lunes, 10 de agosto de 2015

El legalismo de los fariseos

Artículo tomado del blog de nuestros amigos de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia.


NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y EL "LEGALISMO" DE LOS FARISEOS ... EL TRADICIONALISMO Y EL MODERNISMO "CATÓLICO"; MANTIENEN EN PIÉ HOY DÍA EL MISMO FARISEÍSMO CONDENADO POR CRISTO


“A unos que confiaban en sí mismos como justos, y menospreciaban a los otros, dijo también esta parábola: Dos hombres subieron al templo a orar: uno era fariseo, y el otro publicano. El fariseo, puesto en pie oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aún como éste publicano; Ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano. Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aún alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador. Os digo que este descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será exaltado.” San Lucas 18:9-14 

Los fariseos eran legalistas religiosos que habían logrado desarrollar un método de interpretación de los libros de la ley, la cual requería prácticas minuciosas y detallistas para llegar a la santidad. Los fariseos confiaban en su conocimiento meramente intelectual, en su interpretación tradicional de las leyes de Dios y se consideraban a sí mismos justos, exaltándose por creerse más buenos, o más santos, o más religiosos, o más sabios que los demás. Jesús les llamó hipócritas porque “aparentaban” ser justos, pero su corazón estaba lleno de maldad. Los legalistas creen que poseen la verdad, y atacan a todo aquel que disienta de sus interpretaciones, o defienden su verdad a capa y espada.

Leemos en el Evangelio de San Lucas 7:39 y 49: “Cuando vio esto el fariseo que le había convidado, dijo para sí: Este, si fuera profeta, conocería quién y qué clase de mujer es la que le toca, que es pecadora... Y a ella [Jesús] le dijo, tus pecados te son perdonados. Y los que estaban juntamente sentados a la mesa [fariseos], comenzaron a decir entre sí: ¿Quién es éste que también perdona pecados? ” 

Los fariseos se caracterizan por criticar y después juzgar todo lo que los rodea, creyendo que son mejores que los demás. Ven la paja en el ojo ajeno, pero no ven la viga en el propio. Murmuran entre sí e inyectan dudas a los que los rodean respecto a determinada persona, por lo general alguien que no es fariseo como ellos. Pueden perjudicar grandemente a una persona creyendo firmemente que están sirviendo a Dios, creen que los motiva la justicia, cuando en realidad Satanás está detrás de cada una de sus murmuraciones, contiendas y dudas. Los fariseos son como "aves de mal agüero", su presencia presagia peligro.

“Pero algunos de ellos decían sobre Ntro. Sr. Jesucristo que:” Por belcebú, príncipe de los demonios, echa fuera los demonios”. Otros para tentarle, le pedían señales del Cielo.” San Lucas 11:15-16

Es propio de la mentalidad farisaica, aparte de creer que saben todo, que son justos, sabios y santos, los fariseos no son capaces de reconocer cuándo Dios está actuando con poder en la vida de alguien, sino que, sin empacho alguno, emiten su juicio. Los fariseos levantan el dedo acusador para desviar la atención de los demás, para que nadie se de cuenta de sus propios pecados, de la triste condición de su pobre corazón entenebrecido.

“Ahora bien, vosotros los fariseos, limpian lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro están llenos de rapacidad y de maldad. Necios, el que hizo lo de afuera, no hizo también lo de adentro? San Lucas 11:39

En este pasaje de la escritura, los fariseos se alarmaron porque Jesús no se lavó las manos antes de comer. ¡Hasta en eso se fijaban! Los legalistas buscan los más mínimos defectos en los siervos de Dios, los juzgan, levantan contienda y división en contra de ellos, hasta despedazarlos. Lo hicieron con Jesús, al cual asesinaron por no soportar que fuera diferente, que predicara a los pecadores y se sentara a comer y beber con ellos. ¡Los fariseos no pueden sentarse a comer y beber con pecadores, porque los juzgarán por sus pecados!

“Más ¡ay de ustedes, fariseos! Que diezmas la menta, y la ruda, y toda hortaliza, y pasan por alto la justicia y el amor de Dios. Esto os era necesario hacer sin dejar de hacer aquello.” 
¡Ay de ustedes, fariseos! Que aman las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas! ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos, hipócritas! Que son como sepulcros que no se ven, y los hombres que andan encima no lo saben. San Lucas 11: 42-44

Desgraciadamente, los fariseos están activos y vivos en la iglesia de hoy, como lo estuvieron hace más de dos mil años cuando crucificaron a Jesucristo Señor nuestro. Se esconden, espían, levantan sus oídos para oír pláticas ajenas, y luego esparcen rumores falsos. Dejan que los incautos confíen en ellos y en cuanto éstos se equivocan, abren sus fauces para acusarles y luego devorarles. Confrontar a un legalista es participar de legalismo. Lo primero que dirán es, perdóname, no lo volveré a hacer, pero inmediatamente después toman ofensa, y actúan en consecuencia, preparan planes de destrucción, y los ejecutan. Solo la gracia y el Poder y la protección sobrenatural de Dios pueden librarnos de sus maquinaciones.


“Guardaos de la levadura de los fariseos que es la hipocresía. Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse. Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá; y lo que habéis hablado al oído en los aposentos, se proclamará en las azoteas.” San Lucas 12:1ª-3

7 comentarios:

  1. Artículo, ciertamente chisposo, pero bien peligroso. ¿A quién están justificando? ¿A Bergoglio? Acepto la crítica hacia el tradicionalismo, pero me pregunto: ¿También condenan a Trento? AFT.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado AFT,
      No veo ningún peligro en el artículo, salvo para aquellos que tengan una fe endeble y que en lugar de ser católicos, sean meramente ritualistas o travestis litúrgicos. El artículo denuncia, pone en evidencia el comportamiento de aquellos que se dicen tradicionalistas y que en realidad son un grupo de personas con graves problemas psicológicos y de autoevaluación social, personas que se aferran a lo que ellos entienden por la Religión de Cristo, pero que en realidad no lo es.
      De ninguna manera puede este artículo atacar al Concilio de Trento y me sorprende que usted imagine cosa semejante, porque son precisamente los modernistas quienes acusan al Concilio de Trento y a los católicos fieles a la fe (algunos mal llamados "tradicionalistas", pero en realidad, simplemente, católicos) fariseos.
      No obstante, algo de su comentario me parece atendible: estamos tan acostumbrados a leer basura y textos de resentidos, que cuando estamos ante un escrito o una reflexión de sacerdotes católicos, nos puede llamar la atención. A mi, en cambio, nada de loq ue salga de la pluma de los sacerdotes de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia puede parecerme jamás sospechoso, porque todo lo que ellos escriben es conforme a la fe de Cristo.

      Suyo Cordial,
      RM

      Eliminar
    2. Amigo Miguel: le siento un tufo muy parecido al ¡Quién soy yo para juzgarlo! de Bergoglio AFT.-

      Eliminar
    3. Se está equivocando bastante, creo que ni entendió el artículo, ni entendió mi comentario. Le ruego que LEA EL ARTÍCULO, y luego intente comprender mi respuesta. Su último comentario me huele a insulto hacia estos sacerdotes fieles a Cristo y a mí persona... técnica que han utilizado personajes como el diácono Dolan, el resentido hipócrita del presbítero Romero y el imberbe, cínico e ignorante de Despósito.

      Eliminar
    4. aquí está bien explicado el verdadero fariseísmo

      https://eccechristianus.wordpress.com/2014/02/17/el-peligro-de-la-masoneria-para-el-verdadero-catolico/

      Eliminar
  2. Un contacto del facebook escribió en su muro esta mañana:
    Esta persona,estudioso de la doctrina, ferviente sedevacantista, yo también adhiero a dicha posición, que alojé en mi casa por cinco meses,que comió la comida que cocinó mi padre, cuando mi padre necesitó donadores de sangre este fariseo que está al lado mio se negó por completo y no era por motivos de salud, s negó porque si¿ eso hace el estudio de la doctrina, la oración? ¿esa es la conducta de un católico? si así son los sedevacantes me vuelvo a la Fraternidad, porque entre fariseismos me quedo con e que me queda mas cerca.Este fariseo se llama Gabriel Arturi.
    Y uno de los miembros de la SRSLRF le respondió esto que copio textual:
    Ufffffffff por hipocresías y falta de caridad Luis P. K. vas a encontrar en todas partes, es verdad que entre los católicos legalistas que vigilan la coma y el punto sobresale la falta de caridad, el sedevacantismo es solo una posición teológica que da respuesta a la actual apostasía de la Fe, pero muchos sedevacantes creen que con decir a los cuatro vientos que Bergoglio es un impostor, ya han cumplido con Dios, la Patria y la Iglesia y no es así, la fe sin obra es muerta. Ya te aconsejé hace tiempo que entre la FSSPX y los curas sedevacantes de Capital, te convienen los lefe, por lo menos son muchos y si no quieres entablar diálogo con ellos, vas a Misa y te vas. Si por los sede o lefe fuese, yo tendría que ser de la secta Moon Emoticón smile... Siento lo que te sucedió con este ultra"católico", que su plato preferido ha de ser ventilar pecados ajenos.

    ResponderEliminar
  3. AFT Porque el hereje de Bergoglio manipule el evangelio para su conveniencia, no quiere decir eso que los católicos tengamos que suprimir o callar los consejos que Nuestro Señor Jesucristo repetidas veces nos ha dejado en las Sagradas Escrituras.
    Se ve que vos sos uno de esos hipócritas, viejo idiota

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!