lunes, 18 de abril de 2016

Convirtiedo a los testigos de Jehová (séptima parte)

El Ángel de Jehová y Jehová son el mismo Dios


Esta es la penúltima entrega de esto que para muchos, por los correos electrónicos que he recibido, se ha vuelto una especie de curso de cristología. Tras la publicación de la sexta entrega, he decidido, gracias al consejo de algunas personas que se comunicaron de manera privada, el numerar cada versículo bíblico para facilitar el estudio.

También quiero responder al amigo Mariano, que me envió un largo correo electrónico dónde me dice que esta serie de artículos, no debería adoptar la forma de un diálogo. Mi respuesta es que  mi intención es la de expresar simplemente y de manera metódica, cómo trabajar por la ganancia de almas para Jesucristo, con los testigos de Jehová. Estos trabajos que presenté, como dije al principio, están basados en mi experiencia personal tratando con los testigos. Mi intención es presentar, luego de este artículo, uno más, para luego, recién entonces, pasar a desenmascarar a la Sociedad Watchtower como falso profeta. Recuerde: usted debe minar primero la confianza del testigo en la doctrina de la Sociedad y luego, recién ahí, cuando el Testigo ya no tiene su fe puesta en la Organización, demostrar con hechos puntuales, que está en Babilonia.

Ya hemos demostrado al testigo, que Jesucristo fue adorado y que Dios no es una sola persona, sino que es una unidad. Esto último sólo lo hicimos desde la filología, pero ahora tenemos que mostrarle, Biblia en mano, que en el Antiguo Testamento aparecen las personas de la Divinidad juntas y que los autores sagrados, los identificaron, efectivamente, como varias personas. Yo le recomiendo que antes de exponer esto, lea con mucha atención y cuidado los pasajes, los estudie y ore mucho al Señor, porque si los expone o los entiende usted mal, puede derivar en cualquier parte y de eso se aferrará el testigo para impugnar nuestra creencia en un Dios en Tres personas. Ahora, me ha llamado mucho la atención, que desde sacerdotes hasta modernos "teólogos" desconocieran los pasajes que mostraré a continuación, o peor, que no pudieran comprenderlos como una demostración de la Doctrina Trinitaria. Nuevamente ¿No será que el analfabetismo bíblico se apoderó prácticamente de toda la Iglesia? ¿Cómo pretendemos ser ese Remanente que el Señor ha levantado en estos tiempos como su pueblo, si desconocemos lo básico de su Palabra? Estas reflexiones las pienso utilizar en un artículo posterior, porque no se trata de algo que puede pasar a la ligera.

Sigamos con el tema principal. Usted, luego de haber demostrado al testigo que sí cree en un sólo Dios, mientras que él sostiene que el Padre es un Dios y el hijo es otro Dios, debe replicar:

Hermano, yo creo que debemos entender cada texto en su contexto. De hecho, en filología tenemos un dicho: "un texto sin contexto es un pretexto", así tenemos muchísimos "pastores" que usan la Biblia como excusa para cualquier locura ¿No le parece?. Vayamos por favor al pasaje de Génesis 18: 1-2. Ahí nos dice que Abraham se arrojó ante tres hombres que iban pasando y se postró ante ellos. La Revista Atalaya dice que eso es una prueba de que en el Antiguo Testamento se realizaba el acto de proskuneo ante criaturas, y que esa palabra no significa “adorar”, sino que se puede traducir como “rendir homenaje”. Pero  si leemos el pasaje, queda claro que no son tres hombres comunes y corrientes y eso lo sabe si usted va al versículo 13, dónde está claro que es Jehová el que estaba delante de Abraham. 

Gén 18:1  Y le apareció Jehová en el valle de Mamre, estando él sentado a la puerta de su tienda en el calor del día. 
Gén 18:2  Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto a él; y cuando los vio, salió corriendo de la puerta de su tienda a recibirlos, y se inclinó hacia la tierra
Gén 18:3  y dijo: Mi Señor, si ahora he hallado gracia en tus ojos, te ruego que no pases de tu siervo. 
Gén 18:4  Que se traiga ahora un poco de agua, y lavad vuestros pies; y recostaos debajo de un árbol, 
Gén 18:5  y traeré un bocado de pan, y sustentad vuestro corazón; después pasaréis; porque por eso habéis pasado cerca de vuestro siervo. Y ellos dijeron: Haz así como has dicho. 
Gén 18:6  Entonces Abraham fue de prisa a la tienda a Sara, y le dijo: Toma presto tres medidas de flor de harina, amasa y haz panes cocidos debajo del rescoldo. 
Gén 18:7  Y corrió Abraham a las vacas, y tomó un becerro tierno y bueno, y lo dio al criado, y éste se dio prisa a aderezarlo. 
Gén 18:8  Y tomó mantequilla y leche, y el becerro que había aderezado, y lo puso delante de ellos; y él estaba junto a ellos debajo del árbol; y comieron. 
Gén 18:9  Y le dijeron: ¿Dónde está Sara tu esposa? Y él respondió: Aquí en la tienda. 
Gén 18:10  Entonces dijo: De cierto volveré a ti según el tiempo de la vida, y he aquí, tendrá un hijo tu esposa Sara. Y Sara escuchaba a la puerta de la tienda, que estaba detrás de él. 
Gén 18:11  Y Abraham y Sara eran viejos, entrados en días: y a Sara le había cesado ya la costumbre de las mujeres. 
Gén 18:12  Se rió, pues, Sara entre sí, diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor ya viejo? 
Gén 18:13  Entonces Jehová dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja? 
Gén 18:14  ¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, según el tiempo de la vida, y Sara tendrá un hijo. 
Gén 18:15  Entonces Sara negó diciendo: No me reí; porque tuvo miedo. Y él dijo: No es así, sino que te has reído. 


Bueno, hermano ¿Qué vemos aquí? Jehová se presenta ante Abraham, pero no se presenta una sóla persona, sino que se presentaron tres varones ante Abraham, ante los cuales él se inclinó, se postró y los sirvió. Note por favor cómo en el texto por momento se utiliza el plural y por momentos el singular sin ninguna distinción. El caso es paralelo al relato de la Creación en Génesis, dónde el mismo Dios va "diciendo" que las cosas se hagan y luego, finalmente, se dice a sí mismo "hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza" (Génesis 1: 26).
¿Comprende? Pero sigamos leyendo este capítulo que es muy interesante y verá a dónde quiero llegar.

Gén 18:16  Y los varones se levantaron de allí, y miraron hacia Sodoma: y Abraham iba con ellos acompañándolos. 
Gén 18:17  Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer, 
Gén 18:18  habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en él todas las naciones de la tierra? 
Gén 18:19  Porque yo lo conozco, sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él. 
Gén 18:20  Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor de Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo, 
Gén 18:21  descenderé ahora, y veré si han consumado su obra según el clamor que ha venido hasta mí; y si no, lo sabré. 
Gén 18:22  Y se apartaron de allí los varones, y fueron hacia Sodoma; mas Abraham estaba aún delante de Jehová. 


Dígame ¿Quién descendió para ver a Sodoma y Gomorra? Jehová... Pero el texto dice que Abraham estaba aún delante de Jehová. ¿Cuántos Jehová aparecen mencionados en el texto?
Y si seguimos leyendo el capítulo 19, vemos que se menciona que son dos ángeles los que están ¿No es cierto? Claro... pero mire usted algo muy curioso: vayamos al versículo 15 al 21

Gén 19:15  Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu esposa, y tus dos hijas que se hallan aquí, para que no perezcas en el castigo de la ciudad. 
Gén 19:16  Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su esposa, y de las manos de sus dos hijas según la misericordia de Jehová para con él; y le sacaron, y le pusieron fuera de la ciudad. 
Gén 19:17  Y fue que cuando los hubo llevado fuera, dijo: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas. 

¿Quién le dijo a Lot que escapase por su vida? Los dos ángeles ¿no? pero ¿Quienes son esos Ángeles?

Gén 19:18  Pero Lot les dijo: No, yo te ruego, mi Señor. 
Gén 19:19  He aquí ahora ha hallado tu siervo gracia en tus ojos, y has engrandecido tu misericordia que has hecho conmigo dándome la vida; mas yo no podré escapar al monte, no sea que me alcance el mal y muera. 
Gén 19:20  He aquí ahora esta ciudad está cerca para huir allá, la cual es pequeña; escaparé ahora allá (¿no es ella pequeña?), y vivirá mi alma. 
Gén 19:21  Y le respondió: He aquí he recibido también tu súplica sobre esto, y no destruiré la ciudad de que has hablado. 

Los dos ángeles son el mismo Jehová Dios, no son dos ángeles comunes, ni siquiera com Gabriel... no, son Jehová, pero antes de analizar que significa la palabra ángel en hebreo, me gustaría que sigamos con el versículo 24 y 25:

Gén 19:24  Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; 

Gén 19:25  y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra. 


¿Quién hizo llover azufre y fuego sobre las dos ciudades? Jehová ¿Y de parte de quien hizo llover ese fuego? de parte de Jehová. Jehová de parte de Jehová hizo llover fuego sobre Sodoma y Gomorra ¿Cuántos Jehová están mencionados en Génesis 19: 24? Por lo menos dos ¿No es cierto?

Vayamos ahora a Zacarías 3:2

Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová, que ha escogido a Jerusalén, te reprenda. 

¿Cuántos Jehová aparecen aquí? Por lo menos dos ¿No es verdad? ¿Quién reprende a Satanás? Jehová reprende a Satanás de parte de Jehová. Si Jesucristo fuera sólo un ángel, ni hubiera reprendido a Satanás, sino que hubiera delegado eso al Señor, como dice Judas 1: 9 que hizo el arcángel Miguel ¿No le parece? Hay más de una persona que se llama Jehová, pero es un solo Dios, una sola Deidad en tres personas: el Padre es Jehová, el Hijo es Jehová y el Espíritu Santo también es Jehová, y esos son los tres que se aparecen ante Abraham… y los otros dos son los que aparecen ante Lot, a quien Lot también adora.

Ahora ¿Quién es el Jehová que aparece en el Antiguo Testamento?

Hermano, usted sabe que en el Antiguo Testamento hay una manera de referirse a Jesús: “El Ángel de Jehova”. Todos los testigos creen en esto y aparece en su propia literatura.  Yo lo invito a que veamos como aparece y quien es el Señor Jesucristo en las Escrituras hebreas y arameas? Usted me dice que él es un ángel creado ¿No? Bueno, coincidimos en que se le llama “El Angel de Jehová”. Vayamos a Génesis 16, la historia de Agar

Gén 16:7  Y la halló el Ángel de Jehová junto a una fuente de agua en el desierto, junto a la fuente que está en el camino de Shur. 
Gén 16:8  Y le dijo: Agar, sierva de Sarai, ¿de dónde vienes tú, y a dónde vas? Y ella respondió: Huyo de delante de Sarai mi señora. 
Gén 16:9  Y le dijo el Ángel de Jehová: Vuélvete a tu señora, y ponte sumisa bajo de su mano. 
Gén 16:10  Le dijo también el Ángel de Jehová: Multiplicaré tanto tu descendencia, que no será contada a causa de la multitud. 
Gén 16:11  Le dijo también el Ángel de Jehová: He aquí que has concebido, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque Jehová ha oído tu aflicción. 
Gén 16:12  Y él será hombre fiero; su mano será contra todos, y las manos de todos contra él, y delante de todos sus hermanos habitará. 
Gén 16:13  Entonces llamó el nombre de Jehová que con ella hablaba: Tú Dios me ves; porque dijo: ¿No he visto también aquí al que me ve? 

¿Quién estaba hablando con Agar? Sí, el Ángel de Jehová, pero en el versículo 13 reconoce que ese Ángel es el mismo Dios.

Quisiera hacer una breve pausa: siempre que en el Antiguo Testamento encontramos que se menciona a "El Ángel del Señor" o "El Ángel de Jehova" o "El Ángel de Yaveh", se trata del mismo Señor Jesucristo. Vea usted que el término ángel proviene del griego άγγελος  que significa mensajero, en hebreo es  מֵלְאָךְ mal'ach que significa también mensajero, o también "el revelador", o "el que manifiesta a" o "la manifestación de". Por lo tanto, El Ángel de Jehová es el Mensajero de Jehová o "El que revela a Jehová". ¿Quién es entonces el Ángel de Jehová: JESUCRISTO ¿Por qué? Porque el Señor Jesús es la manifestación, la imagen visible del Dios invisible (Col 1: 15).  Sigamos ahora, en nuestra exposición con el testigo con unos pasajes claves:

¿Qué le parece si vamos a Éxodo 3?


Éxo 3:2  Y le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza: y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. 
Éxo 3:3  Y Moisés dijo: Iré yo ahora, y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema. 
Éxo 3:4  Y viendo Jehová que iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. 
Éxo 3:5  Y dijo: No te acerques; quita las sandalias de tus pies, porque el lugar donde estás, tierra santa es. 
Éxo 3:6  Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios. 
¿Quién se le aparece a Moisés? El Ángel de Jehová. ¿Quién está en medio de la zarza que arde y no se consume? el Ángel de Jehová y ¿Quién llamó  a Moisés de en medio de la zarza? Dios... ¿Qué Dios? "
el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob"

Vayamos ahora, hermano a los versículos 13-15, son muy importantes según ustedes ¿No es verdad?

Éxo 3:13  Y dijo Moisés a Dios: He aquí cuando yo llegue a los hijos de Israel, y les diga: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros; si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre? ¿Qué les responderé? 
Éxo 3:14  Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a vosotros. 
Éxo 3:15  Y además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Éste es mi nombre para siempre, éste es mi memorial por todas las generaciones. 

Le pregunto hermano ¿Quién es el que está hablando? El Ángel de Jehová es el que está en medio de la zarza, él es el Dios que llama a Moisés y que le revela su nombre. Por favor, lea el versículo 2 conmigo... ¿Ve que el Ángel de Jehová es el mismo Jehová?

Me gustaría ahora que vayamos a Éxodo 23: 20- 22

Éxo 23:20  He aquí yo envío el Ángel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado. 
Éxo 23:21  Guárdate delante de Él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque Él no perdonará vuestra rebelión: porque mi nombre está en Él. 

Aquí dice que el Nombre de Dios está en el Ángel de Jehová ¿Es cierto? ¡Cómo es posible que un Dios celoso que dice en Isaías 42: 8: "Yo Jehová; éste es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.", que dice que a ningún otro dará su nombre, cómo es posible que diga "mi nombre está en él"! ¿No dice acaso Jehová que él es un Dios celoso (Ex 20:5) ¡Cómo un Dios celoso va a darle su nombre, su gloria a una criatura! Si el Ángel de Jehová tiene el nombre de Jehová es porque Él y Jehová son uno, son Ejad. Entonces hermano, es claro que si Jesucristo es el Ángel de Jehová, Jesucristo es Jehová.

Quisiera pedirle ahora que vayamos a Isaías 6

Isa 6:1  En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y el borde de su vestidura llenaba el templo. 
Isa 6:2  Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, y con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. 
Isa 6:3  Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria. 
Isa 6:4  Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo. 
Isa 6:5  Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos. 
Isa 6:6  Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas: 
Isa 6:7  Y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado. 
Isa 6:8  Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí. 
Isa 6:9  Y dijo: Anda, y di a este pueblo: Oíd bien, y no entendáis; ved por cierto, mas no comprendáis. 
Isa 6:10  Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos; no sea que vea con sus ojos, y oiga con sus oídos, y su corazón entienda, y se convierta, y sea sanado. 


¿A quién vio el profeta Isaías? Al Señor, al mismo Dios ¿No es cierto? Bueno, quiero que retenga los versículos 9 y 10 y que ahora vayamos a Juan 12: 36-41:

Jua12:36 Estas cosas habló Jesús, y se fue y se ocultó de ellos. 
Jua 12:37  Pero a pesar de que Él había hecho tantos milagros delante de ellos, no creían en Él; 
Jua 12:38  para que se cumpliese la palabra del profeta Isaías, que dijo: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor? 
Jua 12:39  Por esto no podían creer; porque en otra ocasión dijo Isaías: 
Jua 12:40  Cegó los ojos de ellos, y endureció su corazón; para que no vean con los ojos, ni entiendan con el corazón, y se conviertan, y yo los sane. 
Jua 12:41  Estas cosas dijo Isaías cuando vio su gloria, y habló acerca de Él. 

¿La gloria de quién vió Isaías? ¡La Gloria de Jesucristo! ¡La Gloria del Señor! del Kurios, como dice el texto griego, de Jehová Dios! El Profeta Isaías vió en visión la predicación de Nuestro Señor y profetizó que los ojos de los judíos no verían, ni los oídos oirían y que sus corazones se habrían de endurecer... esa era la Gloria de Dios que se manifestó ante los hombres, pero los hombres, como dice el Apóstol San Juan, prefirieron la gloria de los hombres antes que la Gloria de Dios.

¿Ve hermano? El mismo Jehová del Antiguo Testamento es el mismo Señor Jesús del Nuevo Testamento. ¿ve? La palabra de Dios no se contradice, nunca entra en contradicción. Yo le pregunto a usted, con toda humildad y con todo amor ¿No le parece maravilloso que el mismo Jehová que se apareció a Moisés y le reveló su nombre, el mismo Dios que habló con Abraham, con Isaac y con Jacob, el mismo Dios que se manifestó en el Desierto y con su dedo escribió los Diez Mandamientos... ese mismo y Gran Dios, ese Único Dios hizo el Universo, hizo los cielos y la tierra con sus propias manos. Esas manos que tomaron barro y que formaron al hombre, fueron las manos que luego, en un rincón perdido del Imperio Romano, por más de veinte años trabajaron la madera, esas mismas y preciosas manos que curaron enfermos y expulsaron demonios, fueron las manos que hicieron las estrellas... esas mismas manos fueron perforadas por sus pecados y por mis pecados. 

Acepte a Jesucristo como Dios y Señor... porque está escrito en Zacarías 12: 10 que los judíos habrían de traspasar a Dios, y Jesucristo fue traspasado por sus pecados y por mis pecados.

19 comentarios:

  1. Hay otro argumento, creo. Y es que en varios lugares de la Biblia se dice que a Dios no lo ha visto nadie. Sin embargo en muchos otros pasajes la Biblia dice que los profetas y patriarcas vieron a Yavhé ¿Entonces en qué quedamos, hay una contradicción? La única solución es que lo que nadie ha visto es al Padre, y lo que todos vieron es al Verbo, Jesucristo: "El que me ha visto a mí, ha visto al Padre". Corríjanme si me equivoco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente cierto y muy buen argumento Jorge. Si preparo un folleto, introduciré este argumento que estás dando aquí. Gracias y que Dios te bendiga.

      Eliminar
  2. ¿Para cuando un libro sobre los Testigos de Jehová? Me parece que todas estas entradas pueden ser un poco más que un folleto. Quizás sería bueno que las capillas tradicionalistas los repartan y promocionen ¿No?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento decirle que las "capillas tradicionalistas" están más preocupas por ver si las señoras entran sin mantilla y midiendo el largo de las faldas de las jovencitas, que en estas cosas.

      Eliminar
    2. @Claudio, pronto va a salir, pero además va a contener repografías de los textos de la misma sociedad watchtower

      Eliminar
    3. @Anonimo, puede ser, pero hay otras capillas, católicas que mantiennen la tradición de la Iglesia (que no significa "tradicionalistas"), como la de mis amigos, el Padre Mauricio Zárate y Gustavo Peña, dónde se preocupan mucho por estos temas e insisten: católico ignorante, seguro protestante.
      Recemos para que todos podamos trabajar en el plan de Dios y llevemos más almas a los pies de Cristo.

      Eliminar
  3. Hermano Raúl. Muchas gracias por este estudio biblico. Me gustaría que pudiera unificarlos en un solo documento.
    Dios lo bendiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, es un proyecto que espero se cumpla dentro de poco. Mil gracias y que Dios lo bendiga

      Eliminar
  4. Estimado Raúl, abundando sobre esto, es importante recordar también que en Evangelio según San Juan, al menos en 20 ocasiones, Nuestro Señor Jesucristo se refiere así mismo con término "YO SOY", que en hebreo es "JEHOVÁ" o "YAHWE".... tan es así, que cuando está en el huerto de Getsemaní y van a aprehenderlo los guardias del Templo:

    18:4 Empero Jesús, sabiendo todas las cosas que habían de venir sobre Él, salió delante, y díjoles: ¿A quién buscáis?
    18:5 Respondiéronle: A Jesús Nazareno. Díceles Jesús; Yo soy (Y estaba también con ellos Judas, el que le entregaba.)
    18:6 Y como les dijo, Yo soy, volvieron atrás, y cayeron en tierra.

    Cabe preguntarse ¿porqué caen en tierra los perseguidores? Porque la palabra que dijo Nuestro Señor fue JEHOVÁ o YAHWE... Lo cual era igual a pronunciar el Nombre de Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado hermano, totalmente cierto. La próxima entrega es, precisamente sobre eso: Los títulos de Jehová son los títulos del Señor Jesús... en el Antiguo Y Nuevo Testamento.
      Pero deme unos días para que termine de recolectar tooodas las citas.

      Eliminar
    2. No, el nombre EHEIEH significa Yo soy, los guardias reconocieron a este nombre de Dios y se arrojaron a tierra. El nombre EHEIEH אהיה es uno de los nombres de Dios, y esto es lo que reconocieron los guardias del Templo.
      Ahora bien: hay varias formas de demostrar que Jesucristo es Dios, una de ellas podría servir para convertir a un Judío, uno que sepa Gematría al menos, y trata sobre el idéntico valor numérico que el nombre Emmanuel עִמָּנוּאל y el nombre El Élion אל עליון poseen (197), al enseñar, la ciencia de la Gematria, que los nombres de igual valor numérico poseen la misma naturaleza.

      Eliminar
    3. Estimado, sinceramente nunca incursioné en las artes cabalísticas, que no son, sino una forma de brujería. Además, el argumento que usted presenta sólo es válido para un judio cabalista, pero para el que no lo es, carece de sentido. Creo que para los judíos lo mejor es el pasaje de Daniel 9: 24-27. Sólo Jesucristo cumple esa profecía y sólo en él hace sentido. Nunca ningún judío pudo darme una explicación respecto a ese pasaje.
      Ahora, no veo qué tiene de erróneo lo que dijo el hermano anterior: Jesucristo se identificó con el YO SOY y por eso, quienes fueron a apresarlo cayeron en tierra (Jn 18:7). También Jesucristo emplea el sagrado nombre en el Interrogatorio y en el sermón tras el cual los judíos tomaron piedras para matarle.
      Si desea leer un poco más sobre el significado del nombre Yaveh, le recomiendo el artículo "El que existe por sí mismo":

      http://sursumcordablog.blogspot.com.ar/2012/07/el-que-existe-por-si-mismo.html

      Eliminar
    4. Don Raul, evitando caer en gnosticismos (propiamente caldeo-persas o según otros directamente griegos) ese es el nombre con el que Dios se autodenominó cuando Moisés le pidió que le dijese en nombre de que deidad iba a hablar con los Israelitas.

      Es la misma lógica la del cabalista gemátrico que la del aparicionista que va juntando recortes de apariciones como si fuesen figuritas del apocalipsis. Omiten que es la hora de Dios Padre el final de la Creación, así como lo fue eminentemente su inicio (la Trinidad siempre opera unida).

      Kristian

      Eliminar
    5. Sin pretender entrar en debates acerca de qué es la gematría que ciertamente pertenece a la cabalah, ni qué es ésta, (pero confieso que en desacuerdo con que se trata de brujería) les recuerdo que el anónimo había dicho que la expresión "yo soy" en hebreo es jehovah o yahwe y esto no es cierto, pues en hebreo "yo soy" se dice Eheieh, esto es lo que corregí.
      El nombre de Dios de cuatro letras es considerado impronunciable por los judíos, y cuando se querían referir a él usaban la expresión Adon, que significa Señor.
      Entonces, es imposible que Nuestro Señor dijera "yo soy" mediante el nombre YHVH, (Y además este nombre no tiene, en verdad, traducción alguna) sino que lo que dijo fue Eheieh.
      Solo agregándole (al nombre YHVH) en el medio, entre la segunda y tercera consonante, la letra shin, se puede leer el nombre de Jesús en hebreo, otra prueba más que sirvió durante el Renacimiento a muchos judíos (sí, cabalistas) para convertirse al cristianismo.
      El nombre dado a Moisés fue Eheieh, no YHVH, que quede claro, porque repito, así se dice en hebreo "Yo soy", o más precisamente "yo soy el que soy", mientras que YHVH no significa esto.

      Eliminar
    6. Ya podés irte con la escoba a hogwarts harry! La cábala y la muy gnóstica gematría son la trivia de la brujería. Reducido todo un par de leyes ocultas y mecanicismos por los que a "dios" lo hacen obedecerles, se pierde la Caridad, y con ella todo lo bueno.

      Solo falta que lo meta a eliphas levy y ya podemos hechar los fideos al... caldero.

      Bruuuujooooo!

      Kw

      Eliminar
    7. "pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz" 1 Cor 14:33. Si Dios no es un Dios de confusión ¿Por qué, para demostrar algo tan evidente como la divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, es necesario caer en melindres cabalistas?
      La Divinidad de Jesucristo, Verdadero Dios y Verdadero Hombre está allí, evidente, ante los ojos de todos, para que todo aquel que en el crea pueda ser salvo.

      Eliminar
  5. Sigo un poco más, el nombre YHVH es impronunciable e indefinible de alguna forma por si mismo, no significa nada, fuera de la naturaleza apofática de Dios. Es decir nadie puede conocer a Dios, hasta que se pronuncia a sí mismo en Jesucristo, esto es lo oculto que se ha revelado, (y atentos a la palabra revelación) este es YHSVH. Este es el nombre de Jesús. Y su primera afirmación siendo algo para nosotros, el Ser Puro, que se dice así mismo "Yo Soy el que Soy", lo demás es una tiniebla o una luz cegadora, que es lo mismo para quien pueda entender. Ayin (nada definido) Ayin Sof Aur (Luz ilimitada). Eheieh es el primer nombre, el de la afirmación, el de la definición, y su Verbo es Jesucristo, es solo de esta manera en que el impronunciable se puede pronunciar, y donde parece (y solo parece) que al decir "Yo soy" se descubre la naturaleza infinita (esto es sin definición) de lo infinito (YHVH), solo relativamente para nosotros, que somos finitos, y necesitamos de formas adecuadas a nuestro entendimiento.
    Y todo esto, por favor, no es brujería, sino doctrina metafísica regada con diferente modos de expresión entre todos los pueblos, donde las semillas del Verbo fueron sembradas. Pruebas, como decía Santo Tomás, y un alimento para el Intelecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado, su fuente esotérica se remonta a un rabino checo "baal shem tov" (y probablemente al archibrujo Eliphas Levy, cuya obra más conocida es "dogma y ritual de la alta brujería"). No existe referencia al ayn soph aur en ninguna escritura judía de la antiguedad reconocida por Nuestro Señor Jesucristo en el Evangelio, por no hablar de la patética gnostico-grecocaldea gematría, que solo aplica el apocalipsis para hablar de la bestia. ¿Se da cuenta?

      Abandone esa basura, y si puede, queme los malditos volúmenes del shepher yetzirá, ha bahir y ha atziluth. Son emanados de la mente perversa de lucifer y no ameritan mayor interés que un grimorio demasiado extenso.

      La Iglesia enseña otro saber que procede de la Santísima Trinidad, no de extraños "maestros invisibles". Remitase a la enseñanza ortodoxa si pretende una respuesta no descalificatoria.

      Kw

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!