lunes, 13 de abril de 2015

AFT: Hipótesis de hermenéutica, el Cenáculo era la casa del Padre de San Juan

Presentamos a continuación un muy interesante aporte de nuestro amigo AFT.


En primer lugar, hemos de considerar que la familia de Juan, era de la "high" de Jerusalén. No sólo eso surge claramente del Evangelio, sino que Juan frecuentaba el palacio del Pontífice. El Evangelio dice: "era conocido del Pontífice", pero a renglón seguido, dice: "habló a la portera". Es decir que no sólo era conocido del Pontífice, sino que era habitué, pues la portera, también lo conocía bien.

En segundo lugar, la descripción del relato de los apóstoles que van a preparar la pascua, muestra que el dueño del cenáculo era bien conocido del "Maestro":

Lucas 22:10 El les dijo: He aquí, al entrar en la ciudad os saldrá al encuentro un hombre que lleva un cántaro de agua; seguidle hasta la casa donde entrare, 22:11 y decid al padre de familia de esa casa: El Maestro te dice: ¿Dónde está el aposento donde he de comer la pascua con mis discípulos? 22:12 Entonces él os mostrará un gran aposento alto ya dispuesto; preparad allí.

Pero lo que evidencia que el cenáculo era de Juan, está declarado en el relato de la crucifixión. "Viendo Jesús a su Madre, le dice: "Mujer; ahí tienes a tu hijo" y "Desde aquél momento, la tuvo Juan en su casa". ¿Donde vivió la Smma. Virgen a partir del Calvario? Está claro que en el cenáculo, que fue donde vino el Espíritu Santo, estando Ella en oración con los apóstoles.

AFT.-

2 comentarios:

  1. El tema no deja de ser interesante, pero difiero de la conclusión:

    1) Esto no prueba más que es “posible” que la casa sea de San Juan. No es un mal argumento pero no prueba más que eso. El hecho de que haya sido conocido de Caifás y habitué de su palacio tampoco concluye nada, pues puede haber varias razones para eso que nada tengan que ver con una cuestión de status social.

    2) No hay dudas que Jesús conocía al dueño de la casa, pero, una vez más, este texto prueba la “posibilidad” y nada más.

    3) El tercer punto es interesante pero me parece erróneo. Si la Virgen permanece en el Cenáculo es porque Jesús les había ordenado “no apartarse de Jerusalén, sino esperar la promesa del Padre” (el Espíritu Santo) (Hechos I, 4) y el Cenáculo era la casa de oración de la primitiva comunidad cristiana. De hecho, hasta ese momento era la única, y por algo fue llamada “la madre de todas las Iglesias”.

    El P. Prat le dedica un Excursus al tema (Jésus-Christ, tomo 2, Nota R, pag. 521-525) y además de traer datos de la tradición que identifican el Cenáculo con la casa de María la madre de San Marcos evangelista, trae tres argumentos bíblicos en su favor (el segundo de los cuales francamente no entiendo qué tiene que ver con el tema):

    1) La descripción más detallada, en San Marcos, del Cenáculo, como si le fuera más familiar. Ver Mc. XIV, 12-16; Lc. XXII, 7-12 y Mt. XXVI, 17-19.

    2) El relato propio de San Marcos sobre el joven que escapa de las manos de los que prendieron a Jesús en el monte de los Olivos.

    3) La cita de Hech. XII, 12: “Pensando en esto llegó (Pedro) a la casa de María, madre de Juan, por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban reunidos haciendo oración”.

    El tema de la pertenencia del Cenáculo a la madre de San Marcos tiene importantes consecuencias, créase o no, con la tan conocida y debatid cuestión Sinóptica, según lo que dice el P. Bover en un interesantísimo estudio sobre el tema (donde además comenta algunas cosas sobre el punto 3). Ver http://engloriaymajestad.blogspot.com.ar/2012/08/un-interesante-estudio-sobre-la.html.

    ResponderEliminar
  2. Estimado amigo! Que alegría tu comentario. Me permitiré re-publicar en Sursum el artículo que citas de tu blog,
    Dios contigo,
    R

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!