sábado, 9 de abril de 2016

Respuesta a un comentarista: el método y el diaglotón enfático

Hace unos pocos días un lector que firmó como Pedro, publicó el siguiente comentario en la última entrada de la serie “Cómo convertir a los Testigos de Jehová”

 Yo pienso lo contrario [Es decir, que en realidad esta serie de artículos no aporta nada]. 5 posteos sobre la nada misma y un "estudio" (textual de wikipedia) sobre una traducción decimonónica norteamericana SIN DERECHOS DE AUTOR (hay cienmil versiones en internet) flojita de papeles (herética) y para peores, berreta. Comprate un Nestle como todos y listo Raúl.

Si bien respondí, lo hice de manera muy breve. Soy de la idea que este comentario toca algunos puntos importantes y por lo tanto, se hace necesario realizar algunas aclaraciones.


1. ¿Es la nada misma?
La utilidad o no de la serie (hasta ahora cinco artículos) sobre los Testigos de Jehová, lo que ellos creen y como responderles, no para ganar una contienda intelectual, sino con el fin de llevarlos a los pies del Señor no me parece innecesario ni inútil. La estructura del estudio que aquí se presenta, no hace sino, mostrar por el método indirecto que Jesucristo es Dios. Primero afirmamos que es un verdadero hombre y que como tal (como hombre) es inferior al Padre, pero también y aquí está la clave, según mi experiencia con los Testigos de Jehová, demostramos que Jesucristo fue adorado verdaderamente cuando estuvo en la Tierra. Ante el intento de respuesta del Testigo, se hace necesario explayarnos sobre el griego koiné en el cual se escribió el Nuevo Testamento y así demostrarle, con las escrituras, que Jesucristo fue verdaderamente adorado.

La mayoría de los estudios sobre los Testigos de Jehová que yo conozco se limitan a exponer Juan 1: 1 o a decirle “usted es un idiota que cree en una organización demoníaca que dio falsas profecías”. Ahora, que yo sepa, nadie abandonó la herejía de los Testigos sólo por ser insultado. Es necesario demostrar que Jesucristo es Dios, y para ello debemos recurrir a la Escritura y de a poco, minar la confianza que el Testigo de Jehová tiene en la Sociedad Watchtower y en la literatura que publican, como las revistas “Despertad” y “Atalaya”.

No negaré que el modelo de diálogo que utilicé puede parecer raro en los sitios católicos, dónde se está más acostumbrados a las “101 preguntas a un Testigo de Jehová”, pero precisamente, la idea no es demostrarnos a nosotros mismos que ellos están en el error, sino demostrarles a ellos que no siguen al Verdadero Cristo ni al Verdadero Evangelio. Yo intenté muchas veces utilizar esas “101 preguntas…” y no conseguí nada. Además, notaba que los Testigos tenían siempre una respuesta a cualesquier cosa que se planteaba y que siempre terminaban dominando la conversación.

Con mucho estudio, tiempo, lectura y consultas, empecé a probar este otro método que aquí propongo y le aseguro al comentarista Pedro, y también a todos los lectores, que realmente aprendí muchísimo más sobre la Doctrina Cristiana, y ahora, no sólo estoy en condiciones de seguir la amonestación de San Judas (1: 3): “a combatir por la fe, que, una vez para siempre, ha sido dada a los santos”.

Quizás usted, Pedro, tiene este conocimiento y puede demostrar a cualesquier persona que Jesucristo es el Verdadero Dios, pero he notado que muchos que se dicen católicos no tienen las herramientas para hacerlo, e incluso, he leído en blogs tradicionalistas o escuchado de presbíteros formados en “seminarios reconocidos” decir cosas como que “Jehová es Dios Padre”. Si nosotros no podemos predicar, si no podemos defender nuestra fe ¿cómo pretendemos que ellos ganen terreno y que miles y miles de católicos apostaten y se pasen a las filas de esa secta o de cualesquier otra? Quienes sostienen que este estudio bíblico es inútil (porque no aporta nada, o bien porque ir por los Testigos, o bien recibirlos en el hogar y trabajar para que ellos ) deberían, demostrar que otro medio conocen o han empleado alguna vez (por lo menos una vez) para llevar a los pies del Señor a una persona que cree en las doctrinas erróneas de la Sociedad Watchtower.


2. El diaglotón enfático
Vamos ahora por esa “traducción decimonónica norteamericana SIN DERECHOS DE AUTOR (hay cienmil versiones en internet) flojita de papeles (herética) y para peores, berreta.”

Usted me propone que me compre una Nestlé. Gracias por el consejo pero ya la tengo. Para quienes no lo saben, Pedro se está refiriendo al Novum Testamentum Graece, editada y preparada originalmente por Eberhard Nestle y Kurt Aland. Se trata de una versión del texto crítico y se ha convertido (no sin muchas reservas y objeciones) en un estándar para las modernas traducciones del Nuevo Testamento y la investigación académica. 

¿Qué es el texto crítico? No es un único texto, sino una compilación de varios documentos que algunos investigadores, siguiendo los criterios de de estos doa afamados filólogos, consideran que podría ser la versión más antigua del Nuevo Testamento. Existen por lo menos otras dos tradiciones textuales son el texto mayoritario, y el textus receptus. El último es el empleado por las traducciones protestantes clásicas, mientras que la Vulgata era más cercana al Mayoritario, hasta que en el Siglo XVI fue corregida por Erasmo (con su textus receptus) y finalmente por Hentenius, un dominico flamenco.

Me sorprende mucho que usted me recomiende la edición crítica de Nestlé-Aland, cuando precisamente ellos señalaron a la Vulgata católica como una edición “bastarda” y  llena de errores… y que ha dado a luz a la traducción mundialmente conocida (y controvertida)  como Nueva Versión Internacional.

¿Por qué yo coloqué y recomendé que utilicemos el Diaglotón Enfático,y no la edición crítica de Nestlé?

Primero: La edición crítica de Nestlé-Aland no es interlineal, sino página-página. Por lo tanto, según mi experiencia, no es la más óptima para demostrar el sentido original, ni la traducción palabra por palabra. Recordemos que nuestro objetivo no hacer quedar como un ignorante al Testigo de Jehová, sino convertirlo a la fe de Cristo y…

Segundo: El Testigo de Jehová tiene una fe ciega a las publicaciones de la Sociedad Watchtower y jamás dudará de algo que haya salido de sus imprentas. Por eso, es necesario utilizar esa edición que, precisamente es muy fácil de conseguir porque es de dominio público. Usted le puede mostrar entonces como el texto original (según la propia Sociedad Watchtower) y la traducción literal debajo de él, difiere completamente de la Versión del Nuevo Mundo de las Sagradas Escrituras, la Biblia de los TdeJ. Según mi experiencia, es demoledor cuando el Testigo comprueba que su Biblia tiene palabras añadidas o quitadas que no aparecen en la edición interlineal, con el texto griego y traducción debajo, publicada por la Misma Sociedad Watchtower. Ahí uno puede decir “ve, hermano, la Sociedad ha caído en contradicción… pero la Palabra de Dios no puede contradecirse. ¿A quién le cree usted? ¿A la Palabra de Dios o a las revistas Atalaya?

Tercero: El Diaglotón enfático, y seguramente usted, querido Pedro lo ignora, no es ni “flojita de papeles” ni menos aún “herética”. Está basada en el Códice Vaticano, según la recensión de Johann Jakob Griesbach, y sobre la cual se basaron Westcott y Hort para su edición crítica del Nuevo Testamento. Tan importante fue esto, que Nestlé antes de comenzar su trabajo de traducción, en lugar de remitirse al texto de Westcott y Hort, fue directamente al libro de Griesbach. Para peor, la Nestlé-Aland es la base de la traducción Nueva Versión Internacional, que es a criterio de cualesquier persona religiosa que ame la Palabra de Dios, una de las peores traducciones de la Biblia.

Por lo tanto, si yo quiero ver la mejor traducción reconocida de un manuscrito como el Códice Vaticano, no recurriré a la versión Nestlé-Aland (que corrige incluso los manuscritos), sino que iré a una edición basada en ese texto y en el cual me indique cuando se refiere a otro manuscrito. Por lo menos así trabajamos quienes hacemos filología. Sin embargo ¿Qué importancia puede tener esto para la conversión de un Testigo de Jehová? Yo sólo traigo este tema, para responder a su crítica infundada.

Finalmente, estimado Pedro, con todo respeto (que su comentario no parece tener), yo le pregunto ¿Qué método empleó usted para demostrarle a un Testigo de Jehová que está en una falsa religión? Me gustaría que nos muestre a todos el método que usted emplea, la bibliografía a la que recurre y sobre todo, cuántos Testigos abandonaron el falso camino y fueron llamados por el Espíritu Santo, a la Verdadera Iglesia de Dios.


5 comentarios:

  1. Justamente lo que más me gusta de estos post son dos cosas:

    1. Que ayuda a profundizar y conocer los fundamentos de nuestra fe.

    2. Que no busca ridiculizar a un presunto "testigo" sino mostrarle un camino de conversión.

    Es claro que la conversión es una gracia de Dios, pero podemos ser instrumentos de esa gracia.

    Como le dije en otro post, siga con esta serie de posteos.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que el problema de Raúl está en que no se da cuenta quienes son estas personas que realizan críticas tan ridículas y ofensivas. Ningún católico tradicionalista serio podría escribir como ese tal "Pedro", sólo lo hizo para molestarlo y que Raúl se ponga como loco.
    Pero también me parece que hay algunas cosas que Raúl debería explicar más, como por ejemplo, el texto del Nuevo Testamento en griego, las versiones, que es el texto mayoritario, lo de la vulgata que acá dice me parece muy importante ¿Por que no dedicarle una entrada a eso?
    Lo demás, seguí así Raúl

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy leyendo esta serie de post y creo que avanza un poco lento. Tal vez Raúl debería hacer entregas más largas y así ahorrarse un par de publicaciones.
    A mi me parece bueno que alguien esté "trabajando", como dice el buen Raúl, en este tema

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi me parece muy importante esta serie de articulos para tratar con los Rusellistas (que es como yo les llamo). Principalmemte porque uno de los mas grandes problemas del Cristianismo son las sectas.
    .
    Es un campo poco explorado, principalmente porque a un miembro de una secta, no es necesario despertarle un 'sentido espiritual', y dos porque el sectario es una victima del aquellos que gobiernan estos plagios del cristianismo.
    .
    ciertamente 'evangelizar' a un sectario no es una labor para tomar a la ligera, se requiere mucha pericia y conocimiento.
    .
    Tambien estoy de acuerdo que hay que ir al grano con los rusellistas, es decir ir directamente a discutir la divinidad de Jesucristo.
    .
    No en vano el rusellista es un arriano declarado y se han preparado muy bien en ellos.
    .
    Los sectarios no son faciles y no no los vamos a convertir en el primer encuentro.

    ResponderEliminar
  5. Mi estimado Raúl, es obvio que personajes como el tal "Pedro" son los típicos tradis que son rápidos para la crítica estúpida, y nulos totalmente para el trabajo profundo y disciplinado.

    Pero por desgracia, salvo muy honrosas excepciones, los tradis son así... se conforman con rezar el Santo Rosario y decir 3 jaculatorias bobas, y mojarse con agua bendita, en lugar de leer la Bendita Palabra de Dios.

    Muchos piensan que la vida cristiana es una vida de cumplir con ciertas ceremonias religiosas: ayunar, venerar a las imágenes, hacer la señal de la cruz, rezar, y cosas semejantes. Pero a la vez viven en pecado y vicio. Amigo, ésa no es la vida cristiana. El cristiano se preocupa mucho en obedecer toda la palabra de Dios dada en la Biblia. Dios espera que obedezcamos todo lo que él nos manda. Ninguna otra obra puede tomar el lugar de la obediencia.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!