialogo di Galileo

    Página 77 del Index (92 del pdf)
    -Kepplerus. Vide, Ioannis Keppleri

    La bula de Alejandro VII la pueden ver en latín en la página 152 del archivo PDF

    1754___El Papa Benedicto XIV realizó una revisión importante del Index al emitir la Constitución Sollicita ac Provida, en 1754 creando nuevas y estrictas reglas sobre cómo debían ser evaluados los libros. En el siguiente enlace la constitución Sollicita ac Provida:
    http://users.telenet.be/leopold.winckelmans/bull/sollicit.htm

    1758___Bajo el pontificado de Benedicto XIV, la nueva edición del Índice quitó la prohibición para "Todos los libros que enseñan movimiento de la Tierra y la inmovilidad del Sol" que venía incluyéndose en todos los Index previos. De todas formas (y un poco incoherentemente) el Index mantuvo la prohibición sobre los libros de Copérnico, Foscarini, Zúñiga, Kepler, y Galileo.
    En este enlace pueden ver un Índice de 1789 con varios suplementos hasta 1805.
    http://google.com.ar/books?id=NmStcx0zw8cC&hl=es
    En este Índice, solo pude encontrar a Kepler en la página 189, donde dice que sus libros se permiten con expurgación. Además, en las Reglas Mandatos y Advertencias Generales del final del libro (pags 407, 416 del Pdf) la primera regla reza: "Todos los libros que, los Sumos Pontífices o concilios generales prohibieron antes del año de 1515, y en el Indice no van expresados, se entienda ser prohibidos de la misma manera que en aquel tiempo lo fueron…". En mi opinión, esto significa que la prohibición sobre los otros cuatro autores no continuaba en vigencia, al menos para la Inquisición española, ya que su condena fue posterior a 1515 y no se pusieron en el Índice.

    ResponderEliminar
  5. continuación:

    1833__El 20 de Mayo de 1833, mientras se deliberaba sobre una nueva edición del Index, el Papa Gregorio XVI decidió que se podría omitir los cinco libros de Galileo, Copérnico, Kepler, Foscarini, y Zúñiga, pero que esta omisión se debería hacer sin comentarios explícitos. La edición 1835 fue la primera que no contenía estos libros
    Esa edición no lo encontré, pero si una de 1892 de León XIII en la que no están mas los libros. Ustedes mismos:
    https://archive.org/details/indexlibrorumpro00turiuoft

    1897___El Papa León XIII ordenó la creación de una nueva Constitución para regular el Índice. Esta constitución, llamada Officiorum ac munerum, junto con un nuevo y revisado Índice, se publicó en el año 1897.
    En esta constitución deroga las Reglas anteriores, con la sola excepción de la Constitución Sollicila et provida de Benedicto XIV. Las nuevas reglas del Officiorum ac munerum siguen una política de reducir gradualmente el número de títulos que cotizan en el índice, y en su lugar dar principios generales para guiar a los católicos en lo que deben y deberían no leer. Pueden leer la Officiorum ac munerum de Leon XIII en el enlace:
    http://www.users.qwest.net/~slrorer/Censorship.htm
    Como pueden leer ustedes mismos, en el artículo primero, capítulo primero, en el primer punto establece que:
    "Todos los libros condenados antes del año 1600 por los Soberanos Pontífices, o por los Concilios Ecuménicos, y los cuales no estén registrados en el nuevo Índice, deben considerarse condenados de la misma manera que si lo fueran formalmente, con la excepción de aquellos que están permitidos por los presentes Decretos Generales"
    La fecha de corte se ha movido a 1600 pero como la teoría heliocéntrica fue condenada en 1616 y tampoco se la incluyó en el nuevo índice de León XIII, los cinco libros no están condenados.

    PD: No sé que es lo que tiene que ver Galileo con Lacunza, me parece a mi que el Anónimo comentarista vino "quemado" de alguna disputa conmigo en otro blog y la quiere continuar aquí. No tengo problema, pero que se identifique.

    ResponderEliminar
  6. Muy estimado Jorge, gracias por este erudito e inteligente comentario. Como ocurrió ya con otras de tus contribuciones, quisiera publicarla como artículo.
    Tuyo en Cristo Nuestro Señor,
    Raúl

    ResponderEliminar
  7. Gracias Raúl, pero me temo el el buscador de Google hace eruditos con demasiada facilidad. Por mi no hay problema, pero puede que tengas que agregar a algunos mas a tu club de amigos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!