viernes, 26 de febrero de 2016

El que contiene al Anticristo: un comentario sobre II Tes 2: 1-8

El que contiene al Anticristo: un comentario sobre II Tes 2: 1-8


Nuestro amigo y lector, Humberto de Jesús nos envía la siguiente colaboración a Sursum Corda. Se trata de un estudio muy importante que recoge los comentarios que en la Biblia Nácar-Colunga aparecen en la Segunda Epístola de San Pablo a los Testalonicenses. Pubico aquí, sin ninguna modificación, el texto que tan gentilmente nos remite Humberto.



     Estimado Raúl Miguel:
Te saludo cordialmente en Cristo Nuestro Señor. Con mucho gusto te envío las notas de la Nácar - Colunga para compartirlas con los lectores de tu blog. Este tema es tan interesante que quisiera tener los estudios teológicos necesarios para escribir un artículo erudito sobre el tema. Pero las notas de la Nácar - Colunga me parecen excelentes y no dudo que alguien saldrá a complementarlas. Escribí una breve introducción para señalar los motivos que movieron a San Pablo a escribir la II epístola a los Tesalonicenses y los temas que las notas de la Nácar- Colunga van a desarrollar con amplitud. 

  Siéntete en libertad de editar o añadir lo que te parezca conveniente para mejorar la claridad del artículo. Si pudieras poner el título del artículo te lo agradecería, pues yo no me pude decidir por uno. Creo que la conclusión  del artículo es que el katéjon  tarde o temprano va a ser retirado, y lo que pase después, aunque terrible para el mundo, para los cristianos serán momentos de conservar la fe a toda costa, pues sabemos que el Reino de los Cielos está mas cerca de llegar. Te agradezco la oportunidad de contribuir en tu blog. Dios te bendiga y me despido con un fraterno abrazo en Cristo y María Santísima. Atentamente: Humberto Jesús.


          Introducción:

     Las enseñanzas de San Pablo sobre la venida del Señor eran adulteradas. Algunos abusaban de su autoridad para afirmar que la venida del Señor era inminente. San Pablo, al mismo tiempo que previene a los fieles contra esto, nos expresa con claridad su pensamiento. Nos dice que a la Parusía han de preceder dos grandes acontecimientos: La apostasía y el Anticristo. Estos no habían aparecido; no había que pensar pues en la inminencia de la Parusía, como erróneamente creían algunos fieles de Tesalónica. ¿ Quién será el Anticristo y cuál la fuerza que ahora lo retiene ? San Pablo lo deja en el misterio.

     Notas de la Biblia Nácar - Colunga al capítulo 2 de la II epístola a los Tesalonicenses:

     II a los Tesalonicenses 2, 1-8: Por lo que hace a la venida de Nuestro Señor Jesucristo y a nuestra reunión con El, os rogamos, hermanos, que no os turbéis de ligero, perdiendo el buen sentido, y no os alarméis ni por espíritu*, ni por discurso, ni por epístola, como si fuera nuestra, que digan que el día del Señor es inminente. Que nadie en modo alguno os engañe, porque antes ha de venir la apostasía y ha de manifestarse el hombre de la iniquidad, el hijo de la perdición. Que se opone y se alza contra todo lo que se dice Dios o es adorado, hasta sentarse en el templo de Dios y proclamarse dios asi mismo. 
     ¿No os recordáis que, estando entre vosotros, ya os decía esto? Y ahora sabéis qué es lo que le contiene hasta que llegue el tiempo de manifestarse. Porque el misterio de iniquidad está ya en acción; sólo falta que el que le retiene sea apartado. Entonces se manifestará el inicuo, a quien el Señor Jesús matará con el aliento de su boca, destruyéndole con la manifestación de su venida
     Espíritu: sería una profecía referente a la parusía.

     Dos cosas precederán a la Parusía: primero, la apostasía, que Pablo llama misterio de iniquidad; luego, la aparición del Anticristo, el hombre del pecado, que se levanta contra toda manifestación religiosa y acaba por declararse a sí mismo Dios y reclamar su culto. Será el Anticristo una persona, no una colectividad o tendencia personificada; aunque concentrará en sí y representará una tendencia y una colectividad. Esta tendencia será un sindiosismo militante, mas radical que cuanto hasta ahora se ha conocido, encarnado además en una personalidad irresistiblemente fascinadora y satánicamente orgullosa. De estas cosas ya había hablado el Apóstol a sus discípulos. Qué es lo que impide la aparición de ese hombre de pecado, ya lo conocían por las enseñanzas de San Pablo a los tesalonicenses; pero nosotros lo ignoramos y no tenemos sobre esto mas que conjeturas, entre las cuales la mas fundada parece ser la tomada de Daniel c.10. Los ángeles de Persia y Grecia luchan entre sí para defender la causa de los pueblos que tienen encomendados, luchan como luchan los reinos mismos. Miguel, uno de los mas altos príncipes y defensor del pueblo de Dios, toma parte en esta contienda en favor del pueblo santo, por cuanto esas luchas no son extrañas a los intereses del pueblo de Dios. Según esto, el obstáculo que se opone a la aparición del Anticristo sería este Arcángel, príncipe de los ejércitos celestiales, que velan sobre la Iglesia y la defienden. A pesar de todo, el Anticristo trabaja, y las fuerzas del mal van obrando hasta que vendrá el día en que desaparecerá este obstáculo y les llegue la hora del triunfo momentáneo, que Dios le tiene señalado en su providencia, para luego intervenir y aniquilarlas con el esplendor de su advenimiento ( I Cor. 15, 24-28 ). En el versículo 6 donde dice: lo que le contiene (en griego to katéjon  neutro), probablemente se refiere a los ejércitos celestiales. En el versículo 7 donde dice: el que le retiene (en griego ho katéjon masculino), probablemente se refiere a San Miguel Arcángel.

    II a los Tesalonicenses 2, 9-10: La venida del inicuo irá acompañada del poder de Satanás de todo género de milagros, señales y prodigios engañosos, y de seducciones de iniquidad para los destinados a la perdición por no haber recibido el amor de la verdad que los salvaría.
 
    La fuerza del Anticristo procederá de Satán para que con ella haga prodigios engañosos, pero capaces de reducir a los que no acogieron la caridad y la verdad. La descripción del Anticristo que nos hace aquí el Apóstol está inspirada en Daniel, 11,36 ss., que habla de Antíoco IV Epifanes.

9 comentarios:

  1. No el Imán Mahdi es Jesús , opuesto al Al Masih Ad Dajjal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantaseas y los mismos musulmanes te apedrearían, porque hasta para ellos eres un blasfemo.

      Eliminar
  2. Raul: este texto me parece muy interesante. Yo no soy católico en el sentido de ustedes, sino un cristiano fiel a la Biblia. Cuando estudié en el Instituto de los Hermanos Unidos, se me enseñó (y creo) que el que detiene al Anticristo es la Iglesia. Cuando venga el Rapto de la Iglesia, el Anticristo se manifestará y se desatará la Gran Tribulación por siete años.
    Me gustaría saber que es lo que ustedes creen sobre el Rapto de la Iglesia y si creen que Jesús puede venir en cualquier momento por los suyos.

    Pastor David Corral

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado David, Gracias por dejar su comentario. Me gustaría mucho hacer un buen estudio bíblico sobre la falsa doctrina del Rapto Secreto. Es muy interesante la teoría de que el katejón es la Iglesia, pero el problema está en que la Iglesia debe pasar por la tribulación, tal como dice Mateo 24 y Lucas 21. Además, la teoría del rapto secreto es una invención decimonónica que no tiene ningún antecedente en la historia de la esjatología, sin contar que se basa principalmente en un pésimo entendimiento del griego en Mt 24:40, en efecto, el término ἀφίημι significa "dejado" o "perdonado", mientras que παραλαμβάνεται significa "tomado", pero "tomado por sorpresa" o mejor "sorprendido". Por lo tanto, cuando dice:

      "Entonces estarán dos en el campo: uno será tomado y otro será dejado."

      lo que está diciendo es que uno será tomado por sorpresa, será sorprendido por no haber velado ni orado, mientras que el otro será "dejado con vida", será "perdonado".

      Prometo escribir más al respecto.

      Eliminar
  3. No estoy convencido de que San Miguel sea el katejón. Por el texto de San Pablo me dá la impresión que los signos que anteceden a la Parusía deben ser visibles y reconocibles por la personas a las que va dirigida la carta:

    1) la gran apostasía
    2) el katejón que retiene al inicuo hasta que llegue su tiempo
    3) el inicuo

    Cuando les dice que el misterio de iniquidad está en acción significa que ya a comenzado la apostasía (San Juan dice algo parecido en sus epístolas) Tendríamos que esperar a ver la remoción del katejón y al Inicuo.

    Pero ¿Que forma tenemos nosotros de saber lo que está haciendo San Miguel? y ¿de que nos sirve saber que san Miguel está reteniendo al inicuo? eso no nos ayuda a saber que el tiempo esta próximo, no es un signo visible. Yo tiendo a pensar que el katejón es el Papado porque es visible, y explicaria "lo que le contiene" y "el que lo contiene"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, muchas gracias por dejar tu comentario. Me inclino a no creer que se trata el Papado, porque entonces ya se debería haber manifestado el Hombre de Pecado, en efecto, desde la muerte de Pío XII la Santa Sede está usurpada por agentes del Anticristo.
      ¿Te gustaría preparar un pequeño estudio así lo publicamos en Sursum?

      Te recuerdo en mis oraciones,
      RM

      Eliminar
    2. Gracias Raúl por la oferta, y sobre todo por las oraciones. Hace un par de años que vengo investigando, pensando y escribiendo algunas cosas. Pero, no me siento preparado para publicar nada concreto y tampoco he llegado a una conclusión que me convenza lo suficiente como para tirarme a la pileta, si se puede decir así, con un escrito en serio. Las ideas que fui juntando van en el siguiente sentido:

      En cuanto al Hombre de Pecado, que nos revela San Pablo, el primer trabajo sería emparejarlo con alguna figura del Apocalipsis de San Juan. Ahí tenemos: El Falso Profeta o Bestia de la Tierra (Ap 19:20), La Bestia del Mar, alguno de los cuernos de la Bestia del Mar. La Bestia del Mar y sus cuernos son de naturaleza política, mientras que el Falso Profeta es de naturaleza religiosa.

      Otra figura es el famoso Anticristo, que no es mencionado con ese nombre en ningún lugar del Apocalipsis, ni por San Pablo, sino que viene en las epístolas de San Juan (1Juan 2:22-23) También es de naturaleza religiosa "el que niega al Padre y al Hijo"

      El Hombre de Pecado de San Pablo, también es de naturaleza religiosa "se opone y se alza contra todo lo que se dice Dios o es adorado, hasta sentarse en el templo de Dios y proclamarse Dios así mismo". Es decir que el Hombre de Pecado y el Anticristo probablemente son el mismo individuo.
      En mi opinión, ha sido identificado erróneamente con una especie de Napoleón conquistador que se hará adorar en un nuevo templo construido en Jerusalén, es decir con la Bestia del Mar, cuando mas bien se trata de una figura del plano religioso.

      Ahora bien, ¿que figura excluyente tenemos en el plano religioso? El Papa. ¿Qué tenemos que hacer para "colocar" un Hombre de Pecado en el cargo de Papa? Quitar al verdadero Papa, o al Papado, y suplantarlo por el Hombre de Pecado.
      Entonces el obstáculo (katejón) que impide colocar al Hombre de Pecado era el Papa/Papado.

      Si discurrimos así y, como vos decís, desde la muerte de Pío XII la Santa Sede está usurpada, solo nos queda una solución: El Hombre de Pecado ya se manifestó y era Montini, conocido como Pablo VI, quien anuló la Misa (sacrificio perpetuo), el ritual de ordenación, fue aclamado al entrar en Jerusalén, proclamó la religión del hombre en la ONU, entregó la Tiara.

      Todo muy lógico pero ¿y la Parusía?

      Eliminar
  4. Primero debe terminar de crecer la cizaña y restablecerse el culto judío en el templo de jerusalem. Entonces el anti rito exigirá ser adorado en él y estaran cumplido las profecías. Cuando ocurran estas cosas, Nuestra Señora nos conceda estar preparados!

    ResponderEliminar
  5. Para mi que el Katejon es la autoridad Petrina junto con la Doctrina y la Verdadera misa. Los tres prácticamente fueron quitados luego del nefasto VII.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!