domingo, 17 de mayo de 2015

En memoria del Genocidio Armenio

El día 23 de abril de 2015 se conmemoró el centenario del Genocidio al Pueblo Armenio, por parte del brutal y criminal Imperio Otomano. En Sursum Corda queremos rendir un homenaje al más de millón de cristianos que fueron martirizados por odio a la Fe de Cristo.


Quisiera enfatizar el término "martirio". Las víctimas de la barbarie musulmana-otomana fueron testigos de Cristo. Prefirieron morir antes que renunciar a la Fe Católica. Al igual que los cristianos asesinados hoy en día por todos los grupos musulmanes, igual que aquellos cristianos a los que Occidente decide ignorar y los deja morir en manos de los terroristas y criminales, ellos nos dan un testimonio de la Fe. Repugna la actitud de la jerarquía de la Iglesia Conciliar del Vaticano II, que ha blasfemado contra Cristo, considerando al Islam una religión verdadera, que ha besado al satánico Corán. Repugnan las palabras de Bergoglio, de Ratzinger, de Wojtyla y de Montini en referencia a la secta de Mahoma.

Nuestro Señor nos dijo: "Y seréis odiados de todos por mi nombre; y el que perseverare hasta el fin, éste se salvará." (Mt 10:22). Por lo tanto, los millones de cristianos armenios, sirios, asirios, griegos, chinos y africanos que han sufrido la muerte a causa del Nombre de Cristo sirven como una señal para nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!