jueves, 10 de diciembre de 2015

Un camino a ninguna parte

Un camino a ninguna parte
La triste realidad de las sectas ex-lefebvristas

El día que en el la Capilla del Seminario Nuestra Señora Co-redentora se cantó el Te Deum porque Ratzinger/Benedicto XVI había levantado la inválida e ilícita excomunión contra los cuatro obispos, muchos pusimos nuestra mirada sobre Monseñor Richard Williamson.  Entre los fieles, varios salimos en clara señal de protesta y nos mantuvimos fuera y empezamos a discutir, acaloradamente, que estaba ocurriendo. Otro tanto pasó cuando se “festejó” la “liberación de la Misa”.

Aquel día fue, para muchos, el comienzo del distanciamiento con la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. No porque a muchos nos preocuparan las acciones de Roma (inválidas, ilícitas, nulas por tratarse de la Roma Neo-Modernista y Neo-Protestante), sino por la actitud que frente a ello tomaba la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, a quien veíamos como el principal bastión contra la Falsa Iglesia del Anticristo.

Cuando Monseñor Richard Williamson fue expulsado de la Fraternidad, muchísimos, y me incluyo entre ellos, creíamos que ahora vendría el gran momento de que la Fraternidad se volviera mucho más dura. ¿Cuántos fieles católicos, que creíamos sinceramente en que la Sede Apostólica estaba usurpada pensamos que Monseñor Williamson tendería la mano a los “sedevacantistas” y los recibiría? ¿Cuántos creímos que esas heridas de tantos años podrían sanarse y que en lugar de proseguir con la lucha fratricida, con la pelea por los fieles (y sus recursos económicos) se iniciaría un frente común contra el verdadero enemigo, La Iglesia del Anticristo?

Al poco tiempo, Monseñor Williamson organizó la “Resistencia”. No me faltó (y ahora quiero hablar en singular) mucho para darme cuenta de que no se trató jamás de una resistencia contra la Roma Usurpada, contra los Usurpadores de la Silla Apostólica y de todas las sedes episcopales, sino contra las autoridades de la FSSPX. Si quedaba alguna duda, la tan cercana consagración episcopal del Padre Jean Michel Faure dejó bien en claro a dónde apunta la tan mentada “resistencia”.

El show de muchos ex-lefebvristas fue y es patético. Eso lo traté en una entrada del 17 de mayo del año 2014 (la consagración se venía barajando desde hacía tiempo), donde analicé la “carta abierta” redactada por el presbítero Sergio Ruiz Vallejo, ahora Fray de Jesús, quien amenazaba a Williamson con “evidencias” secretas para detener la consagración episcopal. La actitud era tan patética y tan cobarde que no merecía más que el rechazo. Si Fray de Jesús tenía pruebas debería aportarlas al inicio, no podía ocultarlas y pretender ganar algo al respecto. Esa actitud cobarde y rastrera no fue propia de él, sino de todo un grupo de antiguos miembros de la FSSPX, tal como señalé en aquel artículo

Hace pocas semanas, recibí de parte del grupo del Fray de Jesús/Ruiz Vallejo la carta con la que había amenazado... el total de las evidencias con las que esperaba desenmascarar a Faure, Williamson y a todo el mundo. Publiqué el enlace a la carta con un comentario previo y ver la calidad de los mensajes de los apologistas, las tristes justificaciones a lostantos años de silencio, y la cantidad de anónimos usados por los partidarios(y por el propio Ruiz Vallejo) podrían confirmar al más recio "Home Alone"de que su postura es la más acertada ante estos personajes.

Pero no todo termina, ni terminará allí. Luego de la tan mentada consagración episcopal de Monseñor Faure, el obispo argentino Andrés Morello escribió una de sus peores pastorales en las que terminó admitiendo que su salida de la FSSPX no fue por cuestiones doctrinales, sino exclusivamente por una cuestión de control y de poder. Terminó confesando lo que todos ya conocíamos o sospechábamos: Morello no fue un sedevacantista y de hecho, no lo es. Es un lefebvrista resentido y a partir de ese resentimiento contra la FSSPX ha realizado toda su obra.

Si el árbol se reconoce por sus frutos, magros son los cosechados por el obispo Andrés Morello: escasos sacerdotes, pelas por doquier, ansias de dominio y abuso de poderes episcopales hasta lo increíble… un día erige y se declara protector, violando el derecho canónico, una “congregación”, el otro ve invadido su “territorio” por un diácono norteamericano que anda disfrazado de obispo y no puede contener para sí al sacerdote que sedujo con una congregación propia. Protege a un personaje como Nicolás Venegas, una persona con las facultades mentales alteradas, eterno seminarista y agresivo calumniador y comentarista aquí en Sursum Corda… acciones estas que llevaron a que Morello no pudiera administrarle las ordenes sagradas, aún a pedido del presbítero Damín. Al mismo tiempo, Morello, autoproclamado jerarca de la Iglesia y único obispo sedevacantista de Argentina y sostenedor de la tesis de Guerard des Lauriers ni cruza palabra con el señor Sergio Casas Silva, falso sacerdote, ordenado en la Iglesia Conciliar y que regentea una de las sedes del Instituto Buen Pastor del Padre Ricossa. Por su parte, el obispo-títere de Ricosa, Monseñor Geert Stuyve viene y va del país como si aquí no hubiera nadie más que el grupito de Casas Silva y Morello mantiene, ya en clara decadencia y desgracia el silencio…

Y volvemos a Monseñor Richard Williamson y su tan mentada “Resistencia”. ¿Qué es eso? ¿Qué fin le espera a esa aventaura en la que se embarcaron tantos “duros”? Nada. No es sino un grupo de lefebvristas que ni son sedevacantistas ni son acuerdistas, que se mantienen en el eterno limbo de la FSSPX. Tanto es así que incluso uyn presbítero de la Faternidad Sacerdotal San Pío X me consultó a mi (¡Que soy un fiel de a pié!) sobre la posibilidad de irse con Williamson y su grupete. Y si así de confundido está el sacerdote ¿Cuánto más los fieles? Y muchos fieles aún siguen pensando que de allí, de todos estos grupúsculos de ex-lefebvristas puede salir algo bueno. ¡Salid de en medio de ella, pueblo mío! (Jer 51:54).


4 comentarios:

  1. Podrías compartir por favor en un link la pastoral de Morello que mencionas? Gracias

    ResponderEliminar
  2. ¿Casas Silva "regentea"? Más bien parece que lo prostibulario anda por el lado de Vedia. ¿No serán los "Señores" Zárate, Peña y Fattore 840 teológicos?
    A. Oliva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr Anónimo. Me veo en la necesidad de responder su comentario. En primer lugar, no comprendo porqué mete aquí a los sacerdotes de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia, cuando el que habla y escribe soy yo. Además, como muchas veces señalé, no me une con los padres de Vedia más que la fe católica y la amistad. El director de esta publicación digital, y por lo tanto único responsable soy yo.
      Utilicé la palabra "regentea" usando la única acepción que le da el diccionario "dirigir un negocio". El señor Casas Silva dirige en Argentina el negocio del IMDBC, no sé que tiene que ver con la prostitución todo esto... ¿De dónde saca eso usted?
      Finalmente, quiero insistir en algo: el señor Casas Silva no es sacerdote católico, fue "ordenado" por un falso obispo de la Iglesia Conciliar del Vaticano II y jamás fue reordenado. ¿No le interesaría a usted conocer la explicación que dan los responsables de ese "Instituto" y todos los demás seguidores de ese grupo semi-lefebvrista al respecto? Tal vez el presbítero Lázaro Romero, quien declara que sacerdotes tradicionalistas son verdaderos sacerdotes y quienes no, y que no conce la diferencia entre licitud y validez, esté dispuesto a dejar aquí su comentario. ¿No lo cree?

      En Cristo Nuestro Señor,
      Raúl

      Eliminar
  3. Señor Raul usted no conoce bien a el Sacerdote Casas Silva, asi que porque se pone a echar veneno como una serpiente diabolica en las redes? El Padre Sergio si fue ordenado de nuevo en la TRADICION verdadera mejor pare de ser instrumento de satanas.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!