lunes, 10 de octubre de 2016

Contemplar la creación de Dios

La semana pasada estuve de viaje en la localidad de El Chaltén. Se trata de una de las localidades más hermosas de la Argentina, en medio de las montañas y dónde aún el hombre no ha puesto su mano destructiva. Por suerte, en este pequeño pueblo, rodeado de un paisaje hermoso, es posible salir a cualquier hora para disfrutar del aire fresco, es posible salir a caminar bien temprano y visitar los glaciares y ver la puesta del sol.


Contemplando el hermoso paisaje, recordé el Salmo 19:

Los cielos cuentan la gloria de Dios, 
Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. 
Un día emite palabra a otro día, 
Y una noche a otra noche declara sabiduría. 
No hay lenguaje, ni palabras, 
Ni es oída su voz. 
Por toda la tierra salió su voz, 
Y hasta el extremo del mundo sus palabras.



La creación nos habla de Dios, nos habla del Señor que en su infinita sabiduría diseñó cada animal, cada vegetal, quien nos regaló un mundo que nosotros hemos despreciado y corrompido hasta el cansancio. No hablo aquí de ecologismo barato, sino de apreciar la hermosura de las obras de las manos del Señor.

Cada día de excursión salí con mi Biblia en la mochila y tuve la oportunidad, sobre varias montañas y peñascos, delante de los lagos y los glaciares de leer la Sagrada Escritura y compartir la Biblia con otros turistas y viajantes. Uno de los momentos más emotivos fue en Laguna Torres, dónde leí el primero capítulo de Génesis.




Gén 1: 1 Al principio creó Dios los ciclos y la tierra. 
Gén 1:2  La tierra estaba confusa y vacía, y las tinieblas cubrían la haz del abismo, pero el espíritu de Dios se cernía sobre la superficie de las aguas. 
Gén 1:3  Dijo Dios: “Haya luz,” y hubo luz. 
Gén 1:4  y vio Dios ser buena la luz, y la separó de las tinieblas; 
Gén 1:5  y a la luz llamó día y a las tinieblas noche, y hubo tarde y mañana, día primero. 
Gén 1:6  Dijo luego Dios: “Haya firmamento en medio de las aguas, que separe unas de otras”; y así fue. 
Gén 1:7  E hizo Dios el firmamento, separando aguas de aguas, las aguas que estaban debajo del firmamento de las que estaban sobre el firmamento. Y vio Dios ser bueno. 
Gén 1:8  Llamó Dios al firmamento cielo, y hubo tarde y mañana, día segundo. 
Gén 1:9  Dijo luego: “Júntense en un lugar las aguas de debajo de los cielos y aparezca lo seco.” Así se hizo, 
Gén 1:10  y se juntaron las aguas de debajo de los cielos en sus lugares y apareció lo seco; y a lo seco llamó Dios tierra, y a la reunión de las aguas, mares. Y vio Dios ser bueno. 
Gén 1:11  Dijo luego: “Haga brotar la tierra hierba verde, hierba con semilla y árboles frutales, cada uno con su fruto según su especie y con su simiente, sobre la tierra.” Y así fue. 
Gén 1:12  Y produjo la tierra hierba verde, hierba con semilla, y árboles frutales, con su semilla cada uno. Vio Dios ser bueno; 
Gén 1:13  y hubo tarde y mañana, día tercero. 
Gén 1:14  Dijo luego Dios: “Haya en el firmamento de los cielos lumbreras para separar el día de la noche y servir de señales a estaciones, días y años;" 
Gén 1:15  y luzcan en el firmamento de los cielos, para alumbrar la tierra.” Y así fue. 
Gén 1:16  Hizo Dios los dos grandes luminares, el mayor para presidir el día, y el menor para presidir la noche, y las estrellas; 
Gén 1:17  y los puso en el firmamento de los cielos para alumbrar la tierra, 
Gén 1:18  y presidir el día y la noche, y separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios ser bueno, 
Gén 1:19  y hubo tarde y mañana, día cuarto. 
Gén 1:20  Dijo luego Dios: “Hiervan de animales las aguas y vuelen sobre la tierra las aves bajo el firmamento de los cielos.” Y así fue. 
Gén 1:21  Y creó Dios los grandes monstruos del agua y todos los animales que bullen en ella, según su especie, y todas las aves aladas, según su especie. Y vio Dios ser bueno, 
Gén 1:22  y los bendijo diciendo: “Procread y multiplicaos, y henchid las aguas del mar, y multiplíquense sobre la tierra las aves.” 
Gén 1:23  Y hubo tarde y mañana, día quinto. 
Gén 1:24  Dijo luego Dios: “Brote la tierra seres animados según su especie, ganados, reptiles, bestias de la tierra según su especie.” Y así fue. 
Gén 1:25  Hizo Dios todas las bestias de la tierra según su especie, los ganados según su especie y todos los reptiles de la tierra según su especie. Y vio Dios ser bueno. 
Gén 1:26  Díjose entonces Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza, para que domine sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados y sobre las bestias de la tierra, y sobre cuantos animales se mueven sobre ella.” 
Gén 1:27  Y creó Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios le creó, y los creó macho y hembra; 
Gén 1:28  y los bendijo Dios, diciéndoles: “Procread y multiplicaos, y henchid la tierra; sometedla y dominad sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre los ganados, y sobre todo cuanto vive y se mueve sobre la tierra.” 
Gén 1:29  Dijo también Dios: “Ahí os doy cuantas hierbas de semilla hay sobre la haz dé la tierra, y cuantos árboles producen fruto de simiente, para que todos os sirvan de alimento. 
Gén 1:30  También a todos los animales de la tierra, y a todas las aves del cielo, y a todos los vivientes que sobre la tierra están y se mueven, les doy por comida cuanto de verde hierba la tierra produce.” Y así fue. 
Gén 1:31  Y vio Dios ser muy bueno cuanto había hecho, y hubo tarde y mañana, día sexto. 
Gén 2:1  Así fueron acabados los cielos, y la tierra, y todo su cortejo. 
Gén 2:2  Y, rematada en el día sexto toda la obra que había hecho, descansó Dios el día séptimo de cuanto hiciera; 
Gén 2:3  y bendijo el día séptimo y lo santificó, porque en él descansó Dios de cuanto había creado y hecho. 

2 comentarios:

  1. Una fuerza muy terrible tienen las reflexiones que ascienden a lo alto, por la Escalera de Jacob diría un antiguo israelita, que es terminar profetizando como Esau. Es tal la nostalgia del Cielo que existe en nuestra naturaleza!

    Quizá, como dice Galadriel, quizá sus pasos lo guien a Valimar...

    Kw

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escrito a la noche: no como Esau, sino el Rey Saul en el monte de los Profetas!

      Kw

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!