jueves, 22 de septiembre de 2016

El católico y la escuela: una excusa retórica

El católico y la escuela: una excusa retórica

El día de ayer recibí un correo de Alejandro Sosa, que me adjuntaba varios artículos. Esta vez trataba sobre la cuestión de género y como se introduce esa hipótesis (totalmente falseada, como lo han demostrado numerosos estudios científicos) en los colegios y se trata de adoctrinar a nuestros niños.

Debo decir que creo que los únicos que viven quejándose al respecto y no hacen absolutamente nada son los católicos. Siempre me han sorprendido las galimatías que se leen en numerosos sitios y blogs católicos "tradicionalistas" referente a la educación sexual, la ideología de género, la promoción de la precocidad y la promiscuidad. No obstante, más allá de todas las quejas, nunca veo a nadie dar una solución práctica. Nunca veo a nadie salir con una defensa clara y evidente.

Tampoco veo a muchos católicos quejarse cuando en los colegios (muchas veces "católicos") se festeja Halloween o se hacen desfiles por el día de la primavera, se pasan películas claramente anticristianas y que atentan contra la fe y la moral. No veo a los padres católicos quejarse de nada de eso.

¿Será acaso que ya no importa si a nuestros hijos se los hace adorar al demonio, siempre y cuando no se use la palabra "sexo"?

Nunca vi, ni escuché a los "tradicionalistas" exigir la oración en las escuelas católicas o quejarse y exigir a las autoridades que no se promocionen formas musicales que atentan contra nuestra fe y moral. Nada de eso.

El padre católico que se queja y lamenta sobre como "se envenena la mente de los niños" está muy ocupado como para tomar la decisión y solucionar el problema de raíz. Es más facil quejarse, escandalizarse y no hacer nada.

Usted, lector, puede decirme entonces "¿Y que propone usted, Raúl?". Yo propongo, simplemente, imitar lo que hacen las personas que son de otras religiones y que son fieles a sus convicciones. Esto lo vi y lo veo como profesor en escuelas secundarias y debo decir, que no comprendo como los padres católicos son incapaces de hacer exactamente lo mismo.

Los padres de niños testigos de Jehová, Adventistas del Séptimo Día, nazarenos o mormones van a la escuela y acompañan a sus hijos y hablan con los directivos y les dicen, simplemente lo que sigue, y que jamás falla:

Buenos días. Mire, en mi hogar somos cristianos. Como cristianos nosotros no celebramos halloween, ni creemos en la ideología de género. Nosotros creemos en el matrimonio bíblico, tal como lo enseña la Biblia. Por lo tanto, mi hijo no participará de esos festejos (halloween) ni asistirá a las clases de educación sexual integral, ni tampoco realizará tal o cual actividad porque eso viola nuestra fe. En Argentina tenemos libertad religiosa y de consciencia garantizada por nuestra constitución. Obligarnos a actuar contra nuestra fe es violar nuestros derechos. Mi hijo puede hacer todos los trabajos especiales que ustedes le pidan para compensar esa otra actividad, que no hará porque somos cristianos. Él realizará la actividad que ustedes manden, se lo aseguro, pero mi familia no autorizará ni el festejo de haloween o cualquier otra actividad, ni cases especiales de educación sexual, ni tal o cual música o tal o cual coreografía.

Alguien puede decir "¡Pero me acusarán de discriminador!". Bueno, son sus convicciones y las de su familia la que están en juego. Además, usted sabe muy bien que nadie lo puede llevar a una corte de justicia, ni hacer absolutamente nada por practicar la fe que, según nuestra Constitución, tiene derecho a practicar.

¿Dónde está el problema? En las convicciones. En la lealtad a nuestras convicciones cristianas. Es nuestra lealtad a Cristo... o a nuestra comodidad.

7 comentarios:

  1. Valiente post!!!
    Hace poco leía algo sobre castellani acerca de la decadencia del cristianismo argentino.( yo extendería el juicio a toda América). El cura atribuía una buena parte justamente a la educación (laica y confesional)..si viese lo ocurre ahora (en Chile estamos casi igual).......

    ResponderEliminar
  2. ¿y de que les sirve a esos padres ser tan estrictos si no creen en la verdadera iglesia? o lo que quedó de ella en la posconciliar, aún aquellos católicos que se fueron a esas sectas cuando uno les habla de la presencia real de Jesucristo en la Forma consagrada te sacan a los picotazos. A esa gente no se la puede tomar como ejemplo de nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo.
      Muchas gracias por su comentario. A ellos no les sirve, pero a nosotros nos sirve como reprensión del Señor. A mi me sirve de ejemplo y de amonestación: los herejes protestantes viven según convicciones que los católicos, por comodidad (o silenciosa apostasía... y no hablo de los modernistas de la Iglesia Conciliar), no son capaces de salir a defender de una manera práctica y simple... tan práctica y tan sople como ir a un colegio y pedir una simple entrevista. De la misma manera, muchos católicos deberían sentirse avergonzados cuando ven a los Testigos de Jehová soportando el frio o la lluvia, con tal de salir a misionar. Hasta ahora, no he conocido un sólo católico que se tome la molestia de hacer lo propio. Si usted está realizando un apostolado con los herejes, no sólo doy Gracias a Dios, sino que le pido que cuente aquí su experiencia, tal como hice yo con la mía respecto a los Testigos de Jehová.

      En Cristo,
      R

      Eliminar
  3. Tienes razón Raúl, de todas la religiones que hay en el mundo, la católica es la que tiene los fieles mas holgazanes e ignorantes de su propia fe.

    ResponderEliminar
  4. Es vergonzoso a todo esto, ver el ejemplo de los Apóstoles, de los jesuitas (cuando eran gente decente) quienes incluso atentaban contra su propia salud por llevar el mensaje de Cristo a todos mientras que los curas que se dicen de posición sedevacante y otros tales como la FSSPX que no tienen nada de celo apostólico y están sumidos en el peor de los quietismos. Por desgracia tan llenos de ocupaciones como estamos no podemos ir personalmente a hacer predicaciones, pero es desmoralizante ver como iniciativas inteligentes, entre ellas la que tuve de apelar a la conversión a los curas modernistas fue motivo de que me llamaran judío y masón. Raul, podrías publicar algo sobre la falsa religión "la luz del mundo" aquí en México son muy populares y siento que se podría hacer algo con ellos.

    ResponderEliminar
  5. Saludos Raúl:
    Acá en Chile cualquier tribunal podría obligar a un testigo de jehová en el caso de las transfusiones sanguíneas que ellos rechazan, me imagino que en la patria de Martha Argerich debe ser igual.
    Aquilino de Pedro.

    ResponderEliminar
  6. Caballero, lo que Vd. propone es que los católicos practiquen ´entrismo´en la escuela de sus hijos. Pero el ´entrismo´ terminará por contaminar la fe de los niños. Una de dos: o se manda a los hijos a una escuela de la Fraternidad San Pío X o se los educa en casa. Con los infieles de la escuela pública "nullam partem habemus".

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!