viernes, 5 de diciembre de 2014

De la estricta necesidad de la Parusía

El siguiente artículo fue remitido por nuestro colaborador y amigo ATF.


DE LA ESTRICTA NECESIDAD DE LA PARUSÍA
Por AFT

Primer aserto: el mundo actual está enteramente dominando por las fuerzas ocultas.

Segundo aserto: esas fuerzas, llamadas Sinarquía, fue y está formada por la judeomasonería.

Tercer aserto: en la sociedad cristiana, no hay aptitud para armar un poder de este tipo.

Cuarto aserto: en las Sagradas Escrituras, hay suficiente luz para identificar al poder oculto, y ninguna línea que sugiera la formación de un contrapoder surgido del cristianismo.

JUSTIFICACIONES:
Que el mundo actual sea gobernado por la Sinarquía, no merece muchas pruebas, por ser evidente. Luigi Villa en escrito sobre Montini, muestra que la mitad de los países llevan el signo pentalpha masónico. Argentina y Uruguay lo tienen en sus soles, y aquélla en su escudo gorro frigio. Hay una centena de blogs, que advirtiendo sobre la descomposición eclesial, muestran que también domina el Vaticano.

Que ese poder mundial fue formado y está formado por la judeomasonería, tampoco requiere demasiado pruebas, porque ha sido puesto en evidencia por múltiples autores, no poco de los cuales formaron parte del propio grupo. Un caso notorio que sirve de prueba, fue el P José Lemann, judío convertido, que escribió sobre la penetración del judaísmo en la sociedad cristiana.

Que ese poder fue formado por los anticristianos, y no por ellos, es cosa evidente, pues el cristiano es hijo de la luz, y no de las tinieblas. Los gobiernos de Constantino; de Carlomagno o de los Reyes Católicos, no fueron gobiernos ocultos. Pueden haber tenido cosas secretas de detalles, pero en esencia, fueron gobiernos visibles.

La Sagrada Escritura designa claramente el surgimiento del poder oculto, al señalar en el Apokalypsis, lo que sigue a continuación:

13:2 Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. 
17:8 La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es.
17:11 La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición.

Está claro que al escribir el Apokalypsis en el año 90, S. Juan  había sido testigo de la desaparición del judaísmo a raíz de la caída de Jerusalén, y nos profetiza su resurrección y gobierno de los otros siete.

Pero no tiene una línea que sugiera que haya una reacción cristiana que lo destruya,  sino su aniquilación por la Parusía.

CONCLUSIÓN:
No hay recurso humano que pueda derrotar a la Sinarquía actual. “Se maravillaron los habitantes de la tierra y se dijeron: ¡Quién como la Bestia!”  expresión que no significa lo que decimos aquí, que consiste en señalar que no hay fuerza humana que la derrote, sino que significa el sometimiento a la misma, en oposición al Quis ut Deus! De San Miguel.

Pero sí que está profetizado que la Parusía aniquilará ese tremendo poder.
2:8 y entonces se manifestará el Impío, a quien el Señor Jesús destruirá con el aliento de su boca y aniquilará con el resplandor de su Venida. (II Tess)

3 comentarios:

  1. Creo que el autor es AFT y no ATF

    ResponderEliminar
  2. Corregido. Gracias.
    En Cristo Nuestro Señor,
    R

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que hay señales objetivas como el regreso de los Judíos a tierra santa, la apostasía prácticamente universal, el evangelio ya se predicó en todo el mundo, y alguna cosa mas que no me acuerdo. Pero también es cierto que otras veces en la historia pareció inminente y necesaria la Parusía. Porque lo que hagamos nosotros con nuestra libertad humana puede adelantar o retrasar las cosas, esto se ve claramente en los secretos de Fátima y La Salette (los cortos) que son del tipo "si os convertís va a pasar tal cosa sino va a pasar al final o mas adelante".
    Y todavía se puede profundizar mas en la apostasía. Aunque parezca increíble siempre se puede estar peor.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!