viernes, 22 de abril de 2016

Octavo aniversario de Sursum Corda

Hoy se cumplen ocho años de que se publicó la primer entrada en Sursum Corda. ¿Qué fue lo que hicimos? Empezar a leer las entradas del primer año, el 2008 y hemos de reconocer que nos llamó la atención en como el blog fue cambiando, no sólo en estética (aquel tono aburrido de los primeros meses, luego ese agobiante barroco y claro-obscuro), sino en contenido y más aún, en la forma de exponer y defender la doctrina cristiana.

Cuando comenzamos el blog, era un típico blog tradicionalista, de esos que tanto llenan los servidores de blogger y wordpress, por mencionar los principales alojamientos de estas páginas de internet. ¿Cómo es un sitio tradicionalista? La mayoría de las veces es un espacio digital dónde se publica el santo del día, algún que otro texto clásico piadoso y las ya repetidas hasta el cansancio apologías y defensas de la Misa Tridentina. Estos sitios implican una clara posición doctrinal: el tradicionalismo se convierte no ya en un medio para restaurar todo en Cristo, sino el fin en sí mismo. El tradicionalismo vuelto partido, o mejoraún, vuelto religión. El tradicionalista no es propiamente un católico, sino que es miembro de otra religión, la religión tradicionalista, la Iglesia Tradicionalista, rémora del catolicismo de la década del ’50 del Siglo XX. El tradicionalismo no expresa la fe, sino que es un intento de restablecer, en una capillita, en una casa, quizás en un garaje, la liturgia tridentina y poco más. Para el tradicionalista, ser católico es asistir a la Misa Tridentina, por eso lee una y otra vez los mismos textos, por eso se ve obligado a seguir líderes “tradicionalistas” y se entrega de lleno a esos líderes humanos, pero, como señalamos muchas veces en este sitio, la fe del tradicionalista es débil, es frágil y cuando llega la tribulación, es el primero en que renunciará a la misma, bien por temor, bien porque no está preparado para contender por ella.

El tradicionalista pudo haber leído a Maurice Pinay, pudo haber leído Fortes in Fide, pudo incluso haber republicado hasta el cansancio los escritos de Monseñor Lefebvre y saber de memoria la Declaración de Munich, pero jamás leyó la Biblia de tapa a tapa y menos aún, la entendió, la vivió y vivió gracias a la Palabra de Dios. El “tradicionalista” cree que es católico y gusta de llamarse “caballero cristiano”, pero en realidad desconoce a Dios y por lo tanto, no tiene vida

Esta es la vida eterna, que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a tu enviado Jesucristo.

En esta tarea de revisar lo que se publicó en el 2008 (hoy exactamente ocho años) y ver en lo que el blog ha derivado nos llena de alegría: Sursum Corda ya no es aquel “blog tradicionalista”, sino un blog cristiano, un blog que defiende y expone la doctrina católica. Podría, y muchas veces me lo han sugerido, que corrija las entradas más antiguas a fin de que nadie notase como nuestra postura teológica ha cambiado, del lefebvrismo al sedevacantismo, luego, el reconocer que no se trataba esta postura de un dogma de fe, sino una conclusión teológica, y además, una conclusión teológica con un nombre bastante inadecuado, porque ¿No hemos insistido muchas veces aquí que la sede no está vacante, sino que está usurapada? El lector frecuente recordará aquellos dos artículos sobre nuestra posición teológica…  ¿Y qué no decir de aquella hermenéutica ultra-rigorista sobre el dogma Extra Ecclesiam nulla salus que gracias al estudio de las Sagradas Escrituras, la Tradición y la teología pude abandonar. Las idas y vueltas,los debates, las discusiones que no siempre pudieron quedar en el ámbito académico que yo quise, sino que muchas veces fueron desviadas a cuestiones personales también están presentes en Sursum Corda, como un registro, precisamente, no sólo los temas que han aflorado en estos últimos años en este blog, sino en general en la Resistencia Católica contra la Iglesia Conciliar del Vaticano II.

Pero siempre nos hemos negado a corregir las entradas antiguas, como lo hace la Sociedad Watchtower ¿Por qué? Porque sería mentir a los lectores y mentirnos a nosotros mismos, no sólo como editor, sino también a los colaboradores. Sería pretender engañarnos, tratando de creer que en ocho años no han cambiado algunas de nuestras ideas. Y sí, esas ideas han cambiado ¡Y cuanto! Y precisamente, creemos que el exponer como el converso a la fe del Señor Jesucristo puede ir purificando su fe, como uno puede ir eliminando aquellas rémoras del modernismo, pero también, esos vicios del tradicionalismo por el que muchos hemos pasado, no es algo menor.

Ocho años de Sursum Corda, ocho años de un trabajo que fue muy grato y que nos permitió conocer mucho más la Fe Católica a la cual nos convertimos. Ocho años de tratar de exponer la Verdad de Cristo. En ocho años Sursum Corda se ha mantenido independiente de cualesquier congregación,sociedad o fraternidad sacerdotal tradicionalista, hemos conseguido mantenernos al margen de los caudillismos y de los partidismos, exponiendo la Verdad Completa, como debe decirse. Cuando ciertas personas, a quienes admiraba y respetaba, comenzaron a mostrarse como líderes de cultos, no dudé en dejar de prestarles apoyo y denunciar sus desviaciones doctrinales y su comportamiento sectario como anti-católico. No fue fácil, se recibieron millares de ataques. Algunas de esas personas quedaron tan resentidas que hasta el presente arman blogs o grupos en Facebook únicamente para criticar Sursum Corda, llegando a dar un espectáculo tan patético como penoso, por la cantidad de recursos desperdiciados.

 í, hoy se cumplen precisamente ocho años de predicar, y lo hago y lo seguiré haciendo mientras tenga aún una mínima lucidez, porque no predico (y usaré la primera persona, que no me gusta mucho) para gloriarme, para ser conocido ni para ganarme un nombre o posición entre los bloggers católicos fieles a la Tradición, sino porque es “necesidad. ¡Ay de mí si no evangelizara!” (1 Cor 9: 16).

Hoy, a ocho años de aquel comienzo, bastante tímido y con casi 538 mil visitas de casi todos los países del mundo, deseo darles las gracias a todos ustedes: a los lectores, a los comentaristas, a los colaboradores, pero sobre todo, Gracias a Dios por darme la oportunidad de vivir en esta época y poder difundir La Verdad, siendo SIMPLEMENTE CATÓLICO.

11 comentarios:

  1. Felicidades Raúl Miguel por este nuevo aniversario del Sursum corda, quiera Dios darte la virtud de la fortaleza para seguir librando el combate por la Fe y la Verdad.
    Por muchos años más amigo y que Dios te proteja y te de la gracia de la Fidelidad.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Raúl por tu trabajo en Sursum Corda. La verdad es que tu blog es uno de los pocos blogs catolicos decentes donde no se vive del chusmerio y la miseria ajena

    ResponderEliminar
  3. Le felicito Raúl por esta empresa de apostolado católico, espero que cumpla muchos años más.

    ResponderEliminar
  4. Muy feliz cumpleaños a Sursum Corda y felicitaciones por el apostolado que esta realizando. Yo quiero agradecerte por todo lo que me ayudaste a conocer mejor a Cristo y salir del error en el que estaba. Espero seguir leyendo sobre los Testigos de Jehová!!!

    ResponderEliminar
  5. Felicitaciones por este nuevo aniversario. Dios lo bendiga

    ResponderEliminar
  6. Que Dios bendiga el trabajo que realizas Raúl y que la Virgen te cuide

    ResponderEliminar
  7. que dios bendiga este blog, felicidades

    ResponderEliminar
  8. Blog basura, simplemente basura...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que vos también sos basura, xq visitas la basura

      Eliminar
  9. Felicidades Raúl por un aniversario más. Deseo de Corazón que Sursum Corda busque la unidad entre la Resistencia Católica, para que unidos todos los Católicos ( Obispos, Sacerdotes y Laicos ) podamos buscar eliminar la sede vacante y buscar la manera de que tengamos un verdadero Papa en estos tiempos de extrema necesidad, y que una a todos los católicos del mundo que siguen la verdadera doctrina Católica.

    ResponderEliminar
  10. Muchas felicidades Raúl, por eloctavi año de sy blog
    Te animo a seguir en esta línea,tus conocimientos,nos enseña muchas cosasa que no sabemos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!