lunes, 4 de julio de 2016

Carta a un presbítero modernista

¿Se puede criticar al "Papa"? Carta a un presbítero modernista
Artículo editado el 4/7/2016


Hace poco alguien me preguntó cómo presentar la doctrina católica a un presbítero modernista que se justifica sosteniendo que hay que obedecer al Papa. Creo que, lo mejor sería no ir directamente contra el usurpador, sino minar la "papolatría". ¿A qué se llama "papolatría"? A la adoración que tienen algunos católicos por la figura del Papa, sea este verdadero Papa, o bien un antipapa o usurpad


or. Esto es producto de una interpretación errónea y muchas veces lindante con la herejía, del dogma de infalibilidad Papal. En líneas generales, el papólatra sostiene:


  • El Papa es infalible en todos sus actos y dichos, no sólo en los de magisterio.
  • Cualquier acción del Papa, o cualquier dicho del mismo no puede ser jamás evaluado por los fieles ni confrontado con la Doctrina Católica.
  • Si el Papa contraviene a la Doctrina, la Doctrina es la que debe ser modificada.
  • El Papa está por encima de la Tradición, del Derecho y de la Sagrada Escritura.
  • La jurisdicción universal implica también que todas las divisiones territoriales de la Iglesia no son sino dependencias del poder del Papa.
  • Los obispos no son sucesores legítimos de los apóstoles, sino vicarios o delegados del Papa y carecen de derechos propios.

Cuando nos enfrentamos a un modernista, la primera pared con la cual nos hemos de topar es la autoridad del Papa, por eso, según mi experiencia, si usted desea mostrar la Verdad a un modernista, sea este presbítero (como el caso que hoy presento), seminarista, o un fiel medianamente educado en teología y doctrina de la Iglesia, el primer paso es herir la idolatría que tiene el modernista por el Usurpador de la Santa Sede. Una vez alcanzado ese primer objetivo, podemos ir presentando la doctrina católica y confrontándola con la doctrina de la Iglesia Conciliar.

Copiaré lo que escribí a Emanuel D. Gunther Boavista (en las fotos de esta publicación), presbítero de la Iglesia Conciliar del Vaticano II que hoy, luego de leer mi respuesta a su publicación, me bloqueó. Es una lástima que en lugar de intentar una respuesta, haya reaccionado así. No importa: hay que rezar mucho por esa alma, para que él sea ganado a la Iglesia del Señor y pueda salir de la Falsa Iglesia del Anticristo.

¿Qué fue lo que escribió Emanuel D. Gunther Boavista? Lo siguiente:


NO HAY NADA MAS MEDIOCRE Y ASQUEROSO, QUE VER CATOLICOS CRITICANDO AL PAPA, QUE LO CRITIQUE UN EVANGELICO, O UN ATEO, ES DE ESPERARSE, PERO UN CATOLICO ??? OSEA RE FLASHERO SON??? A VER, GENTE EL PAPA ES EL SUCESOR DE PEDRO, Y LO QUE HACE EL NO SE DISCUTE, HACE MUCHA FALTA DE HUMILDAD Y OBEDIENCIA, QUE IRONICO VER CATOLICOS, QUE QUIEREN UN PAPA A SU CONVENIENCIA, SI FRANCISCO HACE LO QUE DIGO LO AMO, SI NO, NO SIRVE PARA NADA, CUANTO HIPOCRESIA Y MEDIOCRIDAD HAY EN LA GENTE!!!!

Teniendo en cuenta el lenguaje utilizado por este señor, y cual era la base de toda su "argumentación", decidí, por lo tanto exponer el primer error utilizando la Escritura, luego la historia de la Iglesia y el Magisterio. No debemos, nunca largar la condena directa contra lo que diga el presbítero modernista, sino inquirir la pregunta confrontándolo, para que vea la contradicción entre la obediencia ciega al hereje que él sostiene, respecto a la actitud que el Evangelio mismo dice que debemos tener.


Muy estimado Presbítero,
He quedado muy sorprendido con su publicación del día 3/7.

Comprendo que en parte el lenguaje utilizado es propio de quien escribe con pasión por algo que le molesta o que considera impropio y hasta injusto, pero hay ciertos pasajes que creo, merecen cierta aclaración y también, corrección. 

Usted sostiene que criticar al Papa es “mediocre y asqueroso”. Esto es un grave problema, ya que en Gálatas 2:11-14, podemos ver que el mismo San Pablo no sólo criticó a San Pedro (primer Papa, nombrado directamente por Jesucristo, de quien además fue apóstol directo), sino que lo resistió y reprendió públicamente: 

Pero cuando Cefas fue a Antioquía, en su misma cara le resistí, porque se había hecho reprensible;
pues antes de venir algunos de los de Santiago, comía con los gentiles; pero en cuanto aquéllos llegaron, se retraía y apartaba, por miedo a los de la circuncisión. Y consintieron con él en la misma simulación los otros judíos, tanto, que hasta Bernabé se dejó arrastrar a su simulación. Pero cuando yo vi que no caminaban rectamente según la verdad del Evangelio, dije a Cefas delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como gentil y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?

En este pasaje, San Pablo llama a Pedro”reprensible”, “simulador”, que “no caminaban rectamente según la verdad del Evangelio”. ¿Considera entonces usted “mediocre y asqueroso a San Pablo”? 

Usted tambien dice que no se puede discutir lo que hace el Sucesor de San Pedro. En realidad eso no es así, y estoy persuadido que usted escribió en un rapto de apasionamiento, porque seguramente aprendió en el Seminario y perfeccionó su conocimiento por medio de lecturas de libros de teología, que el Papa sólo es infalible cuando habla de Fe y Moral ex cathedra, no en sus acciones. Así lo dice el Concilio Vaticano I en su constitución Pastor Aeternus


El Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra, esto es, cuando en el ejercicio de su oficio de pastor y maestro de todos los cristianos, en virtud de su suprema autoridad apostólica, define una doctrina de fe o costumbres como que debe ser sostenida por toda la Iglesia, posee, por la asistencia divina que le fue prometida en el bienaventurado Pedro, aquella infalibilidad de la que el divino Redentor quiso que gozara su Iglesia en la definición de la doctrina de fe y costumbres. Por esto, dichas definiciones del Romano Pontífice son en sí mismas, y no por el consentimiento de la Iglesia, irreformables.

Y en la misma constitución podemos leer que la infalibilidad fue conferida al Sucesor de San Pedro, no para dar nuevos dogmas de fe, sino para confirmar la fe cristiana, no para innovar, sino para preservar la Tradición:

Así el Espíritu Santo fue prometido a los sucesores de Pedro, no de manera que ellos pudieran, por revelación suya, dar a conocer alguna nueva doctrina, sino que, por asistencia suya, ellos pudieran guardar santamente y exponer fielmente la revelación transmitida por los Apóstoles, es decir, el depósito de la fe.

También me parece extraño que se pida ciega obediencia, porque como cristianos que somos, tenemos que examinarlo todo. Fíjese usted la actitud de los judios de Berea, que en lugar de aceptar lo que San Pablo decía, o confrontaban con la escritura, y viendo que toda su enseñanza era conforme a la verdad que habían recibido, aceptaron el Evangelio (Hech 17:10-11) 

Aquella misma noche los hermanos encaminaron a Pablo y a Silas para Berea. Así que llegaron, se fueron a la sinagoga de los judíos. Eran éstos más nobles que los de Tesalónica, y recibieron con toda avidez la palabra, consultando diariamente las Escrituras para ver si era así.

Entonces, antes que ser “desobedientes”, faltos de humildad, asquerosos o mediocres, el Esíritu Santo que inspiró los Hechos de los Apóstoles llama “más nobles” a los judíos de Berea. Pero también me llaman la atención sus palabras (1 Jn 4: 1-3)

Carísimos, no creáis a cualquier espíritu, sino examinad los espíritus si son de Dios, porque muchos seudoprofetas se han levantado en el mundo. Podéis conocer el espíritu de Dios por esto: todo espíritu que confiese que Jesucristo ha venido en carne es de Dios; pero todo espíritu que no confiese a Jesús, ése no es de Dios, es del anticristo, de quien habéis oído que está para llegar y que al presente se halla ya en el mundo.

¿A quien debemos obedecer entonces, Presbítero? ¿Tenemos que acatar ciegamente, o antes tenemos que comprobar si eso que dice la autoridad (y no discuto aquí si es real o no, si es válida o ilícita) es conforme al Evangelio? Según lo que usted propone, los Papas Sergio III, Anastasio III, Landón, Juan X, León VI, Esteban VII, Juan XI, León VII, Esteban VIII, Agapito II y Juan XII no merecerían ninguna crítica y en sus acciones privadas y en sus dichos privados estuvieron asistidos por el Espíritu Santo. Entonces ¿Cómo se explica la conducta licenciosa de estos pontífices? ¿Cómo explicar la influencia de las cortesanas y amantes como Marozia? ¿Qué puede decir entonces de la sospecha de heterodoxia del Papa Juan XII, electo a los 18 años de edad, sin ninguna preparación religiosa, un mundano y pecador, conocido como “El fornicario”.

Le pregunto además ¿Considera usted como “asqueroso y mediocre” o “flashero” (para usar sus propias palabras) al III Concilio de Constantinopla, VI Concilio Ecuménico, que condenó al Papa Honorio? ¿Considera además usted como soberbio a San Roberto Bellarmino, quien señaló que un Papa hereje pierde el Pontificado y queda depuesto? ¿Considera usted un desobediente al Papa Paulo IV quien señaló que un hereje no podía ser cabeza de la Iglesia, en la bula Cum ex apostolatus officio?

Sin otro particualr, saludo a usted muy atentamente,
Raúl

7 comentarios:

  1. Y bueno, por ahí le da por ponerse a leer las encíclicas de Pio IX, León XIII o Pio X, como Pascendi p.ej. se pone a comparar con lo actual, luego empieza a sospechar que hay algo mal que no anda bien XD, o antes Dios pensaba una cosa y cambió de opinión o no hay verdades eternas o alguien le está dando gato por liebre y con suerte termina haciendo click.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios quiera, hermano Jorge, que así sea. Mucha oración necesita este joven para encontrar al Señor Jesús. Yo intentaré seguir comunicándme con él y le insisteré a que me de alguna respuesta.
      Si los Testigos de Jehová pueden dejar, con la Gracia de Dios su herejía ¿Cómo no lo hará este, que por lo menos cree en la Trinidad?
      En Jesucristo,
      Raúl

      Eliminar
  2. Me puse a ver el perfil del "curita". Increíble, defiende a los pervertidos transexuales que se prostituyen diciendo que "son chicas que necesitan llevar el pan a su casa". Lo mismo con los que murieron asesinados en la orgía en EEUU a los que llama mártires. Encima, se ve por sus fotos que es muy amanerado. Nada que decir. Es coherente lo que defiende con su torcida doctrina.
    Saludos en Cristo y María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Augusto,
      De acuerdo contigo en que su perfil es, cuando menos, extraño para un católico.Pero bueno, hay que tener en cuenta que tampoco ha recibido ni ha buscado tener una formación católica real. Por eso creo que este joven necesita muchas oraciones de parte nuestra. Hay que orar por él y comunicarnos con él para que, con la Gracia de Dios, abandone todos esos errores en los que hoy está.
      Gracias nuevamente por tu comentario,
      en Cristo Nuestro Señor,
      Raúl

      Eliminar
    2. Ud es muy optimista, es que asi salen todos de los seminarios, los ponen en un molde y luego no hay forma de corregirlos, se lo puedo asegurar. Están todo el día como loritos, juan pablo segundo el vaticano segundo, juan pablo segundo el vaticano segundo, juan pablo segundo el vaticano segundo.....uf
      El de la foto hasta hace la señal de las mkultra y los luciferinos rollings. Que otra cosa se puede esperar de esta gente, no razonan, están cooptados por el error. Mentecatos, mentes captadas por el error.

      Eliminar
    3. http://www.tradicionyaccion.org.pe/tya/spip.php?article392
      no dejen de leer este excelente artículo

      Eliminar
  3. Es que a un verdadero Papa uno lo puede defender y no tiene que estar buscando posibles errores, pero a este mamarracho comunista es imposible defenderlo o no ver las herejías que le brotan a borbotones.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!