sábado, 10 de octubre de 2015

Ninguna mención a Jesucristo

Habitualmente recibo muchísimos correos de personas que escriben contra Bergoglio. Incluso, algunos aclaran que lo consideran el Romano Pontífice, aún cuando lo tratan como poco menos que un hereje y usurpador. Esto es síntoma de lo que podríamos denominar "neo-sedevacantismo", es decir, una tendencia en ciertos católicos perplejos, que no pueden considerar a Bergoglio como Papa, pero sí a los usurpadores anteriores, lo cual demuestra una evidente contradicción, una falta de análisis espiritual y una ignorancia sobre la teología e historia de la Iglesia.

En virtud de ello, y para marcar las diferencias con estos grupos "neo-sedevacantistas", publiqué aquí en Sursum Corda un ensayo titulado "Cincuenta y seis años de la Iglesia del Anticristo
Comentarios, precisiones y respuestas al artículo "Dos años con Francisco : un castigo espiritual de dimensiones escatológicas", como comentario y crítica (constructiva) a los textos producidos por el señor Alejandro Sosa, quien publica en algunos medios con el nombre de Miles Christi, aunque en otros no utiliza ningún pseudónimo.

La reciente visita del Sexto Usurpador a los Estados Unidos, decía, han provocado una catarata de textos y pedidos de publicaciones, algunos de ellos, redundantes cuando no equívocos. Uno incluso hasta ponía una fecha para la manifestación del Anticristo... pero en Foro Católico se publicó un artículo muy breve que creo, merece ser destacado, principalmente porque no redunda en la "creencia" de que Bergoglio tiene algún oficio en la Iglesia Católica. El texto lo reproduzco a continuación.


LOS ATRONADORES SILENCIOS DE FRANCISCO EN EE.UU.
(Por un forista)

Ni una mención a Nuestro Señor Jesucristo en el discurso de la ONU (en esto, reconozcamos, solo hizo lo mismo que el “beato” Paulo VI quien tampoco mencionó a Jesucristo en su discurso en la ONU del 4 de octubre de 1965).

Ni una sola mención de la palabra “aborto” ni la palabra “homosexualidad” en el país del aborto industrial, del comercio de embriones (por correo privado) y el putimonio generalizado (ahora con obligatoria aceptación por acordada de Corte Suprema de EE.UU para todos los estados de la Unión).

Ni una sola palabra de aliento para los provida y los que intentan atajar la ola homosexualista.

Ni una sola definición clara de lo que es la familia, habiendo tenido varias oportunidades en la Fiesta de la Familia.

Eso sí, habló varias veces de los abusos sexuales refiriéndose a “”la vergüenza provocada por tantos hermanos que han herido y escandalizado a la Iglesia en sus hijos más indefensos”. [Nota de Sursum Corda: Será que Bergoglio se reconoce hermano en el neo-sacerdocio con los pedófilos]

¿No es que eran solo “algunos”?

En el mismo discurso apoyó a las monjas rebeldes a la doctrina. [¿Queda alguna duda hacerca de qué doctrina es la que él sí defiende?]

Mientras tanto nos empalagó con discursos humanitaristas llenos de lugares comunes, su insoportable “teología” tanguera y berreta, sus gestos de humildad estudiada, sus chupadasdemedias a los judíos y masones, sus acostumbrados errores doctrinales, sus comparancias “castellinianas” fallidas, sus risotadas desmesuradas, y hasta nos dio pena al verlo tratar de subir la escalerilla del avión, tropezándose varias veces ante la mirada entre impávida y sorprendida de quienes lo esperaban arriba del avión y que no hicieron nada para intentar ayudarlo. Y con su infaltable maletín negro en su mano izquierda más propio de un vendedor de peines que del Vicario de Cristo, lo que impidió que pudiera apoyarse más cómodamente con las dos manos y evitar ese penoso espectáculo.

Todo muy lamentable.

El mundo anticristiano lo aplaude a rabiar. Por algo será…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!