lunes, 29 de febrero de 2016

Carta a Foro Católico

En diciembre del año pasado, escribí un comentario en Foro Católico, el cual, los moderadores tuvieron a bien destacarlo en una entrada particular. Lamentablemente no publiqué aquí en Sursum Corda esa carta-comentario, razón por la cual quiero ponerla hoy, como testimonio a todos los lectores del blog. Al final de la carta, tendrán el enlace al artículo en cuestión.



Queridos amigos y colaboradores de Foro Católico.

Bien es sabido por ustedes y por lectores, tanto de vuestro blog como del mío que mantenemos algunas diferencias. No obstante, he reconocido que en alguna oportunidad, mi lenguaje no fue el mejor para con ustedes en cierta ocasión, por eso (y espero que lo hayan recibido) les envié un correo disculpándome si es que no usé el lenguaje correcto o si mis términos fueron agravios.

Ahora quisiera pasar a la cuestión que aquí ustedes han vuelto a traer.

Como algunos de ustedes, yo no nací en la Iglesia Católica, sino que fui bautizado en la Iglesia Conciliar del Vaticano II y fue por la Gracia de Dios que llegué a la Iglesia que fundó nuestro Señor Jesucristo, la Única Iglesia Católica, la cual es Una, Santa, Católica, Apostólica y Romana. En ese viaje hacia la Verdad, muchas veces fui embaucado con sofismas y palabrerías que sonaban como la verdad, pero que no eran sino errores o herejías. Una de esas fue la doctrina del jesuita Leonard Feeney al respecto del Baustismo de Deseo y de Sangre. Yo mismo llegué a negarlos y a comulgar con los errores y herejías de los Dimond. No obstante, rápidamente y gracias a las lecturas de buenos libros católicos, buenos blogs católicos que transmiten la doctrina de siempre (como ustedes), y los consejos de sacerdotes que conocen la Doctrina de Cristo, rechacé todas esas falsas doctrinas.

Una de las estrategias que usan los dimonianos (y no sólo el grupo original, sino todos los grupúsculos que de ellos penden) es la mala formación de los católicos recién convertidos. Tenemos mala formación y entonces, cuando alguien se nos aparece citando al Dezinger fuera de contexto, le creemos. Esto no se reduce a los dimonianos, sino también a las demás sectas “tradicionalistas”. Así hoy encontraremos neo-jansenistas por ejemplo, presbíteros católicos que creen y predican el “rapto inminente”, que todo es inválido menos la capilla que ellos conducen o que es necesario juntarse tres o cuatro y elegir un Papa. Durante mucho tiempo me pregunté porqué razones los fieles católicos terminan cayendo en estas sectas y defendiéndolas a muerte contra toda lógica.

Desde mi perspectiva eso es culpa tanto de los sacerdotes, que prohiben a sus fieles el estudio de la Teología, la Filosofía y la Historia de la Iglesia, y de los mismos fieles que prefieren la comodidad antes que el esfuerzo intelectual. No se dan cuenta que esa es la misma raíz, el mismo principio del Vaticano II: la jerarquía entera apostató, bien porque eran ya unos herejes, bien porque se limitaron a obedecer a sus superiores.

El trabajo que aquí presenta Foro Católico es un ejemplo de lo que los fieles deberíamos hacer siempre: buscar que dicen las autoridades de la Iglesia: La escritura, el Magisterio, los Doctores y los Santos. Leer, comparar, estudiar… y siempre orar a Nuestro Señor Jesucristo para que nos lleve a Él, que es la Verdad.

Saludos en Cristo

Raúl

5 comentarios:

  1. En mi opinión no hay comparación intelectual entre este blog y los frikis de forocatólico....

    ResponderEliminar
  2. (de todas formas, el contenido de la carta es valioso y muy cierto)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Raúl: ¿qué libros podría recomendarme para estudiar la historia de la Iglesia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primero de todos la historia eclesiástica de Eusebio de Cesárea. Luego libros de patrística.

      Eliminar
  4. Jorge Rodríguez6 de marzo de 2016, 9:36

    Aunque Eusebio de Cearea era antimilenarista lo que le llevo a negar la autoría apostólica del Apocalipsis:

    "Hay que considerar como espurios los siguientes: Los Hechos de Pablo, el llamado Pastor, el Apocalipsis de Pedro, la que dicen que es Epístola de Bernabe, el escrito llamado Enseñanza de los Apóstoles y, como dije, si se desea, el Apocalipsis de Juan. Este escrito es rechazado por algunos y considerado entre los reconocidos por otros."

    De Papías dice :
    "El mismo Papías cuenta además otras cosas como llegadas hasta él por tradición no escrita, algunas extrañas parábolas del Salvador y de su doctrina, y algunas otras cosas todavía más fabulosas.
    Entre ellas dice que, después de la resurrección de entre los muertos, habrá un milenio, y que el reino de Cristo se establecerá corporalmente sobre esta tierra. Yo creo que Papías supone todo esto por haber tergiversado las explicaciones de los apóstoles, no percatándose de que éstos lo habían dicho figuradamente y de modo simbólico.
    Y es que aparece como hombre de muy escasa inteligencia, según puede conjeturarse por sus libros. Sin embargo, él ha sido el culpable de que tantos escritores eclesiásticos después de él hayan abrazado la misma opinión que él, apoyándose en la antigüedad de tal varón, como efectivamente lo hace Ireneo y cualquier otro que manifieste profesar ideas parecidas."

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!